Barcelona acull el primer prostíbul de nines de silicona d’Espanya

Els clients poden mantenir relacions sexuals amb una figura hiperrealista per 80 euros l’hora

ALFONSO L. CONGOSTRINA

Leiza, una de les nines de LumiDoll.

Leiza, una de les nines de LumiDoll.

Divendres passat va obrir a Barcelona el primer prostíbul de nines inflables d’Espanya, un negoci arrelat a països com el Japó. Els objectes de desig en qüestió són les anomenades Sex Doll, l’evolució de les tradicionals i fetitxistes nines inflables, convertides ara en una mena de maniquins hiperrealistes construïts amb els més avançats polímers i cautxús. Les nines en qüestió estan equipades amb corbes més o menys pronunciades, a gust del consumidor, i amb tres orificis i el seu preu al mercat pot superar els 6.000 euros.

El prostíbul de nines ha estat batejat com Lumidoll. Es tracta d’un nom compost entre el substantiu que s’utilitza, en argot, per denominar a les prostitutes, lumis, i doll que en anglès significa nina. La recepcionista de la primera agència de Sex Doll a Espanya lamenta que pot proporcionar molt poca informació sobre el negoci. També assegura que encara és aviat per valorar com ha estat rebuda la novetat entre els clients d’aquest tipus de fetitxisme sexual ,ja que el negoci no porta prou rodatge.

Lumidoll ofereix, de moment, els suposats serveis sense límits de quatre sex doll. Les tarifes van per períodes de temps. L’hora costa 120 euros (hi ha una oferta de llançament de 80 euros), l’hora i mitja costa 150 euros (100 euros durant l’oferta promocional), dues hores 170 euros (120 euros en oferta).

Una de les grans preguntes és la higiene de les nines. El prostíbul assegura que abans i després de cada servei les desinfecta “amb sabons especials antibacteris”. Tot i així, recomanen l’ús de preservatius que la pròpia empresa proporciona. Per als serveis es demana cita prèvia, on el client indica com desitja que vagi vestida la nina.

Una nova competència?

Conxa Borrell, presidenta de l’Associació de Professionals del Sexe (Aprosex), està convençuda que aquest nou negoci no farà la competència a la prostitució tradicional: “Les sex doll no ens substituiran, compleixen la seva funció com a fantasia però no amenacen la nostra professió”. Borrell considera que “complir fantasies és molt sa i les nines estan en les fantasies de moltes persones”. La presidenta d’Aprosex assegura que el Japó “ens porta tres vides d’avantatge a l’hora de complir fantasies” i confirma que les sex doll seran un autèntic complement “perquè hi haurà clients que voldran tenir una prostituta, una nina o un altre tipus de fantasia”.

http://cat.elpais.com/cat/2017/02/28/catalunya/1488301967_252175.html

Share

Así pensaban los arquitectos del sexo

El burdel que imaginó el marqués de Sade, la comuna en que se inspiraron los hippies… Una exposición en Barcelone reflexiona sobre la arquitectura del sexo desde el siglo XVIII.

  • Ignacio Vidal-Folch

Un día José María Valverde -profesor, poeta, intelectual- nos dijo en la universidad: «El hombre no tiene solución. Está condenado, porque se le ofreció una arquitectura a su medida y la rechazó». ¿A qué arquitectura se refería? ¿Qué estilo nos hubiera podido redimir? No me atreví a preguntárselo.

Quizá se refería al racionalismo, que considera el ornato poco menos que delictivo; el racionalismo, donde todos los elementos están pensados atendiendo a la más depurada funcionalidad.

En su libro sobre la Viena del fin del Imperio, Valverde dedicó unas páginas a Adolf Loos, que sostenía que menos es más y cuyo edificio-manifiesto en la Michaelplatz de Viena, delante del palacio del Hofburg, disgustaba tanto al emperador Francisco José que mandó mantener siempre cerradas las persianas de las ventanas de palacio que daban a la desnuda casa de Loos.

Pero ni el más severo racionalista está exento de pasiones. El mismo Loos era una persona con una peculiar sensualidad. La exposición 1.000 metros cuadrados de deseo. Arquitectura y sexualidad, que despliega en el CCCB de Barcelona un muestrario de espacios pensados para el goce a lo largo de los últimos tres siglos, documenta dos obras de Loos bajo el signo de lo erótico. Una, la casa parisiense pensada para la diosa de ébano Josephine Baker, con una piscina dispuesta con tal arte que los huéspedes o visitantes pudieran observar desde todas partes las evoluciones en el agua de la bailarina negra, a la que por otra parte no le costaba nada desnudarse en público. La otra pieza es el dormitorio que Loos diseñó para su esposa Lina, forrado todo él (suelo, techo, paredes y cama) con piel peluda, como un estuche para la preciosa joya: Lina.

Los 1.000 metros cuadrados de deseo de la exposición abundan en piezas como éstas e invitan a pensar en cómo el espacio construido condiciona el deseo y cuánto, en ese deseo, está socialmente inducido y cuánto es íntimo y espontáneo.

Hay un área donde se representan las petites maisons (casitas), los pabellones para el placer de los aristócratas franceses del siglo XVIII, y se puede consultar la copiosa literatura libertina de la época sobre este tema. Ficciones como Point de landemain (Sin mañana) de Vivant Denon; El sofá, de Crébillon; o La petite maison, de Jean-François de Bastide, en colaboración con el teórico de la arquitectura Jacques-François Blondel, que cuenta un desafío amoroso en el que la casita, sus formas, perfumes y volúmenes, se constituye en herramienta irresistible para la persuasión erótica de una joven que se resistía a caer.

Otras salas muestran las casas de placer o burdeles racionalizados, higienizados, pensados para la práctica de una sexualidad comercial sin riesgos para la salud de clientes y prostitutas (como el Partenion, el burdel estatal del escritor Restif de La Bretonne) y el burdel ideal cuyos salones públicos y privados, rituales y ceremonias, imaginó hasta el último detalle, y dibujó, el marqués de Sade.

Las comisarias -Rosa Ferré, jefa de exposiciones del CCCB, y la arquitecta belga Adélaïde de Caters- se han propuesto invitar al visitante de la exposición a que piense «en cómo vivimos la sexualidad y qué espacio y qué tiempo le dedicamos a nuestro deseo». Entre obras de arte, ediciones, instalaciones, maquetas y espacios reconstruidos que con su inesperada, fulgurante contigüidad establecen vínculos por encima de los siglos y sugieren parentescos inesperados, destacan las ciudades utópicas que postuló Charles Fourier.

Fourier (Besançon, 1772- París, 1837) creyó descubrir que existe una Ley de la Atracción Pasional: un fluido o energía erótica que conecta la totalidad del universo y las pasiones humanas. Desdeñando instituciones como el matrimonio, la familia y el orden laboral jerárquico imperante, propuso un minucioso programa alternativo de desarrollo económico y transformación social que se basaba en el reconocimiento de todas las pasiones individuales -salvo que fueran dañinas para el prójimo- y su satisfacción total: planificó con el máximo rigor los falansterios: ciudades que eran paraísos sexuales para la realización de sus habitantes.

Estaba convencido de que la transformación social sólo era posible mediante la arquitectura, de forma que diseñó hasta el último detalle el funcionamiento de sus falansterios: ciudades de explotación agraria e industrial cuyas comunidades trabajan y se divierten, se reúnen y conviven según los gustos naturales o manías de cada miembro, y todos son gobernados por el Deseo, tanto en el trabajo como en el placer, cuyos límites se difuminan y confunden.

Su propuesta fue recibida como un disparate o en el mejor de los casos como una utopía, y como tal quedó hasta los años 60 del siglo XX, cuando el movimiento hippie, en busca de modelos alternativos de convivencia, rescató algunas de sus ideas para regir las comunas.

La exposición habla de éstas y de otras proyecciones del ideal fourierista, por ejemplo en la arquitectura radical de los años 60 y 70 (Ettore Sottsass, los grupos Archigram y Superstudio, etc) y en la enorme instalación que reproduce el Centro de Entretenimientos Sexuales -espacio hecho de sexo, voltios, esculturas cinéticas que bailan y perfume- que diseñó el visionario miembro del movimiento de arquitectura radical francesa Nicolas Schöffer para su utópica ciudad Ville Cybernétique.

Yo salí de la visita recordando a Valverde. Me hubiera gustado preguntarle qué pensaba de Fourier, si era un extravagante, si su arquitectura estaba a la altura del hombre. Me hubiera gustado visitar esta exposición con aquel sabio y preguntarle muchas más cosas.

http://www.elmundo.es/papel/sexo/2017/01/16/587ca294e5fdea53698b4601.html

Share

Alberto Giacometti, un “charlatán sin remedio” que admiró e inmortalizó a las prostitutas

MEMORIAS ÍNTIMAS

El escritor norteamericano James Lord fue amigo del escultor durante sus últimos años de vida. Traza una biografía íntima, en la que se descubre su apasionada y frustrada búsqueda por la perfección.

Alberto Giacometti retratado por Ernst Scheidegger, a finales de los años cincuenta.

Alberto Giacometti retratado por Ernst Scheidegger, a finales de los años cincuenta.

 

Fue retratado mil veces en su estudio y mitificado como un héroe en aquel cuchitril de 20 metros donde entraba un universo paralelo y polvoriento. Tan atractivo como Samuel Beckett, tan anárquico como Jean Genet y en las antípodas de Pablo Picasso. Fue un nihilista sin miedo a perder, veía en el fracaso a su mejor amigo y en el triunfo, la muerte. O algo peor: “Por eso sigo trabajando sin tregua, incluso cuando no existe otra esperanza que fracasar”. Alberto Giacometti convivió con lo inevitable toda su vida.

Muchos periodistas, escritores, artistas, fotógrafos y críticos de arte se acercaron a él. Uno de ellos, el escritor norteamericano James Lord conoció al escultor suizo en febrero de 1952 y mantuvieron una estrecha amistad hasta la muerte del artista, 14 años después. Lord, un joven burgués menor de 30 años que jamás cumplió con su sueño de ser novelista, frecuentó el círculo de Montparnasse tras la Segunda Guerra Mundial, donde conoció a Gertrude Stein, Dora Maar, André Gide, Jean Cocteau, y escribió semblanzas de muchos de sus amigos.

Alberto, Diego y Colette, retratador por Alexander Liberman, en los cincuenta.

Alberto, Diego y Colette, retratador por Alexander Liberman, en los cincuenta.

De Giacometti escribió varios libros. Primero, una biografía y, luego, una autobiografía protagonizada por Alberto, su hermano Diego y Colette. “Su atractivo era poderosísimo, y desde el primer momento tuve la fuerte intuición de que era un gran artista”, insiste Lord en la idea de presentarse como sagaz descubridor de un talento que, según el narrador, no veía nadie para entonces. El norteamericano cuenta su relación con ellos tres y las tormentas que ellos tenían entre sí, al tiempo que se cubre con el brillo del maestro aprovechando su paso por el famoso estudio de la Rue Hippolyte-Maindron. “Dicho mal y pronto, un antro”.

UN DIOS

Estos recuerdos íntimos, en los que él aparece como el albacea de la memoria de los Giacometti, los pasa a limpio cuatro décadas después de su relación y los titula Los hermanos Giacometti (ahora traducida por Clara Pastor y publicada por Elba). “A lo largo de mi vida, he visitado a infinidad de artistas en sus estudios, pero ninguno puede compararse con el carácter pintoresco, humilde y anárquico, y sin embargo hondamente espiritual, del taller de Giacometti”, escribe. Ensalza la imagen del creador en contraposición a la referencia mundial de aquellos años, Pablo Picasso, a quien le reserva los peores recuerdos: “En su presencia [la de Giacometti], uno no tiene la menor duda de estar frente a un gran hombre. Comparado con él, Picasso es un milagroso embaucador”.

“Decía que a Picasso deberían meterle en la cárcel. Cuando le conté que tenía dos retratos míos dibujados por él, la respuesta de Giacometti fue que eso debería bastarme para comprender por qué era un peligro público”, recuerda Lord de sus conversaciones con el escultor. Alberto se mostró crítico con el malagueño hasta el final, a pesar de que en su día fueron amigos. “Pero si bien tendía a menospreciar la obra de sus contemporáneos, la crítica más severa iba siempre dirigida a sus propios esfuerzos”. Vemos a Giacometti exclamar que su empeño es inútil, que no hay esperanza en realizar jamás algo aceptable y “que más valdría ponerse a barrer las calles”.

El famoso estudio de Alberto Giacometti visto por Ernst Scheidegger.

El famoso estudio de Alberto Giacometti visto por Ernst Scheidegger.

Trabajaba siempre de pie o encaramado al borde de un taburete alto. Era un hombre bajo, fornido, con el pelo alborotado, “el rostro surcado de arrugas profundas, ojos oscuros”, “vestido con ropa no demasiado limpia” y unas manos enormes. Manos de gigante capaces de hilar cuerpos como sombras. Mientras pellizcaba aquellas figuras estrechas y alargadas hablaba de la desesperación que sentía al ver que jamás lograría nada que mereciera la pena “y al mismo tiempo la euforia de la desesperación”.

El escultor de manos de oso con habilidad de orfebre, bebía exigencia y se alimentaba de frustración: “Lo que me impresionó fue su forma de hablar de su trabajo y de su relación con él, como si hablara de algo que no tuviera que ver personalmente con él. Esto eliminaba cualquier rastro de prepotencia”, escribe Lord.

EL FRACASO ES UN ÉXITO

“Yo trabajo en esta escultura con los ojos abiertos, pero estoy ciego a su origen. Es decir, estoy tratando de mostrar lo que veo cuando tengo la figura de una mujer frente a mí sin que la figura de la mujer esté frente a mí. Es imposible, pero existe una remota posibilidad. Por eso sigo trabajando sin tregua, incluso cuando no existe otra esperanza que fracasar -volvió a reírse y encendió otro cigarrillo, aunque el anterior seguía humeando en el borde del pie de la escultura-. El fracaso es mi mejor amigo”, recoge Lord en uno de los mejores diálogos con el artista.

Samuel Beckett durante su visita al estudio de Giacometti.

Samuel Beckett durante su visita al estudio de Giacometti.

“Eres escritor, de modo que tu destino es escribir. Una situación sin remedio posible, como la mía. Ahí tienes tu artículo: el artista es un charlatán sin remedio. Puedes decir que lo dije yo”

Las mejores páginas de este libro son las entradas del diario del joven Lord, que su propio autor recupera ya anciano, en las que se descubre la impactante revelación: “Giacometti estaba trabajando en una figura femenina de barro de unos sesenta centímetros de alto. Se dio la vuelta y me miró, alargándome una mano cubierta de barro, de modo que opté por estrecharle la muñeca, entendiendo que eso era lo que esperaba. Después retomó inmediatamente su trabajo, recorriendo la figura con los dedos de arriba abajo, pellizcando y excavando la superficie del barro con tanta ferocidad que de vez en cuando algunos grumos se desprendían de ella y caían al suelo, mientras daba rítmicas caladas al cigarrillo que tenía apoyado en el borde de la base de la escultura”.

Alberto Giacometti retratado por Richard Avedon.

Alberto Giacometti retratado por Richard Avedon.

El retrato que dibuja Lord, cegado por la admiración, es el de un hombre “libre como la brisa”. El sexo y el dinero no le ponían nervioso y Alberto estaba siempre dispuesto a hablar de lo que hacía en la cama con quien fuera. Sin rubor ni pudor. Recomendaba a Colette, su pareja, que se buscara amantes. “Había algo casi abstracto en la insistencia de Alberto por subrayar su admiración por las prostitutas, su respeto por la sencillez y la fácil satisfacción que obtenía gracias a su generosidad. Llevaba décadas reiterando todo esto y, sin embargo, ninguno de los amigos de Alberto vimos jamás una prostituta en el estudio”. Alberto dibujó una y otra vez a Caroline, la prostituta que circulaba con un descapotable rojo, regalo de un admirador, y la hizo inmortal.

http://www.elespanol.com/cultura/arte/20161211/177482378_0.html

Share

Los mejores museos del sexo del mundo

Los mejores museos del sexo del mundo

Brasil abrirá Erotikaland para el 2018, un megacomplejo dedicado al dios Eros en el que, curiosamente, el sexo no estará permitido.

El hecho de que el sexo empiece a ser motivo para abrir parques temáticos entorno a él puede interpretarse de dos formas: como signo de su desestigmatización, o como prueba de su decadencia, ya que muchos opinan que estos lugares diseñados para el ocio son la pedrada en la frente, la puntilla a muchas actividades divertidas, acontecimientos históricos o iconos culturales, que pasan a ser ridiculizados y rentabilizados en enormes atracciones de feria con dudoso gusto.

Algunos han considerado que Brasil necesitaban de la existencia de un parque temático del sexo, concepto que pretende la diversión pero con una cierta parte didáctica. Así que para el 2018 se prevé que se abrirá Erotikaland, en la ciudad de Piracicaba, a un par de horas de Sao Paulo, y que se convertirá en el primer parque de estas características de toda Sudamérica. Incluso para los descontraídos y sensuales brasileños, la idea de instalar una Disneylandia del sexo en territorio nacional ha generado polémica. “No será un lugar para monjas, pero tampoco trataremos de recrear Sodoma y Gomorra”, ha declarado a los medios Mauro Morata, el hombre que está detrás del proyecto; mientras Matheus Erler, miembro del partido democristiano de Piracicaba, se muestra preocupado porque la localidad pase a ser mundialmente conocida como la capital del sexo. Pero parece ser que eso mismo, las relaciones sexuales, estarán prohibidas en el parque –por eso no habrá hoteles-, ya que lo que se pretende es un acercamiento lúdico-didáctico, pero nunca práctico, a uno de los instintos más primarios del hombre.

La entrada solo se permitirá a los mayores de 18 años, costará alrededor de 87 euros y se prevé que cada día 300 personas visitarán este parque temático sexual, que se muestra restrictivo respecto al sexo, pero que cuenta con diversas atracciones para hacérnoslo todavía más atrayente. De la que más se habla es de un cine en 7D, que convierte al espectador en casi participante de una película porno, con butacas vibratorias y sensación de frío y calor. Pero los 19 millones de euros de presupuesto dan para más: una piscina nudista, un tren de la bruja, pero con bailarines de ambos sexos danzando en cueros y con paradas dedicadas a distintas posturas del Kamasutra o juegos de cama; esculturas eróticas, autos de choque con formas genitales, una noria con cabinas desde las que se podrá observar el exterior sin ser visto, sex shops y restaurantes, en los que imagino los platos serán denominados con algún tipo de jerga erótica. Desde mi punto de vista, el menú de este parque recreativo no podía ser menos apetecible ni más tópico, y si alguna vez vuelvo a Brasil, creo que encontraré mil y una actividades más gratificantes y que me enseñarán más sobre el sexo, que pasearme por este, imagino, Primark de la lujuria.

Los parques temáticos del sexo, ¿evolución o decadencia?

Los parques temáticos del sexo, ¿evolución o decadencia?

Los asiáticos hace tiempo que tienen su parque temático del sexo, que está en Corea del Sur, entre los volcanes y cascadas de la isla de Jeju, a tan solo una hora de avión de Seúl. Durante generaciones esta isla fue uno de los destinos más demandados por los coreanos para pasar su luna de miel, por su paisaje y por su clima semitropical. Pero desde hace tiempo, los recién casados deben también visitar el Jeju LoveLand y hacerse fotos en alguna de las 140 esculturas sexuales hechas por los estudiantes de la Universidad de Hongik, en Seúl. Hay piezas para todos los gustos, pero por alguna extraña razón, todavía inexplicable, las mujeres tienden a fotografiarse con las amigas, sentadas en un enorme falo, en posición horizontal; mientras los hombres lo hacen con su bragueta justo detrás del culo de una mujer de piedra, colocada a cuatro patas. Cuando uno ha acabado la sesión fotográfica y ha subido las instantáneas a Facebook o se las ha enviado a sus amigos, siempre puede ver algún documental o exposición interactiva antes de abandonar el parque, que limita las visitas a un tiempo de 40 minutos.

China también proyectó su atracción entorno al sexo, que estaba situada en la villa de Chongguing. Junto a las obligadas réplicas de genitales y parejas en diversas posiciones coitales, algunas de tamaño gigante, proyectaba realizar exposiciones didácticas sobre aspectos de la educación sexual. Debía abrirse al público en 2009, pero acabó siendo demolido porque las autoridades decidieron que era una influencia negativa para la sociedad china.

Museos con vocación más científica, que sí merece la pena visitar

Mucho más interesantes que los parques temáticos, son los museos del sexo, que contribuyen a quitarle al término ‘turismo sexual’ todas sus connotaciones negativas y llenarlo de sofisticación e intelectualidad. Casi todas las ciudades importantes tienen uno.

El Museum of Sex, más conocido como MoSex, en Nueva York, es la delegación picante del MoMa, situado en plena Quinta Avenida. Un lugar al que hay que ir si se visita la Gran Manzana, para comprobar la profesionalidad y el refinamiento con que puede ser tratada esta cuestión, en el polo opuesto a la filosofía de los parques temáticos. El centro cuenta con una colección permanente de más de 15.000 objetos, que va ampliando y que incluyen piezas de arte, fotografías, revistas, muebles, ropas, máquinas sexuales o pinturas shunga. Pero además, el museo ofrece exposiciones temporales sobre los temas más raros e interesantes. Cuenta también con un espacio llamado Funland, una especie de cama elástica-piscina de bolas, en las que éstas han sido sustituidas por pechos hinchables, y un bar y una tienda en la que apetece comprarlo todo.

En EEUU, uno de los lugares más puritanos del globo, hay dos museos más, dedicados al sexo, a destacar. El Erotic Heritage Museum, en Las Vegas, la ciudad del pecado, ofrece un repaso a la historia del erotismo a través de diferentes frentes, desde portadas de Playboy o carteles de películas porno hasta figuras chinas del 1700. En Miami, elWorld Erotic Art Museum, en el distrito Art Decó, en South Beach, fue fundado por la ya fallecida Noami Wilzing, que dedicó su vida a coleccionar estas piezas eróticas. Entre ellas hay desde cuadros de Rembrandt, Picasso, Dalí o Botero, hasta elementos más kitch, como el arma de homicida, con forma de pene, de La Naranja Mecánica (1962).

La fundadora del museo erótico más grande del mundo, el Beate Uhse Erotic Museum, en Berlín, es otra fémina. En este caso, Beate Uhse, con una vida más que singular, ya que fue una de las primeras mujeres piloto de guerra del mundo y la que creó el concepto de sex shop. Uhse había trabajado con mujeres refugiadas en la Segunda Guerra Mundial y sabía de sus embarazos no deseados. Realizó un folleto titulado Letra X, que hablaba de métodos anticonceptivos y que repartía de puerta en puerta. Su antigua colección privada es la que forma hoy el museo, con especial enfoque en la erótica oriental.

El Musée de l’erotisme, en Paris, en el barrio de Montmartre, por supuesto, es uno de los más serios y rigurosos y pretende recopilar todo objeto o expresión artística relacionada con el sexo. Hay ídolos aztecas de la fertilidad, dildos de madera japoneses, películas porno del cine mudo; además de sus exposiciones temporales, algunas tan fascinantes como la de la historia de los burdeles desde el siglo XIX a la época actual.

En el l Museu de L’ Eròtica de Barcelona se pueden ver obras de Picasso.

En el l Museu de L’ Eròtica de Barcelona se pueden ver obras de Picasso.

La excelente relación que Barcelona ha mantenido siempre con el sexo se materializa en el Museu de L’ Eròtica de esa ciudad, situado en La Rambla, frente al mercado de La Boquería. Entre sus fondos permanentes destaca la vídeo colección erótica privada del Rey Alfonso XIII, un conjunto de películas que constituyen la edad de piedra del porno español, rodadas entorno a 1926 en el barrio chino barcelonés, para deleite de su majestad. Hay también una muestra sobre el Picasso erótico, grabados de la Suite 347, con temática sexual. Y un curioso apartado de fetichismo y sadomasoquismo, con extraños artilugios que parecieran proceder de un museo de la tortura.

Claro que si lo que se quiere es ver máquinas sexuales, hay que acercarse al Sex Machines Museum, en Praga, no suficientemente explotado por las oficinas de turismo. El lugar es todo un tributo a la imaginación humana a la hora de crear máquinas para incrementar el placer –The Throne es quizás la más extravagante-, pero también para reprimirlo, mediante cinturones de castidad o aparatos anti masturbatorios.

San Petersburgo ocupaba el primer puesto en el ranking de ciudades del mundo con mayor actividad sexual, según un estudio de Durex del 2013. Allí está el MusEros, que encabezó los titulares en 2004, cuando adquirió un pene humano de 30,4 cm, que supuestamente pertenecía a Rasputín. Lo más destacado aquí es la gran colección de parafernalia histórica, con un especial interés en la vida sexual de los ex gobernantes rusos; en la que Catalina la Grande, la ninfómana de la que se cuenta que copulaba con caballos, acapara un gran capítulo.

En Amsterdam está el Venus Temple, el museo del sexo más antiguo del mundo, en pleno Barrio Rojo. Una casa del siglo XVII alberga piezas de todas las épocas y culturas, con más detenimiento en la época victoriana, que pretenden indicar como el concepto del sexo es algo tan cambiante y subjetivo como los que lo practican.

Los mejores museos del sexo del mundo

Share

Sexo delante de esclavos: el vicio popular de la vieja Pompeya

Un nuevo documental muestra la cara B de la ciudad romana

Pompeya

Durante 1.700 años, Pompeya permaneció enterrada entre los escombros de una de las mayores catástrofes de la Historia Antigua que se recuerdan. Desde entonces, cientos de investigaciones han intentado discernir cada detalle de lo que ocurrió en una de las ciudades más importantes de la Antigua Roma. Sin embargo, pocas veces se ha formulado una pregunta que parece obvia: ¿Cómo era la vida de los habitantes de Pompeya antes del desastre?

El documental Pompeya: La vida antes de la muerte, producido por la BBC, responde a esta pregunta a través de los restos humanos y culturales encontrados en los vestigios de la ciudad. “ Es una oportunidad única para revelar sus vidas antes de la erupción del Vesubio”, explica la profesora Mary Beard, directora del documental y profesora de la Universidad de Cambridge.

El primer punto de atención del documental se pone en los esclavos. Esta figura, en ocasiones pasada por alto, se refleja en los restos de lo que alguna vez fue Pompeya. Los investigadores encontraron un mural en el que una pareja mantenía relaciones sexuales mientras un esclavo, situado al fondo, realizaba tareas domésticas.

Es un gran ejemplo que nos muestra que los esclavos eran invisibles”, comenta Beard. “El cuadro muestra que ellos no eran tomados en cuenta. Además, nos muestra la diferencia entre nuestro pensamiento actual y el de la Edad Antigua. Ahora muy pocos harían el amor, sin más, delante de otra persona”.

Centrados en la figura menos tomada en cuenta de Pompeya, el documental también aprovecha la tecnología actual para analizar las ruinas de la ciudad.

Por primera vez se hace una réplica en 3D de Pompeya

“Gracias a ello hemos analizado una zona que estamos 99% seguros de que albergaba cuartos de esclavos. Eran lugares oscuros y sin ventanas. Un largo pasillo con habitaciones muy pequeñas. Unos tres, cuatro o cinco dormirían juntos, en espacios muy pequeños”, añade Beard.

Además, por primera vez han realizado una réplica en 3D que muestra cómo fue cada rincón de la ciudad “desenterrada” en 1748.

Pompeya: La vida antes de la muerte intenta hacer justicia a un lugar del que queda mucho por descubrir. Un lugar del que se ha dicho mucho por el morbo de la tragedia, pero cuyo pasado no se había analizado en profundidad.

http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/Tener-delante-esclavos-habitual-Pompeya_0_1711628822.html?utm_source=facebook.com&utm_medium=post&utm_campaign=pompeya

Share

Este es el trabajo en el que te pagan por tener sexo

Este es el trabajo en el que te pagan por tener sexo

Las autoridades australianas han creado un nuevo empleo: los perseguidores de prostíbulos. Estos hombres se dedican a desenmascar los burdeles clandestinos que esconden muchos salones de masajes del país. Para poder construir una causa contra ellos, antes tienen que probarlos

revienta postibulos

Josh, nombre ficticio, tiene 60 años, es divorciado y le pagan por practicar sexo con prostitutas.

Has leído bien. Él es uno de los ‘perseguidores de burdeles’, investigadores privados que ha contratado el gobierno australiano para desenmascarar a los prostíbulos clandestinos que no paran de brotar en el país. “Estoy seguro de que muchas personas sentirían envidia de mi manera de ganar algo de dinero”, explicaba Josh al sitio de noticias news.com.au.

¿Por qué son necesarios estos investigadores del sexo de pago?

La policía australiana tiene muy limtado el acceso a los locales sin una orden judicial, por lo que es muy difícil desmantelar los burdeles clandestinos de una zona conocida como New South Wales.

El número de burdeles sin licencia que operan en NSW se ha disparado desde la despenalización de la industria del sexo en la década de 1990, convirtiéndose en un serio dolor de cabeza para los ayuntamientos y el gobierno local.

La mayoría de estos locales se presentan como centros de masaje terapéutico, lo que hace que la obtención de pruebas del trabajo sexual sea muy complicada. La única opción posible es infiltrarse desde dentro.
Y ahí es donde reside el valor del trabajo de Josh y de otros “destructores de burdeles”.

Josh acude a los locales. Se comporta como un cliente más. Como tal, solicita favores sexuales de las mujeres que participan. Luego debe redactar informes de unas tres páginas de extensión en los que proporciona a las autoridades detalles muy gráficos sobre los servicios que ofrecen los locales.

En estos informes se incluyen fechas, horas, personas, lugares… y se responde a las preguntas quién, qué, cuándo, dónde y en qué cantidad. “Es un documento que se utilizará en los juicios contra estos locales, por lo que tiene que ser muy detallado y muy preciso. No es algo que se pueda resolver en un par de minutos”, explicaba Josh.

Tras múltiples experiencias, Josh ha llegado a una conclusión: la mayoría de salones de masajes esconden burdeles encubiertos.

“Durante mi experiencia como perseguidor de burdeles solo ha habido tres locales en los que he entrado y no me han ofrecido servicios sexuales en algún momento del tratamiento”.

Josh y el resto de destructores de burdeles pertenecen a la empresa de investigación privada Lyonswood. El director gerente de la empresa, Lachlan Jarvis, explica cómo es el perfil de estos investigadores sexuales. “Preferimos gente soltera y, obviamente, dispuesta a llegar a tener sexo con prostitutas”, declaraba a news.com.au. Lyonswood cree que este trabajo es una manera más de luchar contra el tráfico sexual.

“Estos lugares están operando de manera ilegal y mueven bastante dinero. Eso era lo que más me preocupaba cuando fui a declarar al juzgado por primera vez, ya que quizás el crimen organizado tenía algo que ver. Nadie lo sabe”, explicaba Josh.

Sin embargo, Josh se muestra contento con su trabajo y considera que es muy afortunado por tener un horario bastante flexible. “ No es el típico trabajo de nueve a cinco y de lunes a viernes. No hay limitaciones de horario y nunca me he sentido amenazado o preocupado por mi seguridad, asgura,

Parece que alguien ha encontrado el trabajo ¿perfecto?

 

Share

El negocio de las bragas usadas

En Soy Noticia de Cuatro con Nacho Medina

“Tengo que llevarlas todo el día para dejar mis fluidos”

El negocio de las bragas usadas ha supuesto una oportunidad para muchas profesionales del porno que, como Gala Brown, ha visto cómo sus fluidos cotizan también fuera de cámara. “Estas bragas que llevo puestas justo las voy a vender, tengo que llevarlas todo el día para dejar mis fluidos y poderlas enviar”, asegura la actriz. Unas bragas que le costaron 3 euros y las va a vender por 70 euros.


Miss Mami Fetiche, una de las vendedoras de bragas usadas más cotizada

“Cuando estaba embarazada he vendido más”

Con la crisis, hay mujeres en paro y amas de casa que han encontrado en sus bragas la fórmula para llegar a fin de mes. Miss Mami Fetiche, veinteañera, con pareja y dos hijos, es una de las vendedoras más buscadas. “He tenido muchos trabajos igual que tengo mi carrera universitaria”, asegura. “Cuando estaba embarazada he vendido más bragas”, cuenta la joven.

Un coleccionista de bragas usadas: “Es como el que colecciona sellos”
Tiene más de 50 prendas de lencería

Nacho Medina se reúne con un coleccionista de bragas usadas, asegura que tiene más de 50. “Fue una cosa espontánea, porque estaba en casa aburrido y esto ha ido de menos a más. Es como el que colecciona sellos”, cuenta antes de enseñar alguna de sus adquisiciones y explicar para que las usa.

Share

16 hábitos de las personas con alta inteligencia emocional

16 hábitos de las personas con alta inteligencia emocional

Obra de arte de Alexander Milov, donde muestra a niños dentro de cuerpos adultos.

Ana Vico

Psicóloga y coach experta en emociones.

Me ha dado por pensar en los hábitos de las personas con alta inteligencia emocional, ya que nuestro día a día está formado por hábitos. Si cuando incluyes hábitos de deporte y buena alimentación en tu vida, te conviertes en una persona más saludable, ¿qué pasaría si incluyéramos en nuestra rutina hábitos que nos hicieran más inteligentes emocionalmente?

Como quiero ayudarte a que mejores tu inteligencia emocional de la forma más fácil y asequible posible con mis técnicas take-away, hoy he querido ir más allá y desmenuzar qué es lo que hacen las personas con alta inteligencia emocional.

La inteligencia ya no se mide por CI (Cociente Intelectual) sino que ahora tiene mucho protagonismo el CE (Cociente emocional) y cómo éste guía nuestro comportamiento cotidiano. Saber relacionarnos, hablar y escuchar, comunicar y gestionar emociones, ser asertivo, tomar decisiones, aceptar cumplidos… ¡Todo eso nos convierte en personas más capaces y más dispuestas a afrontar los problemas de la vida!

Te invito a que analices conmigo estos 16 hábitos que tienen las personas con alta inteligencia emocional y que descubras si los posees y en qué cantidad. Recuerda que todo se puede mejorar y todo se puede aprender. Nunca es tarde para comenzar y cambiar no es cuestión de edad.

He aquí los 16 hábitos de las personas con alta inteligencia emocional

NOTA: Esta lista es un buen comienzo en el camino de la inteligencia emocional, pero no significa que tengas que tenerlos todos para tener alta inteligencia emocional o que si tienes algunos distintos no te ayuden en tu vida. Es una lista orientativa de hábitos que te ayudarán a tener un mayor bienestar emocional y te proporcionarán estrategias de afrontamiento muy útiles en tu vida. ¡A por ello!

#1 Reconocen sus sentimientos y los de los demás

Tienen un amplio vocabulario emocional que les ayuda a saber expresar exactamente cómo se sienten y ponerlo en palabras. Además, tienen lo que llamaríamos “empatía”, es decir, ponerse en los zapatos de la otra persona y sentir lo que siente el otro. Reconocen las expresiones y el lenguaje no verbal de las demás personas para interpretar qué es lo que sienten y sacar toda la información posible de ello.

#2 Expresan correctamente sus emociones y sus pensamientos

Al reconocer las emociones y los sentimientos propios es más fácil que sepan qué tienen que hacer o cómo tienen que comportarse. En este sentido, expresan sus emociones y sus pensamientos de una manera más honesta consigo mismos y con los demás. No se callan sus emociones, las escuchan y conocen qué quiere decir cada emoción en cada contexto. Saben regular la intensidad de sus emociones y expresarlas en la forma justa, tal y como ellos quieren. Son los dueños de su expresión emocional, no meros peleles a merced de sus emociones desbocadas.

#3 Son fuertes y no se ofenden con facilidad

La personas con alta inteligencia emocional se caracterizan por tener una personalidad firme y no tomarse demasiado a pecho los comentarios ajenos. No se llevan las amenazas a lo personal y saben diferenciar entre hechos y opiniones. Diferencian las críticas constructivas de las críticas que sólo pretenden hundirlos y saben alejarse de comentarios despectivos que sólo traen destrucción. Saben distinguir entre los ataques y cómo reaccionan ante esos ataques y deciden hacerlo de la forma menos dolorosa para ellos mismos.

#4 Reconocen cuando se equivocan y rectifican

Equivocarse es innato al ser humano y a todo proceso de aprendizaje. Las personas con alta inteligencia emocional aprenden de los errores en vez de sentirse víctimas. También piden perdón cuando es necesario si han hecho algo que ha podido afectar a otras personas de manera negativa. Piden perdón de corazón y perdonan.
Reconocen sus errores humildemente e intentan poner en marcha todo lo necesario para subsanar el daño o mejorar la situación. No se obcecan con una idea y se hunden con el barco, sino que están abiertos a nuevas ideas y opiniones teniendo en cuenta que son ellos los que pueden estar equivocados.

#5 No buscan la perfección

Saben que nadie es perfecto y que la perfección es una ilusión que lleva a tenerexpectativas demasiado distorsionadas respecto de la realidad. No persiguen hacerlo todo bien a la primera. Saben que todo forma parte del proceso de aprendizaje y que errar es humano. La perfección es una trampa, una manera de retenerte y mantenerte en la parálisis por el análisis.

#6 Se cuidan y saben lo importante que es la salud

Duermen lo suficiente, hacen deporte, se alimentan bien, mantienen relaciones sanas, se alejan de los problemas, buscan el bienestar… Saben qué conductas les benefician y no dudan en hacerlas. Saben a dónde le conduce tener apatía en sus vidas y son conscientes de que sólo tenemos un cuerpo y una vida. Como decían los griegos, Mens sana in corpore sano (“una mente sana en un cuerpo sano”). Toda persona con alta inteligencia emocional cuidará su cuerpo de la misma manera.

#7 Se enfocan en lo positivo, aun en la adversidad

Las personas altamente inteligentes emocionalmente so conscientes de su entorno y no se centran demasiado tiempo en lo negativo. Prefieren mantener el foco en lopositivo de cada situación, incluso cuando tienen problemas. Practican la disociación y ven la situación desde distintos puntos de vista para encontrar una solución. No se agobian con los problemas y se hunden sino que ponen todas sus energías en aquello que pueden hacer para resolver la situación, aquello que sí depende de ellos y que tienen bajo control. Ante toda dificultad, existe algo positivo en lo que enfocarse.

#8 Se rodean de gente alegre y con buenas vibraciones

“Dime con quien andas y te diré quién eres” es algo que tienen claro las personas con alta inteligencia emocional, por eso se relacionan con gente soñadora, personas optimistas y con energía positiva. Se alejan de personas tóxicas y vampiros energéticos que sólo quieren arrastrarlos a su visión negativa de la vida. Al tener buenas vibraciones y rodearse de gente positiva, ven el mundo desde una perspectiva más sana y que favorece la creatividad. Suelen relacionarse con personas que sean buenas influencias y que les llenen.

#9 Defienden su asertividad. Saben decir NO

Saber decir que NO es un paso de gigante si quieres aspirar a tener alta inteligencia emocional. Estas personas ponen límites cuando es necesario y defienden sus valores ante todo. La asertividad es saber decir aquello que sientes y quieres respetando tus derechos y los de los demás.

#10 Aprecian y valoran lo que ya tienen

No centran su atención en aquello que les falta sino que valoran lo bien que están con lo que ya tienen. Las personas con alta inteligencia emocional tienden a evaluar positivamente su vida, sus relaciones, su trabajo y su estatus económico aunque no sea el que ellos querían. No sienten frustración por lo que aún no tienen, prefieren enfocarse en lo que han avanzado y lo que ya poseen. Valoran las experiencias que les da la vida y que les hacen ser como son.

#11 Saben pasar página y no anclarse al pasado

Han aprendido a cerrar etapas y a no revivir continuamente aspectos del pasado, positivos o negativos. Viven en el presente y no se atormentan continuamente por lo que pueda venir en el futuro. Eso les lleva a sufrir menos ansiedad y estrés. Ser inteligente emocionalmente requiere saber cuándo ha terminado una etapa de tu vida y comienza otra, sin dejar de crecer por el camino.

#12 Conocen sus debilidades y sus fortalezas y se mejoran continuamente

Saben cuáles son sus virtudes y sus puntos fuertes, pero también conocen profundamente cuáles son sus debilidades y sus puntos débiles. Esto viene de un proceso de autoconocimiento profundo (un conócete a ti mismo en toda regla). Las personas con alta inteligencia emocional tratan de mejorarse a sí mismos  continuamente, manifiestan valores altos en resiliencia (la capacidad de reponerse tras una caída). Aun con limitaciones, no dejan de querer conseguir sus sueños y crecer por el camino.

#13 No les asusta cambiar

Saben que cambiar forma parte de la vida y que negar el cambio es negar la vida misma. Abrazan la incertidumbre y aceptan que hay cosas que no pueden controlar. Agradecen las oportunidades que les brinda la vida para cambiar y reinventarse, siempre en un proceso de mejora constante. Cambiar pensamientos, formas de actuar, creencias… todo forma parte del viaje del desarrollo personal.

#14 Son proactivos, no reactivos

Las personas con alta inteligencia emocional son proactivas, es decir, se mueven antes de que la situación lo exija. Proponen planes, estrategias, se plantean objetivos, etc. Tienen una mentalidad y una actitud de éxito y actúan en pos de sus objetivos marcados. Miran la vida desde una perspectiva de aprendizaje, no de victimismo. De esta forma no se resignan a un papel pasivo en sus vidas sino que “cogen el toro por los cuernos” y son ellos los que escriben su destino. No esperan a que la vida mueva ficha, se mueven ellos primero.

#15 Son dueños de su tiempo y deciden en qué emplean sus energías

Saben gestionar su tiempo de trabajo y su tiempo de ocio, su tiempo de estudio y su tiempo de relax. Establecen horarios, planifican tareas y definen objetivos. No les importa cancelar planes si con ese tiempo pueden hacer algo prioritario para ellos. Conocen cuáles son sus valores y los riegan continuamente. Emplean su tiempo y sus días en aquello que les apasiona y lo dan hacia los demás como un regalo.

#16 Saben autogenerarse momentos de felicidad.

La felicidad no es algo externo que les viene o no les viene, la felicidad es una forma de ver la vida. Las personas con alta inteligencia emocional saben autogenerarse emociones positivas y que sirvan de potenciador de situaciones mágicas. Manejan las emociones a su gusto y pueden elegir cómo sentirse en cada situación. De esta forma, saben generar emociones agradables que le ayuden en su día a día.

Nada está escrito y tú puedes convertirte en una persona con alta inteligencia emocional

 

Share

Análisis gestual de Curso sobre cómo ser una buena prostituta – Las mañanas de TV1

Concha Borrell, prostituta de profesión, sale pitando del plató de Las mañanas de TV1 que dirige Mariló Montero, al sentirse insultada por los comentarios de la abogada feminista Lydia Falcón, al presentar el curso “Cómo ser una buena prostituta” que organiza APROSEX . La periodista Mariló Montero, para el debate alegando su experiencia como moderadora.

Visite el análisis gestual realizado por el psicólogo y máster en PNL José María Moya en www.soluciondarrel.com o al hastag #analisigestual

Mariló Montero – Curso de Como ser una buena prostituta from Soluciones de raíz donde Vimeo.

VIDEO – PRESENTACIÓN APROSEX

Presentación APROSEX from Soluciones de raíz donde Vimeo.

0:11 – 00:27: Mariló Montero al pronunciar el nombre de la ONG: Aprosex, hace un ligero movimiento para enfatizar (o burlarse?) Cuando pronuncia la sílaba “-sex”.

Acto seguido, llama la ONG una “empresa” y la reacción no verbal de la Sra. Concha Borrell (prostituta y terapeuta sexual) no se hace esperar: cierra la boca, mueve la cabeza lateralmente para aclarar verbalmente que ellas no son una empresa.

001.No me gusta lo q dices - aprosex

03:49: tartamudear

03:55: Expresión de ascos y desviación de la mirada hacia abajo (posiblemente recordando sensaciones).

002.microexpression asco

Todo ello nos lleva a inferir que realmente la asociación de conceptos “prostitución y fácil” no le resultan nada agradable a la Sra. Borrell.

03:59: Destaca la palabra “nada” con una afirmación de cabeza y elevación de cejas.

05:50: Coherencia entre el tono, ritmo de voz y la gesticulación no verbal.

6:02: Vemos como al finalizar la explicación, se apoya hacia atrás y tira el cuello atrás en un gesto que denota autoridad, despecho … “he dicho!”.

003.poder-despecho

8:31: tartamudear y después de hablar suelta una risa forzada

10:26: Ligera expresión de ascos cuando habla sobre “el estigma puta”

004.fastics - estigma puta

A partir de la intervención de la abogada feminista Lidia Falcón, se inicia el intercambio de palabras y gestos de lenguaje corporal que llevarán a la salida de plató de la Sra. Borrell.

11:08: Después de la interrupción de la Sra Borrell con un “faltaría más” a la Sra. Falcón, observamos el siguiente intercambio de miradas:

005.intercanvi miradas 1  006.Intercanvi miradas 2

En el caso de la abogada, se acompaña con un resoplido nasal (signo de desprecio).

En el caso de la Sra. Borrell, observamos por un lado, como su labio sube de forma asimétrica, indicando desprecio. Por otro, observamos cómo entorna los ojos, movimiento inconsciente que realizamos cuando la persona que tenemos delante no nos gusta o lo interpretamos como un peligro (generalmente el gesto también se asocia a rabia o enojo).

11.22: Sorpresa genuina: Cejas levantadas, ojos abiertos, boca abierta, mandíbula caída.

007.Sorpresa genuina

 

11:37-once y cincuenta y siete minutos: Observamos una serie de microexpresiones que van desde el enojo, pasando a la rabia y el desprecio.

Usted debe recordar, que la rabia es la única emoción progresiva, esto es, no pasamos de un estado normal a un estado de rabia, sino que es un proceso in crescendo donde el enojo se va acumulando hasta su expresión máxima: la emoción de rabia.

progresion-rabia-cat

12:37: Mariló Montero mira a derecha e izquierda con cara de incrédula ante los argumentos de la abogada Falcón.

19:20: Mariló Montero dice: “El doy miedo zanjado, de verdad, señora Falcón” y observamos un AU23 (cerrar boca) donde corroboramos que ciertamente no quiere hablar más del tema.

009.Lo doy miedo zanjado

20:39: La Sra. Falcón aparta la mirada y repica con los dedos (clara actitud de desacuerdo y no escucha) cuando el Sr. Fernando Ónega, defiende la necesidad de educación sanitaria preventiva en el ejercicio de la prostitución.

10.repicar dedos

http://www.solucionsdarrel.com/curs-sobre-com-ser-una-bona-prostituta-els-matins-de-tv1/#

 

Curs sobre com ser una bona prostituta – Els matins de TV1

Conxa Borrel, prostituta de professió, surt pitant del plató de Els matins de TV1 que dirigeix Mariló Montero, al sentir-se insultada pels comentaris de l’advocadessa feminista Lydia Falcó, al presentar el curs “Com ser una bona prostituta” que organitza APROSEX. La periodista Mariló Montero, atura el debat al·legant la seva experiència com a moderadora.

Visiteu l’anàlisi gestual realitzat pel psicòleg i màster en PNL José Maria Moya en www.soluciondarrel.com o al hastag #analisigestual

Mariló Montero – Curso de cómo ser una buena prostituta from Solucions darrel on Vimeo.

VIDEO – PRESENTACIÓN APROSEX

Presentación APROSEX from Solucions darrel on Vimeo.

0:11 – 00:27: Mariló Montero al pronunciar el nom de la ONG: Aprosex, fa un lleuger moviment per emfatitzar (o burlar-se?) quan pronuncia la síl·laba “-sex”.

Acte seguit, anomena la ONG una “empresa” i la reacció no verbal de la Sra. Concha Borrell (prostituta i terapeuta sexual) no es fa esperar: tanca la boca, mou el cap lateralment per aclarir verbalment que elles no són una empresa.

001.No magrada el q dius - aprosex

3:49: Tartamudeja

3:55: Expressió de fàstics i desviació de la mirada cap avall (possiblement recordant sensacions).

002.microexpression fastics

Tot plegat ens porta a inferir que realment l’associació de conceptes “prostitució i fàcil” no li resulten gens agradable a la Sra. Borrell.

3:59: Remarca la paraula “nada” amb una afirmació de cap i elevació de celles.

5:50: Coherència entre el to, ritme de veu i la gesticulació no verbal.

6:02: Veiem com al finalitzar l’explicació, es recolza cap arrere i tira el coll arrere en un gest que denota autoritat, despit…”he dit!”.

003.poder-despit

8:31: Tartamudeja i després de parlar solta un riure forçat

10:26: Lleugera expressió de fàstics quan parla sobre “l’estigma puta”

004.fastics - estigma puta

A partir de la intervenció de l’advocada feminista Lidia Falcón, s’inicia l’intercanvi de paraules i gestos de llenguatge corporal que portaran a la sortida de plató de la Sra. Borrell.

11:08: Després de la interrupció de la Sra Borrell amb un “faltaría más” a la Sra. Falcón, observem el següent intercanvi de mirades:

005.intercanvi mirades 1  006.Intercanvi mirades 2

En el cas de l’advocada, s’acompanya amb un esbufec nassal (signe de menyspreu).

En el cas de la Sra. Borrell, observem d’una banda, com el seu llavi puja de forma asimètrica, indicant menyspreu.  De l’altra, observem com entorna els ulls, moviment inconscient que realitzem quan la persona que tenim al davant no ens agrada o l’interpretem com un perill (generalment el gest també s’associa a ràbia o enuig).

11.22: Sorpresa genuïna: Celles aixecades, ulls oberts, boca oberta, mandíbula caiguda.

007.Sorpresa genuina

 

11:37 – 11:57: Observem un seguit de microexpressions que van des l’enuig, passant a la ràbia i el menyspreu.

Heu de recordar, que la ràbia és l’única emoció progressiva, això és, no passem d’un estat normal a un estat de ràbia, sinó que és un procés in crescendo on l’enuig es va acumulant fins la seva expressió màxima: l’emoció de ràbia.

progresion-rabia-cat

12.37: Mariló Montero mira a dreta i esquerra amb cara d’incrèdula davant els arguments de l’advocada Falcón.

19:20: Mariló Montero diu: “Lo doy por zanjado, de verdad, señora Falcó” i observem un AU23 (tancar boca) on corroborem que certament no vol parlar més del tema.

009.Lo doy por zanjado

20:39: La Sra. Falcón aparta la mirada i repica amb els dits (clara actitud de desacord i no escolta) quan el Sr. Fernando Ónega, defensa la necessitat d’educació sanitària preventiva en l’exercici de la prostitució.

10.repicar dits

 

Share

El 87% de las españolas prefiere tener relaciones sexuales en hoteles

Foto: Shutterstock.

  • MARIAN BENITO

¿Qué tendrán las sábanas de los hoteles que incitan a deshacer la cama y a desplegar sin reservas nuestro deseo sexual? No importa si son de algodón, satén o seda, el sexo en ellas resulta más inspirador, apetecible y pasional. Y quien dice sábanas dice un jacuzzi, un baño espumoso, besos entre pompas de jabón o cena para dos con uno de esos menús que disparan el erotismo hasta lo impensable.

Aquí sí, el hábito hace al monje y, de acuerdo con un estudio realizado por la plataforma móvil de reservas HotelTonight, el 87% de las mujeres españolas cree que una habitación nueva y excitante, sin distracciones, favorece la relación sexual. El 22% de los españoles confirma que un hotel nos hace mejores amantes y el 30% dice que prefiere la actitud sexual de su pareja fuera de casa.

El entorno invita a momentos románticos, probar cosmética erótica, sorprender a la pareja con alguna prenda interior seductora o, simplemente, distraer la mente. Según el informe, el 40% de las españolas encuestadas saca en un hotel su vena más aventurera para entregarse a placeres inconfesos.

Una de las razones que alegan los encuestados es que el tiempo se detiene. Son espacios para no salir, desconectar el móvil y dejar atrás rutinas o responsabilidades. Solo hay que relajarse y centrarse en la pasión. Una noche de hotel mejora la intención y aumenta el tiempo que dedicamos al placer. “Repetimos un promedio de 2,2 veces en 24 horas y el encuentro dura 22 minutos más que en nuestro propio colchón”, dice el informe. Quienes más aprovechan la ocasión son las parejas que mantienen una relación pero vidas separadas. En este caso, más del 42% de los participantes le dedican entre 20 y 40 minutos más que en su cama.

También los casados o divorciados hacen el amor más frecuentemente cuando están fuera de casa. La mayoría de los usuarios solteros o viviendo en pareja se muestran, sin embargo, menos activos sexualmente cuando visitan una habitación de hotel.

Este informe analiza los hábitos sexuales de más de 2.200 usuarios de 11 nacionalidades diferentes. Los resultados delatan diferencias de unos países a otros. Los mexicanos, por ejemplo, son los que más tiempo extra añaden a sus sesiones de amor hoteleras: ¡hasta 45minutos! No es extraño que sean también los que después mejor evalúan su rendimiento.

Y si hablamos de prácticas, quienes más arriesgan en un hotel son los americanos. El 73% confiesa que le gusta probar nuevas experiencias en una habitación que no es la suya. Los más recatados, los alemanes. Solo el 14% cree que su pareja puede funcionar sexualmente mejor.

Luca Parducci, ejecutivo de HotelTonight para Italia e Iberia, concluye: “No importa si la escapada la haces con alguien con quien llevas años, meses o incluso días, cuando duermes en un hotel, aunque sea por una noche, la experiencia te permite dar un toque más espontáneo a tu relación amorosa y evitar interrupciones inesperadas. Según hemos visto en el estudio, una llave de habitación de hotel abre la puerta a una relación sexual de pareja feliz en todo el mundo, tanto si se trata de un fin de semana romántico como de una escapada espontánea en tu propia ciudad”.

Pero, ¿cómo deshacer la cama haciendo el amor y olvidándonos de ella como mueble para dormir? El psicólogo Antoni Bolinches pide prudencia a la hora de valorar la sexualidad fuera de nuestra rutina y nos da las claves para darle ese valor afrodisíaco.

  1. Que el deseo surja espontáneo. No tomar la cita como una tarea o por tratar de agradar porque entonces ambos acabarán haciendo cosas que creen que le gustan al otro, cuando en realidad no las desean ninguno de los dos.
  2. Que rompa de verdad con la rutina.
  3. Que la pareja atraviese un buen momento emocional. Si la relación está al límite, reservar una noche de hotel con expectativas pasionales puede ser una decisión desastrosa.
  4. Es un sexo que necesita mucho tacto y consentimiento mutuo. Cuando nos planteamos innovar o transgredir, tiene que haber un único código sexual.
  5. Que los nervios o falsas expectativas no jueguen una mala pasada. El hotel puede ser un buen activador del deseo, pero es más importante la sensación de una buena comunicación sexual.

http://www.elmundo.es/yodona/2015/12/02/565ed2a5e2704e70228b4674.html

Share