Confesiones de un Escort Masculino

Un «acompañante» masculino nos cuenta en primera persona qué desean las mujeres cuando pagan por tener sexo.

Soy modelo y escort masculino de alto standing. Poca gente conoce nuestra vida real por lo que te contaré mi experiencia en este ámbito.

Confesiones de un escort masculino

Mi primera vez no estuvo mal, pero sin medias tintas, podía haber ido mucho mejor. Contacté con una agencia de escorts masculinos de lujo, la más pija, la que parecía tener más caché. Mi email fue algo así como «hola, me llamo Jordi, cumplo exageradamente los requisitos, os lo aseguro, no encontraréis un miembro más potente». De aquella, ignorante de mi, pensaba que era el mejor amante de mis ex. Tenía claro que era un sex simbol de esos que hacen que a todas se les caiga la baba con solo mirarme. Hombre… No hace falta que dé explicaciones… Soy rubio, de ojos verdes, con físico potente y bien dotado, ¿qué más pueden pedir? 
Bueno, el caso es que después de mandar unas fotos y pasar una entrevista, decidieron enviarme a la primera clienta. ¿Cómo fue la cita? Un poco especial… Quedamos en un hotel, cenamos y mantuvimos una conversación como si fuésemos best friends de toda la vida. Todo parecía ir muy bien hasta que de repente… Salió del cuarto y se fue al baño. Apareció vestida completamente de cuero y látex, ¡parecía la Cat Woman en persona! ¡Imagina mi cara! Era mi primera vez, no tenía ni idea de lo que estaba sucediendo, me quedé en shock. Por suerte, ella adoptó el papel dedominatrix y yo intenté satisfacerla como pude. Tengo que confesarte que después de esta primera vez, nada volvió a ser como antes. Incluso busqué información sobre esto que ella hacía. ¡Me formé para estar preparado ante imprevistos!

Exigencias del guión

La gente cree que ganamos millonadas con este trabajo, pero no es así.¡Sudor y lágrimas nos cuesta a muchos hacernos con una clientela fija!¿Por qué fija? Porque hay muchas parejas y mujeres que nos contratan cada mes o cada dos meses, de forma regular. La forma más sencilla de entrar en este mundo es a través de una agencia que te solucione la vida,¡y alguna es muy exigente! No sólo te piden tener una verga descomunal, también poder mantener una conversación y ser educado. Y, bueno, ni que decir tiene que lo primero lo cumplo con creces, pero lo demás depende de cada agencia.

Gajes del oficio

Uno de mis compañeros está un poco quemado de todo. Ahora se dedica a los masajes eróticos, Shiva, pero también ha vivido alguna historia divertida. Concretamente, el año pasado, contactó con él un hombre pidiéndole ¡que se tirara a su mujer!  Lo primero que me dijo fue «Seguramente quiera matar a su esposa y ¡cargarme a mi el mochuelo! Además, en su casa estarán mis huellas y mi semen. ¡Fácilmente pueden ir a por mi!» ¡Hasta contrató a una abogada! Pero no, resultó ser todo 100% verdad. El caso es que la mujer lo había pillado con otra por lo que el cliente quería demostrarle que cualquiera podía tener un desliz. Todo esto lo hacía porque la quería mucho, algo parecido al final de Relatos Salvajes. Esteban cumplió la misión, se tiró a la mujer sin que ella supiera que había sido contratado y el marido hizo como que la pillaba In fraganti. Lo más gracioso es que, como dicen los horteras, resurgió la llama de la pasión, y a día de hoy siguen juntos.
La última aventura graciosa que viví, fue hace un par de meses. Un grupo de chicas, de 30 años, contactó conmigo para seducir a una de sus amigas. Esta chica lleva desde sus 17 años con el mismo hombre. ¡Una locura! Nunca en la vida había estado con otra persona. Las amigas decidieron enviarle mensajes, haciéndose pasar por mi, hasta que organizaron un encuentro. Me tuve que estudiar todo un papelazo para hacérselo creer a la clienta. El trato fue que tendríamos un sólo encuentro sexual, a la luz de una vela y no volveríamos a hablar, nunca más. Así lo hicimos. Nunca más volví a tener noticias de ella, pero las amigas me llamaron diciendo que era una mujer nueva. Así que igual va a ser verdad que tenemos ¡el elixir de la vida!

Confesiones de un Escort MasculinoiStock

Capacidad de asombro

Las prácticas sexuales más TOP, las que suelen demandar más, son la dominación, el cunnilingus, la privación de los sentidos, la penetración tanto vaginal como anal o una mezcla de todos estos aspectos. A la mayoría de mujeres les gusta que las dominen en el aspecto sexual. No hablo de la vida diaria. La famosa película “50 sombras de Grey” ha dado lugar a una gran confusión. Les gusta que les sujetes los brazos, les vendes los ojos (es una de las partes de lo que llamamos privación de los sentidos), les sujetes las caderas, las penetres con fuerza o les realices el cunnilingus de esta forma. El sentir placer por todo su cuerpo sin saber qué va a suceder le genera excitación a todas. Sin embargo, siempre nos encontramos con alguna excepción e incluso alguna petición extravagante. Una de mis clientas me pidió hacer un viaje con ella a Londres porque quería subir en la noria para que ¡nos lo montáramos en la cima! Ni que decir que este tipo de clientas a pesar de mi experiencia, ¡siguen superando mis expectativas día tras día!
A pesar de lo que pueda parecer en esta profesión, al igual que en el resto,te encuentras cosas buenas y malas. No siempre es un mundo “de color de rosa”, fácil y simple, donde lo único en lo que tienes que pensar es en mantener relaciones sexuales y disfrutar. No, no es así. Los escorts masculinos trabajamos única y exclusivamente para satisfacer a la mujer.Pero, hay una cosa que sí nos diferencia de las escorts femeninas. Una mujer si no quiere sentir placer se puede bloquear y realizar el acto sexual, sin más. Un hombre sí o sí va a disfrutar, por lo que tenemos que tener mucho autocontrol.
Nuestro trabajo es un arte más, dedicado al culto del cuerpo femenino.¿Qué suelen buscar más las mujeres? Hay un poco de todo. Desde chicas jóvenes que quieren tener su primera relación con un hombreexperimentado hasta mujeres mayores que desean vivir un affair extra matrimonial. Pero, lo que siempre buscan es comprensión. Una mujer necesita sentirse especial, única. Mantener una conversación contigo para generar una cierta conexión. No seamos necios y pensemos que todo es “aquí te pillo aquí te mato”. No. Nuestro trabajo lleva un proceso. Tenemos que crear un clima de confianza y comprensión para que la mujer se relaje y quiera quedarse con nosotros. Esa es la clave de nuestraprofesión, lo que marca la diferencia con el resto.

http://www.cosmohispano.com/amor-y-sexo/sexualidad/articulo/mujeres-pagan-por-sexo-confesiones

Share