Favores sexuales ‘gratis total’ a cambio de hacer la vista gorda

La 'calle del jamón' en Playa de Palma, zona alemana.

La ‘calle del jamón’ en Playa de Palma, zona alemana.

MARÍA FUENTEÁLAMO Palma
EDUARDO COLOM Palma

Una zona de alto riesgo en la que se mezclan jóvenes bebidos, drogas y prostitución debería estar sometida a un alto nivel de inspección policial. Algo que, según las últimas investigaciones que ha puesto en marcha la Fiscalía Anticorrupción, no ocurre en el enclave de Playa de Palma donde se concentran los locales de ocio nocturno.

El Ministerio Fiscal sospecha por ello -y porque ha ido recabando testimonios que así lo apuntan- que existen agentes de la Policía Local que presuntamente habrían recibido dádivas y comisiones por hacer la vista gorda con determinados locales de ocio nocturno del Arenal. Y entre estas dádivas se investiga incluso si algunos de estos agentes pudieron haber recibido favores sexuales gratis a cambio de ser más laxos en sus inspecciones. Una trama que guarda más de un paralelismo con la que se investiga en otra zona de ocio: Punta Ballena (Magaluf), donde ha sido encarcelado el jefe de la Policía local de Calvià por supuesta extorsión a los empresarios.

Tres policías locales de Calvià declararon ayer como testigos ante la juez y el fiscal

Se investiga si mandos de la Policía usaban a sus mujeres para cobrar de empresas

Un mismo Juzgado de Palma, el Juzgado de Instrucción número 12, investiga desde hace semanas las tramas policiales de Calvià -especializada en turismo británico- y Playa de Palma -donde se concentran turistas alemanes-, que aunque afectan a dos localidades diferentes tendrían un nexo común: los empresarios que han denunciado el caso de Punta Ballena y Magaluf han señalado queexisten varios grupos de ocio beneficiados. Empresas que tienen intereses y locales en las dos zonas de ocio, según señalaron los empresarios denunciantes ante la Fiscalía Anticorrupción de Baleares el pasado viernes.

Las denuncias de estos empresarios han destapado una supuesta red de extorsión que anteayer provocó el encarcelamiento del jefe de la Policía Local de Calvià. Los investigadores trabajan ahora contra reloj para desenmarañar una red en la que se entremezclan, como en Playa de Palma, las drogas, el alcohol y el sexo.

Y es que el detonante del caso -que ha enfrentado ahora a los empresarios- fue precisamente el famoso vídeo en el que una joven británica practicaba felaciones múltiples en apenas unos minutos a cambio de alcohol.

Punta Ballena, en Calvià, zona de ocio de británicos.

Además de la detenciones de este lunes por las que ingresaron en prisión el jefe de la Policía de Calvià y dos agentes de la localidad pertenecientes a la unidad canina empleada para detectar estupefacientes, el fiscal y la juez del caso interrogaron ayer a varios testigos.

Se trata de tres agentes policiales de Calvià, que acudieron a declarar en calidad de testigos ante la juez Carmen González y el fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán. Son miembros de las unidades de atestados y de la unidad nocturna. Se intentó mantener el máximo sigilo con dichas diligencias: de hecho, parte de los interrogatorios se produjo cerca del mediodía una vez que los Juzgados de Palma habían cerrado sus puertas al público.

Entre las líneas de investigación abiertas por el fiscal Miguel Ángel Subirán, que cuenta con el apoyo de un equipo mixto de la Policía Nacional y la Guardia Civil, se trata de esclarecer si determinados miembros destacados de la Policía de Calvià empleaban a familiares directos para percibir comisiones de determinados empresarios a cambio de supuestas gestiones administrativas.

Un vídeo secreto destapa la trama

La grabación de una redada en Magaluf, ahora en manos de la juez, apunta a una supuesta extorsión relacionada con drogas

Una grabación de la cámara de seguridad instalada en un local de ocio de Punta Ballena se ha convertido en una de las pruebas clave, por el momento, de la supuesta trama de extorsión por la que se investiga a la Policía Local de Calvià.

Se trata de un vídeo que está ahora en manos de la juez que instruye el caso, en el que se ve una redada policial en un local. Grabado por una de las cámaras de seguridad del mismo, se aprecia cómo un policía -uno de los detenidos- manipula un sofá de la discoteca.Minutos después aparece un segundo agente con un perro antidroga al que el policía hace registrar el sofá hasta tres veces hasta que finalmente el can encuentra lo que podría tratarse de un pequeño alijo de droga.

Además de lo llamativo del vídeo, en el que se intuye a tenor de las imágenes que el paquete podría haber sido colocado por el primer agente, su contenido no figura en el atestado de dicha redada. Una situación más que inverosímil para los investigadores, que lleva a diversas interpretaciones, entre ellas, que los policías podían estar demostrando con ello lo que eran capaces de hacer.

El vídeo no es de este verano sino que tiene cerca de un año. Y es que se apunta a que la trama investigada estaría más que arraigada en el tiempo en la zona de Magaluf.

Además del documento audiovisual, los empresarios han presentado ante la Fiscalía Anticorrupción otra serie de documentación para acreditar su denuncia de extorsión, ante lo que definen como una situación «injusta».

Entre estos, se encuentra una serie de emails que podrían acabar demostrando las relaciones entre algunos empresarios y agentes policiales. Los mails son incluso más antiguos que el vídeo, ya que se señala que algunos podrían ser incluso de 2009.

Con todo, las diligencias continúan bajo estricto secreto de sumario desde que se produjera la denuncia de los empresarios el pasado viernes.

http://www.elmundo.es/baleares/2014/09/03/5406d740ca4741ec578b4574.html?a=3e10f736ca8978d778d7d6c747f50b71&t=1409755489

Share