Las sanciones a clientes de la prostitución ya superan las de 2014

El Ayuntamiento multa a 33 personas en los tres primeros meses por contratar a meretrices; el año pasado cerró con 29.

MANUEL RUESGA

zoom

Una mujer ejerce la prostitución callejera en Sevilla Este.

El Ayuntamiento de Sevilla intensifica su campaña contra la explotación sexual. En los tres primeros meses del año, la Policía Local ha denunciado a 33 personas por contratar los servicios de prostitutas en la calle. Ese número de sanciones supera ya a todas las interpuestas durante todo 2014, que fueron 29. Así lo indicaron fuentes de la delegación de Familia y Asuntos Sociales, que se encarga de tramitar las denuncias. El 10% de esas 33 multas fueron pagadas en periodo voluntario. Es decir, sin que haya habido resolución imponiendo sanción. De esta manera, se evita que las sanciones lleguen a casa y los miembros del círculo familiar se enteren del motivo de la multa. Además, gozan así de la reducción del 50% por pronto pago.

Desde octubre de 2011, año en el que entro en vigor la nueva ordenanza en esta materia, los agentes han interpuesto 231 denuncias, la mayoría en el barrio de Su Eminencia. 45 sanciones han sido abonadas por pago voluntario. Además, se han inspeccionado nueve locales en los que se sospecha la existencia de situaciones de explotación sexual y se han retirado dos carteles y un remolque. Hay que tener en cuenta que este tipo de multas son mucho más difíciles de imponer que las de tráfico o las de la botellona, de ahí que la media de expedientes que se tramitan al mes sea de once en los tres primeros meses de 2015.

Para denunciar a un cliente, la Policía Local tiene que sorprender a éste in fraganti bien contratando a la prostituta o en el mismo momento de la práctica sexual. Si se sorprende antes, el supuesto cliente puede alegar que no estaba en ese momento contratando ningún servicio y simplemente estaba dialogando con las mujeres mientras daba un paseo por la zona. Habría que recurrir entonces a testigos para probar que estaba realizando una actividad ilícita, que además se suele desarrollar en zonas oscuras y apartadas, por lo que difícilmente pueden encontrarse a terceras personas y que encima estén dispuestas a declarar ante la Policía. El trabajo de los agentes contra la prostitución ha permitido prácticamente erradicar este fenómeno de zonas históricamente afectadas, como la calle Santo Domingo de la Calzada, en Nervión. En cambio, los principales puntos conflictivos se encuentran actualmente en Piel de Toro (junto a la Avenida de la Paz) y en algunas partes de Sevilla Este.

El importe de las denuncias oscila entre los 750 y los 3.000 euros dependiendo de si las infracciones consideran leves, graves o muy graves. La gravedad de las mismas depende de varios factores, como la cercanía de zonas infantiles o centros educativos y edificios de viviendas. Pese al elevado importe de las multas, los denunciados prefieren pagarlas por la vía rápida antes que alegar.

Desde la Delegación de Familia y Asuntos Sociales se viene desarrollando un plan de acción para promover la erradicación de la prostitución y otras formas de explotación sexual a través de medidas formativas y asistencia integral y protección a las víctimas. En la segunda edición del programa de inserción laboral para mujeres víctimas de la violencia de género, que se celebra en la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja, el presupuesto de 60.000 euros contaba con una cantidad importante procedente de las sanciones impuestas a los clientes de la prostitución.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/2018808/las/sanciones/clientes/la/prostitucion/ya/superan/las.html

Share