Las prostitutas del Raval mantienen su lucha contra la presión policial

Las denuncias por ofrecer sexo en la calle han aumentado un 400%, mientras que las impuestas por demandarlos han subido un 110% | Prevén nuevas movilizaciones en septiembre si el Ayuntamiento de Barcelona no reconsidera su política

Las prostitutas del Raval mantienen su lucha contra la presión policial

Los rincones del sexo. Un agente del dispositivo frente a varias meretrices en la calle Robadors, escenario habitual de servicios de prostitución callejera Xavier Gómez

Barcelona. (EUROPA PRESS).- Las prostitutas del barrio del Raval de Barcelona siguen reprochando al Ayuntamiento la presión de la Guardia Urbana en zonas como las calles de Sant Ramon y d’en Robador, y aunque han rebajado el ritmo de sus reivindicaciones porque muchas se han ido de vacaciones, prevén nuevas movilizaciones en septiembre si el consistorio no recapacita.

Pese a que estas últimas semanas no han protagonizado sus marchas semanales para protestar contra la presión policial, las críticas no cesan justo cuando está a punto de cumplirse un año desde que entró en vigor el endurecimiento de la ordenanza del civismo en cuanto a prostitución callejera, y que está en marcha desde el 17 de agosto del año pasado. Según han explicado a Europa Press diversas fuentes del colectivo, atrás han quedado las caceroladas de los miércoles que organizaron entre junio y principios de julio, en parte por el inicio del Ramadán y porque algunas han empezado vacaciones.

El septiembre será el momento de concretar si emprenden nuevas movilizaciones, lo que también está sujeto a que el Ayuntamiento mueva ficha y les convoque la Concejalía de Mujer, encargada de hacer seguimiento de sus reivindicaciones. Así quedaron con el consistorio después de que una representación de las prostitutas se reuniera a finales de abril con el alcalde, Xavier Trias, hartas de la creciente presión de la Urbana que, según ellas, las vigilan y las multan sólo por hablar con hombres en la calle.

La presión sigue presente y en ocasiones se focaliza en determinados agentes, hasta el punto de que alguna de las chicas relata a Europa Press que se plantea denunciar a un agente, del que reprocha el trato que le dispensa por estar en la vía pública: «Me contesta que degrado la calle». Fuentes policiales consultadas por Europa Press aseguran que las operaciones y la presencia de patrullas en la zona continuará para evitar la proliferación de esta actividad en la calle, aunque constatan que en las últimas semanas la actividad de las meretrices ha bajado, y que en general se mantiene «estable».

Primeros datos
Las primeras cifras provisionales de balance de la actividad policial en materia de prostitución en la ciudad, a las que ha tenido acceso Europa Press, indican que han aumentado casi un 400% las denuncias por ofrecer servicios sexuales en la calle -con datos interanuales entre junio de 2012 y junio de este año- y un 110% por demandar servicios sexuales en la calle. Asimismo, en este periodo, cuando está a punto de cumplirse un año del endurecimiento de la ordenanza, han aumentado un 100% las denuncias por mantener relaciones sexuales en la calle, aunque las quejas por la actividad en la zona han caído un 5%.

Esta tendencia ya se constató en las primeras semanas de esta ordenanza -del 17 de agosto al 24 de septiembre del año pasado-, cuando el Ayuntamiento impuso el doble de multas a prostitutas que a clientes, aunque las sanciones a los clientes aumentaron un 154% y las de las meretrices un 61% en relación al mismo periodo del año anterior.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20130815/54379454960/prostitutas-raval-lucha-presion-policial.html#ixzz2cPxxfIO9
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Share