Detenida en canarias una ‘madame’ china por prostituir a compatriotas

La Policía Nacional ha detenido en Las Palmas a una mujer china por explotar sexualmente a compatriotas. La proxeneta captaba a las jóvenes mediante anuncios publicados en periódicos chinos, en los que ofertaba trabajar como masajista.
Según informó la Policía, dos de las víctimas fueron localizadas en el domicilio donde eran obligadas a prostituirse. Las afectadas eran captadas dentro de España con el señuelo de que cobrarían como masajistas un mínimo de 4.000 euros mensuales y un horario fijo por desempeñar esta tarea.
Si aceptaban el empleo, las víctimas recibían un billete de avión para viajar a Las Palmas. La mayoría residía en la Península y tenía una mala situación económica. A su llegada al aeropuerto canario, eran recogidas para ser trasladadas directamente hasta el piso donde eran explotadas.
A partir de la información obtenida durante la investigación, la Policía solicitó a la autoridad judicial el registro del domicilio en el que supuestamente se estaba llevando a cabo la explotación sexual. En su interior, los policías encontraron a dos mujeres de origen chino que estaban siendo obligadas a prostituirse. También comprobaron que estas personas vivían en condiciones muy precarias y que tenían muy restringida la salida al exterior.
En una habitación de la vivienda cerrada con llave, a la que sólo tenía acceso la proxeneta, los agentes localizaron monedas de diferentes divisas con un valor próximo a los 5.000 euros y documentación. También había gran cantidad de preservativos y juguetes eróticos; ropa y complementos de marcas de lujo; alguno de ellos valorados en más de 1.000 euros.
“OFERTA” DE EXPLOTADAS
La investigación también ha puesto de manifiesto que el número de víctimas que explotadas en el piso era mayor, puesto que la “madame” las sustituía cada cierto tiempo para aumentar la diversidad de chicas ofertadas a sus clientes.
Las mujeres que ocupaban la vivienda explicaron a los agentes que también habían sido víctimas de explotación laboral en la Península. Una de ellas en un taller de costura con jornadas de más de 12 horas y un salario de 100 euros mensuales y la otra como empleada de hogar en similares condiciones.
Al mismo tiempo, la Policía recordó que en abril pasado lanzó una campaña contra la trata y explotación de personas, en la que se difundieron dos vídeos a través de los cuales se ofrecen medios para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas. Estas vías para dar información son un teléfono gratuito (900-10-50-90), atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, así como el correo electrónico ‘trata@policia.es’. Ambos procedimientos preservan la confidencialidad de los denunciantes.
Además, se creó una página web dentro del portal de la Policía (www.policia.es/trata) como canal adicional de información a los ciudadanos sobre este delito. En esta página se presta especial atención a las medidas preventivas, al marco normativo y a los derechos de las víctimas. Aquí también se pueden encontrar direcciones, teléfonos de oficinas policiales y de otras instituciones y organizaciones de carácter social, todo ello a nivel nacional y en lo que se refiere a este delito.

(SERVIMEDIA)

http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/prostitucion/detenida-en-canarias-una-madame-china-por-prostituir-a-compatriotas_JSKOuA9BixJkNzVi7WxVR/

Share

Los Mossos multaron cinco veces a Adriana, la prostituta que se suicidó

Los Mossos sancionaron cinco veces por prostituirse en la carretera a la mujer, de 24 años, explotada por su marido y que acabó suicidándose

Adriana D., víctima de la trata.

A Adriana D. la multaron los Mossos d’Esquadra por ejercer la prostitución. Al menos cinco veces, los agentes se acercaron al arcén de la C-58 en el que se prostituía, le pidieron su documentación y la sancionaron por ofrecer servicios sexuales en la carretera. Adriana se suicidó el pasado 23 de septiembre, tirándose por el puente que tenía a escasos metros de donde plantaba a diario la silla de plástico. Su marido la prostituía desde los 16 años. Nadie ni nada en su entorno logró sacarla de la explotación sexual a la que era sometida. Tampoco la administración lo detectó a tiempo, a pesar de las cinco multas de los policías que se pararon frente a su silla de plástico.

Desde el verano de 2012 los Mossos d’Esquadra sancionan a las mujeres que venden su cuerpo en los arcenes de las carreteras catalanas y estatales. La normativa es fruto de una modificación de la ley de Carreteras que impulsó el entonces consejero de Interior, Felip Puig. Incluyó un nuevo apartado en el artículo 56, el K, que tipificaba como una falta grave ofrecer servicios sexuales en los arcenes, castigado con multas de hasta 30.000 euros.

Los diferentes expedientes de Adriana constan en el Diari Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC). Las multas se le impusieron los pasados 25, 14 y 1 de febrero, el 12 de noviembre del año pasado y consta además otra multa más en la que no se especifica la fecha del expediente. Todas las sanciones se publican en el DOGC porque Interior no ha logrado otra forma de notificarle la multa.

Las multas empeoran la situación de las víctimas de trata, según las ONG

Estos son los expedientes que constan en el diario oficial, aunque podría haber más, en el caso de que Adriana sí hubiese pagado alguna de las multas. Interior declinó ayer dar ningún detalle sobre las sanciones, ni confirmar si hay más multas contra la mujer, alegando que son datos personales.

Desde que Puig aprobase la normativa para limpiar la prostitución de las carreteras catalanas, los Mossos han impuesto 1.061 multas. De estas, la mayoría son a mujeres, y solo se han cobrado 30, impuestas a los clientes, con las que han recaudado unos 60.000 euros. Desde entonces, insiste Interior, hay un 60 por ciento menos de mujeres en las carreteras. Aunque muchas han dejado la Nacional II porque se restringió el paso a los camiones, y otras muchas cumplen el pacto tácito que hay con la policía catalana de adentrarse unos 50 metros, para que no se las vea. “Es hipocresía política. Se preocupan por multarlas, pero no de saber si necesitan ayuda”, aseguran fuentes policiales que se dedican a luchar contra los grupos que explotan sexualmente a mujeres. “Las prostitutas callejeras son marginadas por todo el mundo, por sus proxenetas, por sus clientes y por otras mujeres que ejercen la prostitución en clubes que las consideran inferiores. Multarlas las margina y las victimiza más”, afirman esas mismas fuentes.

Adriana formaba parte de un grupo de 200 mujeres que fueron explotadas sexualmente por un mismo clan de proxenetas. La semana pasada, la policía informó de su desarticulación y de la detención, entre otros, del marido de Adriana. Ella llevaba desde los 16 casada con él y tenían un hijo de cuatro años en común. Pero la operación policial no llegó a tiempo, Adriana se suicidó antes.

El puente de la C-58, a su paso por Castellbell el Vilar, desde donde se suicidó Adriana. /SUSANNA SÀEZ

Las ONG que trabajan en el mundo de la prostitución y la explotación sexual están mayoritariamente en contra de las multas como una forma de atajar el problema. El caso de Adriana sirve para constatar que ni siquiera sirvió para que dejase de ponerse en su silla de plástico, junto al puente por el que se tiró. Tampoco para detectar que estaba siendo explotada sexualmente.

“Estamos hablando de un caso grave de revictimización, significa que algo está fallando”, lamenta Rosa María Cendón, de la entidad religiosa SICAR. “Multar es una manera de invisibilizar a las mujeres, a no ser que vaya acompañado de recursos y esfuerzos hacia lo que significa la prostitución y la explotación sexual”, añade. Las sanciones en las carreteras las imponen agentes de tráfico que se dedican en exclusiva a ello, pero que, según fuentes policiales de esta área, no han recibido ninguna formación específica sobre la trata con fines de explotación sexual.

«Es muy poco ético que una sociedad priorice una cuestión de visibilidad, usando la excusa de la seguridad vial… Además, no coinciden los puntos negros con las zonas de prostitución. Nos parece una auténtica barbaridad”, se queja Clarisa Velocci, de la asociación Genera. “Que [Adriana] haya sido multada, en nada ha ayudado a su situación, la ha empeorado. Ha recibido presiones de la policía por un lado, y de sus torturadores por otro”, añade. Velocci cree que “si se comprueba que esta chica es víctima de trata, se podrían incluso estar violando todos los tratados internacionales, y el Estado podría acabar siendo juzgado”.

Interior admite que las sanciones no sirven para solucionar la problemática

“Es nefasto, solo provoca más precariedad, más persecución a todos los niveles”, se suma Mercè Meroño, de Àmbit Prevenció. Asegura que a la administración le cuesta “incorporar la idea que los métodos punitivos no llevan a ningún sitio, solo aumentan la deuda” que algunas mujeres contraen con sus explotadores. “Si el éxito para ellos es que no se ven las mujeres, entonces está claro, que continúen con esta acción. ¿Pero es prioritario? No vamos bien si es aquí donde ponemos el acento”, concluye.

Todas las asociaciones coinciden en la dificultad de que las víctimas confíen en el policía que las multa. Rocío Nieto, de APRAMP, aboga por las unidades de rescate, en las que participan mujeres, que han sido explotadas y que han logrado escapar. Nieto sostiene que el objetivo ha de ser “romper las redes” de explotación, no sancionar. Interior esgrime que la ley de carreteras ha tenido un efecto positivo, reduciendo el número de mujeres en las carreteras. El actual consejero, Ramon Espadaler, mantiene en vigor la medida, aunque tras hacerse público el número de multas, admitió que no es la solución para la problemática de la prostitución.

Adriana ya fue detectada en 2010 en una investigación como posible víctima de explotación sexual, pero entonces se negó a declarar: su marido era su presunto proxeneta.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/28/catalunya/1382990307_223320.html

Share

Prostitución: «Hay nigerianas recién llegadas que por cinco euros hacen un servicio»

La crisis ha hecho caer en picado los precios en el negocio de la prostitución. Desde 2011 hasta la fecha, han bajado entre un 30 y un 50%, según datos del sector.

Prostitución: "Hay nigerianas recién llegadas que por cinco euros hacen un servicio"

España es el primer país de la Unión Europea en consumo de prostitución, con un 39% de ciudadanos que han pagado a cambio de sexo. Le siguen Suiza (19%), Austria (15%), Países Bajos (14%) y Suecia (13%). Son los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Sin embargo, el oficio más antiguo del mundo no ha permanecido ajeno a la crisis de los últimos años. Mientras que la demanda de los servicios ha descendido, la oferta no para de crecer, lo que ha hecho que los precios hayan caído en picado, entre un 30 y un 50%, según cifras que baraja el sector. «Las prostitutas están ganando menos dinero y trabajando mucho más», explica a Qué.es Montse Neira, investigadora social de la prostitución y en el oficio desde hace casi 25 años.

En ese sentido, apunta que «mujeres que hace dos años se anunciaban en los clasificados por 400 euros la hora, ahora lo hacen por 200». En la calle se nota más. La situación de miseria ha aumentado con la crisis. «Hoy pueden cobrar 10 ó 15 euros por media hora y las nigerianas recién llegadas hasta cinco euros», comenta. Y algunas mujeres hacen de todo con tal de satisfacer al cliente, incluso sin preservativo. Éstos les convencen diciéndoles que sólo han estado con su mujer, porque, eso sí, se calcula que la mitad de los hombres que acude a estos servicios son casados.

Las ordenanzas municipales que multan al cliente y que ya se han puesto en marcha en ciudades como Barcelona, Sevilla, Málaga, Valencia o Murcia, y próximamente en Madrid, no contribuyen a mejorar la situación. «Si hacen esto, ¿las mujeres de qué viven?», se pregunta esta trabajadora autónoma del sexo.

Y en los prostíbulos las cosas no van mucho mejor. «Con la excusa de la crisis muchos están recrudeciendo las condiciones laborales y en algunos admiten a chicas sin contrato y trabajando muy duramente», asegura.

Montse, de 53 años, ejerce la prostitución desde los 29. Como casi todas, se metió «por necesidad de dinero rápido», aunque se quedó en el oficio «después de aprender» y «espabilar mucho». Montse es autora de un libro:’Una mala mujer: la prostitución al descubierto’, en el que relata su experiencia personal y defiende la dignidad de las personas por encima de todo.

Ella comenzó haciendo servicios por 20 euros la hora y ahora cobra unos 200. Para ella la prostitución es un trabajo como otro cualquiera y lo ejerce a pesar de tener pareja e hijos, aunque es consciente de que este extremo no lo entiende mucha gente. «Yo no me escondo. Lo que pido es que las que trabajamos en esto tengamos los derechos de cualquier otro ciudadano, y no que se vean mermados sólo por el hecho de serlo».

Como tantas otras prostitutas, aboga porque se reconozca la prostitución como un trabajo, eso sí, «las condiciones laborales no las pueden poner terceras personas, sino las propias mujeres que la ejercen. Yo digo no a la prostitución por cuenta ajena», matiza.

CADA VEZ MÁS ESTUDIANTES EJERCEN LA PROSTITUCIÓN

Es un hecho. La subida de tasas universitarias y el desempleo que en España afecta a uno de cada dos jóvenes, también ha hecho aumentar la prostitución de universitarios (chicos y chicas). En concreto, laAsociación de Profesionales del Sexo (Aprosex) cifra el porcentaje en un 30%. Lo hace en base a los anuncios clasificados que aparecen en prensa. Se ofrecen como acompañantes o en domicilios particulares. A precios bajos o de alto standing. En pareja o a solas. Ojo, muchos de ellos son meros ‘ganchos’ para atrapar al cliente.

Los que sí lo son de verdad se ven obligados a convertirse en trabajadores del sexo para poder costearse los estudios, la comida o el alquiler, entre otros gastos. Según cifras de Médicos del Mundo,que recoge el portal ‘Zoomnews’, en 2012 más de 2.000 personas recurrieron a la prostitución en España. Un 18% tenía entre 18 y 24 años de edad.

«SI A UNA LE DA ASCO, LO MEJOR ES QUE LO DEJE»

Shara es portavoz de Aprosex y ejerce la prostitución en Barcelona de forma independiente, es decir, en habitaciones de hotel o lugares públicos donde se aloje el cliente de turno. «Jamás voy a una casa, porque no sé lo que me voy a encontrar». Como sus compañeras de la asociación, se ocupa de ofrecer una ayuda legal y cobertura médica, además de asesorar a las chicas jóvenes que quieren iniciarse en el sexo como un medio de vida.

«Nosotros solemos advertirles de que esto es una profesión normal y corriente, pero que hay que estar preparadas y tener cierta formación para afrontarla. Si una nos llama para decirnos que le da asco hacerlo, lo mejor es decirle que lo deje, que no es lo suyo, y que se busque una alternativa. Las chicas que se creen que esto es una forma de conseguir dinero fácil con un aquí te pillo, aquí te mato, están equivocadas».

A sus 47 años, reconoce que ella está en esta profesión porque quiere, aunque al principio también se metió por la necesidad de sacar adelante a su hijo, que hoy tiene 24 años. «Yo no serviría para limpiar en un hospital. Aunque me garantizaran trabajo por diez años no lo haría. Me gusta hacer compañía a una persona, satisfacerla… y no siempre es sexo, llegar hasta el final y punto».

150 EUROS A LA HORA

Shara cobra ahora por un servicio unos 150 euros, por lo que, a estas alturas de su vida, no necesita hacer más que uno al día. «Cuando mi hijo era pequeño, yo echaba ocho horas diarias. Le dejaba en la guardería, iba al piso y a lo mejor estaba tres ó cuatro horas de servicio. Ahora hago un servicio al día y con eso vivo», afirma.

Según explica, «el cliente me busca por mi compañía, mi conversación, mis juegos, no necesariamente tenemos que llegar al final». Además, es frecuente que el cliente repita. «Es una forma de profesionalización. Tienes que estar dispuesta a dar el 100% de ti misma, porque de esta forma, te buscará a ti y repetirá».

También ella ha notado la crisis en el bolsillo ajeno. «Se nota que el cash corre menos y a veces el cliente nos pide que le bajemos el precio. Esto solemos hacerlo cuando es un cliente fiel, de confianza, que te trata bien…».

Sin embargo, advierte de que otros que tratan de aprovecharse de esta situación, «y a esos hay que saber calarlos». Por ejemplo, ha detectado que muchos pretenden ‘ponerse’ sólo con la llamada. «Los ves venir. Empiezan a preguntarte que como vas vestida, que qué llevas… les calo rápido y les digo: mira no, esto no va a salir bien. Lo siento, cariño. Un beso, ciao«.

También dice que esto es como todo, que cuando alcanzas un nivel tienes la capacidad de rechazar un cliente que no te gusta una vez que lo ves, «lo mismo que él podría rechazarme a mí».

http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201310250800-prostitucion-nigerianas-recien-llegadas-cinco-cont.html

Share

Siete impactantes hallazgos del sexo femenino

Desde la excitación que puede producir estar sentado en un silla, hasta los movimientos del útero para reunir el esperma

Siete impactantes hallazgos del sexo femenino

FOTOLIA

El sexo sigue siendo objeto de estudio y de descubrimientos. En esta última ocasión, el Dr. Eden Fromberg y Naomi Wolf, autora del libro «Vagina: A New Biography», han recopilado datos de múltiples estudios para ofrecer algunos de los hallazgos más sorprendentes de los últimos tiempos. Estos son algunos de ellos, según ha recogido la revista «Time» en su sección dedicada a Salud y Familia.

Los ciclos de luz afectan a la fertilidad

Aunque tradicionalmente los ciclos de menstruación han estado influidos por el ciclo lunar, coincidiendo la luna llena con el momento de la ovulación, en la actualidad esto ha cambiado. Al vivir en un mundo dominado por la luz artifical, las mujeres ya no están tan en sintonía con el calendario que «marca» la luna.

El uso de tacones puede afectar a los orgasmos

Los tacones muy altos, que fuerzan el empeine, hacen que los talones creen una contracción de la pelvis muy similar al que se produce en una mujer cuando tiene un orgasmo. Esto hace que la musculatura inferior de la pelvis no pueda contraerse más durante el orgasmo lo que, según Fromberg, hace que las mujeres no puedan tener después «una experiencia completa».

La píldora disminuye la libido

Según explican los expertos, cualquier anticonceptivo tiene como efecto secundario la disminución de la libido por motivos psicológicos. Los autores señalan que existen casos en los que, a pesar de que la mujer haya dejado de tomar los anticonceptivos, sigue teniendo problemas para quedarse en estado.

Los orgasmos ayudan a la creatividad

Los orgasmos pueden hacer que las mujeres se sientan más seguras, además de que sean más productivas y creativas. Además, se trata de una situación que se retroalimenta, ya que según explica Fromberg, las mujeres alcanzan la cumbre del placer de una manera más completa cuando están siendo creativas.

Las sillas pueden llevar a la excitación

Ciertos tipos de sillas pueden activar las zonas erógenas de la mujer, al activar los nervios de la región pélvica. La presión sobre estos nervios puede llevar así a la excitación sexual. Sin embargo, es un hecho con doble filo, ya que al estar sentadas la mayor parte del día, también encoge el suelo pélvico y los músculos psoas —músculos esenciales para un orgasmo completo—. Cuando estos músculos están tensos por estar sentado demasiado tiempo, a las mujeres les resulta más difícil lograr un orgasmo.

Cada mujer es diferente

Las terminaciones nerviosas de cada mujer se distribuyen de forma diferente a lo largo de su cuerpo y, especialmente, en las zonas erógenas. De esta manera, cada mujer necesitaría emplear métodos diferentes para lograr un orgasmo.

El útero reúne el esperma

Según explica el experto, las pulsaciones que las mujeres sienten durante el orgasmo son espasmos del útero tratando de reunir el esperma. De hecho, los ligamentos que terminan en los labios mayores «mueven al útero hacia adelante y hacia atrás durante el orgasmo para que el cuello uterino tenga la oportunidad de recolectar el semen hasta que se haya agrupado en la parte posterior», dice Fromberg. Esto aumentaría «las posibilidades de fertilidad».

http://www.abc.es/sociedad/20131021/abci-estudio-sexo-descubrimientos-201310210934.html

Share

¿Por qué una caricia en el cuello resulta tan sensual?

Un estudio analiza qué hay de mito y realidad respecto a las zonas erógenas y sus diferencias entre hombres y mujeres

¿Por qué una caricia en el cuello resulta tan sensual?

ARCHIVO

¿Se ha preguntado alguna vez por qué una caricia en la nuca o un masaje en los pies pueden resultar tan sensuales? Pues algunos neurocientíficos sí. Es más, les parece intrigante la existencia zonas de nuestro cuerpo altamente excitantes, aunque estén muy alejadas de los genitales. Y es que la neurociencia se ha propuesto demostrarnos que tiene mucho que aportar en todas las esferas de nuestra vida, incluidas las más íntimas. Así lo demuestra un estudio publicado en la revista “Cortex”, que aborda por primera vez de forma “científica y sistemática”, según los autores, lo que hay de mito y realidad respecto a las zonas erógenas y otras cuestiones como las posibles diferencias entre hombres y mujeres a la hora de percibir el placer, y las posibles explicaciones al paradójico hecho de que un masaje en la espalda o pueda despertar el deseo sexual.

En la década de los 90 del siglo pasado, el neurólogo Vilayanur Ramachandran dio una explicación al hecho de que una caricia en la zona del cuello próxima a la oreja o en el pie pueda resultar tan erótica. Para ello se basaba en representación de estas zonas corporales en el cerebro, en concreto en la corteza somatosensorial, y en lo que se conoce como el homúnculo sensorial de Penfield. En 1950 el neurocirujano canadiense Wilder Penfield, observó que al estimular distintas zonas del cerebro de sus pacientes podía establecer una representación topográfica del cuerpo en la corteza cerebral, una especie de «cuerpo virtual». En esta representación más de la mitad de la corteza cerebral corresponde a las manos y la cara, dos zonas muy sensibles al tacto, mientras que zonas como la espalda no tienen una gran representación.

 

¿Por qué una caricia en el cuello resulta tan sensual?

Representación en la corteza somatosensorial de las distintas partes del cuerpo, en función del lugar donde se reconocen, organizan e integran las sensaciones que provienen de las distintas partes del cuerpo

 

Argumentaba Ramachandran, basándose en esa representación, que las partes inferiores del cuerpo, y en especial los pies, se representan en la corteza somatosensorial muy próximas a los genitales, mientras que las zonas de la parte superior, como el cuello o los oídos, mapean cerca de la mama. De ahí que una caricia en estas áreas produjeran una sensación erótica al activar los órganos genitales adyacentes en la represetanción en la corteza somatosensorial.

Esta explicación tiene sus pegas, replican los autores del artículo publicado en “Cortex” basándose en una observación del propio Penfield: “Curiosamente –decía el neurocirujano- nunca hemos provocado sensaciones eróticas con ningún tipo de estímulo en la corteza”. Algo extraño porque estimulando estas zonas durante las operaciones lograban todo tipo de sensaciones, excepto las eróticas.

Empezando por los pies

Para investigar lo que había de verdad en la hipótesis de Ramachandran sobre las zonas erógenas, Marilyn Lucas, de la facultad de Psicología de la Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo, Sudáfrica, que lidera el trabajo, y sus colaboradores reclutaron a 793 participantes, (304 hombres y 389 mujeres), con una edad media de 24,7 años, procedentes en su mayoría de las islas británicas o África subsahariana. El 84% se declararon heterosexuales, cerca de un 5% homosexuales y 6% bisexuales.

Recopilaron datos por medio de un cuestionario sobre zonas erógenas en el que los participantes debían señalar en una escala de 0 a 10 la capacidad de 41 zonas eróticas para producir excitación sexual.

El primer resultado sorprendente fue, que a diferencia de la creencia popular, la puntuación obtenida por los pies en la casa erógena fue muy baja independientemente de la edad de los encuestados, su orientación sexual, nacionalidad, raza o sexo. “Nuestro estudio sugiere que el pie, que mapea en la corteza somatosensorial cerca de los genitales, no es una fuente de placer para 3 de cada 4 participantes”, explican.

Los resultados señalan que hombres y mujeres coinciden en sus zonas erógenas, pero las mujeres informaban de una mayor sensibilidad en varias partes del cuerpo. De hecho asignaban una puntuación superior a 7 a seis partes del cuerpo, mientras los hombres solo alcanzaban este nivel en dos de ellas.

Zonas erógenas femeninas

Las mujeres dieron a la espalda, nuca y cuello, caderas, muslos, boca/labios, pezones, omóplatos, hombros, estómago y muñecas una puntuación significativamente mayor que los hombres. Según los investigadores, el hecho de que las mujeres se muestran más sensibles correlaciona bien con otros estudios que las atribuyen más sensibilidad al tacto en general. Sin embargo, la afirmación de que las mujeres tienen mayor diversidad de zonas erógenas que los hombres no tendría fundamento, según este estudio.

Además, en contra de lo que sostiene Ramachandran, los investigadores concluyen que la distribución erógena no se correlaciona con la representación del cuerpo en la corteza somatosensorial, como ya intuía Penfield por su observación de que al estimularla nunca despertaron sensaciones eróticas en los pacientes. Y proponen que estas zonas erógenas deben estar representadas en otras zonas del cerebro.

Donde reside el placer sensual

Lo más probable es que el origen de las zonas erógenas haya que buscarlo en la ínsula o corteza insular, una parte del cerebro donde tiene lugar la integración emocional y multisensorial. Situada en el interior del surco lateral (cisura de Silvio), que separa las cortezas temporal y parietal inferior, la ínsula es activada por receptores de la piel que responden a toques ligeros y lentos, que concuerdan muy bien con las caricias eróticas.

Estos resultados de agosto de este año están en la línea de los obtenidos en 2012 en un estudio llevado a cabo en la Universidad de Ginebra (Suiza), que mostraba que la parte posterior de la ínsula se activa con el deseo sexual en las imágenes de resonancia magnética funcional, mientras que la parte anterior de esta zona del cerebro responde a los sentimientos de amor. Sin embargo, el origen del amor romántico, como indica este estudio de Ginebra, hay que buscarlo en el sistema de recompensa del cerebro.

http://www.abc.es/ciencia/20131023/abci-cerebro-erotico-201310221815.html

Share

Los genitales femeninos reaccionan a estímulos sexuales más diversos

Ilustración de Santiago SequeirosIlustración de Santiago Sequeiros

  • Los hombres alcanzan niveles más absolutos de excitación sexual
  • En cambio, las mujeres responden a estímulos de origen más diverso
  • Un ejemplo de ello es la reacción ante imágenes de sexo homosexual

Beatriz G. Portalatín

Mucho se ha hablado de la diferencia entre hombres y mujeres con respecto al sexo, y especialmente lo que tiene que ver con excitación y respuesta sexual. Un ejemplo de ello, fue la pasada publicación en la revista ‘Cortex’ sobre cuáles eran las zonas preferidas por hombres y mujeres para excitarse. Pese a todo lo comentado hasta el momento, hay cosas que van más allá y que ya están probadas científicamente. Como que los hombres alcanzan niveles absolutos más altos de excitación o que las mujeres responden a un espectro más amplio de estímulos sexuales.

Así, lo asegura a ELMUNDO.es el químico, escritor y divulgador científico Pere Estupinyà, quien alude a los estudios y experimentos de la conocida investigadora Meredith Chivers (tal como puede leerse en su último libro, ‘S=EX2, La ciencia del sexo’,) para explicar estos hallazgos sobre la concordancia sexual.

Eso sí, matiza el experto que «lo primero que debemos hacer es asumir que excitación mental y excitación física no siempre coinciden». Es decir, te puedes sentir excitado pero tus genitales no lo están (es el caso de algunas disfunciones sexuales, como por ejemplo en el caso de los hombres la disfunción eréctil). O bien al contrario, por ejemplo, «cuando alguien observa una escena erótica y dice que no le gusta por inapropiada, pero sus genitales reaccionan estimulándose. En hombres es más fácil de percatarse porque la erección se nota, pero algunas mujeres pueden no darse cuenta de la activación de sus genitales». Y esto último es precisamente lo que Chivers y su equipo han demostrado experimentalmente.

«Los genitales de la mayoría de hombres heterosexuales no se excitan al ver imágenes de sexo entre dos hombres, en cambio sí lo hacen los genitales de algunas mujeres heterosexuales, a pesar de decir sentir reparo ante, por ejemplo, la visión de escenas lésbicas. Esto no implica bisexualidad encubierta, sino que la explicación más clara es que las mujeres suelen sentir más empatía al ver el placer femenino. Es decir, que una mujer está viendo cómo otra persona (hombre o mujer) está sintiendo placer y eso les excita. Puede ser que mentalmente, les desagrade la manera con el que lo está obteniendo y juzguen la escena como no erótica porque ellas no quisieran practicarla. Pero al empatizar con el gozo sexual de las personas que están viendo sus genitales sí reaccionan», manifiesta Estupinyá quien ya aseguró recientemente a este periódico que efectivamente, las mujeres responden a un espectro más amplio de estímulos sexuales que los hombres, y una muestra de ello, era precisamente esto, las imágenes entre personas del mismo sexo.

A parte de este hallazgo, explica este experto, el experimento de Chivers consistió en mostrar muchos tipos diferentes de estímulos eróticos a hombres y mujeres y observó que, independientemente de si se sentían mentalmente excitadas o no, los genitales femeninos solían reaccionar a estímulos más diversos que los hombres. En general, «los hombres tienen valores absolutos más altos de excitación, pero las mujeres mayor diversidad», afirma.

Diversidad de estímulos

Del mismo modo, Francisca Molero, médico, sexóloga y directora del Instituto de Sexología de Barcelona, argumenta la gran variabilidad de estímulos sexuales que tienen las mujeres. «La respuesta fisiológica de excitación femenina, es decir, el aumento de lubricación, la hinchazón de los genitales etc. ocurre con una gran variabilidad de estímulos, sobre todo relacionados con la acción, con escenas de actividad sexual, aunque la mujer no interprete esos cambios fisiológicos de sus genitales, como excitación».

Todo esto, añade, también lo avala el llamado síndrome de la excitación sexual persistente donde una de sus características era que la mujer interpretaba como intrusivo o no deseado los cambios de excitación genital, «mientras que en el caso de los hombres, notan un cambio genital, una erección y simplemente lo evalúan y lo valoran como excitación».

Pero, a pesar de todo esto, esta especialista mantiene que debemos ser cautos con afirmar según qué cosas. Por ejemplo, no podemos decir que las mujeres responden sexualmente más a los estímulos de intimidad que los hombres, ni tampoco que las mujeres responden mucho menos que ellos a los estímulos visuales. «Todo es cuestionable, ya que depende del momento, del ciclo vital de la persona, de su historia de vida etc. La sexualidad de las personas está condicionada por el entorno sociocultural y el momento histórico en que se encuentran», aclara Molero. Lo que sí está claro y es totalmente objetivo, afirma, es la gran variabilidad de estímulos a los que responde la mujer, tal y como científicamente ya se ha demostrado.

También es necesario puntualizar que hombres y mujeres pueden responder sexualmente igual a los mismos estímulos, aunque las caricias y ‘el oído’ son valorados por las mujeres como estímulos de gran calidad erótica. Y en el caso de los hombres, «los más valorados serían los estímulos más explícitos como por ejemplo, la visión de escenas sexuales», expone.

Sea como fuese, se dice que los hombres viven la sexualidad de forma más genital que las mujeres. Pero realmente es así, en términos generales, argumenta Estupinyà, ya que «las mujeres tienen más zonas erógenas y más sensibles. Hay muchos más casos de mujeres alcanzando orgasmos no genitales (acariciar pezones, por ejemplo) que de hombres«. Y a pesar de que puede haber un tema biológico que explique estos hechos, lo cierto es que la cultura ocupa un papel muy relevante. «Los aspectos sociales, culturales, y sobre todo de aprendizaje durante la vida tienen una influencia enorme. Por ejemplo, los hombres que practican sexo tántrico son menos genitales que la mayoría de las mujeres», concluye.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/10/17/noticias/1382011971.html

Share

Rupert Everett, el defensor de las prostitutas

El actor, en la protesta de este miércoles. | AFPEl actor, en la protesta de este miércoles. | AFP

  • Apoya una protesta contra la expulsión de las prostitutas del Soho
  • El actor está rodando un documental sobre las trabajadoras del sexo

El actor Rupert Everett ha acudido este miércoles a dar apoyo a las prostitutas que se manifestaban contra su expulsión del Soho, barrio del centro londinense que amenaza con perder «su alma».

«No creo que deban ser desalojadas para ser sustituidas por ricos extranjeros evasores de impuestos que vienen a transformar el Soho en el enésimo barrio sin alma», ha declarado Everett.

El actor, que actualmente prepara un documental sobre la prostitución, ha acudido asimismo a la manifestación para filmar y apoyar a las trabajadoras del sexo, que desfilaban al día siguiente del cierre de varias de sus casas de citas.

Aunque la legislación británica prohíbe las casas cerradas en las que operan más de dos prostitutas, no prohíbe las relaciones sexuales de pago, según ha recordado una representante del colectivo británico de prostitutas, Niki Adams, minifalad rosa y boa de plumas en torno al cuello.

Las prostitutas del Soho aseguran que son las únicas que ocupan sus apartamentos, con la asistencia de un recepcionista o una persona que se ocupa del aspecto financiero y que puede intervenir en caso de problemas con el cliente.

Paula, una rumana de 21 años que trabaja en el Soho desde hace cuatro años, considera que las expulsiones no eran «justas» y que corrían el riesgo de «acabar en la calle».

Según Bella Walker, una antigua colega, el Soho es un lugar bastante seguro para trabajar. «En otros lugares las chicas son habitualmente acosadas, pero en el Soho el comercio del sexo no se esconde. Aporta dinero, otros comercios del barrio se benefician».

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/09/gentes/1381340809.html

Share

Una nueva ordenanza para poner coto a la prostitución en Madrid

Prostitutas en la calle Montera de Madrid.

Prostitutas en la calle Montera de Madrid.

Cualquier viandante que se pare a hablar con una prostituta de la calle Montera se expondrá a dejar tiritando su cartera, pero para pagar una multa al Ayuntamiento de Madrid. Los mendigos que se abalanzan sobre los parabrisas de los vehículos estacionados en los semáforos y losvidentes que leen las cartas del tarot en los parques sin la licencia pertinente también podrán ser sancionados si ejercen estas actividades en la capital.

El borrador de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana en el Espacio Público elaborado por el equipo de Ana Botella amplía el catálogo de prohibiciones a las que estarán sometidos tanto los vecinos como los turistas que transiten por las aceras municipales. Si el texto no sufre modificaciones antes de su aprobación definitiva, prevista para principios del año que viene, ésta será además la primera ciudad española en la que los conductores de los taxis de la droga –conocidos en el argot como cundas– podrán ser castigados económicamente por la autoridad competente.

Al menos sobre el papel. Porque en la práctica la normativa tiene pocos visos de ser aplicada con efectividad. Y es que, en primer lugar, esta suerte de carta magna de las relaciones vecinales «no se va a vincular» al aumento del número de policías locales, que son los que tienen que iniciar el expediente sancionador de los infractores cazados con las manos en el delito.

Más significativo aún es el «carácter pedagógico» con el que se ha querido envolver a la nueva ordenanza, que, según explicó ayer la delegada de Familia y Asuntos Sociales, Dolores Navarro, «no tiene pretensión sancionadora ni coercitiva».

Según dice textualmente el artículo 47, «en el caso de infracciones en materia de mendicidad y servicios sexuales, los agentes de la autoridadinformarán previamente que esas prácticas no están permitidas». «Si la persona persistiera en su actitud y no abandonara el lugar podrá ser sancionada por desobediencia a la autoridad», agrega la normativa.

Sin embargo, no habrá ningún registro en el que figuren los nombres de los potenciales clientes de prostitutas ni de personas que piden en la calle con métodos coercitivos que hayan sido apercibidos verbalmente con anterioridad, así que la variable de la reincidencia a la hora de establecer sanciones económicas resultará prácticamente imposible de aplicar.

Para las infracciones que sí sigan el procedimiento administrativo correspondiente, la Ley reguladora de Bases del Régimen Local establece multas de entre 0,10 y 3.000 euros en función de su gravedad. Aparte, en los casos considerados como «leves» se contempla la posibilidad de sustituir el pago de esas cantidades económicas por la prestación de servicios en beneficio de la comunidad.

Éstos son los aspectos más novedosos del borrador de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana redactado por el Ayuntamiento de Madrid.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/09/madrid/1381285331.html

Share

El poder del sexo para prolongar la juventud

Los estudios demuestran que no solo nos vuelve más sanos, felices y relajados, también retrasa el paso del tiempo sin necesidad de pasar por el quirófano.

RITA ABUNDANCIA

cover

¿El sexo la mejor manera de mantenerse joven?

Foto: Everett Collection

Cuando a las cincuentonas famosas y de buen ver, que parecen haber pactado con el diablo, les preguntan sobre sus trucos de belleza se limitan a decir banalidades: beber mucha agua, tomar aceite Omega 3, abrazar la doctrina vegetariana o macrobiótica, practicar el stand up paddle… Casi nadie cuenta la verdad: los entrenadores personales, los dietistas que les diseñan regimenes a medida, las abultadas facturas en comida orgánica y suplementos alimenticios, los tratamientos de desintoxicación en centros ayurvédicos en Kerala (India) o las operaciones en las mejores clínicas de cirugía estética del mundo. Todo esto nos lleva a pensar que en un futuro no muy lejano, los ricos se diferenciaran de los pobres básicamente en un punto, los sin recursos envejecerán y los pudientes vivirán eternamente jóvenes, como las medusas. (Se cree que la especieTurritopsis nutricula puede volver atrás en su ciclo vital).

Pero no todo en la vida es cuestión de dinero y la naturaleza ha puesto a nuestro alcance un método fácil, económico y, sobre todo divertido, de engañar al reloj: el sexo.Recientes estudios científicos demuestran que mantener relaciones sexuales a menudo es bueno para la piel, alarga la vida, la hace más apasionante y mantiene el cerebro en forma. Los orgasmos son una cierta manera de resetear el disco duro que guardamos en el interior de nuestras cabezas y si queremos evitar el alzheimer, lo mejor es olvidarse de los sudokus y optar por los bukkakes, por continuar en el terreno de los vocablos japoneses.

El neuropsicólogo David Weeks, ex jefe de Psicología para la Tercera Edad del Hospital Real de Edimburgo, mantiene, como los slogans de algunas cremas de belleza, que el sexo puede rejuvenecer hasta diez años. En un estudio que llevó a cabo entre 3.500 individuos de diferentes edades y que duró una década, Weeks constató que las personas de entre 40 y 50 años que se mantenían más jóvenes tenían relaciones sexuales una media de tres veces por semana. Este científico sostiene también que el riesgo de mortalidad baja un 50% en quienes tienen cubierta su “cuota de orgasmos “ – dos veces por semana-. “La calidad de la vida sexual, en adultos mayores predice el estado de salud en general y el bienestar” sostenía Weeks en una conferencia pronunciada en la Facultad de Psicología de Colchester, Inglaterra, el pasado julio y recogida en un artículo de la web The British Psychology Society.

Dos investigadores de Nueva Jersey, el psicólogo Barry Komisaruk y la sexóloga Beverly Whipple están llevando a cabo otro experimento sobre el impacto del orgasmo en el cerebro humano, y si este puede ayudar a retrasar el envejecimiento. Parece ser que hacer ejercicios mentales, tipo sudoku, aumenta la actividad pero sólo en determinadas regiones del cerebro. En cambio, un orgasmo lo hace en la totalidad de este órgano, ya que al llegar al clímax un flujo de sangre riega el cerebro, aumentando tanto el aporte de nutrientes como de oxígeno.

Komisaruk se dedica desde 1982 al estudio del placer enfocado a la mujer. En el inicio de sus experimentos investigó con ratas llegando a la conclusión de que el orgasmo es capaz de inhibir las sensaciones negativas. Más tarde se animó a trabajar con humanos, y entre sus hallazgos descubrió que el placer máximo en el sexo es capaz de bloquear el dolor. Komisaruk trabajó con mujeres que tenían paralizadas las piernas y a las que sus médicos les habían dicho que no podrían tener ninguna sensación sexual. Tras analizar sus casos, descubrió un nervio en el exterior de la medula espinal por el que la sensación de orgasmo se trasladaba al cerebro. Así estas pacientes lograron alcanzar el clímax.

La doctora Benedetta Leuner y sus colegas del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton (EEUU) realizaron un estudio publicado en la revista científica PloS One, en julio del 2010, que demostraba que mientras el estrés reduce la neurogénesis adulta –formación de nuevas neuronas– y restringe la arquitectura dendrítica del hipotálamo, la actividad sexual tiene el efecto contrario.

Según Guillermo García Ribas, neurólogo y coordinador del grupo de conducta y de demencias de la Sociedad Española de Neurología, “las hipótesis apuntan a que tenemos una reserva cognitiva, es decir un número determinado de sinopsis o conexiones y que estas se van deteriorando con los años. Más que mantener el número de neuronas, lo importante es no perder las relaciones entre ellas, que es lo que hace que el cerebro siga funcionando, porque las neuronas pueden reproducirse aunque en un número limitado”.

Benedetta resumía las conclusiones de su experimento en la revista: “Ratas adultas fueron expuestas a una hembra sexualmente receptiva una vez (aguda) o una vez diariamente por 14 días (crónica) y se midieron sus niveles de circulación glucorticoide. Los resultados mostraron que experiencias sexuales agudas incrementaron los niveles de circulación corticoide y el número de neuronas en el hipocampo. La experiencia sexual crónica dejó de producir un incremento en los niveles corticoides pero continuó promoviendo la neurogénesis y estimuló el crecimiento de las espinas dendríticas y la arquitectura dendrítica. La experiencia sexual crónica también redujo el comportamiento relacionado con la ansiedad”.

Si tenemos en cuenta que el sexo entre humanos es mucho más complejo y rico que el de las ratas, podremos hacernos una idea de las conclusiones de este estudio si se extrapola a las personas.

Cuanto más sexo practicamos, más bajos son los niveles de estrés del organismo, mayor es el número de neuronas de nuestro cerebro –estas se destruyen a un ritmo más lento– y mayores son las conexiones entre las mismas.

En el terreno de la belleza el sexo hace milagros, especialmente a la hora de cuidar la piel. La sexóloga de Georgia (EEU), Gloria G. Bramer, sostenía en un artículo de la revista realbeauty.com, del 2011 que “el orgasmo es una de las cosas más saludables que uno puede darse al día. Desde el punto de vista sexológico debería estar incluido en las rutinas diarias, como cepillarse los dientes o lavarse el pelo”.Durante una relación sexual aumenta la circulación sanguínea y se bombea oxígeno hacia la piel, lo que hace que esta esté más brillante, permite eliminar toxinas y aumenta la producción de colágeno, que evita la flacidez , las arrugas y las manchas de la piel. Además, durante el coito se suda, lo que entraña una limpieza facial gratuita, liberando la piel de sus impurezas. Nars Orgasm Blush es un colorete de esta firma cosmética que trata de imitar el rubor que la actividad sexual deja en las mejillas.

El semen es otro derivado del sexo que últimamente se reivindica como producto de belleza. Con propiedades antioxidantes, de reducción de arrugas y alivio en casos de acné, la empresa noruega, Bioforskning, lo ha sintetizado y lo comercializa bajo el nombre de spermina, como ingrediente de una de sus cremas faciales.

Una buena y fructífera vida sexual puede paliar también la atrofia vaginal. Con el paso de los años la producción de estrógenos disminuye, lo mismo que sus efectos sobre el aparato genital femenino, ya que estas hormonas son las responsables de mantener en buenas condiciones el epitelio de la vagina. La mucosa vaginal se vuelve más fina y seca, se producen cambios en el pH y el equilibrio de su flora, lo que puede producir infecciones y cistitis. “Siempre digo que la función hace al órgano”, sostiene Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga y directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, “Mantener una actividad sexual regular mejora la función vaginal, preservando su elasticidad, previniendo su estrechamiento y manteniéndola joven”.

Pero si alguien confía plenamente en el poder del sexo para prolongar la juventud esas son las Tigresas Blancas, una sociedad secreta taoísta, formada exclusivamente por mujeres, cuyo objetivo es restaurar su juventud y conseguir la inmortalidad espiritual a través del sexo, ya que la energía sexual, según esta filosofía, es la más poderosa de todas. Se cree que esta sociedad nació en la época del Emperador Amarillo (2.500 a.c.) en China. Como se explica en el libro Enseñanzas sexuales de la tigresa blanca: los secretos de las maestras taoistas de Hsi Lai (Obelisco), existe todo un protocolo y unas fases para hacerse tigresa blanca y su principal actividad es practicar el mayor número de felaciones posibles, porque ellas creen que es la manera más eficaz y rápida de absorber la energía sexual masculina. Su nombre hace referencia al tigre, el símbolo de la mujer y del yin. Las hembras de esta especie deben copular más de cien veces para quedarse preñadas, ya que necesitan una cantidad superior de esperma al de otros animales, por eso se dice que son muy seductoras, ya que tienen que atraer a muchos machos. Los tigres blancos son muy poco comunes, nada convencionales y solitarios. La leyenda afirma que si se siguen las practicas de este grupo una mujer puede rejuvenecer entre cinco y quince años. Este colectivo rechaza la cirugía estética y recurre a métodos naturales para mantenerse joven. Sus practicas tratan de imitar el comportamiento sexual de las adolescentes. El sexo debe tener esa parte lúdica de la primera juventud, cuando hay una excitación y exploración sin límites. Con los años, la mayor parte de la gente pierde este espíritu. Las tigresas blancas tratan de alimentar constantemente el deseo y retrasan al máximo la menopausia. Muchas, se dice, la hacen hasta desaparecer.

http://smoda.elpais.com/articulos/tener-relaciones-sexuales-la-mejor-terapia-antienvejecimiento/3942

Share

Los motivos científicos del placer

QUÉ SUCEDE EN EL CEREBRO DURANTE EL COITO

Lo que la ciencia cuenta del orgasmo: los motivos científicos del placer

Muchas zonas del cerebro de la mujer quedan totalmente apagadas durante el orgasmo. (Corbis)

Muchas zonas del cerebro de la mujer quedan totalmente apagadas durante el orgasmo. (Corbis)

Prácticamente todos hemos experimentado un orgasmo y, aunque lo asociamos con el placer, el desahogo o incluso el amor, y lo vinculamos a una serie de hábitos sociales (salir de fiesta, la relación de pareja, las relaciones sociales) es en realidad una reacción más de nuestro cuerpo que puede ser explicada científicamente, como tantas otras. No somos conscientes de lo que pasa en nuestro cuerpo cuando comemos, respiramos o lloramos, y tampoco de lo que sucede cuando alcanzamos un orgasmo, pero la ciencia tiene, sin duda, explicación —más o menos certera— para todos esos fenómenos.

La pareja formada por Mitchell Moffit y Gregory Brown ha dado respuesta divulgativa a semejante pregunta. Se trata de dos exalumnos de la University of Guelph que se hallan detrás de AsapSCIENCE, un canal de Youtube, informativo y de entretenimiento, que produce lecciones de tres minutos como respuestas a una serie de preguntas científicas. Los vídeos han tenido un éxito masivo. Recogemos aquí su explicación acerca de lo que pasa en el cerebro cuando se tiene un orgasmo.

El sexo en clave científica

Para explicar la respuesta sexual humana se han distinguido normalmente cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución.

Cuando comienza la excitación, el cerebro, estimulado, envía sangre a los genitales. Además, la frecuencia cardiaca y respiratoria aumenta y el sistema nervioso manda signos de satisfacción al cerebro. La confluencia de todos esos signos, cada vez más numerosos, dará lugar al orgasmo.

 

1. El caso de los hombres

Cuando un hombre tiene un orgasmo, experimenta las contracciones del esfínter anal, la glándula prostática y los músculos del pene.

En conjunto con la eyaculación —liberación del líquido espermático— todo el proceso supone entre tres y diez segundos de intenso placer. A todo ello sucede el periodo refractario, en el que es imposible alcanzar otro orgasmo.

2. El caso de las mujeres

Una mujer, por su parte, experimenta las contracciones de la vagina, el útero, los músculos pélvicos y el ano.

No conoce el periodo refractario, por lo que puede experimentar varios orgasmos consecutivos. Además, la sensación de intenso placer dura de media veinte segundos, a veces más.

El papel del cerebro

A pesar de todas estas reacciones de diferentes partes del cuerpo, es el cerebro el que tiene el control (o la falta de éste) durante el orgasmo. Mediante un escáner los científicos han podido observar la actividad cerebral en casi 30 regiones descritas.

Así, sabemos que en el llamado núcleo accumbens se libera la dopamina, ligada a la sensación de placer y bienestar. La oxitocina se libera, por su parte, en la glándula pituitaria, y se relaciona con la conexión afectiva o el amor.

Gracias a un PET (por las siglas en inglés de Positron Emission Tomography), se ha revelado que la actividad cerebral durante el orgasmo es muy similar en hombres y mujeres.

En ambos sexos, la corteza orbitofrontal lateral se apaga. Se trata de la zona de la autoevaluación, la razón y el control, y su anulación mitiga el miedo y la ansiedad.

Además, la relajación de la amígdala y el hipocampo reduce la emoción en las mujeres y la agresividad en los hombres.

Muchas áreas del cerebro de la mujer están completamente apagadas durante el orgasmo, más que en los hombres, lo cual podría explicar la diferencia de la duración de la intensidad del placer.

En las mujeres se activa también lo que en inglés se llama PAG, la sustancia gris periacueductal, que estimula la respuesta de lucha o huida. De igual modose estimula el córtex, relacionado con el dolor, lo que sugiere una conexión entre ésta y el placer.

Una explicación prosaica

Observamos, pues, que el placer, esa motivación que a tantos niveles mueve el mundo, es algo de lo más prosaico. Y que un orgasmo, por muy misterioso que pueda resultarnos, no es más que el resultado de la activación de unas zonas del cerebro y la anulación de otras.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-03/lo-que-la-ciencia-cuenta-del-orgasmo-los-motivos-cientificos-del-placer_34698/

Share