El fortín de los ‘pisos de alterne’

  • LAURA JURADO
  • Palma

La Red de Atención a Personas que Ejercen la (Xadpep) alertaba hace apenas unas semanas de la «vulnerabilidad» que sufren las tras el aumento de pisos particulares dedicados a este negocio. La entidad señalaba que el 43% de las mujeres, hombres y transexuales atendidos el año pasado ejercían en viviendas, lo que para la mayoría supone más desprotección y mayor facilidad para el asentamiento de redes ligadas a la inmigración ilegal.

«El ejercicio de la prostitución en lugares cerrados representa una mayor vulnerabilidad», destacaba la Xadpep. Espacios a los que no tienen acceso las organizaciones sociales y cuya «opacidad» constituye un perfecto caldo de cultivo para «una mayor impunidad en situaciones de tráfico con finalidad de explotación ». El año pasado consiguieron salir y pedir ayuda a estas asociaciones cerca de 750 mujeres. El resto, siguen en la sombra.

Es la misma situación con la que se topa la UCRIF. El caso más claro, explican, es el de la prostitución china, que ha experimentado un fuerte crecimiento en Mallorca en los últimos cinco años. Una única mujer controla al menos las ocho viviendas que han conseguido identificar en Palma, Inca y Manacor y que funcionan como auténticos . Pero la imposibilidad de actuación es tal que ni siquiera saben cuántas chicas están sometidas.

«Para nosotros es muy difícil demostrar que los pisos se han convertido en clubes de . Tenemos muy poca protección legal y los propietarios pueden demandarnos por allanamiento de morada. Te juegas el pellejo», denuncian desde la Policía Nacional.

En el caso de la mafia china asentada en Mallorca han sido varias las veces en que los agentes han intentado colarse en la madriguera de esta que tiene «todo un imperio» creado con los beneficios de esta actividad ilegal. Saben quelas prostitutas ejercen de forma forzada, pero la falta de denuncias les impide actuar en lo que se presenta como una simple vivienda particular. «Tenemos que buscar ilegalidades concretas y tener claras sospechas de ello», añaden. Trabas con las que continúan luchando para desmantelar esta potente organización.

Desde la UCRIF aseguran que las diferencias culturales e idiomáticas son mayores en el caso de China, lo cual hace que muchas jóvenes no lleguen a denunciar por miedo. «Muchas no se fían ni de los compatriotas que ejercen como traductores», afirman.

http://www.elmundo.es/baleares/2015/11/09/5640681c268e3eaf478b4628.html?cid=MNOT23801&s_kw=el_fortin_de_los_pisos_de_alterne

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario