PUTAS ENTERAS Y MEDIOS DE DESINFORMACIÓN

 

Ser una mediática no sólo no compensa económica ni socialmente, si no que además sirve para que te quieran aleccionar, moralizar y asistir, como si fueras una mujer que sufre algún tipo de psicopatía de grave a severa.

En el último programa que he intervenido junto a mi amiga y compañera M. José, presidenta del Colectivo de de Sevilla, nos han tratado como si fuésemos sus esclavas.

Desde que llegamos a los estudios donde se emite –emitía, porque lo han cancelado- el programa Verde Blanca Verde de Canal Sur, todo fue un despropósito. Preguntas que se había dicho que se formularían de tipo político y de reivindicación de derechos y que se cambiaron por el amarillismo propio de los programas de la tv actual.

Mi compañera María José entró de pleno en un ataque de impotencia, que se acercaba a uno de ansiedad, por el nivel de acoso al que fue sometida para que no se echara atrás en su aparición, que rayaba el maltrato psicológico.

De la peluca y el distorsionador de voz que le prometieron, y que le negaron que hubiese pedido, no había atisbos. En plena crisis, ella estuvo buscando los mensajes de whatsapp donde claramente les exigía esas dos premisas para salir en directo por un estigma familiar que la atraviesa y que el equipo se pasó por el forro de la gabardina.

De las personas que nos dijeron que iban a estar en plató tampoco había ni sombra, Mabel Lozano fue sustituida por la vicepresidenta del Partido Feminista –cuánta gente se enteró de que existía ese partidazo- Valerie Tasso tampoco estaba, a pesar que nos aseguraron que su presencia estaba asegurada. Ambas enfermaron a pocas horas del programa. Venga.

La única pro derechos que quedó en el plató durante dos larguísimas horas, a expensas de todas las voces abolicionistas era una servidora, porque no podemos obviar que Cristina Seguí no defiende los derechos de las trabajadoras, si no de los empresarios.

A todo esto, desde las 21h hasta la 01 de la mañana que salimos de los estudios, lo único que nos ofrecieron fue…agua! Ni un tentempié, ni un zumo, nada!

Previamente les pedimos que hicieran una aportación voluntaria a nuestras asociaciones, de cualquier cantidad, vamos que 20 euros hubieran valido, ya que no nos pagaron ni un puto euro, por lo menos, aporten ustedes a las ONG´s que representamos. La callada fue su respuesta.

Y ahora díganme si no fuimos explotadas, vejadas, humilladas, maltratadas y expuestas, en una tv pública que se mantiene con dinero de todas las ciudadanas, pero que se vale de las para castigarlas por ser lo que más jode que se visibilice en esta sociedad represiva y putófoba,  DOS MUJERES LIBRES.

 

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario