‘Las multas que nos pone la Policía nos están matando’

Belén Matesanz, de Metges del Món, frente a la sede de la entidad. | J. Avellà.

Belén Matesanz, de Metges del Món, frente a la sede de la entidad. | J. Avellà.

Cada noche en las calles de la Playa de Palma alguna de las nigerianas que trabaja en plena vía pública para ganarse un dinero con el que poder sacar adelante a su familia recibe una multa de circulación de la Policía Local.

Unas sanciones dirigidas solo a ellas. Las razones, no se saben. Multas que para la mayoría implica tener que buscar muchos más clientes o tener que robar para poder pagar los 60 euros de recargo, agravando aún más su precaria situación económica.

«Pedimos a la Policía que deje de multarnos porque nos está matando«, advierte una de las nigerianas afectadas, quien añade que «sólo hacemos nuestro trabajo y con él no hacemos daño a nadie».

Para la mayoría de estas mujeres, la es su única forma de vida, no reciben ayudas, deben pagar sus alquileres y alimentar a sus familias. Todas tienen claro que este trabajo es temporal y que si encontrasen uno mejor lo dejarían. «No quiero que mis hijos pasen hambre», asegura una de ellas.

La prostitución es un verdadero problema. El 24% se ejerce en la calle, mientras que el resto se practica en clubs de o en domicilios. Pero este porcentaje de prostitutas que trabajan en la vía pública provoca infinidad de quejas, tanto vecinales como de los dueños de establecimientos.

La Policía Local sanciona muchas veces a estas mujeres con una multa de circulación valorada en 60 euros. Suelen ser por molestar, por obstaculizar el paso en la calle, por robar, etcétera. Pero de lo que muchas de las prostitutas nigerianas se quejan es de que «siempre» se les acusa a ellas.

Metges del Món en colaboración con la Policía Local, la Regiduría de Bienestar Social e Igualdad, Casal Petit, el Institut Balear de la Dona y la Cruz Roja iniciaron el año pasado una serie de reuniones con la intención de encontrar una solución a la problemática de la prostitución y las sanciones.

Así, se creó un curso piloto de condonación de multas para las nigerianas multadas en El Arenal. Esperan que si el proyecto funciona, el año que viene pueda expandirse a otras zonas de la Isla como pueda ser Calviá.

El curso se inició en julio de este mismo año, tiene una duración de cuatro horas y se imparten en las sedes de Casal Petit y Metges del Món. Las dos primeras horas se les enseña cultura de barrio, normas cívicas y habilidades sociocomunicativas.

Mientras que en las otras dos, aprenden derechos y deberes de la ciudadanía, además de contar con la presencia de un técnico de la Policía Local que les imparte derechos y deberes de los policías delante de los ciudadanos.

La pasada semana se realizó el último de los cursos. Con éste ya se han impartido tres en los que han participado 21 mujeres. «Les enseñamos normas que son de sentido común pero que a todos, muchas veces, se nos olvidan», señala la coordinadora de inclusión social de Metges del Món, Belén Matesanz.

En Baleares, el censo de prostitutas se establece en unas mil. Según la entidad, hay entre 35 y 40 prostitutas en la Playa de Palma. Porcentaje que varía con el de la Policía, que estima que hay unas 60 mujeres ejerciendo.

«Las nigerianas no se prostituyen por gusto, es un trabajo temporal ya que para los musulmanes la prostitución es un pecado capital», aclara Matesanz.

La coordinadora de inclusión social de Metges del Món asegura que las prostitutas que acuden al curso vienen por voluntad propia. También que son muy participativas, aportan ideas y le preguntan todas sus dudas al técnico de la Policía Local que participa en él.

«Gracias al curso de condonación hemos conocido algunos de nuestros derechos y a mejorar nuestra relación con la Policía», explica una de las participantes.

Pero las mujeres también se quejan del trato que reciben de algunos agentes policiales, que abusan de su poder o que las multan sin razón. «En ocasiones nos tiran del pelo o de la ropa, nos agreden o nos echan spray de pimienta en los ojos, nos maltratan», lamenta una de las afectadas.

Según Matesanz, en la Playa de Palma hay nigerianas que se dedican únicamente a ejercer la prostitución, otras vienen a robar y un tercer grupo se dedica a ambas cosas, «pero las multas son para todas».

La mayoría de las prostitutas del curso aseguran que «nosotras hacemos nuestro trabajo sin hacer daño a nadie, pero muchas veces se nos acusa de robar». Para ello, las nigerianas piden a la Policía Local que ponga más efectivos de paisano para que averigüen mejor quien viene a trabajar y quien se dedica a robar a los turistas.

«Las prostitutas son las primeras interesadas en que no se produzcan robos», destaca la coordinadora de inclusión social de Metges del Món, añadiendo que «los turistas rehuyen de ellas pensando que también les robarán».

Las propias nigerianas aseguran estar cansadas de hablar con otros colectivos que sí se dedican a robar a los clientes o turistas ya que hacen caso omiso a lo que les dicen.

Aun así, todas las participantes en el curso de condonación de la multaestán convencidas de que servirá para intentar encontrar una solución al problema de las sanciones y mejorar la convivencia con los policías.

«Las que no vienen al curso es porque no cogen el teléfono o porque han venido a trabajar durante el verano a la Isla y luego han regresado a otra ciudad española», explica Magdalena Alomar, educadora social de Casal Petit.

El curso solo pueden realizarlo las prostitutas que han recibido por primera vez una multa. Éstas deben acudir a la Regiduría de Bienestar Social e Igualdad y aportar todos sus datos, desde allí contactan con Tráfico para bloquear la sanción.

Por su parte, Casal Petit y Metges del Món llaman a las nigerianas multadas para participar en el curso y una vez superado, se les retira la multa y se les da un certificado para verificar que han participado.

A partir de la segunda sanción que reciban, las mujeres, siempre que hayan realizado el curso, pueden acudir a la regiduría y se les reducirá la multa en un 50% y tienen varios meses para pagarla.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/01/baleares/1378031274.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario