El negocio de la prostitución

EL Gobierno del todavía presidente José Luis Rodríguez Zapatero no sabe que hacer con el problema de la prostitución, del que el tópico dice que se trata del oficio más viejo del mundo. Dado que no quiere legalizarla, pero tampoco prohibirla, ha decidido que todo siga como hasta ahora. Es decir, que tan complicada cuestión siga siendo lo más parecido a una ingobernable casa de izas, rabizas y colipoterras, dicho sea al modo del desaparecido Camilo José Cela.

Aquella ministra de tan breve recorrido que fue Bibiana Aído quiso meterle mano al irresoluto lío la prostitución, pero sus intenciones no pasaron de meros gestos de cara a la galería. De entre las diversas propuestas nacidas durante su efímero Ministerio de Igualdad hubo una con la que se pretendía iniciar una lucha contra la prostitución usando, eso sí, armas distintas a las que su departamento ministerial pudo y debió disponer. Fue aquel consejo, más bien sugerencia bibiana, dirigido a los editores de diarios para que suprimiesen de sus páginas los anuncios de contactos que, por cierto, tan pingües beneficios les aportaban.

El cacareado Ministerio de Igualdad desapareció a las primeras de cambio (de los muchos cambios que Rodríguez Zapatero hizo forzado por las adversas circunstancias económicas) y del asunto de los anuncios de contactos nada más se supo hasta que la ministra Leire Pajín, que heredó las competencias de Igualdad, volvió a replantear la cuestión. Y lo hizo en parecidos términos a como lo había hecho la señora Aído y también con no poco enojo por parte de los editores, que bastantes problemas tienen para cuadrar sus cuentas de resultados como para verse obligados a renunciar a unos jugosos ingresos, no pocos de ellos cobrados en efectivo y por adelantado.

Si el Gobierno supiese qué quiere hacer con la prostitución podría haber lanzado un globo sonda apostando por su legalización y regulación como mal menor, pero como no sabe, no contesta, se limita a trasladar el problema y que sean otros, los editores de periódicos, los que tengan que resolverlo aunque sólo sea maquillando las páginas de sus diarios, librándolas de la presencia de esos mensajes en los que el mal gusto y la procacidad hallan cobijo.

La reacción de los dueños de prostíbulos a la sugerencia ministerial de hacer desaparecer los anuncios de contactos en los periódicos, ha sido la de incrementar por otros medios la publicidad de sus negocios. Así, se ha podido constatar que en las últimas semanas es mayor, hablo de la ciudad de Valencia, la distribución de tarjetas publicitarias de burdeles, que aparecen colocadas a diario en ventanillas y parabrisas de los automóviles, pero de modo más acusado cuando se produce un acontecimiento deportivo y es mayor la concentración de coches en las proximidades del lugar en donde se desarrolla, como es el caso del campo del Mestalla.

De modo que cuanto pretendían conseguir las ministras Aido y Pajín —no resolver el problema de la prostitución sino maquillar su presencia en los medios de comunicación— no sólo no lo han resuelto sino que han conseguido que haya más publicidad que nunca. Paseen por la Alameda de Valencia después de un día de partido y verán por el suelo a centenares tarjetas de puticlubs. La jodienda no tiene enmienda, por mucho que digan, y no hagan, Aído y Pajín.

joseluistorro@gmail.com

http://www.abc.es/20110427/local-comunidad-valenciana/abci-negocio-prostitucion-201104270956.html

Share

La prohibición de los anuncios de prostitución genera nuevos desacuerdos

gualdad de género

La prohibición de los anuncios de prostitución genera nuevos desacuerdos

Tras la creación de la Comisión de Estudio de la Prostitución en el Congreso, aún no existe un consenso a nivel social, político y mediático sobre el tema.

Más de cinco años después de la creación de la Comisión de Estudio de la Prostitución en el Congreso, sigue sin haber un consenso a nivel social, político y mediático sobre el tema. A finales de marzo, el Consejo de Estado emitió un informe que recomienda la prohibición o limitación severa de los anuncios de prostitución en los periódicos, medida propuesta por la Asociación de Mujeres Periodistas de Cataluña (ADPC) el año 2009. Organizaciones abolicionistas como la Plataforma Catalana de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, que apoyan la campaña iniciada por la ADPC, lo consideran una «victoria del feminismo».

Sin embargo, entidades de atención y apoyo a las prostitutas como el colectivo Hetaira consideran que es una decisión “fruto de los prejuicios y de un posicionamiento de corte abolicionista y cargado de ’moralina’, donde, por supuesto, no se tienen en cuenta los derechos de quienes ejercen esta actividad”. Según la ADPC, los diarios de ámbito estatal ingresan unos 40 millones de euros anuales por publicidad de contactos.

El Consejo de Estado basa esta recomendación en que el “carácter” de estos anuncios no justifica la libre competencia, en que detrás se esconden mafias de proxenetismo y trata de personas, y en que tratan a las mujeres como “mercancías”. Además, recuerda que la autorregulación ha sido ineficaz para que desaparezcan. Rosa María Fernández Sansa, de la Plataforma Catalana de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, considera que esta es “una medida muy importante para la defensa de la dignidad de las mujeres. Harían falta posiciones más fuertes pero desde el feminismo estamos acostumbradas a caminar poco a poco”.

El colectivo de apoyo a las prostitutas Hetaira considera que la prostitución “no es una actividad ilegal” y, por tanto, debe tener “competencia y clientela”, como otras actividades económicas. Además, afirma que considerar que los anuncios tratan a las mujeres como objetos sexuales “insulta a las trabajadoras y trabajadores del sexo que trabajan por su cuenta y refuerza el estigma que recae sobre todo en las mujeres, dando la idea de que son ellas las que se venden, no quienes ofertan servicios sexuales a cambio de dinero”.

Pero más allá de los posicionamientos ideológicos enfrentados sobre la dignidad o indignidad de la prostitución, los puntos candentes del debate sobre el tema siguen siendo si ésta se ejerce de forma voluntaria o forzada y las diferencias entre la trata de personas con fines de explotación sexual y la prostitución ejercida por personas que no tienen permiso de residencia pero no son forzadas por mafias.

¿Víctimas de trata o migrantes irregulares que se prostituyen?

Según el colectivo Hetaira, la mayoría de anuncios de contactos “no pertenecen a mafias organizadas. Aunque así fuera, el Código Penal ya penaliza este delito, por lo que el anuncio podría servir para su detención”. Pero, aseguran, “la mayoría de veces, en las redadas policiales que se han hecho a través de los anuncios, los implicados han salido mayoritariamente sin cargos. Y no se han facilitado datos sobre posibles víctimas de trata de seres humanos”.

Para Hetaira, prohibirlos es “una medida demagógica, fácil y barata para el Gobierno pero totalmente ineficaz para la protección de las víctimas de trata que ejercen de forma coaccionada la prostitución”. El grupo considera que la trata “es un delito y, como tal, no se anuncia masivamente a la prensa. Las que sí lo hacen son aquellas trabajadoras del sexo que ejercen por voluntad propia”.

Una vez más, Hetaira remarca que medidas como éstas recortan su derecho a ofrecer su trabajo” y “las obligan a lanzarse a la calle a buscar clientela o refugiarse en los clubes donde deberán someterse a las imposiciones de los empresarios”. Entidades catalanas de atención a prostitutas como Genera o Àmbit Dona se han manifestado en la misma dirección en otras ocasiones. La agencia de información La Independent les ha pedido su opinión sobre el dictamen del Consejo de Estado, pero no ha recibido respuesta.

Las discrepancias en torno a los vínculos entre prostitución y trata de personas y la confusión entre trata (trafficking) y tráfico irregular de personas (smuggling) acompañan el debate público sobre prostitución desde la creación de la Comisión de Estudio sobre la Prostitución en el Congreso de los Diputados en 2005. De hecho, el único acuerdo resultante tras dos años de consulta con organizaciones expertas en el tema fue la puesta en marcha del Plan Nacional de Lucha contra la Trata con Fines de Explotación Sexual en el año 2007. En marzo de 2010, los Ministerios de Interior e Igualdad hicieron el primer balance del mismo, cifrando en 1.300 las víctimas identificadas y atendidas en 2009.

Las organizaciones integrantes de la Red Española contra la Trata de Personas criticaron las limitaciones del Plan, que no contempla la trata con fines de explotación laboral que se da en actividades como el trabajo doméstico y el incumplimiento de protocolos internacionales con decisiones como las expulsiones de mujeres víctimas de trata amenazadas de muerte en su país. Según Amnistía Internacional, incluso en la información del Instituto de la Mujer «se produce una confusión entre trata de personas, tráfico de migrantes y prostitución».

http://www.rioja2.com/n-78677-702-prohibicion_anuncios_prostitucion_genera_nuevos_desacuerdos

Share

La prostitución, ¿mejor clandestina?

Por: Ricardo de Querol

Princesas

Muchas personas consideran inmoral el aborto. El asunto toca distintas sensibilidades porque, se mire como se mire, quitar un feto no es lo mismo que sacarse una muela. Pero la mayoría de los países desarrollados entendieron hace tiempo que es difícil obligar a una mujer a culminar un embarazo que rechaza, que es peor perseguir y encarcelar a las que lo interrumpan, y que es imprudente empujar esta práctica a la clandestinidad. Así que casi todos los gobiernos occidentales han regulado el aborto en plazos y supuestos determinados y dejan que cada afectada decida según su conciencia y sus circunstancias.

Muchas personas consideran inaceptable el consumo de las drogas ilegales. Sus efectos sanitarios y sociales son dañinos. Desde hace un siglo las autoridades de EE UU, primero, y de casi todo el mundo, después, han perseguido a productores, traficantes y consumidores. Las normas se endurecieron sucesivamente a golpe de alarma social (por ejemplo en los 80, cuando la heroína hizo estragos). El resultado es que las cárceles están llenas de tristes camellos o explotadas mulas, eslabones débiles de la cadena del narco, mientras la droga es abundante en la calle y su consumo elevado entre los ciudadanos: el 10% de la población española consume regularmente cannabis y un 1,2%, cocaína, según datos oficiales.

Muchas personas rechazan la prostitución. Pero ¿de verdad piensan que se puede abolir? Para empezar dejará de anunciarse en los periódicos. ¿Perderán con ello a muchos clientes, abandonará el oficio una sola mujer explotada? Si la prostitución fuera a desaparecer de un plumazo por ser ilegalizada, cabría el debate que quieren abrir los abolicionistas, bonito nombre que remite al fin de la esclavitud. Si el desafío, en realidad, es combatir a las mafias de la trata de mujeres y proteger a sus víctimas, ¿cómo ayudamos más? ¿Empujando a la clandestinidad?

En los países comunistas, oficialmente, la prostitución no existía. Era imposible, decían hace unas décadas los líderes soviéticos o cubanos, tal servidumbre en una sociedad socialista. Sin embargo, al turista extranjero le llovían las proposiciones sexuales de pago nada más bajarse del avión y antes de deshacer la maleta. Una idea repetida hoy por el feminismo es que la prostitución es intrínsecamente indigna para la mujer y nunca es ejercida voluntariamente. Es un diagnóstico cargado de buena intención pero demasiado simple para un asunto complejo, que está relacionado con una cultura machista y también con la débil condición humana, que merece tanto estudio sociológico como antropológico, que responde tanto a desigualdades de género como a los abismos económicos y en el acceso a la educación.

Los países han ensayado distintas vías para tratar la prostitución: en la mayor parte de EE UU es un crimen; en Alemania o en Holanda las meretrices tienen licencia, pagan Seguridad Social y se afilian a sindicatos. Suecia ensaya fórmulas nuevas: no persigue a las chicas pero sí a los clientes. En ningún lugar, ni en el Afganistán del burka, se ha erradicado el fenómeno. Incluso allí donde se ha legalizado el negocio, también opera la delincuencia organizada moviendo a mujeres indefensas entre burdeles y entre países. Ni la mano dura ni la regulación son recetas mágicas.

Princesas2

España es uno de los países más permisivos de hecho, que no de derecho, porque todo queda en el vacío legal. Cualquier observador extranjero se sorprende de que los prostíbulos se anuncien con grandes letreros de neón en la carretera o en los barrios, de que sus anuncios se hayan publicado siempre en los diarios más respetables, de que nuestros pueblos fronterizos se estén convirtiendo en parques temáticos del sexo de pago. La tolerancia social ha sido considerable: en la tradición ibérica, el hombre se desahogaba con fulanas porque en casa tenía a una santa; el nacionalcatolicismo nunca hizo nada por acabar con esa vía de escape para los varones, ni tampoco los poderes democráticos. EscribióMaría R. Sahuquillo que los clientes de los clubes de alterne son hoy «cada vez son más jóvenes, señal de que las nuevas generaciones observan el intercambio de sexo por dinero más lejos de los tabúes y más cerca de lo socialmente aceptado».

Ese clima de tolerancia quizás empiece a cambiar según va quedando claro que el negocio está mayoritariamente controlado por mafias que explotan a inmigrantes. El que era Ministerio de Igualdad sostenía, sin aportar más datos, que un 90% de las prostitutas son víctimas de trata de blancas. Informes de la ONU rebajaban ese porcentaje a una de cada siete prostitutas en Europa, que es mucho menos pero no es poco. Los resultados de las redadas policiales, sin embargo, son desalentadores. Se detiene a decenas de proxenetas cada año, la policía vende en sus notas de prensa que ha «liberado» a cientos de mujeres prostituidas en operaciones espectaculares, pero luego muy pocas de ellas declaran contra su chulo, que habitualmente queda impune, y la mayoría vuelve a ponerse el uniforme de lencería y tacones. El plan del Gobierno contra la trata se estrella contra el silencio de las supuestas víctimas. Una explicación es que están aterrorizadas, que temen por sus vidas y por sus familias en el país de origen. Otra es que no todas desean abandonar su profesión, por indigna que parezca, porque sus alternativas son peores o inexistentes. Los límites de lo voluntario (o lo obligado por la necesidad) y lo forzado no siempre están claros: una mujer puede ejercer la prostitución por decisión consciente pero estar siendo explotada y sufrir un trato inhumano. No hace falta sostener que todas vinieron engañadas para tomar medidas contra los proxenetas que pisotean sus derechos.

Princesas4El director de cine Fernando León de Aranoa se sumergió en este mundo para preparar su películaPrincesas. «He podido conocer a muchas prostitutas y hablando con ellas he descubierto cosas tan obvias como que sus hijos hacen la primera comunión. Finalmente, trabajan por dinero, como hacemos la mayoría«, dijo a Elsa Fernández-Santos. «Una se prostituye porque tiene que mandar dinero a sus hijos, y la otra tiene las necesidades del mundo en el que vivimos. Quiere dinero para comprarse ropa, para operarse el pecho… La prostitución nace desde muchos lugares y no es tan ajena como queremos pensar. A veces nace de la casualidad, con alguien que un día te hace un regalo, o como algo ocasional, para cubrir los gastos después de varios meses sin encontrar trabajo.. Hay muchas clases de putas y hay putas por miles de motivos distintos». Y ¿qué dicen ellas? El colectivo Hetaria lleva tiempo diciendo que las prostitutas estarían mejor con todos los papeles, con derechos, con menos miedo a acudir a la policía.

Nos faltan datos aunque nos hemos empeñado en buscarlos. Dos periodistas de esta casa, Mónica Ceberio y Álvaro de Cózar, publicaron una serie de reportajes tras una exhaustiva investigación en 2009. El diagnóstico más prudente posible era alarmante: «Si hubiera 45.000 prostitutas en España -las cifras más bajas de la ONU y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado-, y sólo el 10% estuvieran obligadas (porcentaje que calculan los propios empresarios del sexo), estaríamos hablando de miles de esclavas, un drama invisible que provoca una escasa preocupación social». Hemos informado de cómo las chicas son reclutadas entre los pobres de países pobres; cómo se las aterroriza obligándolas a firmar que renuncian a su vida; cómo se las fuerza a estar disponibles las 24 horas o se las presiona para que perdonen el preservativo. «¿Tú quieres que te rompa la cabeza?», le decía el proxeneta a sus empledas en un caso que terminó enabsolución. Aumenta el uso de chicas menores de edad. Los empresarios de los burdeles y los traficantes de mujeres son grupos separados que evitan implicarse entre sí; algunas bandas están formadas por tan pocas personas que su caída no pone en peligro en negocio.

Entonces, ¿de qué hablamos? No de moralidad, ni de si un trabajo es indigno por naturaleza, sino sobre todo de derechos humanos: de explotación, amenazas de muerte, palizas, violaciones. Pues bien, cuando hemos ido dando todas estas informaciones de lo que ocurre en las redes de prostitución, muchos lectores nos afeaban la incoherencia de contar esto y acoger, unas páginas más allá, los anuncios de contactos. La Defensora del Lector recogió este debate. Quedó claro, en todo caso, que la independencia informativa de este periódico no está en cuestión por un puñado, o varias páginas, de anuncios breves.

Este diario y otros siguen aceptando esos anuncios aunque rechazan las fotos y los textos obscenos, que persisten en otros periódicos; solo dos de los de difusión nacional (Público La Razón) los vetan. Un vistazo rápido a los clasificados da una idea del mapa de la prostitución: una minoría de españolas; muchos pisos especializados en latinas, europeas del Este, africanas u orientales; algunas transexuales; un número notable de hombres ofreciéndose a hombres y rarísimas ofertas de sexo de pago para mujeres. El Consejo de Estado da argumentos al Gobierno para respaldar una prohibición por ley como la que planteó Bibiana Aído. Los editores de diarios preguntan por qué van a tener que rechazar anuncios profesionales de un negocio que no es ilegal, y se sienten discriminados porque saben que la publicidad de contactos tendrá todo el campo abierto en Internet. Si ha sido tan difícil introducir la Ley Sinde contra los principales sitios de descargas ilegales de cine y música, y vaticinamos que va a servir de poco, adivinen si sería posible censurar un universo de millones de mensajes cortos. Eso sin contar con que muchas salieran de pisos y se echaran a la calle a por los clientes que no saben navegar en la Red.

La publicidad de los burdeles probablemente desaparezca más pronto que tarde de la prensa, por autorregulación o por imposición, como desapareció la del alcohol o la del tabaco, pero esta batalla librada contra la prostitución no tendrá más impacto que el simbólico. Los abolicionistas buscarán dar nuevos pasos, pero pesa demasiado la lección histórica de que la ley seca solo sirvió para engrandecer a Al Capone. La regulación está muy lejos de ser una solución ideal, pero ¿estarían los empresarios más vigilados y las mujeres un poco más protegidas? Eso parece lo urgente. Utopías en otro momento.

<iframe title=»YouTube video player» width=»480″ height=»390″ src=»http://www.youtube.com/embed/lzZWXUfIyIs» frameborder=»0″ allowfullscreen></iframe>

Fotogramas de Princesas (Fernando León de Aranoa, 2005). Vídeo: Me llaman calle, de Manu Chao, de la banda sonora del filme.

http://blogs.elpais.com/mujeres/2011/03/de-profesion-prostituta.html

 

Share

¡Nada sobre NOSOTRAS sin NOSOTRAS!, de Pia Covre (del Comitato per i Diritti Civili delle Prostitute, Italia)

Madrid, viernes, 25 de marzo de 2011

Intervención de Pia Covre (del Comitato per i Diritti Civili delle Prostitute- Onlus) en un máster en la Universidad Rey Juan Carlos en Alcorcón.

Pia Covre

 

En mi discurso intentaré formar un cuadro de la situación sobre las políticas aplicadas en Italia -de verdad, no sólo en Italia parece que en España pasa algo similar – con respecto al trabajo sexual y a la lucha contra la trata de seres humanos. Actualmente, se unen estos dos fenómenos como si se tratara de un solo fenómeno. Sin embargo, la causa de la trata no es el trabajo sexual, sino las políticas inherentes a la migración que inducen y alimentan la trata. Lo que está pasando ultimamente es que se está implementando una mezcla de los modelos abolicionista y prohibicionista. Sin duda la ideologia abolicionista es la gran influencia, no sólo a la hora de decidir reglamentar o prohibir, sino a la hora de que socialmente la prostitucion se vea como pecaminosa y algo indigno que no se puede tolerar.

 

Se habla de tráfico de seres humanos para la explotación sexual, como si fuera el único sector en el que explotan a los inmigrantes, fingiendo no ver que existen muchas otras formas de trabajo explotado y forzoso en la agricultura, en el trabajo doméstico, en la construcción y otros sectores. La trata de seres humanos constituye una violación grave, que justamente requiere el empeño de toda la sociedad para eliminarla; sin embargo hoy en día vemos que la lucha contra la trata se realiza fundamentalmente a través de la lucha contra la prostitución. Este modo de obrar quiere hacer ver como “víctimas” a trabajadoras y trabajadores sexuales; y, en algunos países, hasta se criminaliza a sus clientes. Hablo, a menudo, de las trabajadoras, en femenino, porque constituyen la mayoría, pero les ruego que tengan en cuenta que hoy en día hay trabajadores de ambos sexos y personas transexuales y me refiero también a ellos. Sin embargo, la presencia de mujeres es preponderante. Y en este fenómeno de migración de mujeres y menores de edad se determina el perfil de la “víctima potencial”, que se construye sobre la falta de “voluntad” por su parte. Se supone que toda migrante es una víctima, desprovista de su propia voluntad de emigrar o viajar y del mismo modo se niega deliberadamente la autodeterminación de quien elige libremente el trabajo sexual.

 

Normalmente en la prensa cuando se aborda la prostitución se hace desde una perspectiva “trafiquista”. Raras veces se nos reconoce la libertad de elección, incluso a las trabajadoras autóctonas, y por lo general se tiende a presentarnos como discapacitadas psíquicas o desviadas (este concepto se utiliza con mayor frecuencia para las personas transexuales) incapaces de administrar la propia vida. Se niega nuestra voluntad y, por supuesto como consecuencia directa, se nos niega la dignidad de trabajadoras y trabajadores. Y esto no es un detalle secundario… en efecto, en Europa más del 60% de los trabajadores sexuales son migrantes. Y en países como España e Italia este porcentaje es mayor.

 

Quisiera subrayar que en muchos países es indispensable para obtener los derechos de ciudadanía que las personas extranjeras sean TRABAJADORAS. Quien no puede acceder a un trabajo regularizado se ve obligado a confiarse en los que organizan el trabajo negro, explotado, clandestino y, incluso, el trabajo sexual. Delito de entrada y de residencia ilegales, continuas redadas policiales a la caza de inmigrantes «sin papeles», muchas de ellas son mujeres. Así pasa en España también. En Italia el Ministerio de Interior promulgó el Decreto sobre la Seguridad (Decreto Ley N º 125, 24-7 – 2008), con el que se autoriza a los alcaldes a emitir ordenanzas contra la prostitución callejera, con sanciones para cualquier persona que se suponga esté allí para vender o comprar sexo y el decreto ley de la ministra de Igualdad de Oportunidades, Carfagna -que debería reemplazar la ley de prostituciones- refleja en parte las ordenanzas e instaura una orientación muy represiva, todo ello añadiéndose a las nuevas normas sobre la inmigración. (El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros en el otoño de 2008 ahora se ha estancado después de los escándalos de políticos con las escort girls). Al decreto sobre la seguridad (convertido en ley en el mes de agosto de 2009) siguió inmediatamente toda una serie de ordenanzas contra la prostitución, emitidas por los alcaldes, que incluyen multas para las prostitutas y sus clientes. Con pocas variaciones, las ordenanzas pretenden impedir en el territorio, dependiente de cada ayuntamiento, la prostitución en la calle y “llamará al orden” a aquellas personas de quienes se sospeche que puedan dedicarse a la prostitución. Desde agosto de 2008, la ola de represión ha sido llevada a cabo por la policía nacional, los carabinieri y también por la policía municipal, los guardias de las finanzas, etc…:

 

. redadas en las calles;

 

. identificaciones con fichajes y fotos de señalización (no sólo para las extranjeras);

 

. persecuciones en las afueras de las ciudades para atrapar a quienes intentan escapar (se verificó algún accidente trágico en el que una mujer murió atropellada por un coche mientras huía);

 

. redadas en los clubes nocturnos para «desanimar» a quienes han buscado estos puestos alternativos de trabajo;

 

. intensificación de las redadas en los apartamentos (donde las Fuerzas del Orden entran sin orden judicial, hacen registros, secuestran condones y teléfonos móviles…) donde se ficha a las mujeres y se denuncia a los dueños por proxenetismo.

 

. lucha contra los periódicos y los sitios web donde se publican anuncios de contactos. Se denuncian algunos periódicos y se cierran sitios web, con la acusación para los gestores de explotar y favorecer la prostitución Como afirma el Colectivo Hetaira en un comunicado de prensa esta semana: “La prohibición de los anuncios en los medios escritos se trata de una medida demagógica, fácil y barata para el Gobierno pero totalmente ineficaz para la protección de las víctimas de trata que ejercen de forma coaccionada la prostitución. La trata con fines de prostitución es un delito y, como tal, no se anuncia masivamente en la prensa. Por el contrario quienes sí se anuncian son aquellas trabajadoras del sexo que ejercen por voluntad propia y que ven cómo medidas como éstas recortan su derecho a ofertar su trabajo. Su prohibición, por lo tanto, implicaría obligarlas a lanzarse a la calle a buscar clientela o a refugiarse en los clubes donde tendrían que someterse a las imposiciones de los empresarios”.

 

 

L@s trabajador@s del sexo:

 

. Hemos luchado y siempre nos hemos opuesto con tenacidad a las leyes que limitan la libertad y la autonomía de las trabajadoras sexuales y cuyo objetivo es poner bajo el control y el dominio de otros el trabajo sexual.

 

. Nos movilizamos contra las decisiones y políticas del Gobierno y de las Administraciones locales.

 

. Creemos que las ordenanzas de los alcaldes son inconstitucionales y hemos presentado recursos a los tribunales regionales.

. Y en el 2010 presentamos un recurso al Consejo de Estado -también ahora que el alcalde de Roma ha presentado una nueva ordenanza. Así como sucede aquí en España: “Esta ordenanza contra la que hoy nos posicionamos es contraria a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad, en la que se establece que: la ciudad es un espacio colectivo que pertenece a todos sus habitantes, que tienen derecho a encontrar las condiciones para su realización política, social y ecológica, asumiendo deberes de solidaridad”, tal como dice la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

 

En Italia, los colectivos de trabajadoras y trabajadores sexuales y personas transexuales con los proyectos de unidad de la calle, las asociaciones de la red de asistencia a las víctimas de la trata y a quienes se ocupan de inmigración y de menores de edad (por lo que respecta a los abusos y a la explotación) hemos preparado un documento firmado por más de 100 instituciones y asociaciones y enviado a los ministros y parlamentarios. Hemos querido tomar posición contra las prácticas prohibicionistas que criminalizan a trabajador@s sexuales, víctimas de trata e incluso a clientes.

 

El documento De víctima a ciudadan@ -ampliamente compartida por las asociaciones- pone de relieve:

 

.  la preocupación por el aumento de vulnerabilidad de las personas más débiles y de su mayor exposición a la violencia;

 

. subraya que hay una clara violación de los derechos humanos de las personas víctimas de la trata;

 

. las nuevas políticas ponen en tela de juicio las buenas prácticas, de modo particular las buenas prácticas para combatir la trata y apoyar a las víctimas, que se han demostrado eficaces y que ahora se consideran un modelo que hay que imitar en Europa.

 

Se realizaron también seminarios y manifestaciones civiles para sensibilizar a los políticos sobre la peligrosa desviación a la que puede conducir la elección de represión generalizada y la falta de políticas sociales de apoyo.

 

Para esta protesta dieron un gran soporte algunos colectivos de jóvenes feministas pertenecientes a los grupos de lucha contra el trabajo precario y contra la violencia, un soplo de frescura y de «hermandad» que nos hace esperar un feminismo mejor que el «abolicionista » o «putófobo» ([1]), que nos considera sólo víctimas.

 

La criminalización de la prostitución y de la migración hace que se «victimice” por partida doble a las víctimas de trata, ocultas, invisibles.. La invisibilidad y la simplificación para aplicar las expulsiones pueden hacer ineficaces los instrumentos legislativos para combatir la trata de personas y apoyar y proteger a las víctimas. Éstas son consecuencia de la vieja ideología feminista, las feministas que llegaron al poder, abrazadas al abolicinismo y que pretenden desligitimar continuamente al movimiento pro-derechos inventando falsedades cada día: sobre las cifras, por ejemplo. Su discurso es de una «moralina» cargante y tienen la última palabra a la hora de influir en los argumentos institucionales, tanto a nivel nacional como internacional.

 

La exclusión del acceso a la asistencia, a las curas médicas y a la protección social -que proceden de normas y políticas levadas a cabo por muchos Gobiernos- constituyen una violación de los derechos humanos, principalmente para las víctimas de la trata de los seres humanos y también para l@s trabajador@s sexuales migrantes. Denunciamos falta de indicadores claros para detectar a víctimas de trata de seres humanos en varios países. Sospechamos que se está expulsando del país en toda Europa a muchas mujeres sin que hayan contado con protección.

 

En 2008, TAMPEP (constituida por asociaciones pro derechos en diferentes países europeos) desarrolló un mapeo del trabajo sexual en 25 países de Europa y analizó el fenómeno y sus contextos nacionales. Estudió las leyes, observó las políticas aplicadas y examinó la accesibilidad a los servicios de salud y las buenas prácticas como modelo aplicable. Los resultados se pueden leer en los informes de los sitios: www.tampep.euwww.services4sexworkers.eu, SEX WORK IN EUROPE, SEX WORK MIGRATION HEALTH, WORK SAFE IN SEX WORK, Services 4 SexWorkers – Internet Directory. La investigación realizada por la red TAMPEP nos da una visión general de las prácticas en Europa bastante desoladora y una larga lista de recomendaciones inherentes al respeto de los derechos de trabajador@s sexuales: acceso a las curas médicas y a los servicios de salud, respeto de los derechos humanos de los migrantes.

 

Es necesario salvaguardar los derechos de quienes hacen trabajo sexual y de quienes se prostituyen; hacen falta más oportunidades para una mayor integración social. Es preciso hacer frente a las redes criminales que explotan a las personas, y no a las redes de sostén (como sucede cuando se aplica el delito de proxenetismo hasta las mismas trabajadoras que se unen para autodefenderse). Se debería permitir un modelo cooperativista de organización de este trabajo. Much@s trabajador@s sexuales([2]) quisieran mayor respeto de su libre elección y ser reconocidos como trabajador@ss. Personas que no desean cambiar de actividad y no consideran aceptable esta línea prohibicionista, que quiere convertirlas en criminales. Es hora de cambiar las posturas ante el trabajo sexual, cualquiera que sea el territorio en el que una persona decide ejercer su actividad (en casa o en la calle o en otro lugar), porque en el trabajo sexual los territorios son principalmente nuestros cuerpos, con los que nos exponemos en el mercado del sexo comercial.

 

Nuestros cuerpos en los que otras personas pueden ejercer el poder de la explotación, exactamente como en las fábricas, peor que en las fábricas, cuerpos de mujeres, transexuales, extranjeras y autóctonas sobre los que se ejerce la violencia genérica, racista e incluso institucional. Pedimos políticas que nos liberen de la violencia política, violencia que es generada por el sistema social de las desigualdades en la que se fundan la violencia genérica, y también la violencia institucional, consecuencia de las leyes prohibicionistas sobre la migración y la prostitución.

 

¡Nada sobre NOSOTRAS sin NOSOTRAS!

 

Pia Covre, secretaria del CDCP ONLUS

 

 

 

[1] Como dicen nuestras colegas francesas Maitress Nikita & Thierry Schaffauser en el libro «Orgullosas de ser putas».

 

[2] En el mes de octubre de 2005, en Bruselas l@s trabajador@s sexuales llevaron sus propias reivindicaciones al Parlamento Europeo considerando necesario que la cuestión del trabajo sexual, en sus numerosos aspectos, sea puesta en la agenda del Parlamento para el reconocimiento de los derechos de los trabajadorses sexuales y para la lucha contra la discriminación.

Los documentos elaborados via internet por las activistas del trabajo sexual han llegado a constituir la plataforma política del movimiento y han sido presentados en Bruselas por 120 activistas de 26 países. El Manifiesto es un documento de los colectivos europeos, sin embargo su contenido global ha sido compartido por las trabajadoras sexuales. Se encuentra en varias lenguas en los sitios :www.sexworkeurope.org ó www.lucciole.org, entre otros.

 

 

 

 

http://www.facebook.com/notes/colectivo-hetaira/nada-sobre-nosotras-sin-nosotras-de-pia-covre-del-comitato-per-i-diritti-civili-/10150215900537802

Share

De vuelta a la prostitución por la crisis

La crisis económica está dificultando la salida de las mujeres del mundo de la prostitución y, además, está suponiendo que regresen otras que ya no la ejercían pero que se han quedado sin trabajo, ha manifestado el presidente de Metges del Món de las Islas Baleares, Miguel Reyero. La radiografía de la persona que se prostituye en Mallorca es una mujer inmigrante, principalmente de Brasil, Nigeria y Rumanía, de entre 25 y 34 años, aunque debido a la crítica situación económica esta franja se está ampliando a mujeres de más edad.

La necesidad económica es la causa de que ejerzan esta actividady de que decidan venir a España, ha explicado Reyero, que ha presentado hoy el Informe de Inclusión Social 2010 sobre el trabajo que realiza esta ONG en Mallorca. Durante el pasado año un total de 3.294 personas fueron atendidos por Metges del Món en la isla gracias a sus distintos programas. De esa cifra total, 2.130 personas se prostituían y 1.003 eran drogadictas, mientras que otros 161 inmigrantes participaron en distintos talleres. Nueve (92%) de cada diez personas que se prostituyen son mujeres, el 5% son hombres y el 3% restante, transexuales. De las 1.958 mujeres prostitutas, 1.013 tenían entre 25 y 34 años; 442 entre 35 y 44 años; 315 entre 18 y 24 años y 188 son mayores de 45 años.

Un «dato positivo» al que ha aludido Reyero es que desde el año 2003 se está registrando un aumentado considerable de estas personas que obtienen la tarjeta sanitaria y tienen acceso a la atención sanitaria pública y gratuita. Por el momento, el año pasado aún había un 35% que no la tenían. Reyero ha señalado que el fenómeno de la prostitución está «íntimamente relacionado» con la actividad turística de las islas y, de hecho, en verano se produce un incremento de esta actividad. En este contexto, el presidente de esta ONG ha criticado que en la prensa española todavía se permitan los anuncios de contactos porque, «en general», las personas que se prostituyen no lo hacen libremente y porque a «nadie se le ocurriría» publicitar la venta de armas o el trabajo de menores de edad.

Respecto a las personas atendidas por Metges del Món en la isla y que son consumidoras de drogas, casi nueve de cada diez son españolas, el 84% son hombres y el número de las mujeres atendidas ha crecido un 25%. El 1,1% de la población que consume droga es extranjera y se ha observado un aumento considerable de las personas procedentes de Europa del Este y del norte de África, según recoge este informe. Desde 1995, esta ONG desarrolla el programa «Nexus», que está dedicado a la reducción de daños y a la atención sociosanitaria dirigida a personas drogodependientes.

Francisco Garrido, coordinador de esta entidad, ha dicho que el desmantelamiento del poblado de Son Banya no ha supuesto por el momento la existencia de nuevos puntos de venta de droga en Palma. Finalmente, un total de 161 personas participaron el año pasado en el programa de Metges del Món dirigido a formar a mujeres y hombres como «agentes de salud líderes» para que, a su vez, asesoren a sus compatriotas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/10/baleares/1299765696.html

Share

Las prostitutas atraen cada vez a más clientes a través de Facebook

 

Facebook

  • En Nueva York, el 83% de las prostitutas encuestadas en una investigación respondieron que recurrían a Facebook para atraer clientes.
  • El investigador a cargo de la encuesta asegura que la red social será la principal forma de captación en este ámbito a finales de 2011.
  • La tendencia ha ido al alza tras la eliminación de la sección de clasificados eróticos en la web Craigslist.

 

Las prostitutas usan la red social Facebook para atraer a sus clientes. Tanto es así que algunos estudios recientes aseguran que ésta será la principal forma de captar clientes a finales de 2011 en ciudades como Nueva York. Los resultados, aunque se refieren a esta gran ciudad, podrían servir para observar el cambio de tendencia, en localizaciones similares, que lasprofesionales del sexo están llevando a cabo para desarrollar su negocio.

Después de la eliminación de los anuncios de contactos de la página Craigslist, acusada de ser la mayor fuente de prostitución en EE UU, el sociólogo de la universidad de la universidad de Columbia Sudhir Venkatesh se preocupó por investigar los hábitos de 290 personas relacionadas con el mundo de laprostitución y el 83% de las encuestadas respondió queusaban Facebook para atraer clientes, según recogen esta semana en Time.

Venkatesh empezó a estudiar la prostitución en la ciudad de Nueva York en 1999, después de que el alcalde Rudolph Giuliani comenzase ese mismo año una campaña para mejorar la ‘calidad de vida’ en las calles, una iniciativa que intentó acabar con los ‘sin techo’, la mendicidad y la prostitución, entre otros, y que buscaba limpiar zonas (en especial, las más comerciales y turísticas) de personas relacionadas con esto. Las prostitutas han encontrado fuera de la calle, en la Red, una vía para captar a muchos clientes, y eso fue lo que llevó a este sociólogo a investigar, tras ver cómo varias mujeres ofrecían sus servicios y tarifas en esta red social.

La tendencia de captar clientes a través de Internet comenzó a crecer allá por 2003, cuando seis de 10 mujeres dedicadas a la prostitución usaban Craigslist. Según los datos obtenidos en las encuestas por Venkatesh, el 9% de la clientela, ya por entonces, procedía de esta web. Entre 2003 y 2008, la proporción de clientes regulares procedentes de Craigslist se redujo de 9% a 3%, mientras que la proporción de Facebook pasó de cero al 25%.

En el estudio, publicado en Wired, se recogen, además, la importancia que dan éstas a teneruna BlackBerry para poder conectarse a Internet de forma constante, ya que a día de hoy supone un aumento en sus ingresos.

Venkatesh afirma también que muchos hombres de negocios y empresarios recurren a la Red para contratar estos servicios para no dejarse ver en la calle.

Andrew Noyes, portavoz de Facebook, aseguró en el New York Daily News que la red social intentaría cortar cualquier tipo de actividad ilegal que se llevase a cabo en su web, algo que, incluso para la Policía, se antoja imposible. Paul Browne, portavoz de Policía en Nueva York, declaró recientemente que atajar este tipo de conductas en Internet es muy complicado.

http://www.20minutos.es/noticia/976767/0/facebook/prostitutas/clientes/

Share

Los juristas discrepan sobre la necesidad de regular la prostitución

Lleida, 25 feb (EFE).- Una quincena de juristas y expertos europeos han participado hoy en la Universidad de Lleida (UdL) en una jornada sobre prostitución, en la que han dejado patente la eterna discrepancia sobre la conveniencia de regular o prohibir esta actividad sexual.

Optar por la vía punitiva, castigando a los clientes de las prostitutas, como sucede en Suecia, o regular el ejercicio de la prostitución, como ha hecho en Alemania, son dos de los modelos de actuación que se han planteado en el debate, que se ha celebrado en el auditorio del campus universitario de Cappont, al que han asistido más de 200 estudiantes.

Una de las ponentes ha sido Ángeles Vivas, magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), quien ha expresado abiertamente su oposición a regular la prostitución, ya que hacerlo, ha dicho, «sería una forma de incentivar estas prácticas y provocaría un efecto llamada».

«Si ahora vamos hacia el camino de la regulación estaremos blindando otro tipo de violencia contra las mujeres, como es la prostitución», ha señalado la juez en declaraciones a la prensa.

Para luchar contra la prostitución, Vivas plantea otras vías de actuación, como la aplicación de medidas para desincentivar la demanda de servicios sexuales, con sanciones a los clientes; la supresión de los anuncios de contactos sexuales de los diarios o la puesta en marcha de actuaciones dirigidas a apoyar a estas mujeres y a ayudarles a encontrar otro empleo.

En un ejercicio de autocrítica hacia su profesión, la magistrada también ha criticado que algunos jueces decidan sobre casos relacionados con la prostitución «sin profundizar» y «con cierta desinformación» y que en las sentencias «se filtre la subjetividad» de la persona que la firman.

A modo de ejemplo, ha citado una sentencia del año 2009 del Tribunal Supremo, en que el juez considera que las mujeres se prostituyen «porque quieren», ya que es una opción que han escogido libremente.

Una postura contraria a la de Vivas es la que defiende el catedrático de Derecho Penal de la UdL Josep Maria Tamarit, artífice del proyecto de ley que impulsó la entonces consellera de Interior Montserrat Tura para regular la prostitución pero que no acabó prosperando «por las resistencias de sectores sociales y políticos».

Según ha explicado Tamarit, el objetivo de este borrador de anteproyecto de ley era regular el ejercicio de la prostitución con el objetivo principal de proteger los derechos y la seguridad de las mujeres.

La normativa establecía, por ejemplo, que la edad mínima para ejercer la prostitución fuera los 21 años y fomentaba la fórmula de las «casas autogestionadas» por prostitutas con el ánimo de erradicar la actividad de los proxenetas.

Pese a que este borrador no pudo convertirse finalmente en ley, Tamarit considera que sigue siendo necesario «avanzar hacia un sistema de regulación de la prostitución desde la perspectiva de proteger los derechos de las prostitutas».

Uno de los países europeos que ha optado por regular el trabajo sexual es Alemania. Lo hizo en 2002, aunque hasta ahora «no ha habido voluntad política de implementar esta regulación», según ha explicado la socióloga germana Barbara Kavermann, de la Universidad Católica de Ciencias Aplicadas de Berlín.

Kavermann ha subrayado que «la legalización de la prostitución es siempre la mejor opción», ya que de lo contrario se aboca a estas mujeres al margen de la legalidad.

«La prostitución es un trabajo muy duro y peligroso y no regularlo hace que las mujeres sean más débiles y no tengan forma de luchar contra los abusos que contra ellas cometen», ha advertido la experta. EFE

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=705145

Share

El Gobierno descarta prohibir los anuncios de prostitución


El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, aboga por la «autorregulación» de los periódicos, aunque el Consejo de Estado permita que el Ejecutivo prohíba por ley estas ofertas de sexo

La lucha del Gobierno contra los anuncios de contactos en la prensa pierde fuerza y se aleja de su objetivo inicial de erradicarlos. Diga lo que diga el Consejo de Estado, que debeTras los anuncios de relax en los periódicos se esconden mafias de trata de personas, como han demostrado varias operaciones policiales en los últimos meses.detallar las opciones legales para eliminar esta publicidad, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, afirmó la noche del lunes en el programa televisivo Al rojo vivo de La Sexta, que el Ejecutivo no prohibirá las ofertas de comercio sexual.

«Si el informe del Consejo de Estado permite al Gobierno intervenir en este tema, propondremos un mecanismo, si no legal, pactado con los medios, para que desde la autorregulación, este tipo de publicidad vaya desapareciendo poco a poco», explicó.

La autorregulación fue la primera vía por la que optó el desaparecido Ministerio de Igualdad para erradicar los anuncios de contactos, tras los que habitualmente se esconden las mafias de trata de personas. La estrategia no cuajó. SóloPúblico ha renunciado desde su nacimiento a participar en un negocio que genera 40 millones de euros al año para los periódicos españoles, según calculó una comisión parlamentaria hace cuatro años. La Razón 20 Minutostampoco admiten este tipo de publicidad.

No obstante, fuentes del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad insisten en que «no hay ninguna decisión tomada» y que no la habrá «hasta que se conozca el informe del Consejo de Estado», que estaba previsto para finales del año pasado. «La autorregulación es la mejor opción, otra cosa es que sea eficaz», reconocen. Aun así, y a pesar de las declaraciones de Jáuregui, las mismas fuentes insisten: «En Sanidad, no hay intención de desistir».

El departamento que lidera Leire Pajín ya tuvo que negar cualquier atisbo de relajación en la lucha del Gobierno contra este tipo de publicidad en noviembre del año pasado, cuando el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, abogó también por «pactar con los periódicos un horizonte acordado de supresión».

El también ministro del Interior, sin embargo, dejaba la puerta abierta a cualquier tipo de medida a la espera del informe del Consejo de Estado. Y ahí está la diferencia con el discurso de Jáuregui, que apuesta por la autorregulación, aunque el Consejo de Estado «permita al Gobierno la intervención en este tema». Fuentes de Presidencia, sin embargo, señalaron aPúblico que ambos discursos coinciden y que «la opción del Gobierno es trabajar con los medios».

El argumento del ministro de la Presidencia para justificar este paso atrás en la lucha del Gobierno contra los anuncios de contactos, es el mismo que utilizó Rubalcaba hace unos meses: la crisis. «Nosotros la quitaríamos [publicidad de prostitución] mañana. Pero no podemos hacerlo porque producimos una lesión económica a un sector que está en un profundísima crisis», respondió Jáuregui a preguntas de los periodistas.

«Deben ser eliminados»

El Gobierno anunció la intención de acabar con los anuncios de contactos el 15 de julio, durante el debate sobre el estado de la nación en el Congreso. «Deben ser eliminados», sentenció José Luis Rodríguez Zapatero, «porque mientras sigan existiendo, se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad [la prostitución]».

El presidente del Gobierno respondía de este modo al portavoz de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Carlos Salvador, quien anteriormente había pedido al Gobierno que retirase la publicidad institucional de los periódicos que se lucran con los anuncios de relax. La reivindicación de UPN surtió efecto en la Carrera de San Jerónimo, pero no en el Parlamento navarro. Nafarroa Bai, el PSN y CDN tiraron por tierra las intenciones del Ejecutivo autonómico al rechazar una proposición de ley que instaba a todas las administraciones públicas a retirar las ayudas a los medios que obtuvieran financiación con la publicidad de la prostitución.

Los diarios que admiten este tipo de anuncios ingresan unos 150.000 euros al día. Este es, según las ONG y las asociaciones que trabajan por los derechos de las prostitutas, el motor de la «hipocresía» de los medios de comunicación que permiten que las mafias de explotación de mujeres utilicen sus páginas y, al mismo tiempo, denuncien el sometimiento de estas víctimas. Tres grandes operaciones policiales han demostrado, en los últimos meses, que las mafias están detrás de los anuncios sexuales.

http://www.publico.es/espana/356964/el-gobierno-descarta-prohibir-los-anuncios-de-prostitucion

Share

Caen dos redes de trata que usaban anuncios en Prensa

En ambos casos obligaban a prostituirse a mujeres extranjeras, muchas en situación irregular

Nuevo golpe contra las redes de prostitución. A lo largo de esta semana se han desmantelado dos redes que ofrecían sexo a través de los anuncios de contactos que numerosos periódicos publican en sus páginas.

Las mujeres fueron detenidas por su situación irregular  en España

Las dos operaciones las ha efectuado la Policía, guiada por estos anuncios. Asimismo,en ambos casos se mezcla la trata de blancas con la inmigración ilegal, ya que todas las mujeres detenidas, tanto en Ávila como en Ferrol, son extranjeras.

Ayer, a primera hora de la tarde, la Policía Nacional de Ávila desveló que los agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras habían detenido en la capital abulense a cinco mujeres y un hombre, todos ellos de origen suramericano, acusados de presuntos delitos relativos a la prostitución, asociación ilícita y estancia irregular en España. En esta ocasión se desarticulaba una banda que ejercía en un chalé de una urbanización residencial en la periferia de la capital abulense –Las Hervencias– después de meses de investigación y vigilancia por parte de las autoridades policiales después de descubrir que la captación de clientes se realizaba mediante anuncios publicados en la sección de contactos de la prensa local así como en internet.

El subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín, confirmó que las detenciones se produjeron tras descubrir que en un chalé ejercían la prostitución mujeres extranjeras en situación de ilegalidad en España, a las que se las obligaba de forma «abusiva y las 24 horas del día. Se aprovechaban de su posición de irregulares para amenazarlas», concretó el subdelegado. Además, se da la circunstancia, señalaba Martín, que dos de las personas detenidas ya estaban involucradas en una operación policial anterior, que se llevo acabo hace unos meses en otro chalé  cercano al descubierto ayer.

La operación abulense se zanjó con la detención de una mujer, W.P. S., de 31 años y un hombre, E. R. M., de 33, ambos de origen suramericano.  A la pareja se la acusa  como presuntos responsables de un delito de prostitución, una actividad que les imponían a cuatro mujeres y a las que les imponían unas condiciones abusivas de trabajo, aprovechándose de su situación irregular en España.

También se procedía a la detención por estancia irregular de las cuatro jóvenes, E. P. M. y M. C. G. R, ambas de 31 años; C. Z. F. R., de 30 y S. M. L., de 29. Una de ellas ha sido expulsada de España al tener una orden en expulsión en vigor. El resto de detenidos, que ha pasado a disposición judicial, se les ha iniciado los respectivos expedientes sancionadores de expulsión. De momento la Brigada de Extranjería continúa con las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas.

La clave de los vecinos

La actividad de estas mujeres pasaba desapercibida entre los vecinos del barrio residencial, ya que trabajaban en un inmueble vallado y alejado de las miradas de los curiosos. «No nos hemos enterado de nada», comentó uno de los residentes de la urbanización. Cerca del área de chalés se sitúa un polígono industrial, por eso muchos de los vecinos creían que la red desmantelada trajinaba en el club de alterne que existe en sus proximidades.

Al contrario que en Ávila, los vecinos de la calle Orense de la localidad coruñesa de Ferrol sabían perfectamente lo que ocurría en uno de sus edificios. El ir y venir de gente fue una de las claves para ejecutar la «Operación Noray» que terminó con otra red de prostitución e inmigración ilegal el pasado martes pero de la que no se revelaron datos hasta ayer. La Policía Nacional comunicó que los detenidos se lucraban de la actividad que desarrollaban 30 mujeres en dos pisos y en otros tantos locales de alterne. Según fuentes policiales, nueve de los 17 detenidos entre el martes y el miércoles pasaron a disposición   judicial, mientras que otros dos fueron puestos en libertad y a seis   se les abrió un expediente de expulsión por su situación irregular.  en España.  Con este operativo, se ha dado por desarticulada la red de inmigración ilegal y prostitución que se investigaba desde octubre.

30 brasileñas en Ferrol

Los cabecillas de la organización eran dos ciudadanos españoles, padre e hijo, A.V.P., de 53 años y vecino de Ferrol, y JA.V.L., de 33,  de Narón. A través de terceras personas y sociedades interpuesta controlaban dos clubes de alterne, el Noray, en la localidad, y el Queens, en Narón; además de un tercero que esta cerrado. También dirigían dos pisos-prostíbulo en el mismo municipio. En total, se lucraban del trabajo de 30 brasileñas que trabajaban  en contra de su voluntad. Su único beneficio eran 25 euros, la mitad de lo que cobraban  por una relación sexual con un cliente.   De esa cantidad, se restaba además el dinero que la organización  destinaba a insertar anuncios en los medios de comunicación para no cesar con su actividad.

Los vecinos de la calle Orense de Ferrol manifestaron que sabían perfectamente lo que se hacía en tres pisos del inmueble número 27 y muestran su satisfacción por la intervención policial del pasado martes, en la que se registraron siete locales en los que, supuestamente, se ejerce la prostitución. Según las declaraciones de una mujer a «Diario del Ferrol»: «Los problemas eran constantes porque algunos clientes se confundían de portal y tocaban el timbre a horas intempestivas en otras viviendas». La situación se solventó con la retirada del picaporte de la puerta de la calle del edificio 27, dejando libre el acceso al mismo. También pudo haber contribuido el hecho de que algunas de las profesionales ofrecen sus servicios a través de internet aportando la dirección completa y el número de teléfono. Por lo demás,      señalan que la afluencia de hombres al inmueble es algo a lo que ya casi se han acostumbrado, porque ocurre desde hace bastantes años.

Una asignatura pendiente
– Políticos y ciudadanos son tajantes: los anuncios de prostitución están de más en la prensa generalista. Entre los políticos, más del 80 por ciento se declara a favor de la supresión. Por su parte,  más del 70 por ciento de la ciudadanía los rechaza, según las encuestas elaboradas por LA RAZÓN.
– El Congreso de los Diputados aprobó el pasado 21 de septiembre una proposición no de ley de UPN en la que se instaba al Gobierno a presentar, en un plazo de cuatro meses, una propuesta para retirar los anuncios.
– La que fuera ministra de Igualdad, Bibiana Aído, solicitó al Consejo de Estado un informe sobre estos anuncios.
– A día de hoy, el Consejo de Estado no ha emitido el informe, una pieza clave a la hora de aportar los mecanismos legales que permitan al Gobierno la erradicación de esta publicidad.

http://www.larazon.es/noticia/8568-caen-dos-redes-de-trata-que-usaban-anuncios-en-prensa

Share

‘La Razón’ recuerda al Gobierno su compromiso contra los anuncios de prostitución

LA SALIDA DE AÍDO Y FERNÁNDEZ DE LA VEGA DEL GOBIERNO HAN SUPUESTO ‘UN FRENAZO EN SECO’ PARA LA INICIATIVA

Madrid.- ‘La Razón’ dedica su principal titular de portada a recordar al Gobierno que se comprometió a terminar con los anuncios de prostitución en la prensa. El periódico dejó de incluir estos anuncios en diciembre de 2009 tras su acuerdo conL’Osservatore Romanopara distribuir el diario vaticano los domingos junto a sus ejemplares. Tan sólo ‘La Razón’ y ‘Público’ han renunciado a la sección de contactos que ofertan servicios sexuales.

Ya en páginas interiores, el rotativo dedica su sección‘Primera Plana’ a los anuncios de contactos. El diario echa de menos el compromiso del anterior equipo de Gobierno deZapatero para acabar con estos espacios. «La salida del Gobierno de la titular de Igualdad, Bibiana Aído, y de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha supuesto un frenazo en seco a los planes del Gobierno de erradicar la presencia de los anuncios», reza la información.

De hecho, señalan culpables: «Leire Pajín, ministra de Sanidad e Igualdad, y Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero, parece que tienen otros intereses». Rubalcaba ya anunció un eventual plan de rescate para la prensa, que recibe suculentos beneficios anuales de los anuncios de prostitución, que ‘La Razón’ cifra en 40 millones de euros.

El diario de Planeta lleva esperando cerca de tres meses a que se termine este negocio, del que no participa desde finales de diciembre de 2009. «Los plazos manejados por el anterior equipo de Igualdad, estimaban que el informe del Consejo de Estado que debe aportar mecanismos legales al Gobierno para erradicar este tipo de anuncios (…) estaría listo a finales de octubre o principios de noviembre», dice la información, que también aclara que «ha comenzado un nuevo año y no sólo no existe aún el mencionado informe, sino que además, el Consejo de Estado no tiene un plazo estimado para hacerlo».

http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/175382/la-razon-recuerda-al-gobierno-su-compromiso-contra-los-anuncios-de-prostitucion

Share