‘Las multas que nos pone la Policía nos están matando’

Belén Matesanz, de Metges del Món, frente a la sede de la entidad. | J. Avellà.

Belén Matesanz, de Metges del Món, frente a la sede de la entidad. | J. Avellà.

Cada noche en las calles de la Playa de Palma alguna de las prostitutas nigerianas que trabaja en plena vía pública para ganarse un dinero con el que poder sacar adelante a su familia recibe una multa de circulación de la Policía Local.

Unas sanciones dirigidas solo a ellas. Las razones, no se saben. Multas que para la mayoría implica tener que buscar muchos más clientes o tener que robar para poder pagar los 60 euros de recargo, agravando aún más su precaria situación económica.

«Pedimos a la Policía que deje de multarnos porque nos está matando«, advierte una de las nigerianas afectadas, quien añade que «sólo hacemos nuestro trabajo y con él no hacemos daño a nadie».

Para la mayoría de estas mujeres, la prostitución es su única forma de vida, no reciben ayudas, deben pagar sus alquileres y alimentar a sus familias. Todas tienen claro que este trabajo es temporal y que si encontrasen uno mejor lo dejarían. «No quiero que mis hijos pasen hambre», asegura una de ellas.

La prostitución es un verdadero problema. El 24% se ejerce en la calle, mientras que el resto se practica en clubs de alterne o en domicilios. Pero este porcentaje de prostitutas que trabajan en la vía pública provoca infinidad de quejas, tanto vecinales como de los dueños de establecimientos.

La Policía Local sanciona muchas veces a estas mujeres con una multa de circulación valorada en 60 euros. Suelen ser por molestar, por obstaculizar el paso en la calle, por robar, etcétera. Pero de lo que muchas de las prostitutas nigerianas se quejan es de que «siempre» se les acusa a ellas.

Metges del Món en colaboración con la Policía Local, la Regiduría de Bienestar Social e Igualdad, Casal Petit, el Institut Balear de la Dona y la Cruz Roja iniciaron el año pasado una serie de reuniones con la intención de encontrar una solución a la problemática de la prostitución y las sanciones.

Así, se creó un curso piloto de condonación de multas para las nigerianas multadas en El Arenal. Esperan que si el proyecto funciona, el año que viene pueda expandirse a otras zonas de la Isla como pueda ser Calviá.

El curso se inició en julio de este mismo año, tiene una duración de cuatro horas y se imparten en las sedes de Casal Petit y Metges del Món. Las dos primeras horas se les enseña cultura de barrio, normas cívicas y habilidades sociocomunicativas.

Mientras que en las otras dos, aprenden derechos y deberes de la ciudadanía, además de contar con la presencia de un técnico de la Policía Local que les imparte derechos y deberes de los policías delante de los ciudadanos.

La pasada semana se realizó el último de los cursos. Con éste ya se han impartido tres en los que han participado 21 mujeres. «Les enseñamos normas que son de sentido común pero que a todos, muchas veces, se nos olvidan», señala la coordinadora de inclusión social de Metges del Món, Belén Matesanz.

En Baleares, el censo de prostitutas se establece en unas mil. Según la entidad, hay entre 35 y 40 prostitutas en la Playa de Palma. Porcentaje que varía con el de la Policía, que estima que hay unas 60 mujeres ejerciendo.

«Las nigerianas no se prostituyen por gusto, es un trabajo temporal ya que para los musulmanes la prostitución es un pecado capital», aclara Matesanz.

La coordinadora de inclusión social de Metges del Món asegura que las prostitutas que acuden al curso vienen por voluntad propia. También que son muy participativas, aportan ideas y le preguntan todas sus dudas al técnico de la Policía Local que participa en él.

«Gracias al curso de condonación hemos conocido algunos de nuestros derechos y a mejorar nuestra relación con la Policía», explica una de las participantes.

Pero las mujeres también se quejan del trato que reciben de algunos agentes policiales, que abusan de su poder o que las multan sin razón. «En ocasiones nos tiran del pelo o de la ropa, nos agreden o nos echan spray de pimienta en los ojos, nos maltratan», lamenta una de las afectadas.

Según Matesanz, en la Playa de Palma hay nigerianas que se dedican únicamente a ejercer la prostitución, otras vienen a robar y un tercer grupo se dedica a ambas cosas, «pero las multas son para todas».

La mayoría de las prostitutas del curso aseguran que «nosotras hacemos nuestro trabajo sin hacer daño a nadie, pero muchas veces se nos acusa de robar». Para ello, las nigerianas piden a la Policía Local que ponga más efectivos de paisano para que averigüen mejor quien viene a trabajar y quien se dedica a robar a los turistas.

«Las prostitutas son las primeras interesadas en que no se produzcan robos», destaca la coordinadora de inclusión social de Metges del Món, añadiendo que «los turistas rehuyen de ellas pensando que también les robarán».

Las propias nigerianas aseguran estar cansadas de hablar con otros colectivos que sí se dedican a robar a los clientes o turistas ya que hacen caso omiso a lo que les dicen.

Aun así, todas las participantes en el curso de condonación de la multaestán convencidas de que servirá para intentar encontrar una solución al problema de las sanciones y mejorar la convivencia con los policías.

«Las que no vienen al curso es porque no cogen el teléfono o porque han venido a trabajar durante el verano a la Isla y luego han regresado a otra ciudad española», explica Magdalena Alomar, educadora social de Casal Petit.

El curso solo pueden realizarlo las prostitutas que han recibido por primera vez una multa. Éstas deben acudir a la Regiduría de Bienestar Social e Igualdad y aportar todos sus datos, desde allí contactan con Tráfico para bloquear la sanción.

Por su parte, Casal Petit y Metges del Món llaman a las nigerianas multadas para participar en el curso y una vez superado, se les retira la multa y se les da un certificado para verificar que han participado.

A partir de la segunda sanción que reciban, las mujeres, siempre que hayan realizado el curso, pueden acudir a la regiduría y se les reducirá la multa en un 50% y tienen varios meses para pagarla.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/01/baleares/1378031274.html

Share

Cincuenta y cinco prostitutas se acogen a los cursos de inserción laboral

JOSÉ PARRILLA | VALENCIA Cincuenta y cinco prostitutas de Valencia se han acogido este verano a los cursos de inserción sociolaboral desarrollados por la Concejalía de Bienestar Social en paralelo a la ordenanza de la prostitución puesta en marcha esta misma semana. Así lo aseguró ayer la responsable de este departamento, Ana Albert, en el marco de la «I jornada del pacto empresarial valenciano contra la violencia sobre la mujer», donde recordó que estos programas tiene asignado un presupuesto de 60.000 euros para este año.

«Las fórmulas de inserción laboral de colectivos con problemas han evolucionado y han pasado de ser acciones exclusivamente públicas a ser iniciativas de participación y colaboración de los agentes sociales implicados en este objetivo», dijo Ana Albert. Como ejemplo, citó dos «innovadores» programas que el Ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha este verano, con la colaboración de la Fundación del Pacto por el Empleo y de la Fundación RAIS, para la inserción laboral de mujeres que ejercen la prostitución. Concretamente, se forma a estas mujeres para la limpieza de grandes superficies o como dependientas de comercio o manipuladoras de alimentos.

La concejala recordó que esta iniciativa, que también prevé la dotación de una beca de 500 euros por participante, pretende propiciar la inserción laboral de estas mujeres, «que al integrarse en el mercado de trabajo y adquirir independencia económica dejen de ser víctimas y se conviertan en supervivientes».

En su intervención Albert también destacó el resultado de otro programa municipal desarrollado con la colaboración de los agentes sociales: el «Valencia Inserta», que ha derivado a 1.096 mujeres a ofertas de empleo y ha recibido un reconocimiento internacional, el certificado de buenas prácticas concedido por Onu.Habitat.

En general, Ana Albert habló de las distintas políticas municipales, de las intervenciones y el trabajo que el ayuntamiento, como Administración más cercana a los ciudadanos, lleva a cabo para atender las necesidades de quienes han sido víctimas de la violencia, «una sensibilidad compartida por el resto de administraciones y por el sector empresarial valenciano».

La concejala resaltó la existencia de órganos de participación relacionados con la mujer, como es el caso de la «Mesa de Proyectos de Prostitución», cuyo objeto es la coordinación entre el Ayuntamiento y las distintas entidades que intervienen en la atención socio-sanitaria de las personas que se dedican a la prostitución en las calles de Valencia, y que desde este año ha ampliado su alcance con la puesta en marcha de los dos programas de inserción laboral citados con anterioridad.

Por último, la Concejala explicó que para coordinar a los agentes participantes en situaciones de violencia de género el Ayuntamiento de Valencia firmará en 2014 un protocolo de atención a víctimas, entre los diferentes recursos y profesionales que intervienen en casos de violencia de género.

http://www.levante-emv.com/valencia/2013/09/11/cincuenta-cinco-prostitutas-acogen-cursos/1031521.html

Share

La policía da una semana de tregua a la prostitución para fijar la forma de actuar

JOSÉ PARRILLA VALENCIA La Policía Local de Valencia celebró ayer una junta de mandos para fijar el protocolo de actuación respecto a la nueva ordenanza de prostitución, que ya ha entrado en vigor. A lo largo de la semana, además, se realizarán reuniones en todos los distritos para informar a los agentes de la forma de actuar, de manera que al menos en los próximos días no habrá presión, más allá de la puramente informativa, contra las prostitutas o los clientes, dijeron fuentes municipales.
La nueva ordenanza de prostitución fue aprobada en el último pleno del mes de julio con los votos favorables del PP y el PSPV, que han sido los partidos que desde un principio han negociado la puesta en marcha y la redacción del citado texto. Votaron en contra Compromís y Esquerra Unida, que al igual que la Federación de Asociaciones de Vecinos se han opuesto al proyecto desde el primer momento, por considerarla poco social y por haber sido excluidos de las negociaciones.
Su publicación a mediados del mes de agosto en el Boletín Oficial de la Provincia fue el último trámite antes de entrar en vigor, hecho que se produjo finalmente ayer. Según el texto, los clientes de las prostitutas pueden ser sancionados con cantidades que oscilan entre los 300 y los 2.000 euros, mientras que las meretrices quedarán exentas de cualquier tipo de sanción y podrán acogerse a planes municipales de inserción social y laboral. Este es, precisamente, el hecho diferencial de la ordenanza, según han destacado sus promotores.
También habrá de retirarse de forma inmediata toda publicidad en la vía pública que incite al consumo de sexo.
Todo ello, no obstante, parece que tendrá que esperar al menos unos días, probablemente lo que queda de semana, pues la Policía Local está diseñando el protocolo de actuación para que los agentes sepan cómo actuar y no haya disparidad de criterios. Ayer se celebró una junta de mandos y en los próximos días habrá reuniones en todos los distritos de la ciudad. En principio, el barrio más afectado es el de Velluters, donde está el denominado barrio chino. Sus vecinos han sido quienes más han presionado para que se hiciera esta ordenanza, hasta el punto de desvincularse de la federación vecinal y dar su apoyo al texto.

http://www.levante-emv.com/valencia/2013/09/11/policia-da-semana-tregua-prostitucion/1031621.html

Share

Entra en vigor la ordenanza de prostitución

La normativa permitirá multar a los clientes con hasta 2.000 euros e incluye programas de reinserción para las meretrices

ÁLEX SERRANO VALENCIA La polémica ordenanza contra la prostitución, que ha conseguido poner de acuerdo en que no están de acuerdo a políticos -PP y PSPV por un lado y EUPV y Compromís, por el otro-, vecinos y agentes sociales entra hoy en vigor, tal como informaron ayer fuentes municipales. El barrio que más se beneficiará de la ordenanza, y el que más tiempo lleva reclamándola, será Velluters, donde los vecinos están preocupados por la prostitución que, dicen, campa a sus anchas por las calles del antiguamente conocido como «barrio chino».
La ordenanza multará con hasta 2.000 euros por contratar los servicios de prostitutas en lugares apartados, con poca iluminación o cercanos a vías de circulación, en clara referencia a la prostitución de extrarradio, para intentar evitar que los servicios sexuales se trasladen del centro de la ciudad a la periferia, lo que significaría llevar el problema de un sitio a otro, pero no sería una solución.
Se trata de una ordenanza que ha pasado por varias etapas en las que tanto vecinos, como entidades que trabajan con las prostitutas como los grupos municipales han podido presentar alegaciones. La ordenanza fue consensuada con el grupo socialista, aunque recibió duras críticas de EUPV, que considera el texto «demasiado policial y poco social», y de Compromís. Además, en la fase de alegaciones se admitieron tres alegaciones, dos de ellas de dos militantes socialistas que estaban en contra de algunos de los supuestos que defendía el PSPV.
A partir de mañana, y esta es una de las novedades más importantes, comenzará a desaparecer la publicidad en la vía pública, ya que se obligará a la «inmediata retirada» de la misma una vez entre en vigor el texto y sin esperar a la resolución del procedimiento sancionador.
Las alegaciones presentadas, por otra parte, consiguieron eliminar algunos elementos contradictorios. Es el caso de la tercera alegación aprobada -de 10 presentadas-, la que firmaba UPyD en Valencia y que pedía que se eliminara la sanción por exhibición. Argumentaban que esas multas serían, principalmente, para las mujeres que ejercen la prostitución, lo que entra en contradicción con el hecho de no sancionar a las mujeres que ejercen la prostitución.
La Federación de Asociaciones de Vecinos, por su parte, ya ha hecho público en varias ocasiones su rechazo a la ordenanza, de la que han dicho que ha salido adelante «con el menor apoyo público que puede tener», según dijo Matilde Ramos, representante de la entidad, en el pleno en el que se aprobó la ordenanza. «Los aspectos sociales, sanitarios o de explotación de la mujer ocupan un lugar secundario», dijo.

http://www.levante-emv.com/valencia/2013/09/10/entra-vigor-ordenanza-prostitucion/1031294.html

Share