El negocio del sexo, uno de los principales beneficiados durante el Mobile World Congress

imagen titulo

Abigail Armengol Paredes

Ferias como el MWC impactan favorablemente sobre los sectores de la hostelería y la restauración, pero también sobre el negocio del sexo y la prostitución. La demanda de los servicios sexuales aumenta considerablemente antes y mientras dura el congreso y es por eso que vienen mujeres del resto del estado y de Europa para trabajar en los prostíbulos de la ciudad.

Poco antes de que comenzara el Mobile World Congress el club de alterne Apricot retiró, a petición de los organizadores del congreso, una valla publicitaria que el local tiene en la Gran Vía, junto a la Feria. El salón de telefonía móvil pretendía así evitar que su imagen se asocie a la prostitución, pero es un hecho que se trata del congreso que más actividad genera alrededor del negocio del sexo. El jefe de comunicación del club Apricot, Eladi Bonastre, confirma que es el evento que más clientes aporta en su local. Explica que la mayoría de los participantes de la feria son hombres de más de 40 años y quese trata de un perfil muy proclive a esta actividad . También asegura que desde principios de febrero mujeres de diferentes procedencias (Sudamérica, este de Europa y España, sobre todo) han acudido a este club para ofrecer sus servicios. Bonastre dice que saben que estos días la ciudad se llena de hombres extranjeros y ven la oportunidad de conseguir un sobresueldo .

En el Club Breston, afirman que aunque la afluencia de clientes aumenta estos días, la facturación ha bajado. En José, propietario del local, explica que hace cuatro años la recaudación durante las ferias y especialmente con el Mobile World Congress era muy superior, pero que la crisis y el aumento del público asiático han contribuido a su reducción. Cada vez hay más marcas provenientes de Asia, y este público, dice José, gasta poco y reclama menos servicios sexuales que los americanos o los ingleses.

El responsable del Club Breston cree que hay que cuidar la clientela de siempre que quede contenta y acabe volviendo. De esto también es partidaria Paula, escort de lujo desde hace 10 años que optó por dedicarse a ello cuando pasaba por dificultades económicas. Esta trabajadora sexual explica que estos días toda la ciudad y especialmente el sector de la prostitución se convulsionan. Con todo, asegura que quienes hacen negocio son los empresarios propietarios de clubes de contacto y prostíbulos más que las prostitutas, que trabajan de forma independiente en un piso o van a los hoteles a ofrecer sus servicios. Paula también es representante de ‘Aprosex, la Asociación de Profesionales del Sexo, que lucha por dignificar la profesión, regularizar y poner fin a la explotación laboral.

En el otro extremo encontramos abolicionistas como la abogada Montse Fernández, que afirma que la prostitución es un negocio del que se obtienen los mismos beneficios que el de la droga o el del armamento. En Cataluña y según datos de 2014 de los Mossos, esta actividad mueve alrededor de unos 7.000.000 euros anuales.  Fernández asegura que entre un 96 y un 98% de los casos se trata de mujeres -a veces menores- con pocos recursos económicos y víctimas de explotación. Esta abogada dice que parte de la solución en ámbito local es que los municipios se adhieran a la Red de Ciudades Libres de Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños Destinados a la Prostitución. Santa Coloma es la primera ciudad catalana que a principios de febrero se adhirió. Esto se traduce en que el Ayuntamiento pondrá en marcha campañas de sensibilización y exigirá al gobierno central y la Generalitat la persecución del tráfico de personas y la penalización de los clientes.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/02/23/el-negoci-del-sexe-un-dels-principals-beneficiats-durant-el-mobile-world-congress/

El negoci del sexe, un dels principals beneficiats durant el Mobile World Congress

Fires com el MWC impacten favorablement sobre els sectors de l’hostaleria i la restauració, però també sobre el negoci del sexe i la prostitució. La demanda dels serveis sexuals augmenta considerablement abans i mentre dura el congrés i és per això que vénen dones de la resta de l’estat i d’Europa per treballar als prostíbuls de la ciutat.

Poc abans que comencés el Mobile World Congress el club de contactes Apricots va retirar, a petició dels organitzadors del congrés, una tanca publicitària que el local té a la Gran Via, a tocar de la Fira. El saló de telefonia mòbil pretenia així evitar que la seva imatge s’associï a la prostitució, però és un fet que es tracta del congrés que més activitat genera al voltant del negoci del sexe. El cap de comunicació del club Apricots, Eladi Bonastre, confirma que és l’esdeveniment que més clients aporta al seu local. Explica que la majoria dels participants de la fira són homes de més de 40 anys i que es tracta d’un perfil molt procliu a aquesta activitat. També assegura que des de principis de febrer dones de diferents procedències (Sud-amèrica, est d’Europa i Espanya, sobretot) han acudit a aquest club per oferir els seus serveis. Bonastre diu que saben que aquests dies la ciutat s’omple d’homes estrangers i veuen l’oportunitat d’aconseguir un sobresou.

Al Club Breston, afirmen que tot i que l’afluència de clients augmenta aquests dies, la facturació ha baixat. En José, propietari del local, explica que fa quatre anys la recaptació durant les fires i especialment amb el Mobile World Congress era molt superior, però que la crisi i l’augment del públic asiàtic han contribuit a la seva reducció. Cada cop hi ha més marques provinents d’Àsia, i aquest públic, diu en José, gasta poc i reclama menys serveis sexuals que els americans o els anglesos.

El responsable del Club Breston creu que cal cuidar la clientela de sempre perquè quedi contenta i acabi tornant. D’això també n’és partidària la Paula, escort de luxe des de fa 10 anys que va optar per dedicar-s’hi quan passava per dificultats econòmiques. Aquesta treballadora sexual explica que aquests dies tota la ciutat i especialment el sector de la prostitució es convulsionen. Amb tot, assegura que els qui fan negoci són els empresaris propietaris de clubs de contacte i prostíbuls més que no pas les prostitutes, que treballen de forma independent en un pis o van als hotels a oferir els seus serveis.La Paula també és representant d’Aprosex, l’Associació de Professionals del Sexe, que lluita per dignificar la professió, regularitzar-la i posar fi a l’explotació laboral.

A l’altre extrem trobem abolicionistes com l’advocada Montse Fernández, que afirma que la prostitució és un negoci del qual s’obtenen els mateixos beneficis que el de la droga o el de l’armament. A Catalunya i segons dades de 2014 dels Mossos d’Esquadra, aquesta activitat mou al voltant d’uns 7.000.000 euros anuals. Fernández assegura que entre un 96 i un 98 % dels casos es tracta de dones -de vegades menors-  amb pocs recursos econòmics i víctimes d’explotació. Aquesta advocada diu que part de la solució en àmbit local és que els municipis s’adhereixin a la Xarxa de Ciutats Lliures de Tràfic de Dones, Nenes i Nens Destinats a la Prostitució. Santa Coloma de Gramenet és la primera ciutat catalana que a principis de febrer s’hi va adherir. Això es tradueix que l’Ajuntament engegarà campanyes de sensibilització i exigirà al govern central i la Generalitat la persecució del tràfic de persones i la penalització dels clients.

Share

Putero cae en un pozo al salir de un Club de Alterne

«Caín nun pozo porque no club de alterne déronme veleno puro»

Manolo de Xaniño fue rescatado de un lavadero al que cayó de noche tras salir de una barra americana

SUSANA LUAÑA

FOTO: ÁLVARO BALLESTEROS

Manuel Viéitez estaba ayer en boca de todos. «¿Que buscades, a Manolo de Xaniño? Non vai estar na casa, Manolo anda moito por aí…», decía con retranca un vecino suyo de la aldea de Vilaverde. Y es que todos sabían ya la peripecia que vivió en la madrugada del domingo al lunes, aunque a nadie le sorprendió, porque las visitas de este sexagenario a los clubes de alterne que tiene al lado de casason habituales, y que salga de ellos algo perjudicado y despistado, también. Manolo de Xaniño no lo niega. «Xa me pasou máis veces, si, pero cólleme algún veciño e lévame a casa», admitía ayer en la puerta de su desvencijada vivienda.

No tiene reparo alguno en admitir que es visitante asiduo de dos casas de citas a pie de la N-550 que son para él una tentación. El domingo fue uno de esos días que se dejó caer, y estuvo en el club de alterne hasta la una de la madrugada bebiendo. «Aínda bebín ben -admite-, unhas cervexas e logo uns gin-tonic, veleno puro, eu creo que me deron garrafón, e por iso me despistei». Pero no fue un despiste cualquiera; en lugar de coger hacia su casa, en dirección al casco urbano de Ordes, siguió por la N-550 hacia A Coruña, hasta que un par de kilómetros después se cansó de andar y buscó cobijo arrimándose a una casa. «Había alí un pozo e arrimeime, pero caín dentro, e como non era capaz de saír, comecei a pedir axuda».

Las policías de guardia

El dueño de la casa creyó que alguien iba a robarle y llamó a la Policía Local de Ordes. No tardaron en presentarse las dos agentes que estaban de guardia y que ayudaron al despistado vecino a salir del pozo en el que había quedado encajonado. Estaba ileso, así que la aventura acabó en un taxi que lo llevó de vuelta a casa, como acaban muchas otras noches de Manolo de Xaniño.

No tiene síntomas de arrepentimiento; de hecho, ayer dormía la siesta a pierna suelta. «Ás veces xúntome cos amigos e dinme de ir, e claro…». Y eso que admite que es una de las causas de que su patrimonio haya menguado en los últimos años y haya tenido que vender su casa y vivir en una especie de chabola que le dejó su tía.«Eu vou alí con 500 euros e saio sen nada; penso que co garrafón aproveitan para sacarme os cartos, porque xa me pasou máis veces que non fun capaz de volver a casa».

Pero hasta eso lo lleva con buen humor. «A vida son dous días e hai que vivila», como le dijo el domingo a las agentes que lo rescataron.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/ordes/2016/02/17/span-langglcain-nun-pozo-club-alterne-deronme-veleno-purospan/0003_201602G17P14994.htm#viewmedia

Share

Conde-Pumpido jr.: “Hacienda quiere cobrar el 21% por cada servicio sexual de las chicas de Vive Madrid”

El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela (a la izquierda), junto al juez Elpidio Silva (Foto: Efe)

M.A. Ruiz Coll

La Policía investiga al abogado, hijo del ex fiscal general del Estado, por el presunto blanqueo de fondos procedentes de los propietarios de uno de los mayores clubes de alterne de la capital

“Hacienda quiere cobrar un 21% por cada servicio sexual que prestan las prostitutas, y eso es una aberración”. El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela -hijo del ex fiscal general del Estado en la etapa de Zapatero- ha explicado con estas palabras la operación Pompeyapuesta en marcha por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreucontra el blanqueo de capitales y el fraude fiscal en el negocio de la prostitución.

Como ha informado OkDiario, la Policía investiga a Conde-Pumpido Varela por blanquear presuntamente a través de una cuenta suya del BBVA fondos procedentes de unos empresarios, propietarios de uno de los mayores prostíbulos de la capital, “Vive Madrid”, e imputados en laOperación Pompeya.

Como letrado, el hijo del ex fiscal general del Estado asumió la defensa de estos empresarios después de que el juez Andreu ordenara, el pasado mes de agosto, detener a 66 personas, registrar 14 clubes de alterne e intervenir 800 cuentas bancarias, en una investigación dirigida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional.

Según las fuentes consultadas por OkDiario, tras la operación policial elBBVA emitió una alerta a la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) del Banco de España, al detectar en una cuenta perteneciente a Conde-Pumpido Varela movimientos de dinero millonarios de procedencia presuntamente ilícita.

Siempre según las mismas fuentes, uno de los empresarios socios del club de alterne “Vive Madrid” habría utilizado una cuenta del BBVA vinculada al joven abogado para transferir fondos procedentes de cobros de sus clientes. El Banco de España ha comunicado estos hechos a la Policía Judicial que, a su vez, ha informado al juez Andreu.

Piruetas para sortear la Ley

En declaraciones a OkDiario, Conde-Pumpido jr. ha asegurado que los fondos ingresados en dicha cuenta corresponden exclusivamente a sus honorarios como abogado, aunque ha alegado que, si hubiera permitido a los propietarios de “Vive Madrid” usar su cuenta para cobrar a clientes de sus negocios de la prostitución, “tampoco sería blanqueo, sino una simple gestión de cobros que es una actividad completamente legal, como la que hacen todos los bancos”.

El letrado explicó que, a su juicio, los empresarios imputados en la Operación Pompeya en ningún caso habrían blanqueado fondos procedentes de la prostitución, sino que en todo caso se trataría de un “autoblanqueo del delito fiscal” que les atribuye a Hacienda.

Y es que la situación de alegalidad en la que se encuentra la prostitución en España obliga a los empresarios del sector a realizar todo tipo de piruetas legales. “En España no está prohibida la prostitución”, recordó, pero sí está prohibido obligar a alguien a prostituirse bajo coacciones.

Instalaciones del burdel "Vive Madrid", situado en la calle Marqués de Viana, en el que trabajan 200 prostitutas
Instalaciones del burdel “Vive Madrid”, situado en la calle Marqués de Viana, en el que trabajan 200 prostitutas

Algunos propietarios de burdeles, añadió el letrado, han intentado regularizar la situación de sus establecimientos mediante una fórmula legal: las chicas se quedan directamente el dinero correspondiente a los servicios sexuales prestados, mientras que el empresario solo cobra por otros servicios como las copas consumidas por los clientes o el alquiler de la habitación.

Sin embargo, argumenta Conde-Pumpido Varela, “Hacienda quiere cobrar un 21% por cada servicio sexual que hacen las señoritas, y eso es una aberración. Si es un negocio ilegal, Hacienda no puede cobrarle impuestos”.

Los datáfonos de los burdeles

La investigación policial de la Operación Pompeya se centró en una empresa de Guipúzcoa, Larratruck, que suministraba los datáfonos empleados en estos establecimientos para cobrar los servicios sexuales a sus clientes. Las entidades financieras se negaban a prestar a los locales de alterne este sistema de cobro telemático, para evitar incurrir en actividades de blanqueo de capitales procedentes de una actividad ilegal.

Según la investigación judicial, Larratruk habría lavado cerca de 400 millones de euros procedentes de los prostíbulos de la red, a cambio de quedarse con una comisión próxima al 10% de la facturación. Todo ello se habría traducido en una fraude a la Hacienda pública que ronda los 115 millones de euros.

Este sistema tenía una ventaja añadida: en los cargos realizados en las tarjetas de crédito, siempre aparecía el nombre de Larratruk en lugar del nombre del local de alterne, para tranquilidad de los clientes. Conde-Pumpido Varela explicó que Larratruk dejó de prestar este servicio en 2007, cuando fue sustituida por otra empresa similar, por lo que el presunto delito fiscal probablemente habría prescrito.

El despacho profesional de Conde-Pumpido también asumió la defensa del juez Elpidio José Silva, inhabilitado por encarcelar de forma injustificada al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, y ha participado en otros procesos como los casos Gescartera, Malaya y el Saqueo 2 de Marbella.

En cambio, en contra de lo que ayer indicó por error este diario, no ejerció la defensa de la ex presidenta de la Comunidad de MadridEsperanza Aguirre en la querella que interpuso contra ella Podemos, sino que lo hizo el abogado José Carlos Velasco del despacho Fuster Fabra.

http://okdiario.com/investigacion/conde-pumpido-jr-hacienda-quiere-cobrar-el-21-por-cada-servicio-sexual-de-las-chicas-de-vive-madrid-21290

Share

El puticlub de las cuñas machistas: “Níscalos rositas, el champiñón lo pones tú”

El Instituto de la Mujer denunciará al club de alterne por ser vejatorias para la mujer. Madame Misisipi se defiende:”no hay más clientes que antes de las cuñas”.

Fachada del polémico puticlub de Aranda de Duero (Burgos)

Fachada del polémico puticlub de Aranda de Duero (Burgos) Youtube

PILAR VIDAL @pilarvidal2014

El Instituto de la Mujer denunciará al club Misisipi (Crta. N-I Madrid-Irún Km 160) por una campaña de cuñas emitidas en la Cadena SER de Aranda del Duero (Burgos), al considera que “dañan la imagen y son vejatorias para las mujeres”.  “Otoño es la mejor época para hacer el amor porque se abre la castaña y crece el nabo. Sube al club Misisipi y comienza el nuevo ciclo limpio de polvo y paja”, son algunos de los eslóganes que contienen los textos de estas promociones picantonas.

Las campañas de radio se han interrumpido asegura la madame del puticlub en conversación con EL ESPAÑOL. “No queríamos ofender a nadie. Las chicas escucharon las cuñas antes de que se emitieran y les parecían bien. Hace falta tener un poco de sentido del humor para entenderlas”, defiende. La emisora de radio tiene entre su lista de clientes a cinco prostíbulos de la zona. De los textos y las locuciones se encargan los redactores de informativos.

El objetivo de la campaña no era otro que aumentar la afluencia de clientes, algo que no ha sucedido. “Tenemos los mismos clientes que antes y después de las cuñas. La gente viene aquí por el trato. Entran muchas mujeres con amigos o con sus parejas para tomar algo y ver el show. Las mujeres de Aranda nos apoyan y no se han sentido ofendidas”, explica la madame.

Lo cierto es que este Halloween el Misisipi 2 ha enmudecido en las ondas y no ha podido anunciar su fiesta especial como era su intención. “Queremos pedir perdón si hemos ofendido a alguien, no era nuestra intención. Esto es un negocio picante, pero como otro cualquiera y tenemos derecho a publicitarlo. Aquí trabajan muchas mujeres y hombres y no se han sentido ofendidos”, matiza. No opinan lo mismo desde el Instituto de la Mujer que piensan actuar con la Ley de Violencia de Género en la mano por publicidad ilícita, dado su carácter machista.

Van a tener trabajo ya que la moda se ha extendido del Misisipi al Dos Escudos, otro night club que sí ha promocionado Halloween siguiendo el mismo estilo: “Llegarás hecho un travieso y saldrás bastante tieso…”.

http://www.elespanol.com/corazon/20151031/75742427_0.html

Share

Polémica por el anuncio de un prostíbulo en la SER: “Si comes setas te pones burro”

El Instituto de la Mujer denunciará a un puticlub de Aranda de Duero que promociona sus servicios en la radio con «soeces» comparaciones micológicas

Seteros y puteros: una publicidad conflictiva

ANTONIO CORBILLÓN

Semana de las setas en el club Mississippi. Boletus peluda, amanita jamona, lepista desnuda. ¡Todas comestibles! Sube y participa con tu champiñón morado… Y recuerda, quien de setas se alimenta, ¡se pone burro sin darse cuenta!». Es la cuña que suena esta temporada en la cadena SER de Aranda de Duero (Burgos) para promocionar los servicios de un club de alterne de la localidad. Desde que arrancaron hace tres años, los anuncios de esta emisora se han convertido en un clásico, la «comidilla de las tertulias» de este municipio de la ribera del Duero. Ahora ya son virales y las redes sociales han disparado su radio de acción.

Con cada evento, ya sea carnaval o la cosecha, las ondas locales prometen una nueva batería de cuñas. «La crisis nos hizo afinar», reconoce el director de SER Aranda, Fernando Berzosa. Ellos se encargan de los textos y de las grabaciones, que realizan los redactores de los informativos. Empezaron en 2012 incluyendo a los cuatro o cinco prostíbulos de los alrededores en su lista de posibles clientes. «Al principio nos incomodaba un poco –continúa Berzosa–. Pero, tras analizar los textos, llegamos a la conclusión de que no pueden herir a nadie. Es lo más parecido al Club de la Comedia. Nos gusta hacerlos picantones». Puestos a ser cáusticos, los guionistas podían haberse acordado de otras setas que existen en la naturaleza, como la phallus impudicus o la phallus rubicundus. Ambas comestibles, por cierto.

«Las cuñas las sometemos a la sensibilidad de nuestro equipo –diez personas–. Hay varias chicas y nadie se ha quejado», remacha su argumentario Fernando Berzosa, que reconoce que la campaña de este otoño «roza el límite. Le dimos varias vueltas. Las anteriores eran más suaves». Mejor que juzgue cada cual. Ahí van un par de ejemplos de promociones previas:

– Otoño es la mejor época para hacer el amor porque se abre la castaña y crece el nabo. Sube al club Mississippi y comienza el nuevo ciclo limpio de polvo y paja.

– ¿Te has enterado? En Valdocondes (pueblo cerca de Aranda) han vuelvo a abrir el… Donde te limpian el sable, donde te tocan la flauta, donde te pelan el mimbre … Ven a conocer Plan B. Y recuerda: lo mejor para combatir el frío es un trío. (La cuña trata de imitar la voz de ‘Torrente’, el poli cutre de las películas de Santiago Segura).

El caso es que esta publicidad tiene éxito y cumple su objetivo: aumentar la afluencia al Mississippi, el prostíbulo que más éxito tiene en la zona, según confirman en el pueblo. Ubicado a mitad de camino de la conocida ‘ruta del amor’ –la N-1 entre Madrid e Irún–, Aranda ha gozado desde siempre de una amplia oferta de puticlubs, esos escenarios de neón que rompen la monotonía de las cunetas. «Siempre hay ‘bocas malas’. Pero los que hablan mal son los que más vienen por aquí», confirma una de las responsables del Mississippi, con acento inequívocamente foráneo. «Se han multiplicado las llamadas» gracias a las cuñas y, por eso, van a mantenerlas «al menos hasta Navidad».

«Vejatoria para la mujer»

Salvo que el Instituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad disponga lo contrario. «Esos anuncios son impresionantemente soeces y vamos a actuar desde la Ley de Violencia de Género por publicidad ilícita, dado su carácter sexista», avanza su directora, Rosa Urbón. Desde esta institución insisten en que no cuestionan los servicios sexuales, «sino su fórmula para promocionarlos». La ley les permite actuar cuando alguna campaña «daña la imagen o es vejatoria para las mujeres». Urbón reflexiona incluso sobre si «no se está produciendo un daño sobre la propia imagen de la ciudad».

Llama la atención el linaje del propietario de la emisora. Fernando Berzosa pertenece a una de las familias más poderosas y conservadoras de Aranda. Su hermano, Raúl, es obispo de Ciudad Rodrigo y su hermana, María José (sor Verónica), ha creado en la cercana Lerma la Iesu Communio, la mayor comunidad religiosa de España, con hilo directo con el Vaticano.

El Mississippi no es el primer puticlub que recurre a la publicidad. El Model’s de Asturias anuncia que «desde que amanece apetece» y el Don Pepe y Don José de Granada ofreció la segunda copa gratis al que apoyara la candidatura de la Alhambra como Patrimonio de la Humanidad. Algunas de sus prostitutas hasta posaron para los medios de comunicación.

guasa popular

¿La inspiración del anuncio de setas?

Las redes sociales, atentas a las campañas de promoción del Mississippi, también convirtieron en viral el año pasado una foto que algún gracioso clavó delante del club: muestra uno de los muchos carteles que pueden leerse en otoño en los bosques y pinares y que advierten de los ‘aprovechamientos de setas’ en los cotos micológicos. ¿Fue la inspiración de la campaña que se escucha estos días?

http://www.ideal.es/sociedad/201510/19/seteros-puteros-20151018185123.html

 

Share

¡Siempre puta!

¡Siempre puta!

Dicen que es el oficio más antiguo del mundo. En España no es difícil encontrar un club de alterne recorriendo alguna carretera. Tampoco lo es encontrar a mujeres casi desnudas esperando la llegada de un cliente en algunas zonas urbanas. La prostitución es un negocio que mueve millones en negro, vive a espaldas de la ley, en ocasiones explota a seres humanos, aunque también es ejercido de forma potestativa. La cantidad de tabúes que envuelven el ejercicio de la prostitución es enorme. Las preguntas sobre este oficio brotan por sí mismas, reforzadas por el profundo desconocimiento que hay sobre él. Para formar una opinión con perspectiva es necesario conocer algunos datos sobre la prostitución, y el testimonio de quienes ejercen este oficio.

En España hay casi 24 millones de mujeres, se calcula que unas 400.000 ejercen la prostitución. Cerca de un 90% lo hacen a la fuerza, víctimas de redes de explotación sexual. Hay organizaciones que ponen en duda la veracidad del dato. Comisiones Obreras, en el libro “Derechos de Ciudadanía para Trabajadoras y Trabajadores del sexo” asegura que, en realidad, son unas 20.000 las personas que se prostituyen. La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) asegura que la trata de blancas es más rentable que el tráfico de armas. Según la guía sobre la trata de personas con fines de explotación sexual de 2011, editada por el Ministerio de Sanidad, y presentada por la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP), España encabeza el consumo de prostitución de la Unión Europea. Un 39% de hombres españoles ha pagado alguna vez a cambio de sexo. En el año 2008, la Guardia Civil contabilizó 936 clubes en los que se ejerce la prostitución. La Agencia Tributaria aportó datos en 2005 según los cuales se calculaba una recaudación de 1.124 millones de euros si se legalizase la prostitución. Según un reciente estudio de Feminicidio.net basado en informaciones publicadas en prensa, cerca de 20 prostitutas han sido asesinadas en los últimos tres años. Debido a la fecha de publicación, ese estudio no incluye a las dos mujeres asesinadas por el falso monje shaolín, hace pocos días.

En 2010 pude conversar unos minutos con Eva, una mujer ghanesa que ejercía la prostitución forzada. Se abalanzó sobre el coche para conseguir unos euros con los que saldar la deuda contraída con quienes la trajeron hasta España engañada. Es un patrón que se repite en la mayoría de casos de trata de blancas. Las mafias estafan a mujeres prometiéndoles un falso trabajo y, una vez en España son obligadas a prostituirse. Sin embargo, es muy poco lo que conocemos sobre el ejercicio libre de la prostitución. A pesar de los clichés, los tabúes, el desconocimiento, y los interrogantes ético-morales que se levantan al hablar de la prostitución, hay quienes la elijen de forma libre como forma de ganarse la vida. Contacto con Paula, una barcelonesa que se prostituye por decisión propia. Tarda unos pocos minutos en contestar a mí propuesta, aceptando la entrevista. Lo primero que le pregunto es el motivo que le llevó convertirse en una trabajadora sexual. Por el mismo motivo que llegamos todas las personas que la ejercemos: una necesidad económica perentoria –contesta. No creo que nadie se plantee ejercer este trabajo como opción objetiva, como vocación. Su respuesta es concisa, y directa. Sin embargo, me plantea una duda que no compartiré con ella a lo largo de la entrevista. Si es la necesidad urgente de dinero la que instiga a las personas a prostituirse, ¿podemos hablar en algún caso de prostitución potestativa?

-Tu oficio no tiene buena popularidad y, seguramente, no será sencillo de desarrollar.

Ningún trabajo es fácil de llevar a cabo. La prostitución no es una excepción y, además, conlleva el valor negativo de no poder aprenderlo en ningún sitio. No hay escuelas de putas, no se imparten cursos de formación que te cuenten cómo debes llevar a cabo tu labor en el día a día. Esa es, también, una de las causas por las que no tiene buena popularidad. La exclusión social, el estigma que te persigue lo hacen anti social. Pero si te gusta el sexo y no tienes tabúes; si eres capaz de jugar a practicar sexo con completos desconocidos, este trabajo te aporta un punto humano enorme. Lo de menos es el sexo por el sexo. Lo demás, el afecto que das y recibes.

Antes de plantearte ejercer la prostitución ¿te planteaste otras alternativas?, ¿es el último recurso?

Quien dice, en el presente, en el pasado o en el futuro, que la prostitución es la última alternativa, ha mentido, miente y mentirá. (La negación de la prostitución ejercida por las putas es fruto del estigma –afirma) Siempre hay otras salidas. En mi caso tengo familia y amigos que me hubieran prestado el dinero suficiente para salir adelante sin ningún problema. Pero no quise recurrir a ellos. Ni a nadie. Era perfectamente capaz de llevar a cabo la salida de mi propia crisis, sin más ayuda que la de mi voluntad. He sabido sacarle provecho a un negocio que debería haberme avergonzado y humillado y que, en lugar de ello, me ha empoderado como mujer y me ha hecho mejor ser humano.

-Durante un tiempo tu presencia en medios de comunicación fue desde el anonimato, a cara cubierta. ¿Qué te hizo salir del armario y mostrarte sin tapujos?

Como trabajadora sexual veía absolutamente necesario llegar a la opinión pública hablando de normalización. Pero ¿cómo podía hablar de ella, si lo hacía a escondidas? Hablé primero con mi hijo, y luego con el resto de mi familia. Y fue el principio de mi liberación como mujer prostituta. No puedes hablar de normalidad tras el anonimato. Es absurdo. Mi libertad desde ese momento es enorme. Y la aceptación social hasta ahora, del cien por cien.

¿Acarrea problemas familiares/de pareja ejercer la prostitución de forma voluntaria y pública?

Los problemas de ejercer la prostitución no difieren de los de ser maestro o policía, por decir un par de profesiones al azar. El enfoque es lo más importante. Es decir, si lo planteas desde el victimismo, tu entorno te percibirá como una víctima a la que hay que salvar de un destino tan deplorable. Si te ven convencida de lo que haces, si te perciben feliz, si logras hacerles entender que tu trabajo nada tiene que ver con la dignidad o con la falta de ella, sino que es una opción, todos a tu alrededor perciben la prostitución como algo beneficioso para ti y para la sociedad.

Como no podemos hacer la entrevista cara a cara, la hacemos a través de internet. Le envío las preguntas en un correo que contesta con las respuestas. El modelo de entrevista no da margen para rebatir o repreguntar. Cuando le pregunto cómo es ser prostituta, responde con una evasiva: no comprendo la pregunta… ¿Cómo es ser periodista? ¿Cómo es ser ginecóloga? Basta leer entrelíneas para saber su intención: dejar claro que la prostitución es como cualquier otro oficio.

¿Cuál es el principal problema al que se enfrenta una mujer que ejerce la prostitución?

La cruel y despiadada sociedad y sus prejuicios. La falsa moralina y el estigma. Cuando te liberas de ellos y decides por ti misma si quieres o no seguir en la prostitución es cuando aprendes a amar tú trabajo, sin tapujos y sin auto-engaños.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de la prostitución?

De nuevo la pregunta es tan genérica que es imposible de responder. Un periodista te dirá que lo peor de su trabajo es soportar la presión del no saber dónde estará ese mismo día, por la tarde. Tal vez en Turquía o en Irán. Otro, por el contrario, responderá que justamente ese punto de la profesión es lo que más le gusta. Todo trabajo tiene sus pros y contras.

Según algunas estadísticas, un 90% de las prostitutas son víctimas de mafias que las explotan sexualmente. ¿Cuál podría ser la solución para terminar con la prostitución forzada?

Esa cifra con tan mala saña, que se hizo pública a través del fallecido Ministerio de Igualdad a cuyo frente estaba la miembraBibiana Aído, ya fue rebatida por el propio Parlamente Europeo que le dio un buen rapapolvo público a la abolicionista ex ministra. Las cifras que se manejan son bien distintas -una de cada 7 mujeres-. Pero las activistas tampoco estamos de acuerdo. No hay cifras reales. No hay suficientes datos para realizar estadísticas y de todos modos, no hablamos de números ni de manzanas, si no de seres humanos. La solución para terminar con las mafias que tratan con seres humanos, no sólo con fines de explotación sexual, sino también en el sector de la industria, o la agricultura por ejemplo, sólo está en manos de los políticos, por esa razón no se termina con ellas.

El movimiento feminista parece bifurcarse respecto al tema de la prostitución. Por un lado están las personas partidarias de la legalización para favorecer a quienes quieran ejercerla y como posible solución para quienes son explotadas; por otro, hay quienes creen que no se debería negociar con el sexo, y están en contra de la legalización.

En este caso ya no hablamos de feministas o no. Hablamos de pro-derechos para  las prostitutas y de abolicionistas. Ellas, las abolicionistas, nos niegan la palabra en convenciones, reuniones, charlas, etc… Reciben millones en subvenciones para atacar a otras mujeres. Ellas no son feministas. Nunca una mujer que se declare feminista, luchará en contra de los derechos políticos, sociales y laborales de todo un colectivo laboral formado principalmente por mujeres.

¿Qué opinas de las dos posturas? ¿Se debería legalizar el ejercicio libre de la prostitución?

Absolutamente, sí. Resulta incomprensible que, en pleno siglo XXI, las putas carezcan de Seguridad Social si trabajan para terceros. Vergonzoso debería resultarles a políticos y a abolicionistas que nuestros hijos y/o parejas puedan ser acusados de proxenetismo sólo por el simple hecho de convivir con nosotras y vivir de nuestros ingresos. Jamás se puede estar de acuerdo con el movimiento abolicionista si uno se considera mínimamente defensor de los Derechos Humanos.

¿Has sentido rechazo por ejercer la prostitución?

He sentido admiración y muchísima curiosidad. Ganas de saber por parte de la sociedad, que también está harta de que los medios les mientan y que los políticos nos obvien. De que las feminazis nos ninguneen y de que nadie luche por nuestros derechos en las altas instancias políticas.

Según un informe de Feminicidio.net, en los últimos años cerca de 20 mujeres que ejercían la prostitución han sido asesinadas. ¿Es la violencia un riesgo constante en tu trabajo? ¿Has vivido situaciones de violencia?

Con todos mis respetos hacia ese página de abolicionistas, ¿puedes decirme cuántas mujeres no putas han muerto sólo este año 2013 a manos de sus parejas, novios, esposos, maridos, padres, hermanos…

Junto al cuestionario, envío una serie de dudas para la publicación, como el nombre que debemos utilizar: Paula Vip es mi nombre artístico y por el que podrás encontrar más información sobre mí y mis andanzas. Pero Paula VIP no se avergüenza ni esconde.  El pasado 11 de mayo de 2012, fundó la Asociación de Profesionales del Sexo junto a otras compañeras.  Tanto en Aprosex (www.aprosex.org), como en otras entrevistas Paula utiliza su nombre real. Dar la cara, también implica exponerte al público con todas sus consecuencias –asegura. ¿Y cómo me refiero a ti? ¿Qué te consideras? Su respuesta, clara y concisa, no deja lugar a dudas. Paula lo tiene claro, ella es ¡Puta, siempre puta!

*Los datos están extraídos de diferentes noticias publicadas en prensa nacional, de informes y estudios mencionados en el artículo, y de la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP)

http://hctrbloguero.blogspot.com.es/2013/06/siempre-puta-paulavip-prostitucion-espana-feminismo.html?m=1

Share

La Policía detecta un 25% más de prostitutas en un año y alerta del auge de las mafias nigerianas

Prostitución

Imagen de archivo de una operación de la Policía Nacional contra la prostitución. (ARCHIVO)

El año pasado fueron identificadas 16.200, frente a las 13.000 registradas en 2013.

Aunque la Policía cree que hay un tercio más de meretrices sin identificar.

Las mafias nigerianas son ahora las mejor organizadas: captan en Nigeria, controlan el transporte por África, el cruce a España y la explotación aquí.

Interior hace balance del primer plan contra la trata de seres humanos, y anuncia que en el segundo se perseguirá al cliente de la prostitución.

 

Osaro James Bush, alias ‘Mister Bush’, es un esclavista del siglo XXI. Trafica con mujeres, jóvenes sobre todo, a las que capta en Nigeria mediante engaños para que viajen a España, al paraíso europeo, donde podrán trabajar, por ejemplo, limpiando casas o en una peluquería. Las chicas, que no tienen mucho futuro en la ciudad de Benin City, de donde salen la mayoría, aceptan, sin saber que contraen una deuda de unos 50.000 euros con la organización que consigue que lleguen a España. Faith y Mercy hicieron ese viaje cuando eran unas niñas. En agosto de 2014, con 16 años, lograron llegar a nuestro país en patera, cruzando el Estrecho. Tras pasar unos días con una ONG, la red que había pagado por ellas en Nigeria consiguió que hicieran lo que habían venido a hacer: prostituirse. Las enviaron a la ciudad almeriense de Vícar, donde había una especie de club de alterne montado y oculto entre los miles de invernaderos que inundan la ciudad. El 27 de marzo la Policía anunciaba su liberación. Su proxeneta las había ocultado en una cámara frigorífica. Con un servicio sexual que vale 15 euros como mucho, las dos menores podían tardar años y años en saldar la deuda contraída con la mafia que las explotaba. En los últimos seis años (2009-2014), el Ministerio del Interior ha detectado a 77.000 posibles víctimas de explotación sexual, 16.000 de ellas en 2014. En los cuatro primeros meses de 2015 se han identificado otras 4.900 víctimas, lo que eleva la cifra total a 81.900 víctimas. La inmensa mayoría mujeres obligadas a prostituirse en locales de alterne, polígonos industriales, casas de cita, carreteras… Interior lleva ya años trabajando en un mapa de la explotación sexual en España, un trabajo complicado en el que muchas de las víctimas repiten cuando la Policía Nacional o la Guardia Civil realizan una nueva inspección en un local donde se ejerce la prostitución. ¿Cuántas mujeres son prostituidas contra su voluntad? Es la pregunta del millón. “Si en 2014 detectamos 16.200 víctimas, la experiencia nos dice que puede haber en total un tercio más, es decir, unas 48.000 personas”, explica José Nieto, Jefe del Centro de Inteligencia de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal (UCRIF) de la Policía Nacional, seguramente el mayor experto policial en la materia. Solo el 10% de las víctimas acepta colaborar con la Justicia y la Policía Los datos también demuestran que la lacra de la explotación no se detiene con el paso de los años, dentro de un ‘negocio’ que genera cinco millones de euros al día: 6.100 víctimas en 2009; 15.000 en 2010; 14.300 en 2011; 12.300 en 2012; 13.000 en 2013 y 16.200 en 2014. Solo el 10% acepta colaborar con la Justicia. En abril de 2013, la Policía Nacional puso en marcha el primer Plan contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. Los resultados, presentados el jueves 14 de mayo, hablan de más de 460 operaciones policiales y 1.450 detenidos. En breve comenzará la segunda fase del plan, que destacará por aumentar la presión sobre los clientes de servicios de prostitución “hasta hacerla insoportable”. La Ley de Seguridad Ciudadana permitirá a los policías sancionar administrativamente a los clientes que soliciten servicios sexuales en las proximidades de lugares frecuentados por menores, como colegios o parques infantiles. También se multará a quienes reclamen estos servicios en las carreteras. Al margen del plan, la UCRIF ha detectado que las mafias nigerianas son en este momento las más peligrosas, por la violencia e intimidación que generan hacia las mujeres, “el vudú les ayuda mucho”; tanto por la estructura que poseen, capaces de captar a las chicas en Nigeria, transportarlas por medio África hasta Marruecos, pasarlas a España y controlarlas en nuestro país para que ejerzan la prostitución. De hecho, la Audiencia Provincial de Madrid acaba de dictar una sentencia pionera contra una red nigeriana que traía chicas a nuestro país bajo la amenaza del vudú: Les quitaban pelo, les cortaban vello púbico y les arrancaban uñas para realizar con todo ello un rito que ataba emocionalmente a las chicas con la organización. La Audiencia ha condenado a dos mujeres, dos hermanas, a 18 años de prisión, las encargadas de controlar a las chicas en Madrid. Lo pionero de esta sentencia es que además de la condena por prostitución coactiva también se las considera culpables de inmigración ilegal, lo que abre el camino para que las condenas a estas mafias sean mucho mayores y se castigue no solo la explotación, sino también la infraestructura que trae estas víctimas a España. De hecho, agentes de la Policía Nacional han viajado recientemente a Nigeria para colaborar con EEUU e Israel para ayudar en los secuestros de niñas perpetrados por el grupo terrorista Boko Haram. Los policías españoles han enseñado a sus colegas extranjeros las rutas más frecuentes utilizadas por las redes de trata de seres humanos. El objetivo era que las niñas secuestradas por los terroristas acabaran en los esclavistas, y que estos las llevaran a Europa a prostituirse. De momento no se ha detectado ningún caso. La ruta dura y la ruta cara José Nieto explica que las mafias nigerianas utilizan dos rutas para llegar a España; la dura y la cara. La primera supone un infierno para las chicas. Pueden tardar entre 7 meses y año y medio en llegar a España. Deben cruzar zonas controladas por grupos ‘yihadistas’ y compartir rutas que utilizan los narcotraficantes de cocaína y los traficantes de armas. Zonas controladas que requieren un peaje para pasar. A falta de dinero, solo pueden ofrecer sexo. Ya empiezan a ser prostituidas por el camino. “Por eso ya es normal ver en las pateras que cruzan el Estrecho a mujeres embarazadas o con niños pequeños”, señala Nieto. Una importante parada en el camino Tamanrasse, ciudad del sur de Argelia, “donde confluyen varias rutas”. Ahí el camino se bifurca para Libia (para saltar a Italia) o para Marruecos (para saltar a España). En Marruecos las mujeres nigerianas también trabajan prostituyéndose para conseguir dinero o incluso para quedarse embarazadas. “Las mujeres embarazadas o con hijos pequeños no son expulsadas. Si llegan a nuestro país en patera, pasan a ser atendidas por ONG. Entonces no es difícil para las redes que las captaron en su país de origen recurrir a la amenaza del vudú y hacer que dejen la ONG para empezar a prostituirse. Generalmente empiezan en el sur de Andalucía”. La otra ruta, la cara, supone que la organización las lleva en avión de Lagos (Nigeria) a Casablanca, una especie de ‘Bruselas’ marroquí. Marruecos no exige visado. Luego las mafias les proporcionan documentación falsa no para volar a aeropuertos españoles, donde el control es mayor, sino para viajar a países de Europa del Este que pertenecen a la UE. Luego, con la libertad de las fronteras europeas, bajan a España. Entonces las chicas, hayan llegado a través de una ruta u otra, saben que tienen que empezar a saldar una deuda media de 50.000 euros con la mafia. Empieza su calvario en nuestro país. La red de ‘Mister Bush’ elegía la ruta cara, en avión. Una vez en Madrid, recluía a las chicas en pisos y les quitaba la documentación. Ahora pertenecían a ‘Mister Bush’. Si el vudú no era suficiente, las palizas les recordaba la deuda contraída con la organización. Las chicas de ‘Mister Bush’, controladas en todo momento, solían solicitar asilo político en Madrid, ya que el Gobierno español concede un permiso provisional de residencia de seis meses mientras se resuelve su expediente. Seis meses que permite una regularización temporal que evita contratiempos. Luego las chicas, en grupos pequeños, eran distribuidas por locales de alterne o en pisos. Nuevamente el vudú y el dolor físico hacían el resto. Controladas por ‘mamis’, su deuda difícilmente baja, ya que las mafias van sumando castigos y nuevos gastos (ropa, alquileres, preservativos…) para que la chica siga siendo esclava hasta que ‘Mister Bush’ decida. Su red colocó a las chicas en Madrid, Córdoba, Málaga, Tarragona, A Coruña e incluso Suiza, una red que llevaba 16 años engañando y explotando a nigerianas. Si tienen niños, es mucho peor. En el argot policial se llaman ‘niños ancla’, ya que al ser retenidos por la organización, la madre se ve obligada a seguir fielmente las instrucciones del grupo. Rumanas: de grandes redes al ‘lover boy’ En los dos años que ha durado la primera fase del plan, Policía Nacional y Guardia Civil han inspeccionado 2.900 lugares donde se ejercía la prostitución. Un alto porcentaje de mujeres son inmigrantes, sobre todo rumanas, chinas, brasileñas y nigerianas. Por su proximidad geográfica a España y porque Rumanía pertenece a la Unión Europa, las rumanas encabezan el ranking. Con el paso del tiempo las redes rumanas han ido cambiando de fisionomía. Antes de 2007 (cuando el país no pertenecía a la UE), las chicas llegaban a España gracias a las grandes redes que tenían infraestructura y documentación falsa para ello. Era la época en la que Ioan Clamparu, alias ‘cabeza de cerdo’ se instaló en España, convirtiéndose en el gran proxeneta de nuestro país, donde se hizo con un harén de esclavas sexuales de más de 600 mujeres. La violencia era su manual (en el juicio contra él una chica le acusó de descuartizar a otra) y no consentía embarazos. Las que se quedaban debían abortar. Cayó en septiembre de 2011 y fue condenado a 30 años de prisión. Sus herederos intentaron rehacer el ‘imperio’ en España, pero la Policía les detuvo en febrero de este año. ‘Cabeza de cerdo’ es tan peligroso que cada cierto tiempo es cambiado de prisión (ahora está en una gallega) para que no pueda ‘comprar’ a funcionarios o crear pequeñas estructuras mafiosas dentro de la cárcel. También se han detectado en nuestro país redes búlgaras y rusas de explotación sexual. El perfil que más predomina entre la víctimas es el de chica rumana, de 23 a 27 años Detrás de una prostituta rumana siempre hay un proxeneta, señalan desde la UCRIF. La verdad es que el perfil que más se repite entre las víctimas de la explotación sexual en España es la de una mujer de nacionalidad rumana, de 23 a 27 años. De una manera u otra, las chicas rumanas siempre son controladas. Ya sea por grandes organizaciones o por lo que se ha bautizado como ‘lover boy’. En abril de este año, la denuncia de una madre desde Rumanía permitió a la Policía Nacional desarticular una red rumana que obligaba a siete compatriotas a prostituirse en un local de alterne de Tarazona de la Mancha (Albacete). Una de las víctimas tenía incluso una niña de seis meses. Engañadas con un trabajo falso en España, eran forzadas a estar con clientes mediante palizas. Todo el dinero que conseguían se lo quedaba la organización (hubo seis detenidos). Las chicas eran además obligadas a transportar pequeñas cantidades de droga en sus vaginas. “Estos grupos organizados siguen actuando en nuestro país, pero también se está produciendo el fenómeno de hombres rumanos que engañan a amigas o novias con falsas ofertas de trabajo en España y luego las ponen a prostituirse, ‘el lover boy’. Un chico controlando a una chica, o dos a lo sumo”, explica Nieto. En marzo, la Policía detenía a un hombre que obligaba a una joven rumana, a la que había dejado embarazada, a ejercer la prostitución en el polígono Marconi de Madrid. En enero, dos hermanos rumanos eran detenidos también en Madrid por forzar a prostituirse a la novia de uno de ellos en el polígono Marconi. La amenazaban con quemaduras de cigarrillos y la castigaban sin comer. En febrero, la Policía detenía en Málaga a otro rumano que trajo a una chica compatriota, discapacitada psíquica, con la promesa de trabajar como empleada del hogar. La prostituía en un local. Nuevo fase del plan contra la trata La primera fase del Plan contra la Trata (2013-2015) ha permitido el incremento de operaciones policiales y la colaboración ciudadana a la hora de denunciar casos de explotación. Se puede denunciar a través de un teléfono gratuito, el 900.10.50.90, atendido las 24 horas por policías especializados, o a través del correo electrónico trata@policia.es. Ambos medios preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, este plan creó también un espacio propio dentro de la página web oficial de la Policía Nacional: www.policia.es/trata , que sirve de canal adicional de información sobre este delito. Este jueves 14 de mayo la Policía lanzó la segunda fase del plan con el lema “Con la trata, no hay trato. Denúncialo”. Interior va a poner en marcha la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra esta lacra. Además, como gran novedad, y en virtud de un acuerdo de colaboración entre la Policía Nacional y Google, cuando un internauta introduzca términos de servicios sexuales, le aparecerá destacado en el buscador un mensaje de la Policía, que alertará contra la trata de personas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2457810/0/prostitucion-espana/plan-trata-explotacion/policia-mafias-nigerianas/#xtor=AD-15&xts=467263

Share

‘Cada cargo público tenía su propia chica de compañía’

  • Prostitutas de la Playa de Palma relatan cómo trabajaban gratis para “políticos” y policías para que sus jefes se libraran de inspecciones. La investigación que la Fiscalía inició hace dos años caza a agentes que cobraban de clubes por venderles seguros y vigilancia

Un agente de la Policía Local de Palma patrulla en plena noche de...

Un agente de la Policía Local de Palma patrulla en plena noche de verano una de las calles del Arenal. JORDI AVELLÀ

E. COLOM | LAURA JURADO

«Políticos y alcaldes» en orgías regadas con champán francés Dom Pérignon en compañía de prostitutas preferentemente moldavas y rusas; siempre sin pagar. Agentes de los grupos de élite de la Policía Local consumiendo «a diario» y gratis en los prostíbulos de la Playa de Palma. Explotación de menores. Chivatazos a cambio de alcohol y sexo. Y un lujurioso desenfreno con pistola y placa sobre la barra americana.

La investigación que la Fiscalía inició hace dos años siguiendo el hilo de una burda trama para amañar oposiciones de la Policía ha ido escalando peldaños en una pirámide de escándalos que se ha cobrado la cabeza de los jefes policiales de Palma, Calvià y Marratxí. La juez que instruye el caso ha levantado el secreto sobre una decena de declaraciones de protagonistas y testigos protegidos. Son prostitutas, camareros de clubes de alterne y empresarios de la noche cuyos testimonios dibujan un escabroso (y aún presunto) mural de tintes mafiosos.

ORGÍAS CON CARGOS PÚBLICOS

Varias prostitutas declararon que el empresario M. P., propietario de un club de alterne y un table dance en Playa de Palma, organizaba también fiestas privadas a las que acudían políticos -en grupos de 8 a 10 y con vehículos de alta gama- y al menos una decena de chicas, con las que mantenían relaciones sexuales. Algunos de estos festejos se realizaron en los propios locales antes de su apertura habitual, pero otros se celebraron en fincas particulares del dueño. «Los políticos no pagaban nunca, los invitaba M.», aseguran. Estas fiestas, algunas fechadas entre 2008 y 2009, tenían por objetivo «atrapar» a los hombres para que volviesen. Pese a que las chicas -la mayoría rusas- no podían preguntar por la identidad de los clientes, afirman que había varios alcaldes de Mallorca. Uno de ellos que acabó por marcharse a Madrid. «Cada cargo público tenía su chica», afirma una para añadir que algunos de estos invitados, «que eran muy mayores», traían sus propios juguetes sexuales y tomaban Viagra. Además del sexo, estas orgías estaban regadas con Moët Chandon y Dom Pérignon.

SEXO GRATIS PARA LOS AGENTES

«En el club los policías locales nunca pagan», afirma otra de las prostitutas, testigo protegido en el caso. Según los testimonios, los agentes no acudían a las fiestas pero tenían sexo y alcohol gratis en el club. Todo por cuenta del empresario. También jefes de policía y guardia civiles, pero éstos últimos «sólo tomaban un par de copas». Nunca acudían de uniforme, «pero sí con la pistola de forma habitual». ¿Cuántos? «Un montón», contesta una de las chicas después de identificar a al menos siete. Cuando querían mantener relaciones sexuales con ellas, lo hacían de forma discreta. Los sacaban del local por una puerta y llegaban a las habitaciones por un camino distinto al de la clientela habitual. Varios llegaron a entablar una relación con las chicas.

MENORES EN EL CLUB

Según una de las testigos protegidas, en el club de alterne «había muchas menores», la mayoría, también, rusas. De hecho, ella entró a trabajar aún siéndolo. Pese a que ella quería sólo tomar copas y bailar, el empresario amenazó con echarla si no mantenía relaciones sexuales con los clientes. «El primero que se acostaba con la menor era él, la delicia de M. eran las menores nuevas», asegura. Otra de las prostitutas señala que las menores nunca acudieron a las fiestas con políticos.

En los registros de este caso se utilizaron perros detectores de billetes.

Las pruebas que rastrea la Fiscalía

SEXO, FOTOS Y CÁMARAS EN EL BAÑO. Exhiben imágenes a las prostitutas
A la hora de practicar interrogatorios, los investigadores han estado empleando fotografías de aquellas personas sospechosas de haber utilizado el poder que les infiere su cargo público para obtener favores sexuales u otro tipo de prebendas en especie. Algunas de las meretrices y trabajadores de la noche que han declarado como testigos protegidos han identificado sin dudas a algunos de los clientes habituales. Por si fuera poco, el hecho de que uno de los agentes policiales investigados se dedicara a colocar cámaras de videovigilancia en el interior de los clubes de alterne, incluidos los baños, podría arrojar nuevas y comprometedoras pruebas para la investigación.

LOS NEGOCIOS DE LOS POLICÍAS

En Calvià se encarceló a policías por cobrar de discotecas como «gestores de personal». En Playa de Palma, la doble actividad de agentes descontrolados cobra una dimensión mayor. El dueño de un club de alterne ha declarado a la Policía Judicial que contrató hasta la póliza del seguro del local a uno de los agentes imputados. No sólo era parroquiano y consumía sin pagar sino que «sin ningún género de dudas» lo identificó como la persona que «le vendió el seguro». Su antecesor, agregó, tenía contratado el servicio de limpieza con una empresa de ese agente por «mil euros al mes» a cambio de dos horas y media de trabajo. Otro policía local «bastante gordo» cobraba por instalar el aire acondicionado. A cambio, nunca sufrieron ningún cierre del local. «Por parte del grupo de policías que nunca pagaba no teníamos ningún problema». Otros agentes, según apunta la investigación, llevaban la seguridad privada y las cámaras de algunos locales y hasta las máquinas expendedoras de tabaco, preservativos y «cacahuetes».

‘SOBRES DE DINERO’

Uno de los policías acusados, según un empresario de la noche, pedía sobres de dinero al dueño de un pub del Paseo Marítimo de Palma para untar así a los agentes que realizaban luego tareas de seguridad en sus locales. «Si no lo hacía», les decía, «le harían la vida imposible». La trama trasciende a la Playa de Palma y se extiende a los locales de moda de la noche de la capital.

EL JEFE POLICIAL ‘CHIVATO’

Una de las prostitutas, de nacionalidad rumana, identificó entre las fotos de sospechosos a un «jefe de Policía que era quien les avisaba de las inspecciones». Iba siempre con un grupo de agentes, algunos de los cuales era «muy guarro» y «no pagaban nunca». Otra chica relató cómo uno de los empresarios investigados se reunió en el almacén con los inspectores en plena inspección, habló con ellos y se marcharon. Si el jefe policial avisaba de que iba a haber una inspección, les llamaban y les decían que no acudieran al club al día siguiente «porque iban a venir». Y «efectivamente» la Policía Nacional acudía al día siguiente. «Nunca ha habido una inspección sin avisar», ha declarado otra.

http://www.elmundo.es/baleares/2015/05/12/5551aae4e2704e112b8b456e.html

Share

La hipocresía de los políticos frente a la prostitución

por Enrique Anarte

Fotografía vía Colectivo Hetaira

Fue hablar Albert Rivera y el asunto saltó a los titulares. El líder de Ciudadanos, formación que se mide ya con los dos grandes partidos tradicionales y Podemos en un cuarteto electoral, anunció el pasado 13 de abril que la regulación de la prostitución iría en su programa para las elecciones generales. Las declaraciones del flamante niño de los ojos de muchos españoles alteraron a muchos pero trajeron pocas propuestas frescas: el polémico proyecto ya lleva tiempo acomodada en los programas del nuevo partido de moda. En respuesta al atrevimiento del catalán, políticos, periodistas y tuiteros en general se lanzaron de cabeza al debate.

El ruido ha sido fuerte, pero la renovación de las caras de una clase política empeñada en regenerarse no han traído ideas nuevas a un asunto, cuando menos, incómodo hasta en los círculos feministas. Las marcadas diferencias que separan a unas y otras fuerzas políticas se desdibujan cuando toca -porque parece ser algo que llega, que nadie se atreve a sacar a colación – hablar del trabajo sexual. Aquí el consenso es la ley y se traduce en un rechazo tajante de la posibilidad de regulación de algo que atenta contra la “dignidad” de las mujeres y que es inherentemente violencia. De izquierda a derecha, los argumentos han sonado vagamente diferentes, pero la conclusión ha sidogrosso modo la misma. La misma de siempre.

“El debate social está muy polarizado entre dos posiciones, la abolición o la regulación, y luego está la gente que directamente no quiere entrar en el debate y que por eso la prostitución está en un limbo jurídico”, cuenta a VICE June Fernández, periodista y directora de Pikara Magazine, una publicación feminista y con perspectiva de género que en apenas unos años se ha convertido en una referencia dentro y fuera del Estado español. “También creo que hay una polarización entre victimizar al extremo a todas estas mujeres, sin hacer distinciones, y la postura extrema contraria, que sería decir que la prostitución es una actividad laboral como otra cualquiera”, reflexiona.

Sus palabras reflejan el panorama al que se enfrentan quienes pretenden abordar el tema con todos sus matices. ¿Prostitución? Violencia, trata, tráfico. Esas palabras se repiten en la boca de los representantes de todo el espectro político, de izquierda a derecha. Comosi acaso fuesen lo mismo.

Pero la realidad de la prostitución es mucho más compleja: “Cuando se hace el discurso de que la mayor parte de las prostitutas lo hacen obligadas por mafias, se está obviando que si las mafias existen es porque las mujeres de países de países empobrecidos acuden a estas redes para poder emigrar. Esto pone de manifiesto que, cuando se habla de prostitución, se habla muy poco de extranjería y se habla muy poco de que, por una parte, muchas mujeres terminan en redes de tratas o tráfico de personas como una estrategia para poder emigrar a una Europa construida como una fortaleza, y por otra parte, que incluso las mujeres que vienen a España por otras vías ejercen la prostitución porque esta Ley de Extranjería limita sus posibilidades laborales”, critica la periodista. “Esto es, una mujer inmigrante sin papeles básicamente a lo que se puede dedicar es a limpiar casas, a cuidar a ancianos o niños o a la prostitución”.

Enlace permanente de imagen incrustada

Cuando se habla de trata, además, hacer números es sencillamente imposible. El limbo jurídico en el que se encuentran la prostitución y las personas que a ella se dedican impide conocer la dimensión real del problema. Pero Fernández va más allá: “Personalmente creo que hay una confusión constante entre trata y prostitución. No creo que sea fácil establecer una línea clara de cuándo estás siendo obligada o cuándo el trabajo es voluntario. Hay un baile de cifras que no representa la realidad. Habrá que definir qué es voluntario y qué es obligado, porque hay veces en que obliga una mafia que secuestra, y veces en que obliga una Ley de Extranjería que no deja trabajar en otra cosa”. Desde el año pasado, y por iniciativa del Partido Popular, la prostitución se contabiliza en el PIB español, aunque el compromiso de 2006 del Congreso de los Diputados de confirmar cuánto dinero mueve de verdad esta actividad y cuántas personas la ejercen sigue siendo, casi 10 años después, papel mojado.

La lucha contra la trata se instrumentaliza en función a unos intereses que van más allá de la búsqueda de la “dignidad” o la erradicación de la “violencia”. VICE ha entrevistado a Josué González Pérez, activista feminista LGTBI e investigador en cuestiones de género, quien señala las contradicciones de un enfoque cuyas consecuencias son nefastas para muchas prostitutas: “Las políticas restrictivas son legitimadas a través de los medios de comunicación con la exposición de macrorredadas, por ejemplo, en un club de alterne, que se dice que se han producido en pro de la lucha contra la trata, cuando en realidad se trata de un control migratorio. Lo que no se sabe y no se dice es que esas mujeres muchas veces ni siquiera eran víctimas de trata y luego, con frecuencia, son deportadas”.

Al componente fuertemente xenófobo se le suma el doble rasero de la clase política. Son los mismos partidos que gobiernan y tratan de obviar el debate público al respecto -y, cuando este se hace inevitable, se encierran en sus discursos monolíticos – los que a nivel municipal aprueban ordenanzas que de facto persiguen y criminalizan el ejercicio de la prostitución. Las políticas de control del cuerpo, que en 2012 se cobraron la vida de Mary, una prostituta del Raval, se materializan en multas de hasta 750 euros en ciudades como Barcelona, Madrid, Bilbao, Sevilla, Granada, Málaga o Valencia. Todo ello se enmarca, según algunos, en un proyecto silencioso de gentrificación, que no pretende solucionar el problema sino invisibilizarlo, desplazarlo, con el fin de adecentar la zona.

Quienes mejor conocen estas realidades son ellas mismas. “Aquí en Madrid hemos tenido casos de mujeres prostitutas con una situación de violencia de género en sus familias y los servicios sociales locales les han dicho que primero tenían que dejar la prostitución para luego poder solucionar su problema”, cuenta a VICE Mamen Briz, una de las portavoces de Colectivo Hetaira, probablemente el ejemplo más conocido de prostitutas organizadas para defender sus derechos; aunque no el único, como han demostrado, entre otras, las Prostitutas Indignadas de Barcelona. “El PSOE y el tripartito catalán fueron los primeros en poner en marcha normativas cívicas ciudadanas, en concreto en Barcelona, que vinieron a hacer todavía más intolerable la situación de las trabajadoras del sexo, sobre todo de aquellas más vulnerables”, critica Briz, quien añade lo siguiente: “El argumento de ‘la prostitución es violencia’ es un argumento que se emplea desde muchos sectores de una manera absolutamente utilitarista e ideologizada”.

Fotografía vía Colectivo Hetaira

La dignidad de estas personas, la violencia a la que -casi todos coinciden- están expuestas, deja de ser motivo de preocupación cuando el negocio es suculento. El investigador González Pérez recuerda el caso de Eurovegas: “En este proyecto, uno de los agentes que estaba en la mesa cuando se estaba intentando diseñar era el colectivo de empresarios de alterne, a quienes representa ANELA, que quería impulsar políticas totalmente distintas a las reclamadas por las trabajadoras del sexo”. Madridy Cataluña se disputaron ferozmente el título de anfitrión del complejo de juegos que, según Hetaira, facilitaría la apertura de “grandes prostíbulos” donde las trabajadoras no tendría ningún tipo de garantía y las mafias podrían “campar a sus anchas parapetadas en sociedades anónimas”. Un ejemplo más en la línea de esa “doble moral” que quiere erradicar la prostitución “que se ve”, pero que no se compromete a combatir de manera efectiva la trata de mujeres.

El debate político, sin embargo, no es sensible a esta complejidad. Ante el anuncio de Rivera de la propuesta de regulación del trabajo sexual, PP, PSOE, UPyD y la Izquierda Plural mostraron su rechazo a que se comercialice el cuerpo de las mujeres -como si actualmente no se hiciese, por mucho que su silencio hiciera pensar lo contrario – y a que Ciudadanos lo utilice como reclamo electoral. La pregunta es cuándo creen ellos que deberá abordarse el asunto. Asociaciones y activistas que defienden los derechos de las prostitutas critican el abandono de los partidos gobernantes (fue el PSOE, por ejemplo, el que dejó a estas fuera de la Ley Integral contra la Violencia de Género, y el PP quien modificó una justicia universal que, según critican las asociaciones, es ya incapaz de perseguir a las mafias) y la falta de interés del resto de partidos. “Es significativo”, señala González Pérez, “cómo fuerzas que son antagónicas son capaces de difuminar fronteras políticas respecto a este fenómeno y de generar un consenso basado en la exclusión, en este caso la de las trabajadoras del sexo”.

Tampoco la izquierda es capaz de articular un discurso diferenciado. El investigador cree que hay un desinterés por la cuestión: “Al fin y al cabo son putas, y las putas poco interesan a la sociedad. Eso tiene que ver con que las organizaciones de izquierda no son impermeables a la ideología patriarcal y a la jerarquización de la sexualidad y de las prácticas sexuales”. Sigue vigente, según él, “una clasificación entre buenas y malas mujeres, entre putas y santas, que solo beneficia al patriarcado”.

Desde Hetaira dan la bienvenida a la propuesta de Ciudadanos, pero se muestran “críticas” con el enfoque que aparentemente ha adoptado la formación: “Quien quiera ejercer de trabajador sexual va a tener que hacerse autónomo sí o sí, lo quiera o no, ya reúna o no los requisitos para poder serlo. Esto significa que habrá mujeres y hombres que queden excluidos de esta posible legalización. Además habla de que deberá ejercerse siempre en locales convenientemente legalizados. Esto significa que los empresarios de locales de alterne pueden estar muy contentos, porque no se van a tener que responsabilizar en absoluto de que las personas que trabajan en su club tengan los derechos laborales correspondientes: no van a tener derecho como trabajadores a terceros, sino que van a ser una especie de falsas autónomas. Esta norma, además, excluye de manera absoluta a las personas que captan a su clientela en la calle y que por los motivos que sean no van a tener acceso a ningún local o club de alterne. Las más mayores, las menos agraciadas físicamente o cualquiera que tenga una condición que no le guste al cliente no lo van a tener tan fácil”.

Hay quien cree, en realidad, es todo una cuestión de dinero. Albert Rivera no ha sido recatado al respecto. El candidato ha enfatizado la “vertiente económica” de la propuesta: está convencido de que el negocio de la prostitución podría ser la tercera actividad económica de España. Las críticas de las asociaciones como Hetaira han señalado que de nuevo el líder de Ciudadanos se centra en los intereses de los empresarios y no atiende a las necesidades reales de las prostitutas: “Algo que nos hace mucha gracia a las mujeres de la calle es cuando se habla de las ingentes cantidades de dinero que mueve la prostitución, ya que es un dinero que por mi bolsillo desde luego no está pasando”, ironiza Mamen Briz.

Enlace permanente de imagen incrustada

Aún así, ellas saben que unas elecciones son un momento para intentar encender la chispa del debate que pocos se atreven a sacar del cajón: “En esta ocasión, nosotras hemos decidido adelantarnos y hemos realizado una serie de propuestas de cambio, tanto a nivel nacional como autonómico y local; en relación a la prostitución, pero también a la trata de personas”, cuenta Briz. “Estas propuestas se las hemos hecho llegar a todos los partidos políticos, también a Ciudadanos. Es cierto que nos pidieron una entrevista, pero estamos todavía pendientes de ella, no hemos vuelto a tener contacto alguno”. Queda por ver si de aquí a que se celebren las elecciones se les dará la oportunidad siquiera de opinar sobre la regulación de su medio de subsistencia.

¿Cómo abordar un debate como este? La periodista June Fernández cree que ” es necesario un análisis de género sobre los modelos de sexualidad masculina y femenina y su relación con la prostitución. Por qué una cuarta parte de los hombres españoles ve como una opción recurrir a servicios sexuales, y qué relación hay entre esto y que se mantenga la dicotomía de la santa esposa y la puta. Creo que es importante pensar en profundidad qué hacer con los hombres y, personalmente, no creo que la solución sea la punitiva, criminalizarles, caricaturizarles como explotadores de mujeres, pero tampoco creo que haya que normalizar el consumo de servicios sexuales, sino que hace falta cuestionar el modelo de sexualidad masculina y su forma de entender la prostitución”. Está convencida de que son las propias trabajadoras quienes conocen su realidad y sostiene que una perspectiva feminista “implica el reconocimiento de las otras mujeres y de sus propias estrategias de lucha, y mucho ojo con el estereotipo de mujeres oprimidas, indefensas y sin capacidad de acción”.

El investigador González Pérez coincide en rechazar los discursos “salvacionistas” y aboga por dar voz a las protagonistas: ” A muchas personas les preguntas por la prostitución y parece que han hecho un estudio empírico del sector. En realidad no es más que un discurso prefabricado”, critica.

En VICE hemos decidido darles a ellas -“las otras”, según June Fernández, “las de abajo”, según Josué González – la última palabra. Mamen Briz recuerda que en Hetaira tienen ya 20 años de trabajo a sus espaldas y enumera toda una serie de líneas de actuación: revocar una Ley de Seguridad Ciudadana que amenaza con perseguirlas, inspecciones de trabajo en locales de alterne, permisos de residencia y trabajo para aquellas en situación irregular, etcétera. Ella cree firmemente que la sociedad española está preparada para el debate. Solo queda el resto estemos dispuestos a escucharlas: “Es increíble la cantidad de personas que saben muchísimo sobre la prostitución pero nunca se han tomado un café con una prostituta”.

http://www.vice.com/es/read/la-hipocresia-de-los-politicos-frente-a-la-prostitucion-325

Share

Los clientes que recurren a la prostitución en Madrid son cada vez más jóvenes

El 27 % de los hombres de 18 a 49 años admite haber pagado por tener relaciones sexuales

Los clientes que recurren a la prostitución en Madrid son cada vez más jóvenes

JOSÉ RAMÓN LADRA

El sexo ha encontrado su lugar en la nueva generación de «nativos digitales» y sus nuevas formas de comportamiento y ha provocado un cambio de perfil en el cliente de la prostitución. El acercamiento al sexo de pago resulta, cada vez más, algo socialmente aceptado y empieza a ser habitual que muchas noches de fiesta, cumpleaños o despedidas de soltero terminen en un club de alterne o con compañía de pago. La normalización de la prostitución como una actividad de ocio más también ha hecho que la edad media de los clientes haya descendido considerablemente.

Según los estudios de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), el cliente habitual en 1998 era un hombre casado, con cargas familiares y mayor de cuarenta años. En 2005 la tendencia cambió y comenzaron a predominar los jóvenes de entre veinte y cuarenta. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que el 27% de los hombres españoles de 18 a 49 años reconoce haber recurrido alguna vez a los servicios de una prostituta.

«Hasta hace unos años, cuando uno hablaba de los clientes de la prostitución se imaginaba a un señor de cuarenta o cincuenta años. En la actualidad esto ha cambiado y ahora la persona que opta por este servicio es más joven, en torno a los veinte o treinta». Fernando Ríos, psicólogo y experto en comportamientos sexuales, considera que esta bajada de edad es algo «natural» que se debe a que ahora los jóvenes se inician en este ámbito mucho antes y «empiezan a mantener relaciones antes incluso de los catorce años». De este modo, justifica que también tengan inquietud por experimentar antes con prostitutas.

Gratificación inmediata

Asimismo, Ríos establece como un factor clave la necesidad por parte de muchos jóvenes de lograr una gratificación inmediata, lo que se traduce en que «no entienden un no o un más adelante». Es el caso de Tomás. Tiene menos de veinticinco años y una actitud muy clara ante la prostitución. «Ligar cuesta mucho trabajo. Tienes que pasarte varias horas hablando con una tía, invitarla a cenar o a tomar una copa y luego puede decirte que no, no hay ninguna garantía de éxito. En cambio en el ‘puticlub’ llegas, pagas y listo. Es todo mucho más fácil, te evitas las complicaciones y te aseguras que esa noche vas a tener sexo».

Sin embargo, no todos los jóvenes acuden a las prostitutas como forma de tener relaciones rápidas y sin compromiso. Hay quienes ven en el sexo de pago una manera de superar sus miedos y su falta de experiencia. Un ejemplo de ello es Alfonso, quien a sus veintiún años reconoce haber perdido su virginidad con una meretriz. «Soy muy tímido y me cuesta mucho relacionarme con las mujeres. Opté por hacerlo por primera vez con una profesional para quitarme la presión y olvidarme de si iba a quedar bien o no». Además, destaca la facilidad con la que se puede acceder a toda la información que se necesite en internet: «Hay foros en los que la gente cuenta sus experiencias con las chicas con las que han estado y te sirve para llamar a la que mejor se adapta a tus gustos y necesidades».

Alexandra lleva más de diez años dedicándose a ejercer la prostitución en su propio domicilio. En este tiempo ha sido testigo del cambio generacional experimentado por la mayor parte de sus clientes, aunque asegura que no sabe dónde está el problema con la edad. «No me preocupan los años que puedan tener, lo importante es la educación. Se presenta a los jóvenes como culpables y la mayoría de ellos muestran más respeto por nosotras que las propias autoridades». En este sentido, denuncia que a los gobiernos «solo les preocupan las prostitutas en la calle para podermultar y sacar dinero».

Desde Hetaira, la asociación defensora de los derechos de las trabajadoras del sexo, tampoco sitúan la gravedad en la edad de los clientes, sino en la falta de prevención y concienciación por parte de muchos de ellos. Un descenso en la percepción del riesgo respecto al SIDA que conlleva que desde este colectivo hagan especial hincapié «en la exigencia del uso del preservativo».

Más allá de valoraciones, el perfil del cliente de la prostitución ha cambiado, se ha rejuvenecido. El sexo de pago se ha convertido en algo socialmente aceptado, una opción de ocio más para muchos jóvenes.

«Sí» a la legalización

Share