Yihad sexual de las mujeres en Siria

Jóvenes devotas viajan para ofrecer sus servicios sexuales a los milicianos sirios

Las chicas contraen matrimonios por horas con los yihadistas

Dos rebeldes en Damasco, donde las mujeres ofrecen sus servicios sexuales. / WARD AL-KESWANI (AFP)


A Aicha, de 20 años, residente en Monastir (Túnez), le animaron a que aceptase un “matrimonio” por horas o días y que mientras durase entregase su cuerpo a los yihadistas que combaten en Siria “para aliviarles e insuflarles fuerzas para que pudieran derrotar al enemigo”. Se lo propuso una predicadora extranjera, de unos 40 años, que se presentó en la facultad donde estudiaba ofreciendo cursos gratuitos de islam.

Aicha se apuntó a las clases, en casa de la misionera, a las que asistían otras 18 chicas cuya media de edad era 18 años. La maestra intentó primero convencerles de que se vistiesen de manera más recatada colocándose el niqab, una prenda que solo deja los ojos al descubierto. Buscó también disuadirles de que continuasen sus carreras porque solo el Corán merece la pena ser estudiado. Les explicó las virtudes de la yihad, esa guerra que practican los musulmanes radicales. Si mueren, les dijo, “accederán más fácilmente al paraíso”.


A las más receptivas se les instaba a viajar a Siria para practicar allí su particular yihad, el sexual. Aicha ya formaba parte de un grupo que iba a ponerse en ruta la pasada primavera, pero flaqueó, trasladó sus dudas a su madre y esta la convenció de que renunciase. Poco después, con el rostro pixelado, narró a finales de mayo su experiencia ante las cámaras de Tounesna TV.


Su testimonio, incompleto porque no llegó a ir a Siria, es el primero
 de una chica sobre la existencia de un “yihad sexual” para mujeres. Después se han añadido otros casos denunciados por padres musulmanes de hijas desaparecidas como una adolescente de 16 años en Vilvorde (Bélgica). El fenómeno había sido primero desvelado por medios de comunicación afines a los regímenes sirio e iraní, comola agencia Fars, pero se les otorgaba escasa credibilidad. Ahora hasta las autoridades tunecinas informan de cómo combaten esa prostitución encubierta.


Miles de jóvenes suníes árabes y también criados en Europa, las estimaciones son muy variables, han viajado a Siria para luchar contra el régimen de Bachar el Asad, un musulmán alauí asimilado a los chiíes. La mayoría se han afiliado a grupos afines a Al Qaeda.
En Afganistán e Irak los milicianos radicales que empuñaban las armas no concebían el sexo fuera de un matrimonio estable porque era pecado. En Siria y en la sierra de Chaambi, en el oeste de Túnez, ya no es así.


“Clérigos suníes con autoridad religiosa suficiente para emitir fatuas (edictos islámicos) han autorizado el matrimonio por horas o días legalizando estas relaciones sexuales que antes eran pecaminosas”, explica Fernando Reinares, investigador principal sobre terrorismo del Real Instituto Elcano. “Como la disponibilidad de las mujeres sirias no era suficiente para satisfacer todas las necesidades se han traído de otros países”, añade.


Al jeque salafista Yasir al Ajlawni, afincado ahora en Jordania tras vivir largos años en Damasco, se le atribuye la principal fatua que introduce en el islam suní el matrimonio temporal o de placer por horas (zawaj mutaa) que practican los chiíes. No requiere ningún trámite porque basta con proclamarlo ante Alá. Estos nuevos preceptos “suscitan debates contradictorios sobre la responsabilidad jurídica de la mujer y las reglas aplicables al matrimonio”, explica Mathieu Guidère, profesor de la Universidad de Toulouse y autor del libro “Los nuevos terroristas” (Les nouveaux terroristes) publicado este mes en París.


El islam suní, una religión nada jerarquizada, está repleto de fatuas sorprendentes a veces incluso emitidas por teólogos moderados. Izat Al Atiyah y Abd el Mahdi Abdelkader, dos profesores de la universidad cairota de Al-Azhar, propusieron en 2010 evitar los riesgos que suponía la convivencia en oficinas de hombres y mujeres que trabajaban juntos.Las mujeres debían, escribieron, amamantar al menos cinco veces a sus colegas. Así se instauraba, según ellos, una relación “maternal que impediría cualquier acto sexual” entre compañeros de oficina. La prensa egipcia se mofó de los teólogos.


¿Quiénes son las mujeres que marchan a Siria? “Jóvenes que quieren participar a su manera al proyecto yihadista”, señala Guidère. “A veces son, sin embargo, reclutadas por propagandistas que las eligen en función de su pasado y de sus aspiraciones”, prosigue. “Si la mujer posee, digamos, un pasado sexual juegan con su sentimiento de culpabilidad dándole a entender que puede salvarse casándose con auténticos musulmanes”. “Algunas de estas mujeres son originarias de países europeos e ignoran todo de lo que supone esta modalidad de unión”.


Quizá el hombre que más ha denunciado este tipo de casamientos sea el abogado Badis Koubadji, presidente de la Asociación de ayuda a los tunecinos en el extranjero. En una entrevista con el semanarioAkher Khabar de Túnez relataba, por ejemplo, en agosto la ceremonia con la que los yihadistas acogen en sus campamentos a las mujeres tunecinas que, según él, llegan a casarse y mantener relaciones con hasta seis hombres al día sin tomar medidas anticonceptivas porque el islam lo prohíbe.

Kubadji sostiene haber descubierto un campamento cerca de Idlib, en el noroeste de Siria, en el que se concentran hasta mil mujeres. “El número de mujeres que se han apuntado a ese yihad, entre ellas las tunecinas, es mucho más reducido”, asegura Alaya Allani, profesor de laUniversidad de Manouba en Túnez. “Creo que es un fenómeno limitado que se exagera con fines propagandísticos”, insiste Abdalá Rami, investigador del Centro Marroquí de Ciencias Sociales de la Universidad Hassan II de Casablanca.

El ministro de Interior de Tunez, Lofti Ben Jeddou, no se atrevio a dar cifras esta semana, pero si dijo que las tunecinas en Siria solían volver a casa cuando se quedaban embarazadas tras mantener relaciones con decenas de hombres. Las autoridades tunecinas reconocen que la yihad sexual era una realidad en su propio país, en la sierra de Chaambi donde desde principios de año están atrincherados unos milicianos islamistas huidos de Malí que el Ejército no logra desalojar. Nuredin al Khadimi, el ministro de Asuntos Religiosos y teólogo del islam, pidió a sus compatriotas que rechazasen esas fatuas. El director de la Seguridad Pública de Túnez, Mustafa Ben Amor, anunció el 28 de agosto que se había desmantelado una red que enviaba a chicas a Chaambi y que dirigía una adolescente de 17 años. Tres mujeres fueron detenidas, pero el juez instructor las puso en libertad hasta que esté concluida la investigación.


La existencia de esta prostitución sui generis se menciona a diario en la vida cotidiana de Túnez. Cuando, el 6 de septiembre, un puñado de feministas de la asociación Hrayer Tounes se manifestó ante el Ministerio de la Mujer y de la Familia para pedir la dimisión de su titular, Shimen Badi, exigieron a gritos a Mohamed Ghanouchi, el líder del partido islamista moderado, que mandase a su ministra a hacer la yihadnikah (matrimonial) en Siria.

Ese matrimonio por horas no supone una motivación a la hora de viajar a Siria para combatir a su régimen, sostiene el investigador Rami. “Para muchos yihadistas lo de verdad importante es la muerte como mártir y el posterior encuentro en el paraíso con las huríes”, esas jóvenes permanentemente vírgenes. La yihad sigue siendo sexual, pero ya en la otra vida.

Yihad sexual de las mujeres en Siria | Internacional | EL PAÍS

Share

Las prostitutas pagan hasta 400 euros semanales por una habitación con baño

El sector inmobiliario detecta un aumento de la demanda de pequeños apartamentos tras la aprobación de la ordenanza de la prostitución

Mujeres en el barrio de Velluters.

Mujeres en el barrio de Velluters. fernando bustamante

JOSÉ PARRILLA | VALENCIA La nueva ordenanza sobre la prostitución ha empezado a cambiar los hábitos de las mujeres que la venían ejerciendo en la calle y las ha obligado a buscar albergue en pequeños apartamentos de habitación y baño por los que están dispuestas a pagar 400 euros a la semana. Así lo han asegurado a este periódico fuentes del sector inmobiliario, que explican, así mismo, que existe una gran rotación en las inquilinas y que el fenómeno afecta a todos los barrios de la ciudad, incluido el entorno del barrio de Velluters y el centro histórico.

La ordenanza de la prostitución, que prevé sanciones de entre 300 y 2.000 euros para los clientes las mujeres no serán multadas, tiene como objetivo acabar con esta práctica en la vía pública y eliminar las molestias que genera a los vecinos. Su entrada en vigor se produjo la semana pasada y además de las más de cien actas de advertencia que se han levantado en estos días previas a la sanción la Policía Local ha detectado una caída de la actividad del 70% en Velluters, concretamente en el espacio conocido como barrio chino, que es la zona donde se originó el conflicto vecinal.

También ha detectado la policía un cambio de hábitos de las mujeres, que han empezado a refugiarse, dicen las fuentes, en los locales del entorno y en pisos, pensiones y hostales donde tradicionalmente se ha practicado el alterne.

Todo parece indicar, sin embargo, que esa redistribución de espacios va mucho más allá y puede suponer la dispersión de la prostitución por toda la ciudad, escondida en pequeños apartamentos que cumplen las condiciones justas para el uso que pretenden.

Según fuentes del sector inmobiliario, en los últimos dos meses, justo cuando se aprobó la nueva ordenanza, han recibido numerosas ofertas de mujeres que buscan un apartamento con habitación y baño o con dos habitaciones y baño. Ofrecen incluso precios por encima de lo que marcaría el mercado, concretamente entre trescientos y cuatrocientos euros por una semana. Se ha detectado, además, que la rotación de estas mujeres es muy alta, es decir, el alquiler va pasando de unas manos a otras en pocos días o semanas, lo que multiplica la actividad en estos apartamentos.

Si hablamos de barrios, el fenómeno es general, afecta a todos los puntos de la ciudad, con una incidencia importante, como no podía ser de otra forma, en el centro histórico y en el entorno del barrio de Velluters.

http://www.levante-emv.com/valencia/2013/09/18/prostitutas-pagan-400-euros-semanales/1033569.html

Share

Prisión por asaltar a prostitutas en la N-II

Detenido un individuo que simulaba aceptar los servicios sexuales robar sus pertenencias armado con un cuchillo de grandes dimensiones

Prisión por asaltar a prostitutas en la N-II

Una prostituta en la N-II de Tordera acn

Arenys de Mar.- Los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Arenys de Mar (Maresme) han detenido a un hombre, de nacionalidad española y 29 años, como presunto autor de cinco robos con violencia a mujeres que ejercían la prostitución en la Nacional II. El individuo, que carece de antecedentes policiales, las amenazaba con un cuchillo de grandes dimensiones.

La investigación comenzó tras la denuncia de una de las víctimas el pasado 23 de agosto. En su relato manifestó que mientras ejercía la prostitución en la carretera Nacional II en Tordera, llegó un hombre que le pidió sus servicios. Una vez que la víctima estaba dentro del vehículo del presunto asaltante, éste le puso un cuchillo de grandes dimensiones en el cuello y le pidió que le diera el dinero que llevaba encima . Tras conseguir el botín, el hombre huyó con el vehículo propinando un golpe con el lateral del coche a la prostituta que provocó su caída y le ocasionó heridas en las piernas, pechos y manos .

La propia víctima desveló a los investigadores que otras mujeres que también ejercían la prostitución habían sido víctimas de robos en la misma zona. Una vez realizadas las correspondientes gestiones, los agentes pudieron constatar que se trataba del mismo autor en los cinco casos. Se da la circunstancia de que en alguna de las víctimas aparte de apoderarse del dinero que las chicas llevaban encima, los sustrajo joyas y teléfonos móviles para evitar que llamaran a la policía.

Las labores de investigación realizadas por los agentes permitieron localizar a un hombre de nacionalidad española, de 29 años, que fue reconocido inmediatamente por las víctimas como el autor de los cinco robos con violencia e intimidación. Tras su detención, los agentes pudieron recuperar el arma utilizada para amenazar a las víctimas así como varios objetos procedentes de los robos que el autor guardaba en su vehículo o los comprobantes que demostraban que los había vendido a una tienda de compraventa.

El detenido, que hasta entonces no tenía ningún antecedente policial, pasó el 30 de agosto a disposición judicial y el juez de guardia decretó su ingreso en prisión .

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/maresme/20130918/54386735715/arenys-de-mar-n-ii-prision-asaltar-prostitutas.html#ixzz2fJvVmq6T
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Share

Valencia: La policía pone la primera multa contra la prostitución por un importe de 2.000 euros

El hombre sancionado por solicitar servicios sexuales en la zona de Velluters ya había sido alertado con anterioridad por los agentes

La Policía Local de Valencia puso ayer la primera multa por solicitar servicios sexuales en la vía pública como resultado de la aplicación de la ordenanza de prostitución, que entró en vigor el pasado 10 de septiembre.

En concreto, el hombre deberá abonar 2.000 euros al haber cometido una infracción calificada en la normativa como muy grave al encontrarse a menos de 200 metros de un colegio o parque infantil. Los hechos sucedieron en la calle Viana y, además, el afectado era reincidente, según indicaron fuentes municipales.

Hasta el momento, los agentes se habían limitado a advertir a los clientes habituales de las calles de Velluters sobre las infracciones contempladas en la nueva ordenanza aprobada en el pleno municipal del pasado julio. Los agentes procedían a la identificación del usuario y a rellenar un boletín de advertencia en el que se incluía la cantidad de la sanción. Pero ayer se procedió a imponer la primera sanción, dado que el hombre ya había recibido una advertencia.

Además, con la entrada en vigor del texto, el consistorio ya anunció que durante los primeros días se procedería a informar sobre las sanciones y sus cuantías como medida disuasoria para erradicar la prostitución del barrio de Velluters.

El procedimiento para la tramitación de la multa será el habitual, por lo que el afectado recibirá la notificación en la dirección que conste como domicilio. La mayoría de las personas que han recibido advertencias durante estos días han mostrado su preocupación por saber si la multa iba al domicilio y si constará en el documento el motivo de la sanción, como se realiza en otras ciudades.

Asimismo, desde la entrada en vigor de la ordenanza contra la prostitución, un total de 105 personas han sido advertidas por los agentes de la Policía Local, lo que representa una media de 13 multas diarias. La casuística refleja que la mayoría de las personas son hombres de avanzada edad. En los dos primeros días de ordenanza los agentes realizaron 40 advertencias.

Las siete páginas de la ordenanza municipal sobre el ejercicio de la prostitución en la vía pública se aprobó el pasado julio tras ser consensuada por el equipo de gobierno municipal (PP) y por el grupo socialista al incluirse finalmente las medidas de reinserción para las prostitutas. Según informó hace unos días la concejala de Bienestar Social, Ana Albert, desde este verano se han inscrito 55 mujeres en los cursos de empleo ofrecidos con la colaboración de la Fundación del Pacto por el Empleo y la Fundación RAIS.

http://www.lasprovincias.es/v/20130919/valencia/policia-pone-primera-multa-20130919.html

Share

Los siete orgasmos de la mujer

El placer en el cuerpo femenino puede localizarse en muchas zonas, algunas incluso insospechadas

Siete formas de llevar a la mujer hasta el éxtasis

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

Para la mujer, alcanzar el clímax durante el acto sexual es una tarea mucho más laboriosa que para el hombre. Ellas, eso sí, juegan con una baza a favor muy importante: su cuerpo contiene un mapa infinito para descubrir rutas orgásmicas.

Por tanto, el placer en el cuerpo femenino puede encontrarse en muchos sitios. No se reduce a una sola manera, sino que hay siete caminos y formas para elegir. Teniendo en cuenta que el orgasmo femenino no dura más de doce segundos según apuntan diversos estudios, ¿cómo podemos explotar entonces todas esas posibilidades que nos brinda la naturaleza humana?

El pecho y los pezones

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

Los senos y los pezones se encuentran llenos de terminaciones nerviosas, lo que los convierten en una de las zonas más sensibles al tacto y, por tanto, un punto de gran excitación para las mujeres. Se pueden estimular con los dedos y con la boca, a través de caricias suaves, lamiéndolos o con mordiscos suaves. Cabe recordar que no todos lo senos son iguales, por lo que no todos responden de la misma manera a los diferentes estímulos.

Algunos expertos consideran que es el segundo orgasmo más frecuente. Sin embargo, es un tipo de placer que no tiene la relevencia que se merece en las relaciones sexuales ya que la mujer alcanza antes el éxtasis estimulando el clítoris o el punto G. Eso sí, siempre hay que tener en cuenta una cosa: no hay que concentrarse solo en el pezón. El seno es un todo, y hay que trabajarlo por completo.

Orgasmo clitoriano

Los siete orgasmos de la mujer

O CLICK / FLICKR

Durante mucho tiempo se ha considerado el placer clitoriano como algo superfluo, pensando que el placer vaginal es el único «auténtico». Esta afirmación es, sin embargo, incorrecta.

El orgasmo clitoriano es el que experimentan la mayoría de las mujeres durante el sexo ya que la función del clítoris es, única y exclusivamente, proporicionar placer. Se encuentra en la zona donde se unen los labios menores y tiene el mismo número de terminaciones nerviosas que el pene.

Pese a que muchos hombres lo desconocen, la penetración vaginal no suele ser suficiente para llegar al orgasmo. Es necesaria también la estimulación del clítoris de forma oral o por medio del tacto. También se puede utilizar algún juguete sexual. Si se hace bien, supone una fuente inagotable de goce y de placer para la mujer.

Orgasmo vaginal

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

Este tipo de placer es poco común y difícil de alcanzar. Para llegar a él, no basta sólo con la destreza del hombre en la cama o los juegos eróticos que puedan practicarse. Aunque vaya contra el tópico, aquí el tamaño del pene sí es importante, ya que mientras más profunda y enérgica sea la penetración es más fácil estimular el cuello del útero. Además, las sensaciones que se experimentan no son tan intensas como en el clitoriano, ya que las zonas que se estimulan son menos sensibles.

Una buena técnica para llegar al placer es utilizar un juguete erótico de gran tamaño y algo de lubricante para hacerlo más complaciente.

El siempre perseguido «Punto G»

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

El orgasmo máximo que puede experimentar la mujer es a través de la estimulación del llamado «Punto G», situado dentro de la vagina, encima del hueso púbico. Se llama así gracias a la primera letra del apellido de Ernst Grafenberg, un médico alemán que descubrió este «mágico» rincón del placer en la década de los sesenta.

Al estimular esta área rugosa se puede llegar a profundos e intensos orgasmos. Puede hacerse a través de la penetración, utilizando los dedos o con algún juguete erótico. Algunas hipótesis apuntan a que el «punto G» es en sí una extensión del clítoris y que esto es la causa de los orgasmos vaginales.

Punto U

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

Se habla poco de este punto, pese a que la intensidad del orgasmo puede llegar a ser similar al del punto G. Se trata nada más y nada menos que… ¡de la uretra! Se encuentra cerca del clítoris y la mejor forma para estimularlo es manualmente, aunque también se puede hacer a través del sexo oral.

De forma individual, la mujer puede estimularlo con caricias circulares de arriba abajo. Ya en una relación sexual, la forma más fácil de acceder al orgasmo con este punto es separando los labios vaginales para que, con la lengua o los labios, sea más fácil acariciar la zona.

Orgasmo anal

Los siete orgasmos de la mujer

JOSÉ MANUEL RÍOS VALIENTE / FLICKR

Poco a poco deja de ser un tema tabú, pese a que muchas mujeres todavía no se atreven a practicarlo. El sexo anal también puede producir orgasmos, siempre que haya una amplia estimulación previa y se utilice abundante lubricante.

Esta práctica puede proporcionar orgasmos muy intensos, ya que la zona está llena de terminaciones nerviosas. De hecho, algunas mujeres apuntan a que la sensación de placer se extiende a todo el cuerpo durante esta práctica.

El poder de la mente

Los siete orgasmos de la mujer

FLICKR / LESMODE

La posibilidad de generarte a ti mismo un orgasmo, a través de la modulación de pensamiento, está más que comprobada. En 1992, un grupo de investigadores realizaron una prueba en la que pudieron demostrar que el «orgasmo mental» motiva el incremento de presión sanguínea, acelera el corazón y se dilatan las pupilas.

A través de nuestra mente podemos fantasear, imaginar situaciones sugerentes que nos exciten y, de este modo, también satisfacer nuestro deseo sexual. El poder de la mente es, por tanto, abstracto pero igual de efectivo que los otros tipos de orgasmos.

http://www.abc.es/sociedad/20130918/abci-orgasmo-mujer-sexo-siete-201309031635_8.html

Share

Prostitución en tiempos de crisis

Lucía de la Fuente

La prostitución se agrava en las calles de Madrid. La crisis ha provocado que mujeres que lo habían dejado vuelvan a ejercer, «para vivir». Es la sensación que tienen algunas organizaciones que les prestan asistencia. El Ayuntamiento trabaja en un nuevo plan de lucha contra la explotación y se plantea multar a los clientes. Víctimas de violaciones, golpes y robos continuos, lo que ellas piden es más seguridad.

Colonia Marconi
Autor: Juan Luis Jaén

Cuando Alberto Ruiz-Gallardón abandonó la Alcaldía de la capital, se dejó varios asuntos pendientes. «No habrá prostitutas en las calles de Madrid», prometió en 2003. Más de ocho años como alcalde no fueron suficientes para cumplir su palabra. Su sucesora, Ana Botella, tiene entre manos un plan contra la explotación sexual, que sustituirá al de 2009 y lo perfeccionará (las principales críticas al plan vigente radican en que no contempla a las mujeres que no son víctimas de trata ni laprostitución masculina). Su presentación ya lleva meses de retraso.

La postura de Botella con este tema es clara. Considera que prostituirse «va contra la dignidad del ser humano» y que las mujeres que lo hacen están obligadas en el «90 por ciento» de los casos. Partiendo de esa base, lo que quiere conseguir parece una utopía que ella misma reconoce: «Que los hombres y las mujeres que no sean libres no tengan que ejercer». Y parece que no cejará en su empeño, «pues debe ser el fin de cualquier político». De momento, ha planteado multar a los clientes, mediante ordenanzacomo ya se hace en otras ciudades. Madridiario ha consultado a más de dos decenas de meretrices para sondear su opinión sobre el asunto y la respuesta ha sido unánime: rechazo absoluto. Temen quedarse sin ‘trabajo’.

Fátima (nombre de «guerra») quiere mandarle un mensaje a la alcaldesa: «No queremos multas ¿de qué vamos a vivir?, lo que queremos es más seguridad, que esto [la colonia Marconi, en Villaverde] es el Bronx». Y le pone un ejemplo: «el otro día me obligaron a hacer una felación sin condón poniéndome un destornillador en el cuello». Fátima, española de 48 años, habla sin parar. Cuenta varias anécdotas aterradoras, dice que muchos clientes las maltratan, les roban, les pegan, las violan, las insultan: «Nos llaman ‘perras’, ‘guarras’, ‘brujas’, nos tiran piedras y palos».

Tiene muchas cosas de las que quejarse y no quiere desaprovechar la oportunidad: «Aquí nadie está porque quiere, a ninguna chica le gusta, yo lo hago porque soy analfabeta, como la mayoría, pero, oye, mis hijos están en la Complutense y han estudiado en el extranjero gracias a mí, lo he hecho todo por ellos». Niega estar extorsionada por ninguna red y asegura que hay más españolas en las calles que antes de la crisis. A Botella le pide que haga «como en Ámsterdam», porque considera que allí «por lo menos hay seguridad». «Lo que pasa aquí es una salvajada, sí que es verdad que hay muchas chicas obligadas, Cabeza de Cerdo está en la cárcel, pero hay cincuenta como él», concluye.

Desde las ONG hay diferencia de opiniones en cuanto a las sanciones a los clientes. La percepción mayoritaria es que no resolverían «del todo» el problema: «Se haría más clandestinamente, pero se seguiría haciendo», dicen en Médicos del Mundo. La Asociación para la Prevención, Reinserción y Atencion de la Mujer Prostituida (APRAMP) califica la medida de «buena»  porque «la demanda hay que penalizarla«, aunque abogan por acciones complementarias para luchar contra lo que, bajo su punto de vista, es «un mercado de personas». El colectivo Hetaira, muy lejos de compartir esta visión, la tacha de «hipócrita». «No se puede decir que castigando a los hombres no estés castigando a las mujeres, ¿qué pasa con las que, por decisión propia, deciden ejercer la prostitución?», se pregunta una portavoz. Hetaira ya organizó una manifestación el año pasado contra las políticas «de acoso» municipales: «¿De dónde se sacan que el 90 por ciento de las mujeres son víctimas de trata? No hay cifras, ya lo reconoció Cristina Cifuentes[delegada del Gobierno en Madrid], que dejen de inventárselas».

De ruta por Villaverde
En la colonia Marconi (Villaverde) ?uno de los grandes focos de prostitución localizados en la capital?, las mujeres que ejercen de momento tienen otras preocupaciones. Hoy es lunes. Son las 16.30 horas. Yolanda Gutiérrez, trabajadora de Médicos del Mundo, acompañada de dos voluntarias, se dispone a poner en marcha la autocaravana que recorrerá la zona durante las próximas cuatro horas. Lleva más de diez años haciéndolo. Su función consiste básicamente enrepartir bolsas con preservativos (antes con 36 unidades, ahora, con la crisis, 18) y lubricantes, impartir talleres de higiene y sexualidad y dar todo tipo de consejos. Aparte de Marconi, dependiendo del día acuden a la Casa de Campo, Cuzco, el Paseo de Camoens, el distrito Centro o clubs en Vallecas.

A lo largo de la tarde se topan con todo tipo de consultas. Desde una joven que está muy apurada porque no consigue quedarse embarazada; a otra que critica que muchos hombres le obliguen a usar «dos gomas» cuando ella sabe «perfectamente» que así hay más riesgo de rotura; a otra que cuenta que se va a vivir a Irlanda a trabajar de camarera; a otra que comenta que tiene que ir al médico pero le da «vergüenza» comentarle a lo que se dedica; u otra que acaba de reincorporarse a ‘trabajar’ después de haber dado a luz hace dos meses. Todas ellas reciben de buen gusto la visita de Yolanda y compañía.

«Cuando llegues a casa mejor que no te limpies la vagina por dentro, puedes hacerte heridas», «No lleves el dinero en el bolso», «Si alguien te da mala espina, directamente no te subas en su coche», «No lleves un cuchillo, que está prohibido, lleva un spray de laca y si te hacen algo se lo echas a los ojos», «La marcha atrás no funciona, antes sale líquido». Son algunas de las recomendaciones que se escuchan. Hoy Mónica (nombre ficticio), ecuatoriana de 40 años, asiste a una clase rápida sobre cómo poner un condón. Utilizando como prueba un pene de plástico, lo hace «casi bien». Ha cometido dos fallos: abrirlo con los dientes y no apretar el capuchón para que no entre aire al desenrrollarlo.

Con la crisis, menos ‘trabajo’
Una de las quejas que más se oye es la «falta de trabajo». «Hace cuatro años tenía veinte clientes al día, ahora solo tengo cinco«, dice una mujer. «La vuelta del verano es muy mala», añade otra. El recrudecimiento de la crisis ha provocado que algunas de las que habían conseguido salir de la calle hayan vuelto. Además, hay «más» consumidores que no pagan y hay quien se plantea emigrar a lugares más prósperos. Una prostituta drogodependiente se declara «muy jodía». «No he hecho nada en todo el día», lamenta. Algunas cambian de lugar con frecuencia como estrategia comercial. «Si eres ‘nueva’ haces más dinero», comenta una chica, de 28 años y natural de Rumanía. Todas ellas critican que se multe a los clientes pues perderían «el poco trabajo que hay». «Si lo hacen voy otra vez a manifestarme a Montera«, afirma una peruana.

El tema es complicado. Hay demasiadas aristas y no se sabe a ciencia cierta qué porcentaje de mujeres es verdaderamente víctima de trata. Una de las voluntarias de Médicos del Mundo dice que cuánto más de cerca conoce la problemática de la prostitución, menos claro tiene cuál sería su solución. Lo que sí considera es que «es una manera de maltrato»: «La mayoría de las chicas tienen pareja o ‘chulos’ que las utilizan y viven de ellas». Ante esta dramática situación, comparte la afirmación de la alcaldesa ?»La prostitución va contra la dignidad de la persona»?, pero con un importante apunte: «¿De qué persona?».

http://madridiario.es/canal-social/prostitucion/colonia-marconi/222490

Share

El Ayuntamiento busca medidas para la colonia Marconi, por la presencia diaria de prostitutas

La comisión ejecutiva del Plan de Explotación Sexual dirigido por el Ayuntamiento de Madrid se reunirá el próximo 26 de septiembre para concretar medidas en la colonia Marconi, en el distrito de Villaverde, donde se concentran diariamente una media de entre «23 y 28 prostitutas», como ha detallado este martes en comisión la directora general de Igualdad de Oportunidades, Rocío de la Hoz.

[Img #14114]De la Hoz ha explicado que se ha detectado una mayor presencia de meretrices en la zona de la unidad móvil de la colonia Marconi siendo ese el primer acercamiento municipal a la realidad de estas personas.
También ha asegurado que se ha observado un incremento de mujeres que ejercen la prostitución en la zona de Villaverde, una de las de mayor presencia de toda la ciudad, y que permanece estable su ubicación, concentrándose en la carretera que va a Getafe, de modo que se amplía el perímetro tradicional «por recién llegadas o al ser rechazadas por otras mujeres en el interior del polígono».
   La socialista Marisa Ybarra ha criticado que desde 2005 las medidas mayoritarias puestas en marcha por el Ayuntamiento han sido de carácter político, lo que no ha ayudado a solventar el problema de prostitución en la colonia Marconi. Allí, como ha añadido, los vecinos se enfrentan «a la cruel realidad de la explotación sexual, con alrededor de 300 mujeres en la zona e incluso con un número importante de menores obligadas a prostituirse».
   «Queremos medidas específicas con soporte económico. Tenemos que hacer muchísimo más porque hay menores en Marconi que crecen viendo reacciones de violencia contra las mujeres, que asumen la esclavitud del siglo XXI como una cosa normal», ha alegado Ybarra.
   De la Hoz, por su parte, ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid fue el primero de España «en tomarse en serio la prostitución» poniendo en marcha en el año 2004 el Plan contra la Explotación Sexual, «dotado con recursos económicos suficientes».
Share