Judit tiene que emigrar a Ámsterdam para probar fortuna en el negocio del sexo

Tiene el apoyo de sus padres y su novio

La crisis ha hecho que tengamos una tasa de paro que supera el 20%, son mucho los jóvenes que han tenido que emigrar para encontrar trabajo. Un éxodo que afecta a todas las profesiones incluso a las relacionadas con el mercado del sexo. Judit es una mujer luchadora que empezó a trabajar a los 16 años, cuando tenía 31 la empresa donde trabajaba quebró u fue despedida… han pasado 5 años desde que la vida de Judit dio un drástico vuelco.

Share