Las prostitutas ‘libres’ de Marconi se organizan

Crean una plataforma ‘feminista’ para luchar por la regularización de la profesión, ‘con derechos y deberes’

  • DANIEL MARTÍN
  • Madrid

Un grupo de mujeres que ejerce la “libremente” en el Polígono de Marconi, en el distrito de Villaverde, ha creado una plataforma “feminista” para pedir el cese de las multas, tanto a como a clientes, la regularización de la profesión y el acondicionamiento de un espacio en el que poder trabajar “sin molestar ni ser molestadas”. El colectivo, formado por unas 200 mujeres, nace bajo el nombre Agrupación Feminista de Trabajadoras del (Afemtras) y promete “presentar batalla” ante el abandono institucional.

La plataforma ha presentado ante los medios su proyecto en un acto celebrado esta mañana en la sede del colectivo defensor de los derechos de las , en la calle Fuencarral. Ataviadas con camisetas rosas en las que se podía leer ‘Give me rights’ (Dame derechos), las integrantes de Afemtras (algunas con caretas para ocultar su rostro) han resaltado su condición de mujeres libres, no sometidas a ningún tipo de trata, por lo que han pedido que no se las trate como víctimas, sino simplemente “como prostitutas”.

“Queremos trabajar en un lugar tranquilo, donde no molestar ni ser molestadas y pedimos la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana porque es injusto que nos multen y nos traten como a delincuentes”, ha comenzado leyendo una portavoz, que ha exigido que se les den los derechos que tienen “como ciudadanas”. El Polígono de Marconi, uno de los mayores focos de prostitución de Madrid, es una de las zonas donde la Policía está llevando a cabo una mayor presión desde que se comenzase a aplicar la conocida como ‘Ley Mordaza’, el pasado 1 de julio. La ley además de comprender multas para las trabajadoras del sexo, también lo hace para los clientes, que se enfrentan, al igual que ellas, a sanciones que van desde los 601 hasta los 30.000 euros.

“La Policía sólo se acerca a nosotras para multarnos y ahuyentar a los clientes”, ha denunciado la portavoz, que también ha destacado que están “dispuestas a hablar con el vecindario”, ya que creen que, pese a las numerosas quejas por parte de vecinos y comerciantes en Marconi y otras zonas, como la calle Montera, “el entendimiento es posible”. “Los negocios no funcionan por la crisis, no por nuestra culpa. Estamos cansadas de que nos achaquen todos los males de la sociedad. Lo único que compartimos con las drogas y la delincuencia es la calle”, ha señalado.

Otra de las aproximadamente 20 mujeres -muchas de ellas transexuales- que han acudido al acto ha apuntado, en este mismo sentido, que quieren “una convivencia pacífica” y para ello se comprometen “a llevar un vestuario adecuado al espacio”, ya que entienden que realizan su trabajo “en zonas de paso”. También han reclamado la instalación de papeleras y cubos de basura en las zonas donde ejercen para evitar las acumulaciones de suciedad.

Regular la prostitución

Una de las cuestiones en las que más han insistido desde Afemtras ha sido la necesidad de regular la prostitución, lo que conllevaría que las trabajadoras del sexo cotizasen a la Seguridad Social. “Queremos que se normalice, que conlleve derechos y también obligaciones”, ha asegurado Ninfa, otra de las caras visibles del proyecto. Cabe destacar que actualmente el único partido político que se ha pronunciado favorablemente hacia una regulación de la prostitución ha sido Ciudadanos, hecho por el que en su día recibieron numerosas críticas desde el resto de los principales partidos.

Críticas a ONG y sindicatos

El colectivo de prostitutas se ha mostrado crítico no sólo con las instituciones y las leyes, sino también con sindicatos y ONG. De los primeros han lamentado el caso concreto de UGT y su propuesta de suprimir los en los medios de comunicación y les han emplazado a sentarse con ellas y que vean su oficio “como un trabajo”. Respecto a las organizaciones no gubernamentales y otras asociaciones que tratan de ayudar a las prostitutas, las portavoces de Afemtras han indicado que les afecta “que digan que el 95%” de ellas son “víctimas de trata” y que en las estadísticas señalen que todas las mujeres con las que trabajan son víctimas, ya que eso las invisibiliza.

La intención del colectivo ahora es comenzar un diálogo con el Ayuntamiento para tratar de resolver los conflictos derivados de sus actividades. Además han anunciado que el día 14 van a limpiar el entorno de Marconi, donde trabajan. “Con la trata no hay trato, pero con nosotras sí hay trato”, han zanjado.

http://www.elmundo.es/madrid/2015/10/07/56153d39268e3e522f8b4675.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario