Seis grados de infidelidad

Por: Venus O’Hara | 18 de enero de 2013

Enero es el mes más adúltero del año. Lo dice Victoria Milan, una página de contactos para aventuras discretas para gente casada o en pareja. Según su portavoz Alicia Gallotti, reputada sexóloga, esta época del año «siempre es vista por los infieles como un respiro de aire fresco tras el periodo navideño, en el que se tiene la obligación de hacer todo tipo de cosas menos cuidarse a uno mismo. Además, la Navidad suele ser motivo de depresión y cansancio extremo en muchos casos, por lo que tener una aventura puede ser un buen antídoto”.

Me pregunto si tener la intención de ser infiel es lo mismo que serlo. Realmente, ¿qué es la infidelidad?

Es más ¿dónde están los límites?

Venus O'Hara por Lourdes Ribas
Venus O’Hara por Lourdes Ribas

1. con otros
Fantasear con alguien que no sea tu pareja en un momento dado es una realidad en todas las relaciones. En todo el mundo hemos visto como el personaje enigmático de Christian Grey ha cautivado la imaginación de miles de mujeres, tanto que ha provocado un renacimiento en el cual sus parejas han estado, felizmente, sacando beneficio del asunto. Me pregunto si nos haría tanta gracia si hubiera pasado al revés, es decir que todos los hombres del planeta se engancharan a una mujer ficticia o incluso a una actriz en concreto… Fantasear con alguien inventado o alguien que has visto en la pantalla es una cosa, pero cuando se hace con una persona que conoces de verdad, eso ya es no es igual…. es mucho peor.

2. Tener intenciones
Para algunas parejas, el hecho de tener intención de ser infiel es igual de malo que serlo de verdad. Por ejemplo estar buscando activamente, es decir inscribirse en páginas de contacto, o coquetear o proponer citas a personas de tu entorno. Incluso sin haber hecho nada, tener intenciones implica un deseo y este deja huella. Y si se descubre, el daño ya estará hecho.

3. El cibersexo y el sexting
Cuando los mensajes sugerentes se vuelven más explícitos, es como tener con otra persona sin llegar a tocarla. A pesar de que no haya contacto físico, en el cibersexo y el sexting, no deja de ser un acto íntimo. Compartir fantasías, imágenes explícitas y la nunca ha sido tan fácil gracias a los smartphones. Se puede practicar la infidelidad virtual donde sea, incluso en los lavabos del trabajo.

4. Un beso.
Un beso es sin duda un acto muy íntimo que provoca una respuesta en todo el cuerpo, y puede costar acabar ahí. Es un punto de no retorno que puede crear una sensación de culpabilidad o despertar la imaginación y dejarte con ganas de más. Si es visto por terceros en un lugar público, será una prueba real de infidelidad. En este caso, se comete el peor de los crímenes de la infidelidad en mi opinión, el de humillar a tu pareja.Venus O'Hara por Guy Moberly
Venus O’Hara por Guy Moberly

5. Una aventura
A menudo los infieles solo buscan una aventura con solo sexo sin ninguna intención de romper su relación oficial. Muchas personas quieren tener lo mejor de ambos mundos, es decir, la estabilidad emocional (y a veces financiera) de una relación “seria” y a la vez disfrutar la variedad del sexo con otras personas fuera de casa. Se puede considerar como avaricia, egoísmo o incluso un vicio, pero,  ¿qué haces si tu pareja oficial nunca quiere sexo? ¿Hay que vivir una vida sin sexo o es imprescindible separarse? Yo creo que hay una gran diferencia entre una aventura de una noche y estar constantemente buscando aventuras (o pagando por sexo) a espaldas de tu pareja. Para vivir como un soltero, más vale serlo.

6. Una relación sentimental secreta
Desear otra persona puede ser natural, y muchos/as serían y son capaces de perdonar una infidelidad si solo se tratara de sexo. Pero cuando se trata de una relación sentimental, todo cambia. Podemos controlar nuestros actos, pero no nuestros sentimientos. En caso de que se descubra una infidelidad de este tipo, inevitablemente acaba haciendo daño no solo a todas las personas directamente implicadas, sino a familias enteras, algo que hay que tener en cuenta desde un comienzo.

Y vosotros, ¿qué podríais perdonar / tolerar de vuestra pareja?

http://blogs.elpais.com/eros/2013/01/seis-grados-de-infidelidad-.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario