El mercado de apartamentos turísticos se reactiva gracias al acoso a la prostitución

La asociación del sector recibe las primeras propuestas para rehabilitar edificios en el entorno de la calle San Vicente y Velluters

 

El refuerzo de las patrullas policiales en Velluters y las primeras multas contra los clientes y proxenetas de la prostitución callejera, además del anuncio estos meses de la nueva ordenanza, ha removido el sector inmobiliario en la zona y, principalmente, el dedicado a la rehabilitación de edificios para apartamentos turísticos. El presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos de la Comunitat, Javier Murguía, afirmó ayer que ya se han producido los primeros movimientos de inversores.

El interés se ha centrado estos meses en la zona próxima a la calle San Vicente, entre las calles Linterna y Adressadors, por citar dos ejemplos. Estos apartamentos, con cocina propia y servicios comunes, completan la oferta de alojamiento de la ciudad y suponen una respuesta adecuada para la rehabilitación de edificios céntricos.

Precisamente la ubicación es una de las cuestiones más importantes en este tipo de inversiones. Murguía comentó que el proceso también se producirá en las calles más castigadas por la prostitución, alrededor de Guillem Sorolla.

«Esta nueva ordenanza es fundamental para que se consolide un modelo turístico de calidad y que podamos prosperar en generar confianza a todos los visitantes que llegan a Valencia», consideró el presidente de la entidad. Sobre las inversiones, aseguró que «hemos recibido ya propuestas para la rehabilitación de edificios y proyectos para la puesta en marcha de diversos tipos de establecimientos turísticos».

Apartamentos hay de varios niveles, aunque el mercado que más se mueve ahora corresponde a la gama alta, los llamados apartamentos de lujo, con «domótica y superlujo», dijo Murguía. El empresario consideró que «actualmente la ciudad de Valencia se encuentra en un momento muy bueno en cuanto al turismo», para añadir que cada año «se incrementa el número de visitantes extranjeros que vienen a visitar la ciudad».

La aplicación de la ordenanza, con sanciones de hasta 2.000 euros en el caso de que se soliciten los servicios sexuales a menos de 200 metros de un colegio o un parque infantil, hará que «las zonas conflictivas de Valencia se conviertan en lugares de paso para nuestros visitantes, aumentando la seguridad y valoración de los turistas».

Las meretrices se concentran en la calle Viana, la citada calle Guillem Sorolla y por las noches, la avenida Barón de Cárcer y el entorno del mercado Central. Lugares turísticos en su mayor parte donde hay buenas oportunidades de reconvertir algún edificio en mal estado en un apartamento turístico. Murguía comentó que hay «buena disposición del ayuntamiento», en cuanto a las licencias de obras y los trámites para que algunos proyectos cuajen.

Con cuatro millones de pernoctaciones al año, este verano se ha crecido un 3% respecto a la temporada estival de 2012, aunque el dato más interesante es el aumento en un 7% de los visitantes extranjeros, que con estancias más largas son clientes más aptos para el mercado de los apartamentos turísticos. En Velluters, el único motor de momento han sido promociones inmobiliarias nacidas de proyectos públicos. Es el caso del complejo cultural de la plaza Viriato, donde se sitúa un conservatorio y una escuela de danza, entre otros equipamientos. El ayuntamiento, por su parte, se ha centrado en construir viviendas para alquilar a partir del eje de la calle Guillem Sorolla, lo que ha facilitado también el ajardinamiento de varios solares.

http://www.lasprovincias.es/v/20130914/comunitat/mercado-apartamentos-turisticos-reactiva-20130914.html

Share