La policía rescata a una discapacitada del burdel Paradise

La joven ha sido explotada por su madre desde que cumplió 18 años

El club de alterne más grande de Europa, donde la policía encontró a la joven prostituida / PERE DURAN

Cuando la policía entró en su habitación en el macroburdel Paradise, en La Jonquera (Girona), la joven no dio grandes muestras de alivio, de alegría o de pena. “No tiene sentido de la realidad. Es como estar ante una niña de 10 años, es pura inocencia”, cuenta una fuente de la investigación. La policía rescató en marzo a F. B., rumana de 22 años y con una grave discapacidad psíquica, de uno de los mayores burdeles de España. “No hacen falta ni 30 segundos de conversación para darse cuenta”, añade esa misma fuente. Cuando la encontraron acababa de salir de la carretera, donde un proxeneta la golpeaba para que se prostituyese.

Una fundación de apoyo a la reinserción fue quien dio la voz de alarma. La conocían de un par de años antes, cuando la tuvieron acogida en uno de sus pisos hasta que decidió marcharse (es mayor de edad y su discapacidad aún no está reconocida en España). Haciendo su trabajo de apoyo a prostitutas, la vieron en una rotonda en La Jonquera. “¿Estás bien?”, le preguntaron. Pero la joven se mostraba esquiva. “No os puedo contar ahora”, contestó, y se marchó. Entonces avisaron a la policía, que inició una investigación de varios meses que ha culminado con su rescate, la detención de su madre por prostituirla desde los 18 años, y la del proxeneta que la tenía en la carretera.

“Es como estar ante una niña de 10 años”, explica una fuente del caso

La vida de F. B. ha sido un calvario. Originaria de Rumanía, hasta los dos años vivió tutelada por la Administración porque su madre no podía hacerse cargo de ella y, además, padecía un retraso en el crecimiento. A ello se sumaron dos episodios de meningitis, a los 6 y a los 14 años, según fuentes del caso. Ya entonces fue ingresada en un centro de educación especial en Bucarest, donde estudió hasta que a los 17 años se trasladó con su madre a Terrassa. A los 18 años, esta empezó a explotarla sexualmente, según la policía.

Su primer destino fue un club de la ciudad, Las Palomas, donde la madre además ejerce en la actualidad de meretriz y controla al resto de las mujeres. “Allí todo el mundo conocía su retraso”, lamenta una fuente del caso.

Los agentes encontraron en los registros del piso de su madre diversa documentación que demuestra que su hija le hacía transferencias de dinero, dándole parte de lo que ganaba como prostituta.

En cuatro años, la joven ha vendido su cuerpo a cambio de dinero en Terrassa, en pisos privados, en las calles del barrio barcelonés del Raval, en la calle madrileña de Montera… “Y en el extranjero”, aseguran esas mismas fuentes, en referencia a Chipre y Malta. La joven, explican, no tiene picardía alguna: “Se va con el primero que pasa”.

Cuando la encontraron en el Paradise, el encargado, al que tomaron declaración, alegó que la habían acogido porque en la calle le pegaban. Pero los agentes pudieron comprobar que también allí se había prostituido. En la actualidad, la joven se encuentra en uno de los pisos de la fundación que la encontró y se han iniciado los trámites para que la fiscalía aborde su incapacitación.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/07/09/actualidad/1373399253_581281.html

Share

Desarticulada una banda de proxenetas que controlaba la prostitución de ciudadanas búlgaras en Puerto Banús

La operación se ha saldado con la detención de 31 personas y la práctica de 27 registros domiciliaros

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal -compuesta por ciudadanos búlgaros, albaneses y españoles- que presuntamente controlaba la prostitución de ciudadanas búlgaras en Puerto Banús (Marbella). Los proxenetas contaban con cuatro viviendas en el propio puerto donde llevaban a sus clientes -principalmente turistas- que eran regentadas por cuatro mujeres encargadas de cobrar por los servicios mediante TPV asociados a empresas del entramado delictivo y de controlar a las chicas. En muchos casos, aprovechando el grado de intoxicación etílica de los hombres o tras suministrarles alguna sustancia, efectuaban cuantiosos cargos fraudulentos con sus tarjetas bancarias en los TPV (Terminal Punto de Venta). A través de un entramado de empresas blanqueaban los beneficios obtenidos con sus actividades ilícitas, dinero que era devuelto en metálico a los explotadores con la mediación de un ciudadano albanés y de su pareja. La operación, desarrollada en el marco del Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual puesto en marcha por la Policía Nacional, se ha saldado con la detención de 31 personas y la práctica de 27 registros domiciliaros en los que se han intervenido 30 gramos de cocaína, 10 TPV, 62.096 euros, 1.960 libras esterlinas, 152 dólares americanos y cantidades menores de otras divisas.

Una víctima de la red brutalmente agredida

La investigación se inició en septiembre de 2012, una vez que los investigadores constataron el aumento de la prostitución callejera en el lujoso puerto deportivo de Puerto Banús. Los investigadores observaron cómo diariamente, al menos dos furgonetas llegaban a este lugar cargadas con mujeres que, a excepción de la conductora, se bajaban del vehículo para ejercer la prostitución durante toda la noche en las calles de Puerto Banús. Una vez que contactaban con sus clientes en plena calle o en los diferentes pubs de esta zona, se desplazaban a una serie de viviendas ubicadas muy próximas con el fin de consumar el servicio sexual.

Al final de la noche eran recogidas en las inmediaciones de Puerto Banús y trasladadas a la localidad de Torremolinos, donde al parecer vivían con sus respectivos explotadores, que en ocasiones eran sus propias parejas. Entre ellos formaban un grupo que se conocía perfectamente, reuniéndose en lugares comunes y realizando actividades de ocio variadas, manteniendo en todo caso un alto nivel de vida, no constándole a ninguno medio de vida legal conocido.

De forma paralela, se recibió una denuncia de una ciudadana búlgara que había sido retenida contra su voluntad y víctima de una violencia extrema por parte de un ciudadano de su misma nacionalidad, tras haberse negado a seguir ejerciendo la prostitución para él. Más tarde relató como fue traficada, siendo captada en su país por un ciudadano turco, que la llevó en primer lugar a Alemania para ejercer la prostitución en este país y posteriormente a Torremolinos. Ya en España fue vendida a un ciudadano búlgaro que la explotaría en Puerto Banús. A esta mujer se le aplicó el protocolo de víctimas de Trata de Seres Humanos, encontrándose en la actualidad bajo protección de una organización especializada en el tratamiento de estas víctimas y su inserción social.

Poseían un complejo entramado financiero para el blanqueo del dinero

Estas ciudadanas, además de ejercer la prostitución, en muchos casos suministraban a sus clientes sustancias estupefacientes o bien aprovechaban el alto grado de intoxicación etílica de estos, para sustraerles las tarjetas de crédito y realizar importantes cargos fraudulentos tanto en metálico como a través de TPV que había en las viviendas donde ejercían la prostitución.

A la vista de los importantes beneficios económicos que generaban tanto la prostitución como los fraudes obtenidos con las tarjetas bancarias, se inició un estudio minucioso de las empresas asociadas a los datáfonos, comprobando la existencia de un complejo entramado financiero constituido por varias mercantiles dirigidas por ciudadanos españoles. A través de estas mercantiles se blanqueaba dinero proveniente de estas actividades, dinero que posteriormente era devuelto en metálico a los ciudadanos búlgaros que componían el núcleo de la organización. Para hacérselo llegar contaban con la intermediación de un ciudadano albanés y de su pareja, de nacionalidad búlgara.

Las empresas constituidas a estos efectos, eran empresas dedicadas a la explotación de bares y de un club de alterne en Arcos de la Frontera (Cádiz), negocios con una escasa actividad real y que en ningún caso podrían justificar los cuantiosos ingresos que las mismas tenían en sus cuentas procedentes en su práctica totalidad de pagos realizados por los TPV que tenían asociadas. El volumen económico exacto de estas actividades está aún por determinar, ya que se está estudiando la contabilidad intervenida, si bien en una estimación previa podría superar ampliamente los dos millones de euros en los dos últimos años

Una mujer de 84 años regentaba dos viviendas utilizadas por la organización

Por otro lado, se pudo determinar la infraestructura con que contaban para el ejercicio de la prostitución en Puerto Banús, cuatro viviendas que constituían verdaderos clubes regentados por una ciudadana búlgara, otra española y otra francesa. Esta última, de 84 años de edad, participaba presuntamente en la realización de los fraudes y es propietaria de alguna de las empresas con las que el grupo desarticulado blanqueaba el dinero. Además, otras dos ciudadanas búlgaras controlaban los pases de las chicas, los cobraban mediante las TPV asociadas a las empresas investigadas, y realizaban el papel de “mamis” controlando directamente la actividad de las mujeres. Tanto las mujeres que regentaban las viviendas, como las «mamis» participaban en la sustracción de las tarjetas de crédito de los clientes y el uso fraudulento de las mismas.

Un amplio dispositivo policial en el que han participado 115 agentes ha concluido con la detención de treinta personas -veinticuatro de nacionalidad búlgara, cuatro españolas, una albanesa y una francesa- en Torremolinos, Marbella y Algeciras. Se han realizado 27 registros domiciliaros en los que se han intervenido 30 gramos de cocaína, 10 TPV, 62.096 euros,1960 libras esterlinas, 152 dólares americanos y otras cantidades menores de otras divisas. Por otra parte, se ha conseguido el bloqueo de numerosas cuentas corrientes y activos financieros, de seis propiedades inmobiliarias, de quince coches y tres motocicletas.

La operación ha sido coordinada por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, en unión de la UCRIF de Málaga y la UCRIF de Algeciras, con la colaboración de las UCRIF de Marbella y Torremolinos, así como Grupos de Medios de pago de la Comisaría General de Policía Judicial y el Grupo de Puertos deportivos de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Málaga.

http://www.diariosur.es/20130708/local/marbellaestepona/desarticulada-banda-proxenetas-controlaba-201307080924.html

Share

Desarticulan una trama que obligaba a las chicas de un club a drogar a los clientes para robarles

Trece detenidos por explotación sexual en Sevilla

Detienen a 13 personas

Desarticulan una trama que obligaba a las chicas de un club a drogar a los clientes para robarles

Las mujeres procedían de Europa del Este y Latinoamérica

Prostitucion, club de alterne y sexo de pago.

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 13 personas y han desarticulado una organización que explotaba sexualmente a mujeres procedentes de distintos países latinoamericanos y de Europa del Este en un local de alterne de Sevilla, dándose además la circunstancia de que las obligaban a suministrar estupefacientes a sus clientes para después realizar cargos en sus tarjetas de crédito sin su conocimiento.

En una nota de prensa, la Policía Nacional ha informado de que la operación se inició paralelamente por dos unidades distintas que investigaban hechos diferentes, siendo el nexo común que ambas tenían como escenario un local de alterne ubicado en el Polígono Store de la capital.

Por un lado, se había iniciado una investigación en torno a dicho establecimiento tras recibir numerosas denuncias de clientes que aseguraban haber sido drogados por las mujeres que allí ejercían la prostitución. Estas personas, además, habían recibido en sus cuentas distintos cargos realizados con su tarjeta bancaria en concepto de consumiciones y servicios de prostitución que no recordaban que se hubieran producido.

Por otro lado, efectivos policiales encargados de la investigación de delitos relacionados con las redes de inmigración y la trata de seres humanos se encontraban investigando la actividad que se llevaba a cabo en el mismo local, ya que una serie de informaciones contrastadas por los investigadores apuntaban a la existencia de una organización criminal responsable de captar a mujeres en países de Latinoamérica y de Europa del Este, fundamentalmente.

Al relacionarse ambas investigaciones, se desarrollaron de forma conjunta nuevas indagaciones en torno a este local para obtener pruebas e indicios suficientes que permitieran la detención de los responsables de esta organización en lo referente a la trata de seres humanos y esclarecer los delitos que se habían estado cometiendo sobre los clientes que frecuentaban el establecimiento.

LOS AGENTES INTERVIENEN COCAÍNA, MARIHUANA Y MDMA

Las informaciones obtenidas durante las pesquisas propiciaron la planificación y desarrollo de un operativo, llevado a cabo de madrugada y durante las horas de apertura del local, tras asegurarse los agentes de que en su interior se encontraban los principales responsables de esta organización criminal.

Durante la entrada y registro del establecimiento, los agentes intervinieron un total de 46 dosis de cocaína, marihuana y MDMA, dispuestas en papelinas listas para su consumo y que se encontraban entre las pertenencias de las mujeres obligadas a prostituirse. Estas sustancias eran las que utilizaban probablemente para anular la voluntad de los clientes y hacer un uso indebido de sus tarjetas bancarias.

Igualmente, los agentes se incautaron de numeroso material informático y documentación que probarían la existencia de esta organización criminal. Gracias a las comprobaciones realizadas en instancias anteriores de la investigación, se procedió a la detención de 13 personas, todas ellas miembros de la organización y presuntamente responsables de delitos relativos a la prostitución, contra la salud pública y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

VEHÍCULO DE ALTA GAMA

El registro finalizó con la intervención por parte de los agentes de un vehículo de alta gama y un total de 11.300 euros.

Cada uno de los integrantes de la organización criminal contaba con sus propias tareas, que iban desde la vigilancia y seguridad en el local hasta el control de las mujeres que ejercían la prostitución. Otro de los cometidos era determinar a qué clientes tenían que facilitar sustancias estupefacientes con la finalidad de drogarles para, posteriormente, realizar cargos en sus tarjetas bancarias por servicios no realizados.

http://www.periodistadigital.com/politica/sucesos/2013/06/21/club-de-alterne-prostitucion-droga-clientes-europa-del-este-latinoamerica-sevilla.shtml

Share

5 detenidos en una operación contra un club de alterne

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Don Benito a cinco personas, tres de ellas españolas y dos de nacionalidad rumana, por la presunta autoría de un delito relativo a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores.

Los hechos se conocieron por una denuncia presentada por una ciudadana rumana por coacciones en una vivienda en la que convivían ella y su hija junto con unos familiares.

Los agentes sospecharon que tras esa denuncia se escondía algo más, por lo que procedieron a tranquilizar a la mujer que, poco después, manifestó que ejercía la prostitución en un club de Don Benito y que no podía soportar el trato degradante y de semiesclavitud al que estaba siendo sometida por parte de la pareja de origen rumano con la que convivía y con la que además tenía parentesco. La obligaban a ejercer la prostitución en un club de alterne de la ciudad, procediendo a formular la denuncia en tal sentido.

La víctima era acompañada por su tía al club de alterne, la cual también ejercía la prostitución, siendo ésta la que se quedaba con todo el dinero que la denunciante ganaba con los servicios realizados.

La policía procedió a la total identificación de los ciudadanos rumanos denunciados, que fueron localizados y detenidos como presuntos autores de un delito relativo a la prostitución. Además se realizó un control en materia de extranjería en el club de alterne donde la joven y su tía ejercían la prostitución.

Fruto de todo ello, se consiguieron los indicios racionales suficientes como para entender que los responsables y camareros del club estarían cometiendo un delito relativo a la prostitución, así como un delito contra los derechos de los trabajadores, por lo que fueron arrestados.

Los detenidos son dos ciudadanos rumanos de 35 y 31 años de edad, tíos de la víctima, y tres ciudadanos españoles de 60, 48 y 43 años de edad, todos con antecedentes penales. La ciudadana rumana detenida, tía de la víctima, ingresó en prisión tras ser puesta a disposición judicial.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/vegasaltas/5-detenidos-en-una-operacion-contra-un-club-de-alterne_734502.html

Share

Absueltos los tres acusados de prostitución de mujeres que ejercían en el club de modo «voluntario»

El juez entiende que las medidas, como multas por retrasos, «no las determinaban» para la prostitución y no había «actuación violenta»

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha absuelto a los dos hombres y una mujer, para los que la Fiscalía pedía unos cien años de prisión, por la supuesta comisión de delitos relativos a la prostitución y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, concretamente unaS nueve mujeres extranjeras que, según el juez, ejercían en el club de alterne de manera «voluntaria».

En concreto, según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado relata que «las mujeres que ejercían la prostitución en el local, lo hacían de forma voluntaria como medio de vida, sin que mediara por parte de los acusados, actuación violenta o intimidatoria, engaño, ni ninguna otra circunstancia», a lo que añade que «incluso se indicaba que venían de otros establecimientos en los que habían estado desarrollando la misma actividad con anterioridad, por lo que difícilmente puede imputarse a los acusados que hayan determinado a esas mujeres a ejercer esa actividad».

Además, el juez considera que «el sistema de multa por retrasos, permanencia de tiempo excesivo en la habitación, falta de asistencia al local algún día o por salida en horario de apertura del establecimiento no puede hacer pensar en otra cosa, pues claramente se han mostrado las testigos sobre este particular, llegando alguna a decir que le compensaban ante los elevados ingresos que percibían con su actividad, y todas que se trataba de un sistema del que podían eludirse simplemente dejando de ir al establecimiento», con lo que «se trataba de medidas que debían de guardar para seguir trabajando en ese establecimiento, y no de medidas que las determinaban al ejercicio de la prostitución».

No obstante, «se trata de condiciones laborales discutibles», pero que, según el togado, «no sirven para considerar que las mujeres a quienes se les aplica se vean llamadas a ejercer esa actividad a causa de las mismas, sino que lo hacían pese o bajo las mismas».

Entretanto, la sentencia considera probado que en septiembre de 2007, procedente de Brasil, llegó al aeropuerto de Málaga una de las mujeres, con nacionalidad brasileña. Y en esas fechas D.R.C. regentaba el club de alterne, donde diversas mujeres, algunas extranjeras y sin permiso de residencia en el país, «ejercían voluntariamente la prostitución». Entre ellas a partir de su llegada, la citada mujer.

Mientras, F.B.C. estaba interesado en el negocio, si bien participaba en la gestión del mismo en forma menos intensa que D.R.C. Y en diversos días a partir del 13 de febrero de 2008, distintas mujeres que allí ejercían la prostitución presentaron denuncia ante la Policía.

http://www.20minutos.es/noticia/1798249/0/

Share

Solicitan 97 años por prostituir a nueve mujeres en un club

ACUSADOS LOS DOS HOMBRES QUE LO REGENTABAN Y LA ENCARGADA

Solicitan 97 años por prostituir a nueve mujeres en un club

Las dirigían de forma despótica y solo les daban cinco minutos para cenar

Mujeres en un club de alterne, durante una operación policial.

Mujeres en un club de alterne, durante una operación policial.CÓRDOBA

Dos hombres y una mujer se enfrentan a penas que suman 97 años de cárcel por prostituir a nueve mujeres en un club de alterne imponiéndole criterios y directrices de manera despótica, como darles solo cinco minutos para cenar. Para cada acusado, el fiscal solicita tres años de prisión por cada uno de los nueve delitos relativos a la prostitución. También pide ocho años por un delito contra los derechos de los trabajadores para cada uno de los dos hombres.

Según el escrito de acusación del ministerio fiscal, al menos desde el año 2007, los dos hombres procesados –primos hermanos entre sí– regentaban un club donde se ejercía la prostitución y ambos impartían órdenes a sus empleados, daban instrucciones y controlaban y dirigían el establecimiento. De su lado, la acusada ejercía como encargada de cobrar a los clientes las relaciones sexuales, abonando posteriormente a las mujeres las cantidades que los otros dos acusados fijaban.

En una fecha no especificada del 2007 –continúa el relato del fiscal–, los primos contactaron con una mujer que residía en Brasil, ofreciéndole venir a España con la intención de utilizarla para el ejercicio de la prostitución. Para ello, le proporcionaron un billete de avión y 500 euros para acreditar su condición de turista. Nada más pisar territorio español en Málaga, le exigieron la devolución de esa cantidad y de otros 2.200 euros por la deuda adquirida, cifra que debería obtener mediante la prostitución en el club.

En el establecimiento ejercían la prostitución nueve mujeres «bajo los criterios y directrices que de manera despótica, a sabiendas de que todas ellas estaban necesitadas de obtener ingresos para su subsistencia, les imponían los acusados». Las sancionaban con 90 euros si bajaban de sus habitaciones después de las 18.00 horas; las multaban con la misma cantidad si salían con algún cliente; aunque un día no fueran al club, debían pagar 30 euros por habitación y 50 euros más por faltar; no les permitían más de cinco minutos para cenar, y fijaban el precio que cada cliente debía de abonar para mantener relaciones sexuales con estas mujeres.

http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/solicitan-97-anos-por-prostituir-a-nueve-mujeres-en-un-club_796433.html

 

Share

Detenido por abusar sexualmente de una empleada de su burdel

El propietario de un club de alterne de Huelva es detenido junto al encargado del establecimiento por coacciones y abusos a una trabajadora

Los antecedentes policiales que constan en la ficha policial de del empresario detenido hablan por sí solos. Delitos contra el derecho de los trabajadores, prostitución, inmigración clandestina, amenazas y corrupción de menores son sólo algunos de los episodios protagonizados con anterioridad por M.G.R., el propietario de una club de alterne cercano a la capital onubense, que ayer fue detenido junto al encargado del establecimiento, G.A.G. Se les acusa de abusos sexuales y coacciones a una empleada del establecimiento de origen sudamericano.

La operación policial para sus arrestos ha estado dirigida por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería de la Comisaría Provincial de Huelva, que llevaban tiempo investigando los movimientos del local. No es la primera vez que este prostíbulo se convierte en actualidad informativa. Una de las anteriores detenciones del propietario fue motivada por haberse detectado la presencia de menores ejerciendo la prostitución en el interior del burdel.

En esta ocasión, el propietario permanece detenido a disposición de la autoridad judicial por reincidir en hechos delictivos de la misma naturaleza mientras que el encargado ha sido puesto en libertad con cargos.

http://www.abc.es/espana/20130301/abci-burdel-detenido-201303011938.html

Share

Clausurado el club PK2 tras una operación contra la prostitución

La Policía ha detenido a cuatro personas por cohecho y trata de seres humanos, entre otros delitos

Clausurado el club PK2 tras una operación contra la prostitución

VALERIO MERINO

El Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla ha ordenado la clausura del club de alterne PK2, ubicado en el polígono de Las Quemadas, por formar parte de un entramado criminal que, por el momento, se ha saldado con un total de 26 detenidos, cuatro de ellos en Córdoba, de los que se han imputado a dos. Se suman a los más de 50 encausados en Sevilla, Huelva y Cádiz, además de en otras provincias, como Valladolid y Madrid. Están acusados de cohecho, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, trata de seres humanos, un delito relativo a la prostitución, otro por organización criminal y otro contra el derecho de los trabajadores.

La investigación, desarrollada por la Unidad Central Contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif), ha concluido tras dos años con 500 cuentas bancarias bloqueadas, 16 órdenes de registro y diversos bienes incautados, además del cierre de los clubes de alterne (seis en total).

Después de declarar, el magistrado encargado de la causa decretó libertad con cargos para todos los imputados, que se negaron a ofrecer su versión de los hechos, aunque a algunos de ellos se les ha retirado el pasaporte para evitar su huida del país.

Según recoge el togado en su auto, los miembros de la red «se valen de un entramado societario utilizando las mercantiles como empresas explotadoras de los clubes, como medios para blanquear las ganancias obtenidas en los prostíbulos […]. Las sociedades son también empleadas para enmascarar las actividades de la organización». La red disponía de al menos un miembro «activo» en cada burdel que actuaba como contable.

Entre los imputados figuran varios familiares de los cabecillas de la red, a pesar de que no pertenecen al núcleo duro de la sociedad criminal, dado que, según el titular de Instrucción 5, «participan de los beneficios generados mediante la explotación sexual y laboral de las mujeres».

http://www.abc.es/cordoba/20130303/sevp-clausurado-club-tras-operacion-20130303.html

Share

Más de 50 imputados en el caso de la prostitución en clubes

Se les imputa cohecho, el delito de prostitución, contra el derecho de los trabajadores, de organización criminal y de blanqueo de capitales

Huelva. (Europa Press).- La investigación llevada a cabo en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva, relacionada con la prostitución en clubes de alterne tras dos años de tramitación se ha saldado, por el momento, con 52 imputados, de los que 26 han sido detenidos, ya puestos en libertad, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Durante estos dos años de investigación, se han llevado a cabo 16 órdenes de entrada de registro, 500 medidas de bloqueo de cuentas, incautaciones de bienes y la clausura de cinco locales, bloqueando toda la actividad económica.

Así, todos los detenidos han sido puestos en libertad con cargos tras negarse a declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla, que ya ha levantado el secreto de sumario.

Según han informado fuentes de la investigación, a algunas de estas personas se le han aplicado medidas cautelares y también se le ha solicitado la retirada del pasaporte y del DNI para que no puedan salir del país.

Los delitos que se les imputan globalmente son cohecho, el delito de prostitución, contra el derecho de los trabajadores, de organización criminal y de blanqueo de capitales.

En la madrugada del lunes llegaron las ramificaciones de esta investigación a la provincia de Huelva, donde se clausuró un club de alterne, que se inauguró en 2011 en el nuevo polígono industrial de la localidad. Ese mismo día fueron detenidos el exconcejal socialista del Ayuntamiento de Ayamonte Carlos Fernández; el presidente de la Cámara de Comercio de la localidad, Javier González; el propietario de un club de alterne del municipio y dos responsables del mismo –quedando uno de ellos en libertad tras declarar ante la Policía–, en relación a la concesión de la licencia de apertura al citado local.

Estas personas han quedado en libertad con cargos, pero con la obligación de comparecer ante el juzgado, tras prestar declaración este martes ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla.

Por otro lado, según han informado fuentes de la investigación, parece ser que miembros de la organización, para conseguir sus objetivos, «presionaron de algún modo al alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo».

Cabe recordar que en julio de 2011 en el citado establecimiento ayamontino fueron detenidas cuatro trabajadoras, dos de ellas tenían sendas órdenes de expulsión, una carecía de pasaporte y otra por entrada ilegal en territorio nacional, por lo que no se descartan nuevas detenciones, así como nuevas ramificaciones relacionadas con la contratación irregular.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20130227/54367818505/mas-de-50-imputados-en-el-caso-de-la-prostitucion-en-clubes.html#ixzz2MBRJklND

Share

Caen dos redes de prostitución que esclavizaban a jóvenes rumanas

PROSTITUCIÓN | Las retenían en un macro prostíbulo en La Junquera

  • Las víctimas eran captadas en Rumanía, cuando aún eran menores de edad
  • Les ofrecían falsos trabajos en España como cuidadoras de niños y ancianos
  • Las obligaban a ‘fichar con su huella dactilar al inicio de cada servicio
  • Los miembros de la organización las violaban como ‘ejercicio de entrenamiento’
  • Las jóvenes eran obligadas a realizar jornadas de 12 a 14 horas
  • Se ha identificado a 215 víctimas directas del macro prostíbulo
  • El burdel llegó a facturar unos 60.000 euros diarios
  • Las chicas tenían que pagar hasta por el papel higiénico que gastaban

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado dos grupos criminales que captaban a jóvenes rumanas menores de edad mediante falsas promesas de trabajo y, tras cumplir los 18 años, las traían a España, donde las obligaban a ejercer la prostitución en macro-prostíbulos deGerona, próximos a Francia.

Las jóvenes eran sometidas a continuas amenazas, palizas e incluso violaciones y los miembros de la organización las mantenían permanentemente controladas, llegando a utilizar escáneres dactilaresque registraban tanto el inicio de la jornada laboral de cada mujer, como cada uno de los servicios sexuales que realizaban.

Hay 19 personas detenidas, entre ellas los principales cabecillas de ambas organizaciones, y se ha identificado a un total de 215 víctimas directas del macro-prostíbulo, que llegó a facturar unos 60.000 euros diarios.

Las investigaciones comenzaron hace casi un año a partir de la denuncia de varias víctimas de la organización en Rumanía. Estas explicaron que un ciudadano de nacionalidad rumana estaba captando mujeres menores de edad en la zona de Braila (Rumanía), ofreciéndoles trabajo como cuidadoras de niños y ancianos, a las que posteriormente trasladaban a España, donde las obligaban a ejercer la prostitución.

Se puso así en marcha una complicada operación que, tras meses de investigación ha permitido a la Policía llegar hasta la cúspide de ambas organizaciones.

<h3

El primero de los grupos desmantelados estaba compuesto por ciudadanos de nacionalidad rumana y asentado en la región de Braila (Rumanía), de la que proceden la mayoría de las víctimas. Contaban con una estructura perfectamente organizada y piramidal y gozaban de gran respeto entre otras organizaciones de proxenetas de su misma nacionalidad, apareciendo incluso, vídeos en un conocido portal informático en el que artistas famosos rumanos dedicaban canciones al líder de la organización.

Durante la investigación los agentes comprobaron que este grupo utilizaba la violencia en sus actuaciones y adoptaba numerosas medidas de seguridad, cambiando continuamente de domicilios, de vehículos y teléfonos. También se observó que su líder iba siempre acompañado por un guardaespaldas de la organización y alardeaba de su capacidad económica, frecuentando habitualmente casinos, donde llegó a gastar hasta 14.000 euros en una sola noche.

Igualmente se realizaron pesquisas para verificar los datos aportados por las denunciantes sobre el funcionamiento de esta red y se comprobó que efectivamente se dedicaban a captar mujeres cuando aún eran menores de edad, circunstancia que hacía más fácil engañarlas y, aprovechándose de una situación de necesidad, las ofrecían trabajo como cuidadoras de niños o ancianos.

En algunos casos las víctimas llegaban a sentirse afortunadas por formar parte de este poderoso clan, cayendo en el error de querer satisfacer todos las demandas de sus explotadores, lo que reportaba a éstos enormes beneficios.

Las jóvenes eran trasladadas a España nada más cumplir los 18 añospara ser explotadas sexualmente en macro-prostíbulos. Una vez en nuestro país y para doblegar su voluntad, los miembros de la organizaciónlas violaban en numerosas ocasiones como «ejercicio de entrenamiento«, las amenazaban continuamente y las golpeaban.

Controladas a distancia en tiempo real

El segundo grupo desmantelado era responsable de regentar un macro-prostíbulo en La Junquera. Este club era propiedad de un matrimonio afincado en una zona residencial de Valencia, desde donde controlaban en tiempo real todo lo que ocurría en el prostíbulo a través de un sistema de vídeo vigilancia.

En este local las mujeres eran explotadas sexual y laboralmente, permaneciendo en situación de semi-esclavitudobligadas a realizar jornadas de doce a catorce horas y a hacer uso de lectores de huella dactilar tanto al inicio de la jornada, como de forma previa a cada servicio sexual.

Los datos así registrados eran enviados a un ordenador central instalado en el club, que permitía el control de cada una de las mujeres de forma permanente, así como al domicilio de los propietarios del mismo, situado a cientos de kilómetros de distancia.

Obligadas a pagar todos los gastos

El club exigía a las mujeres un cumplimiento estricto de los períodos de trabajo y las obligaba a pagar 70 euros diarios para mantener ‘la plaza’, incluso los días que no ejercían la prostitución, llegando a facilitarlas esponjas vaginales para que pudieran seguir manteniendo relaciones sexuales durante el período menstrual y eludir ser penalizadas económicamente por inasistencia.

Además de este alquiler debían hacer frente a una serie de gastos generados por la actividad, que incrementaban notablemente los beneficios obtenidos por los responsables del prostíbulo. Pagaban cinco euros por gastos de electricidad, dos por cada rollo de papel higiénico o siete por el jabón. Preservativos, lubricantes, servicio de lavandería, comida, agua, refrescos o tabaco también tenían que adquirirlos en el local a precios desorbitados.

Para exprimir aun más a las víctimas económicamente, la organización había instalado inhibidores de frecuencia de telefonía móvil en el club para obligar a las mujeres a usar los teléfonos públicos instalados en el mismo y de paso restringían aún más su libertad de movimientos. Además, para poder trabajar, estaban obligadas a realizarse análisis de sangre mensualmente, en un laboratorio elegido por la dirección del prostíbulo, pagado por ellas.

Sacaban el dinero de España en empresa de autobuses

Las investigaciones han permitido constatar envíos regulares de dinero al extranjero, realizados por el lugarteniente del dueño del club, de nacionalidad alemana, a través de distintas empresas de envío de dinero, a cambio de las correspondientes comisiones.

Este individuo, además, facilitaba inmuebles de alquiler a los proxenetas y las víctimas, y dirigía una flota de conductores que se encargaban de transportar a las mujeres desde el domicilio al club y viceversa, cobrando 15 euros por trayecto.

Otro método empleado por la organización para sacar los beneficios obtenidos de nuestro país era con la colaboración directa de los chóferes de una empresa de autobuses de línea regular de viajeros con Rumanía, a los confiaban el dinero, paquetes e incluso víctimas con destino a España.

En torno a esta actividad delictiva, se ha descubierto todo un entramado de «sociedades tapadera«, utilizadas para blanquear parte de los beneficios obtenidos, concretamente mercantiles con un capital social superior a 11,5 millones de euros, numerosos inmuebles con un valor catastral superior a dos millones de euros, varios vehículos de alta gama e, incluso, un barco de 19 metros de eslora.

La investigación, que aún no está cerrada, se ha saldado con la detención de 19 personas, entre los que se encuentran varios de los principales cabecillas de la red de proxenetas, así como la concesión de Órdenes Europeas de Detención y Entrega para otros dos miembros de la misma que se encuentran en Rumanía. También han resultado imputadas cinco personas jurídicas. En cuanto a las víctimas, todas ellas fueron informadas de los derechos que les asisten como víctimas de un delito de trata de seres humanos.

Además, se han registrado cinco domicilios, así como la sede del club de alterne objeto de investigación, durante los cuales se han intervenido101.290 euros en efectivo, un rifle con silenciador, un revólver, munición para ambas armas, una katana, dos defensas eléctricas, quince navajas, un látigo, dos bastones, una ‘cachiporra‘, nueve vehículos, casi 2.000 resguardos de envío de dinero al extranjero, varios equipos informáticos, quince teléfonos móviles y joyas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/20/barcelona/1361349428.html

Share