TE ODIO, PUTA!

En estas últimas semanas en las que, el trabajo en equipo ha sido una constante,
me doy cuenta de lo mucho que necesito a mis amigas .
Sea porque pasé días sin verlas, sea porque viajaron, o porque viajé yo, o porque la vida atropella día tras día tu vida, sin consideración alguna, no puedo vivir sin mis amigas putas.

Claro que tengo a mis amigas de toda la vida, ésas que han estado a tu lado, aún cuando no lo deseaban, aún cuando te maldecían los huesos. Pero siempre se han mantenido firmes y a tu vera. Y las amo con toda mi alma, porque son los puntales de mi vida, pero las putiamigas son ésas zorras que te comprenden sin hablar,
que te ven sin mirarte, que te escuchan sin oírte y que, cuando te dan un abrazo, sientes su fuerza, su energía, su fuerza y su unión contigo.

-Te odio-, me ha dicho una de ellas esta misma tarde.
Y he sido feliz, porque no podía haber más amor en esa pequeña frase.

Supongo que moriré de viejita junto a mis putiamigas, que nos sentaremos a tomarnos un jerez o un tequila y nos reiremos del mundo, de las abos que pretendían jugar a que nos amargaban la vida, de los clientes que creían que eran los mejores amantes o los más guapos del universo, o de esa vez que… Sí, nos reiremos, porque la vida nos la pone dura y nosotras se la mamamos hasta que quede exhausta y resultemos triunfadoras.

Mi vidaputa y mis putiamigas a mi lado.
Francamente, necesito muy poco más para ser feliz.

amigas

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

3 comentarios

  1. Jajjajajajajajajajajaj……………………. Francamente Paula eres impagable vales tú peso en oro. Ya sé que las comparaciones son odiosas pero es simplemente por dar un valor al asunto. La verdad es que tu y yo en una cama o rn otro sitio follar no creo que lo icieramos mucho ya que seguro nod pasariamos el rato riendonos de todo y todos!!!!!!!!!

  2. Mira que tienes entradas lúcidas a lo largo de la vida de tu blog -y no sólo de tu blog, porque demuestras más cordura que todos aquellos que se creen superiores a ti por tu profesión- pero creo que esta está en el top.
    Un beso infinito que no infitesimal.

  3. René, Ike, sabéis cuantísimo amo mi trabajo.
    Pero es que, el activismo me ha llevado además, a amar a todas mis compas que son unas cracks. Unas por jóvenes, otras por maduras, unas por sabias, otras por una cierta impertinencia, otras por cabezonas, algunas porque son mis hermanas…
    Esta entrada es sólo el fruto del AMOR que ellas me brindan y al que estoy enganchada.

    Gracias chicos, porque no todos los hombres son capaces de comprender algo tan íntimo y tierno, como es el sentimiento que me impulsó a escribir esas cuatro líneas.

    Os quiero!

Deja un comentario