El Parlamento francés estudia penalizar a los clientes de la prostitución

Proponen multar e incluso condenar a prisión a aquellas personas que acudan a una prostituta de forma reincidente

El Parlamento francés estudia penalizar a los clientes de la prostitución

SANTIAGO ZARRAGA

Una diputada francesa de la mayoría socialista ha presentado este martes un informe en el que propone penalizar a los clientes de laprostitución con multas e incluso penas de prisión en casos de reincidencia, además de cursillos de sensibilización sobre la situación de quienes ejercen como profesionales del sexo.

Maud Olivier, que tras dar a conocer su estudio al grupo socialista espera que el texto pueda ser debatido en la Asamblea Nacional a finales de noviembre, quiere que los clientes sean considerados como autores de actos de violencia, explicó a «Le Monde», que avanzó los principales puntos del texto.

Eso significaría que se les impondría una sanción de un máximo de 1.500 euros, pero si reincidieran podrían ser condenados a seis meses de prisión y a sanciones de 7.500 euros, además de cursos de sensibilización similares a los que existen sobre los efectos de las drogas.

Olivier explicó al rotativo que su propuesta se enmarca en «una toma de conciencia» a escala internacional, y que se comienza a reconocer «la responsabilidad de los clientes en la perpetuación» de laexplotación de las prostitutas, objeto de trata.

Regularizar prostitución

«Penalizar el acto de recurrir a la prostitución va en la línea» de lo que ya existe con la violación o el acoso sexual, argumentó la diputada socialista, quien recordó que ya existen legislaciones que lo hacen en países del norte de Europa como Suecia, Noruega e Islandia.

Una parte importante de su estudio, en el que trabaja desde hace meses, lo dedica al dispositivo que debería ponerse en marcha paraayudar a las prostitutas que quieren abandonar su actividad. Sugiere, entre otras cosas, mejorar la posibilidad de que consigan regularizar su situación en Francia, sabedora de que más de un 80% de las prostitutas que ejercen en el país son extranjeras, en particular de nacionalidad rumana y nigeriana.

Según las proyecciones de las víctimas de proxenetismo identificadas, en Francia hay unas 20.000 personas que se dedican a la prostitución, un 85% mujeres.

La iniciativa de la diputada socialista choca con algunas asociaciones de prostitutas que defienden la libertad para disponer de su cuerpo y habían convocado una protesta ante la Asamblea Nacional. También algunas ONG, como Médicos del Mundo o Act Up, han advertido de que penalizar a los clientes podría tener el efecto perverso de agravar las condiciones de trabajo de las prostitutas de calle, que tendrían que trabajar en sitios más escondidos, donde podrían ser más fácilmente objeto de abusos.

http://www.abc.es/sociedad/20130917/abci-francia-penalizar-clientes-prostitucion-201309171745.html

Share