Los anuncios de prostitutas en los parabrisas de los coches serán ilegales en Madrid

Propuesta del PSOE

Anuncio de una prostituta colocado en el limpia parabrisas de un coche. SARA CAMPOS

El Pleno ha aprobado por unanimidad una propuesta del PSOE

  • MARTA BELVER

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por unanimidad la propuesta del PSOE para que se prohíba la distribución de anuncios de prostitutas que se colocan principalmente en los parabrisas de los coches. La medida se plasmará en una reforma de la Ordenanza de Publicidad Exterior en la ciudad, que incluye un régimen de sanciones de hasta 3.000 euros en los casos de incumplimiento de sus disposiciones.

«El fenómeno no es nada nuevo, pero el crecimiento ha sido exponencial en un número importante de distritos, en muchos casos en zonas próximas a centros educativos y parques infantiles», ha señalado la concejal socialista Carlota Merchán para argumentar su petición que las octavillas en las que se ofertan servicios sexuales se consideren «ilícitas».

Según ha descrito la edil, el director de un instituto le ha relatado cómo hay «alumnos masculinos» que recopilan los ‘flyers’ de las prostitutas «cual cromos» que luego «intercambian y comentan». Además, ha explicado que «comparan a sus compañeras con las chicas que salen en estos anuncios» y ha dejado a «la capacidad de deducción» de los miembos del Pleno municipal «los calificativos que utilizan».

«Hay que mandar a los ciudadanos un mensaje claro de rechazo a las diferentes formas de violencia contra las mujeres así como a todas las imágenes y mensajes que presentan a los hombres y a las mujeres como objetos de mercado», ha subrayado Merchán. En el PSOE han lamentado cómo con este tipo de anuncios«se dan pasos para atrás en materia de igualdad entre el colectivo adolescente e infantil».

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, se ha mostrado a favor de la propuesta de la prohibición, adelantada por ‘La Razón’, aunque ha señalado que habría que «diferenciar la publicidad de los prostíbulos de la de la señora que se hace sus propias fotocopias». Entre tanto, el edil de Ahora Madrid ha anunciado este miércoles que va a dar «instrucciones precisas» para que la labor preventiva que realizan los agentes tutores en los centros afectados por esta circunstancia sea «más incisiva».

La propuesta se ha aprobado por unanimidad tras la incorporación de una enmienda trasnsaccional presentada por el PP, que ha pedido que también se considere «ilícitas» las ofertas de servicios sexuales que conllevan «la denigración del hombre». Antes de mostrar su apoyo a esta iniciativa, Ciudadanos ha pedido una mayor rigurosidad en la aplicación de la ordenanza que sanciona los incumplimientos en materia de distribución de anuncios.

http://www.elmundo.es/madrid/2015/11/25/5655e35be2704e6c798b465a.html

Share

Colectivo Hetaira: “Las prostitutas no son traidoras del género ni están haciendo el juego del patriarcado”

El colectivo Hetaira, de Madrid, vela por los derechos de las personas que trabajan en el sexo y lucha por eliminar la estigmatización social que estas prácticas conllevan, criminalizando a las prostitutas y considerándolas siempre como las “eternas menores de edad”. Hablamos con dos de sus integrantes a su paso por Extremadura. 

Silvia Arjona/ AECOS

Alba y Elisa, del colectivo Hetaira en un momento de la entrevista en Plasencia (Cáceres) hablando sobre la prostitución y su estigmatización social./ SAM

La prostitución voluntaria, ¿práctica patriarcal o trabajo sexual? Las respuestas y sus análisis pueden ser muchos y muy variados en función de quién los cuestione y desde dónde los plantee.

Dentro del movimiento feminista y los colectivos de mujeres hay grupos que defienden o condenan estas prácticas, sin llegar a consensos claros. Por ejemplo, el feminismo cultural abole la prostitución por considerarla una forma más de opresión de las mujeres por parte de los hombres, mientras que el feminismo pro sexo lo analiza como un trabajo más basado en un acuerdo comercial entre adultos, para el que hay unas normas establecidas previas.

El colectivo Hetaira, cuyo nombre se refiere a las mujeres libres e independientes de la antigua Grecia que ejercían la prostitución, trabaja desde 1995 con mujeres y transexuales de Madrid con el fin de defender sus derechos como personas trabajadoras del sexo y que puedan organizarse, cotizar a la Seguridad Social, sindicarse… Les interesa acabar con el estigma social que acarrean estas prácticas y que divide a las mujeres entre “las malas” (las putas) y “las buenas” (todas las demás). Su lucha persigue diferenciar entre la prostitución forzada y la voluntaria y en no homogeneizarlas por ser algo muy complejo. Y abogan por el derecho de autodeterminación sexual de las mujeres y porque las prostitutas tengan voz en los lugares donde nunca las tienen en cuenta, como por ejemplo las instituciones.

Hablamos con dos trabajadoras y activistas de Hetaira, Alba Fernández Val y Elisa Arenas López, tras participar en las II Jornadas Trans-formativas. Topologías del Transfeminismo realizadas en Plasencia (Cáceres) a finales de abril y organizadas por el colectivo Extremadura Entiende, para conocer mejor su trabajo y el de las prostitutas.

¿Qué es el colectivo Hetaira?

Elisa. Hetaira es un colectivo de defensa de los derechos de las trabajadoras del sexo, formado por trabajadoras del sexo y por personas que realizan otros trabajos. Es un colectivo mixto que se creó en su origen entre feministas y trabajadoras del sexo con el objetivo principal de defender sus derechos y mejoras condiciones de vida, así como luchar contra el estigma que recae sobre la prostitución.

Consideramos, además, que para aquellas personas que viven mal el ejercicio de la prostitución y quieran dejarlo deben tener alternativas reales, no dejándoles las migajas de los proyectos sociales. Las trabajadoras del sexo lo que reclaman son derechos, de ahí que lo principal que se debe hacer es escucharlas porque existen, salen a la calle y además saben perfectamente lo que quieren y cómo lo quieren.

Alba. Hay que perder la idea de las eternas menores de edad que hemos tenido las mujeres a lo largo de la historia y que ahora la tienen las prostitutas como si no supieran qué es lo que quieren. Hay que escucharlas partiendo de que son sujetos con derecho y con capacidad de decisión.

¿Integráis también a trabajadores sexuales?

Elisa. Estamos especializadas en mujeres bisexuales y trans. También trabajamos con chicos pero en menor medida ya que hay otros colectivos más especializados.

Alba. Las características, situaciones y visibilidad son diferentes, por lo que nos hemos centrado más en trabajar en mujeres cis y trans, aunque colaboramos con otras asociaciones que están especializadas en trabajadores del sexo masculinos.

¿Cómo se trabaja contra la estigmatización del sexo desde la visión hegemónica heteropatriarcal de nuestra sociedad?

Alba. Trabajamos en dos esferas, por un lado de cara al exterior y por otro de cara al interior de nuestro colectivo. De cara a la sociedad, a las instituciones y al movimiento feminista intentamos romper el estigma por varias vías. Una, visibilizando que hay trabajadoras sexuales que ejercen de manera voluntaria, rompiendo la idea de que todas son víctimas y obligadas por mafias y proxenetas -ya que eso es trata de seres humanos con fines de explotación sexual-, y diferenciándolo de las personas trabajadoras sexuales voluntarias que deciden ejercer de manera propia sin coacción, independientemente de las circunstancias que le lleven a trabajar o en las que trabajen.

En definitiva, es romper con la concepción de las buenas y las malas mujeres, de que las prostitutas no son traidoras del género ni están haciendo el juego del patriarcado por el hecho de ejercer la prostitución, sino que es un trabajo que ellas deciden por equis razones, que es un trabajo que les ayuda a empoderarse, que les ayuda a salir de situaciones que con otros trabajos quizás no podrían salir y que les da independencia económica. Hay mujeres que les gusta trabajar en esto y quieren seguir trabajando en ello, por eso, no se las tiene que estigmatizar ni como víctimas ni como traidoras o brujas. Pero, incidimos, ¡es un trabajo, no una forma de ser! Es decir, ¿por qué una fontanera deja de serlo cuando acaba su jornada y se va a casa y una puta lo es siempre?

De cara hacia dentro, lo que realizamos es el trabajo directo con las trabajadoras en lugares donde se ejerce la prostitución. Si es en la calle pues estamos en la zona centro de Madrid y en polígonos, en la Casa de Campo, pero también en los pisos y los clubs donde se ejerce la prostitución, así como en nuestro local, en el centro de Madrid, donde vienen muchas trabajadoras.

¿Qué temas concretos tratáis en y desde Hetaira?

Alba. Trabajamos muy diversos temas como la salud sexual, el empoderamiento de las chicas, habilidades sociales, la cohesión y unidad de grupo para la reivindicación de derechos, la intermediación en conflictos…

También formamos a trabajadoras del sexo que quieren representar a sus compañeras en los medios de comunicación, en ponencias, jornadas, etc., y necesitan saber cómo hacer una entrevista, cómo explicarte mejor para que no te puedan manipular las intervenciones o cómo manejar los nervios.

¿Trabajáis con la otra parte implicada, los clientes?

Elisa. Es muy difícil llegar a los clientes porque ellos también tienen una situación de estigmatización. Hay muy pocos clientes que quieran dar la cara y digan que contratan servicios sexuales. Lo que hacemos son campañas de concienciación hacia el respeto del trabajo sexual porque consideramos que desde las instituciones y sectores abolicionistas hacen campañas culpabilizadoras del cliente donde las putas son víctimas y los clientes hacen lo que quieran con ella. Y esto es súper peligroso porque los clientes son un grupo muy heterogéneo y hay de todo; además, este estereotipo de que el cliente domina es muy desmentido entre las prostitutas. Sin embargo, están en el imaginario colectivo de una manera brutal porque las campañas van dirigidas a reforzar eso, además de reforzar la idea de que se pueda ejercer la violencia contra las trabajadoras sexuales y que se las pierda el respeto. Siempre se fomenta el estigma.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Sevilla que tiene una ordenanza de multa al cliente, en su campaña contra la prostitución decía algo así como “tan poco vales que tienes que pagar” “la prostitución incluye violencia, vejación, sumisión…”. Es una locura decir eso porque el mensaje que estás trasmitiendo es “haz lo que quieras con las trabajadoras sexuales”, fomentando la violencia. Y el punto tiene que ser el contrario, el fomento del respeto, el buen trato y saber que el cliente está teniendo una relación sexual pagada, que es un contrato, donde la trabajadora impone sus límites y donde se negocia lo que se va a llevar a cabo en ese servicio sexual. Las trabajadoras son quienes tienen el poder y el objetivo es que ellas trabajen a gusto bajo sus condiciones y límites.

¿Los medios de comunicación y la publicidad influyen para esa estigmatización?

Elisa. Muchísimo porque la imagen que se ofrece es pésima. Siempre se ven como víctimas y se refleja el lado morboso de la prostitución.

Y en este sentido, ¿qué pensáis de los anuncios de prostitutas en la prensa?

Prostitución

Alba. Es otra manera más de publicitar sus servicios, al igual que un blog, por ejemplo. Es falsa la idea de que los anuncios lo ponen los proxenetas, al igual que se dice que las que están en la calle están ahí por presión de un chulo. Entonces, ¿por qué la policía no lo investiga? ¿Por qué, si en la calle Montera -de Madrid-hay una comisaría, la policía no hace nada? En realidad esto no es cierto.

A ello, además, hay que decir que mucho de los casos que detectamos de trata es porque nos lo dicen los clientes. Es decir, cuando observan algo extraño, creen que algo no va bien, son ellos quienes nos lo comunican por ser quienes más se acercan a ellas.

¿Qué supondría la regulación de la prostitución?

Alba. Desde Hetaira no abogamos por una regulación al estilo de lo que se entiende en otros países de Europa, que es un control por parte del Estado de las trabajadoras del sexo, beneficiando siempre a los empresarios de los clubes y a los Gobiernos. Nosotras apostamos más por una normalización del trabajo con una legislación que ponga en el centro los derechos de las trabajadoras del sexo, no nos vale cualquier tipo de ley.

¿Y ese “no control del Estado” no se podría aplicar a cualquier otro tipo de trabajo?

Elisa. Por supuesto, esto se podría extrapolar a cualquier otro trabajo, lo único que en otros sí que hay un estatuto y unos derechos. Es como si en el sector de la albañilería empezáramos a controlar dónde tienen que trabajar, qué controles sanitarios tienen que hacerse, pero no pueden sindicarse ni organizarse ni tener derechos. La normalización implica los derechos laborales y sociales, y no el control.

Alba. Así, por ejemplo, no por ser puta has de hacerte unos controles médicos estipulados, con toda la estigmatización social que eso conlleva para el personal médico que atiende, sino más bien por ser persona que vive en esta sociedad. Es decir, hay que fomentar que todas las personas por medio de la educación tengamos unos conocimientos claros de la sexualidad y que nos hagamos controles regulares.

Elisa. En definitiva, de lo que se trata es que todas las relaciones humanas tienen que estar guiadas por el respeto y la libertad, ¡todas! Si son comerciales o no, depende de un pacto libre entre adultos.

¿Con cuántas mujeres trabajáis desde Hetaira?

Elisa. No hay datos oficiales del número de prostitutas que hay, pero las que solemos atender desde Hetaira son más del millar de mujeres anuales.

¿Y ante la actual situación económica para muchas personas ha aumentado el número de prostitutas?

Alba. Sí, ha aumentado tanto en personas migrantes como nacionales, pero no es un fenómeno tan masivo como los medios de comunicación propagan. Hay muchas que ejercían y han vuelto o que lo compatibilizan con otros trabajos porque necesitan otro sueldo o porque ejercen la prostitución, y como la crisis también las afecta a ellas, compatibilizan el trabajo con otro fuera de la prostitución.

En definitiva, como que hay una variedad de situaciones muy amplia y no se puede reducir todo a la idea fija que se tiene de la prostitución.

“Si regularizáramos la prostitución hoy estaríamos favoreciendo a las mafias, al tráfico de personas y a los proxenetas”. (Ana Botella, Alcaldesa de Madrid).

Lo más importante es combatir el tráfico de mujeres para su explotación sexual, cuando hayamos conseguido combatirlo hablamos de filosofía”. (Elena Valenciano, Vicesecretaria General del PSOE).

“¿Por qué un gobierno no cierra un club de alterne con la misma energía que cierra una herriko taberna?” (Pablo Iglesias, impulsor de Podemos).

“La prostitución debería legitimarse como un trabajo más y dejar de criminalizar a las mujeres que trabajan el sexo”. (Carolina Hernández, trabajadora sexual y activista de Hetaira).

“No es delito prostituirse, lo que está tipificado en el Código Penal como delito es el proxenetismo, que es lucrarse de la prostitución de terceros, lo que deja un vacío legal a la prostitución porque no reconoce la actividad”. (Elisa Arenas, trabajadora social y activista de Hetaria).

 “Las prostitutas no son traidoras del género ni están haciendo el juego del patriarcado”

Share

“Emancipación” de prostitutas en Canadá

 

prostitutaEn Ontario, Canadá, un tribunal revocó la prohubición de burdeles y anuncios de prostitutas.

 Ser proxeneta, abrir un burdel, o comerciar en prostitución, podrían ser actividades lícitas en la provincia canadiense de Ontario, luego de que un tribunal de esa ciudad despenalizara la prohibición contra esas prácticas.

 

Los jueces de la Corte Superior de Ontario eliminaron el martes, de manera efectiva, las previsiones clave de una ley antiprostitución al afirmar que ponía en peligro a las trabajadoras del sexo.

Este había sido el argumento de tres prostitutas que, en octubre de 2009, habían planteado el recurso contra la ley, alegando que ésta las obligaba a buscar a sus clientes en la calle, exponiéndolas a graves riesgos.

Al conocerse el fallo, una de ellas lo describió como una emancipación para las trabajadoras sexuales.

La decisión judicial podría entrar en vigor en 30 días.

Sin embargo, el gobierno federal declaró que apelará el fallo, que de momento sólo afecta a la provincia de Ontario, pero que si fuera ratificado por la Corte Superior, sería efectivo en todo el país.

Anticonstitucional

En el fallo, de 131 páginas, la jueza Susan Himel argumentó que las leyes nacionales que prohíben los prostíbulos o el manejo de trabajadores sexuales, violan una disposición de la constitución que garantiza «el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad». 

Rob Nicholson, ministro de Justicia

La jueza instó al parlamento canadiense a regular el comercio sexual en vez de prohibir su práctica.Pero quienes apoyan la derogada ley temen que su eliminación haga de Canadá un paraíso para el tráfico humano.

 El ministro de Justicia canadiense, Rob Nicholson, dijo que el gobierno «seguirá luchando para garantizar que el derecho penal siga ocupándose de los daños significativos que se derivan de la prostitución».

 La polémica por legalizar los prostíbulos en aquellos países donde son ilegales no es nueva.

En marzo de este año, en Francia, una propuesta de una parlamentaria de permitir la reapertura de los burdeles en el país, prohibidos poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, provocó acalorados debates, según reportó desde París Daniela Fernandes, corresponsal de la BBC.

De acuerdo con una investigación del instituto CSA llevada a cabo para el periódico Le Parisien, un 59% de los franceses estaba en favor de la reapertura de los burdeles.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/09/100929_canada_despenaliza_prostibulos_lh.shtml

 

Share

‘Pornochachas’, el nuevo servicio doméstico erótico para combatir la crisis

«Busco mujer a la que le guste exhibirse mientras hace las tareas del hogar» 

La crisis económica está impulsando una nueva modalidad de trabajo en España: los servicios domésticos eróticos realizados por mujeres, más conocidos como «pornochachas».

El trabajo es una mezcla de servicios de limpieza, cocina, hacer la colada y planchar con actividades eróticas.
Mujer que le guste exhibirse mientras hace las tareas del hogar

Sólo en el último mes se detectaron más de 750.000 anuncios en la prensa e internet de empleadas que ofrecen este servicio. Sin ir más lejos, el pasado viernes se podían leer un total de 3.360 anuncios en los que se hacían propuestas como «busco a una mujer a la que le guste exhibirse mientras hace las tareas del hogar. Pago por hora».

Este tipo de ofertas llamaron la atención de especialistas en actividades relacionadas con la prostitución, como la ONG valenciana Amunod, que trabaja con proyectos de reintegración social de prostitutas.

«Nunca antes vimos algo así. Están poniendo ofertas de trabajo encubiertas como servicio doméstico que incitan a la prostitución. La gente se está aprovechando de quienes están necesitadas», explicó la presidenta de la ONG , Teresa López.

España es uno de los países más afectados por la crisis económica mundial, con una tasa de desempleo que está en torno al 20%.

Amunod fue la primera que presentó una denuncia policial contra los anunciantes de los servicios domésticos eróticos.

La denuncia ha provocado la retirada de varios anuncios en páginas de clasificados, lo que demuestra que los empleadores tratan de explotar a mujeres desempleadas con ofertas de prostitución. Incluso algunos anunciantes advierten que no pagan o pagan poco.

Lo único que ofrecen es casa y comida a cambio de sexo o que las empleadas hagan los servicios domésticos con poca o nada de ropa por entre 20 y 30 euros a la hora.
Las españolas se incorporan a este servicio por la crisis

Según una asociación de Prostíbulos, el nuevo servicio ha atraído principalmente a mujeres españolas que nunca antes habían ejercido la prostitución.

«Para nosotros eso es un fenómeno surgido de la crisis. En los últimos 15 años no había ni un 5% de españolas en este mercado y ahora ya representan el 30%«, explicóel director de la asociación , Roberto Doval.

Doval afirma que la posibilidad de ejercer la prostitución de forma libre y de espaldas a la sociedad hace que algunas españolas estén dispuestas a hacer este servicio doméstico erótico.

«Si se supiera la cantidad de mujeres casadas y con hijos que responden a estos anuncios habría sorpresas. Hay gente que no consigue pagar las cuentas a fin de mes y está agobiada. En 30 años en este negocio nunca había visto algo así» , explicó.
Un negocio multimillonario

La prostitución mueve miles de millones de euros cada año en España, un monto equivalente al 2% del Producto Interior Bruto nacional, según las estadísticas del Ministerio de Igualdad.

Desde finales del año pasado, el número de anuncios de prostitutas en prensa e internet se incrementó en más del 50%.

Sin embargo y, pese a este aumento, los empresarios de la prostituición esperan una caída de al menos un 40% de los beneficios de 2009, como reflejo de la crisis mundial.

«Busco a una mujer a la que le guste exhibirse mientras hace las tareas del hogar. Pago por hora», se puede leer en un anuncio

«Están poniendo ofertas de trabajo encubiertas como servicio doméstico que incitan a la prostitución. Se están aprovechando de quienes están necesitadas»

Los empleadores tratan de explotar a mujeres desempleadas con ofertas de prostitución. Incluso algunos advierten que no pagan

Lo único que ofrecen es casa y comida a cambio de sexo o que las empleadas hagan los servicios domésticos con poca o nada de ropa por entre 20 y 30 euros

El nuevo servicio ha atraído principalmente a mujeres españolas que nunca antes habían ejercido la prostitución

«En los últimos 15 años no había ni un 5% de españolas en este mercado y ahora ya representan el 30%»

«Si se supiera la cantidad de mujeres casadas y con hijos que responden a estos anuncios habría sorpresas»

Desde finales del año pasado, el número de anuncios de prostitutas en prensa e internet se incrementó en más del 50%

 

http://noticias.terra.es/2010/espana/0906/actualidad/aumenta-numero-pornochachas-espana-empleadas-eroticas.aspx

Share

España: aumenta número de empleadas eróticas

Una mujer limpia el suelo en ropa interior

El trabajo es una mezcla de servicios de limpieza, cocina, lavar y planchar, con actividades eróticas.

La crisis económica global está impulsando una nueva modalidad de trabajo en España: los servicios domésticos eróticos realizados por mujeres; lo que en ese país se conoce como «pornochachas».

El trabajo es una mezcla de servicios de limpieza, cocina, lavar y planchar con actividades eróticas.

Sólo en el último mes, se detectaron más de 750.000 anuncios de empleadas que ofrecen este servicio en la prensa escrita e internet.

El pasado viernes, en la prensa española se podían leer un total de 3.360 anuncios en los que se hacían propuestas como «busco a una mujer a la que le guste exhibirse mientras hace las tareas del hogar. Pago por hora».

Este tipo de ofertas llamaron la atención de especialistas en actividades relacionadas con la prostitución, como la ONG Amunod, que trabaja con proyectos de reintegración social de prostitutas.

» Nunca antes vimos algo así. Están poniendo ofertas de trabajo encubiertas como servicio doméstico que incitan a la prostitución. La gente se está aprovechando de quienes están necesitadas», explicó la presidenta de la ONG , Teresa López.

España es uno de los países más afectados por la crisis económica mundial, con una tasa de desempleo que está en el país en torno al 20%.

clic Lea: Empleos imaginativos contra la crisis

Quejas

Amunod fue la primera que presentó una denuncia policial contra los anunciantes de los servicios domésticos eróticos.

La denuncia ha provocado la retirada de varios anuncios en páginas de clasificados y fue hecha para demostrar que los empleadores tratan de explotar a mujeres desempleadas con ofertas de prostitución.

Incluso algunos anunciantes advierten de que no pagan o pagan poco. Lo único que ofrecen es casa y comida a cambio de sexo o que las empleadas hagan los servicios domésticos con poco o nada de ropa por entre 20 y 30 euros a la hora (entre US$25 y US$38).

Según la Asociación Española de Prostíbulos, el nuevo servicio ha atraído principalmente a mujeres españolas que nunca antes habían ejercido la prostitución.

«Para nosotros eso es un fenómeno surgido de la crisis. En los últimos 15 años no había ni un 5% de españolas en este mercado y ahora ellas ya representan el 30%», le explicó a BBC el director de la asociación , Roberto Doval.

Doval afirma que la posibilidad de ejercer la prostitución de forma libre y de espaldas a la sociedad hace que algunas españolas estén dispuestas a hacer el servicio doméstico erótico.

» Si supiera la cantidad de mujeres casadas y con hijos que responden a estos anuncios se sorprendería. Hay gente que no consigue pagar las cuentas a fin de mes y está agobiada. En 30 años en este negocio nunca había visto algo así» , explicó.

La prostitución mueve miles de millones de euros cada año en España, un monto equivalente al 2% del producto interior bruto nacional, según las estadísticas del Ministerio de Igualdad.

Desde finales del año pasado, el número de anuncios de prostitutas en la prensa e internet se incrementó en más del 50%.

Sin embargo y, pese a este aumento, los empresarios de la prostituición esperan una caída de al menos 40% de los beneficios de 2009, como reflejo de la crisis mundial.

http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2010/09/100901_espana_crisis_porno_chachas.shtml

Share

Crece el número de ‘pornochachas’ en España

BBC Mundo se hace eco del incremento de anuncios ofreciendo estos servicios

La crisis económica es el telón de fondo de este fenómeno

Pocos días después de que fuera desarticulada en España una red de prostitución masculina, BBC Mundo se hace eco del aumento de de empleadas domésticas eróticas o ‘pornochachas’ en nuestro país, como consecuencia de la crisis económica.

BBC Mundo ha detectado en el último mes más de 750.000 anuncios en periódicos e Internet de mujeres que ofrecen estos servicios que mezclan las labores típicas de cualquier empleada del hogar pero acompañadas de actividades eróticas.

Además, también se pudieron leer más de 3.000 anuncios en prensa escrita demandando este tipo de trabajadoras.

Teresa López, presidenta de la ONG Amunod, que se encarga de la reintegración social de prostitutas, asegura a la publicación que nunca antes había visto una situación así. “Son ofertas de trabajo encubiertas como servicio doméstico que incitan a la prostitución. La gente se aprovecha de quienes están necesitadas”, añade.

Según la Asociación Española de Prostíbulos, son mujeres españolas que nunca han ejercido la prostitución las que están siendo atraídas por este servicio y añade que su presencia en este mercado ha aumentado del 5 al 30% en los últimos 15 años.

Los anuncios de prostitutas en prensa e Internet crecieron más del 50% desde finales de 2009. José Luis Rodríguez Zapatero afirmaba a mediados del pasado mes de julio que “los anuncios de publicidad de la prostitución deben eliminarse” de la prensa escrita, como método de protección de las víctimas de la explotación sexual. Anunció además que el Gobierno estudia varias fórmulas legales para prohibirlos. Las prostitutas se quejaban pocos días después por las pérdidas económicas que esta medida podría suponerles.

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/noticia/100026207/Crece+el+numero+de+pornochcachas+en+Espana

Share

Los grandes diarios europeos prescinden de anuncios de sexo

Documento PDF

La iniciativa de LA RAZÓN de eliminar la sección de «relax» tiene su reflejo en las cabeceras más prestigiosas de Europa.

MADRID- España se ha convertido en un paraíso para las mafias de la prostitución, que mueven 18.000 millones de euros al año. Pese a sus condicionantes morales y éticos, la Prensa no tiene problemas en hacer un hueco en sus páginas a los reclamos sexuales. El Gobierno se planteó la prohibición, pero la intención quedó en nada. La Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, abogó por la autorregulación. LA RAZÓN ha sido el primer y único gran diario en suprimirlos en nuestro país. La realidad española es única en nuestro continente, donde ningún gran rotativo –«Le Monde», «The Guardian», «Daily Telegraph», «Frankfurter Allgemeine»– publicita anuncios de «contactos», una forma de financiación que queda relegada a la prensa sensacionalista y a la local.
– Reino Unido
«Daily Star» es el único medio nacional que aún los incluye, aunque quizá no por mucho tiempo, ya que el Ministerio de Igualdad, uno de cuyos objetivos es acabar con la explotación antes de la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, criticó a los medios que denuncian la explotación sexual en sus páginas de información y, a la vez, anuncian servicios sexuales en las de clasificados. Exceptuando al «Daily Star», los contactos han quedado relegados a los medios locales.
La última batalla de la ministra de Igualdad, Harriet Harmann, le llevó a pedir al gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, el cierre de la web Puternet, que permitía a los clientes de prostitutas puntuar la calidad de sus servicios. Muchas de esas mujeres «trabajaban» en Londres.
Además, los laboristas de Gordon Brown han incluido en su programa la prohibición tanto en prensa como en cabinas telefónicas, el otro «escaparate» londinense de los anuncios de meretrices.
– Francia
El Gobierno galo sacó adelante en 2002 un estricto marco legal que considera proxeneta «a quien promoviere la prostitución con mensajes destinados a un público indeterminado», con penas de hasta tres años de prisión y sanciones de un millón de euros. El único gran diario galo que conserva sección de contactos es «Liberàtion», pero son anuncios para conocer a otras personas. Para evitar que las mafias pongan publicidad encubierta, las autoridades vigilan con celo la sección.
– Alemania
El Tribunal Supremo germano dictaminó en 2006 que publicitar anuncios sobre sexo «no es ilegal», pero, en este país, la actividad queda relegada también a los medios sensacionalistas y a la prensa local. Una forma de publicidad que ha provocado una gran polémica es la que han puesto en marcha los propios clubes de alterne, que promocionan sus locales con ofertas tipo «todo incluido» por un precio de 70 euros: todo el sexo que quiera el cliente con todas las prostitutas que elija, bebidas incluidas.
– Suecia
Suecia prohibió los servicios sexuales en 1999 y ha logrado reducir la prostitución un 13 por cien. La norma surgió tras el colapso del «mercado nacional» provocado por la afluencia de prostitutas de los países del Este tras la caída del Muro de Berlín.
– Holanda
En los Países Bajos la prostitución y los anuncios son legales. Sin embargo, el problema de las mafias les ha llevado a proponer el aumento de la edad mínima para trabajar en burdeles de 18 a 21 años. Uno de los lugares más afectados es el Barrio Rojo de Ámsterdam, donde ha aumentado la delincuencia.
– Italia
Un caso similar al español es el italiano, donde tampoco existe una postura común. Hay diarios como «La Repubblica» que no los incluyen, aunque cabeceras regionales del mismo grupo editorial sí que les dedican espacio. El periódico más prestigioso del país, el «Corriere della Sera», publica sólo dos o tres anuncios de este tipo junto a los clasificados sobre líneas telefónicas eróticas.

Diarios de gran implantación local, como «Il Messaggero» de Roma, contienen un gran número de ofrecimientos de meretrices. Aún más espacio tienen los anuncios de prostitutas en los periódicos semanales, quincenales o mensuales. La mayoría de ellos encuentran acomodo en la sección «Matrimonial y encuentros» y pueden ser más o menos explícitos: desde la «señora sola que busca buena compañía» o la oferta de «relajantes masajes», a la meretriz que enumera todos los servicios que ofrece.
Las mafias en EE UU recurren a internet
En EE UU, la prensa generalista prescindió de las sección de contactos (el primero fue «The International Herald Tribune», en 2003), que ha quedado relegada a publicaciones semanales de ocio como la neoyorquina «Village Voice» o «LA Weekly» de Los Ángeles. Por ello, las mafias han recurrido a internet.

ANÁLISIS
Una fuente de ingresos con los días contados
– ¿No es contraproducente que los mismos periódicos que denuncian casos de trata de personas con fines de explotación sexual permitan que las mafias se anuncien en sus páginas?

–Sí. Lo que ocurre es que los anuncios de contactos (eufemismo para la publicidad de la industria del sexo) constituyen una importante fuente de ingresos para los diarios que aún los mantienen y es difícil renunciar a ellos en un momento en el que la mayoría de los medios de comunicación están sufriendo las consecuencias de la crisis económica.
– ¿Cuál es la tendencia mayoritaria en la prensa internacional?
–La mayoría de los diarios considerados «serios» (los «no sensacionalistas») han prescindido de los anuncios de prostitución. Unos porque, como el «Herald Tribune», iban contra los estándares y valores que defiende la empresa editora, y otros porque consideran que no es ético ganar dinero a costa de las víctimas de las mafias de la explotación sexual. Una directiva del grupo Pearson (editora de «Financial Times» y «The Economist», entre otros) mostró su asombro al conocer que la prensa española considerada «de calidad» publicara anuncios de contactos cuando en la mayoría de los países de la Unión Europea no lo hacen.
– ¿Qué papel juega internet en la publicidad del sexo?
–Su papel es cada vez más relevante. En los últimos años, el rápido desarrollo de la red ha provocado la proliferación de páginas que hacen negocio con la comercialización de servicios sexuales.

http://www.larazon.es/noticia/9729-los-grandes-diarios-europeos-prescinden-de-anuncios-de-sexo#

Share

Anuncios de contactos en la prensa, ¿sí o no?

¿Es lícito publicitar un servicio de unas mujeres que pueden estar siendo maltratadas? Clubes de alterne, casa o chicas particulares ofrecen abiertamente sus servicios. Con los anuncios de contacto, los diarios pueden llegar a facturar cinco millones de euros anuales.

Un periódico tiene alrededor de 650 anuncios de prostitutas. Los que tienen foto, los más caros, cuestan más de cien euros al día. Si es lo que cobra una prostituta por un servicio, el primero del día se va a las arcas del diario.

Un estudio realizado en 2007 por una comisión parlamentaria calculó que, en conjunto, los periódicos españoles facturan 40 millones de euros por este concepto. Demasiado dinero para que los diarios renuncien en tiempos de crisis.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quiere acabar con este tipo de publicidad, al igual que muchas asociaciones feministas.

http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/sociedad/Anuncios-contacto-prensa/8697837

Share

La prostitución, a debate en el Congreso con los micrófonos abiertos

El debate sobre la legalización de la prostitución ha llegado al Congreso. Esquerra republicana ha pedido que se legalice la actividad para que se regulen los derechos laborales de las prostitutas y se las incluya en la Seguridad Social.

 

El diputado Joan Tardá exige -además- que los periódicos no publiquen anuncios de contactos. La ministra de Igualdad ha mostrado su acuerdo, aunque no ha dicho nada de la prohibición en la prensa.

Al terminar la intervención de Joan Tardá, el micrófono abierto del presidente del Congreso permitía escuchar lo que le decía a la ministra. José Bono comentaba que habría que intentar prohibir los anuncios de prostitutas en los periódicos porque el diputado catalán tenía toda la razón.

http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/espana/prostitucion-debate-Congreso-con-los-microfonos-abiertos/8350937

Share