La estrategia para vender servicios de prostitución

EXPLOTACIÓN SEXUAL

‘Flyers’ y anuncios para publicitar el sexo de pago

Folletos sobre servicios de prostitución en coches de una calle de Madrid. JAVIER BARBANCHO 

Un estudio analiza los significados y valores que transmiten los folletos que publicitan sexo de pago

Se encuentran sobre todo en los parabrisas de los coches. O tirados por el suelo, alfombrando las aceras. Son folletos promocionales que, en lugar de electrodomésticos en rebajas o saldos de zapatillas deportivas, anuncian cosas como esta: Chicas nuevas en tu zona. Económico. Se trata de impresos con fotos de mujeres de alto contenido erótico y mensajes comerciales del tipo: Chicas. Servicio 24 horas. Salida a hoteles y domicilios. Al fin y al cabo, se trata de vender sexo.

Hablamos de las octavillas, una forma de publicidad que en los últimos años ha irrumpido con fuerza en España para promocionar la prostitución. Porque mientras la publicidad de sexo de pago está prohibida en Estados Unidos y limitada en Alemania, mientras en Francia y en Portugal los folletos comerciales de esas actividades son ilícitos, en España son perfectamente legales. Con el resultado de que esos volantes publicitarios (los flyers, como los llaman algunos ahora) inundan las calles del país y se han convertido en el principal vehículo con el que se anuncian los pisos privados en los que se ejerce la prostitución, las casas de citas.

Pero, como cualquier publicidad, esas octavillas que buscan vender sexo de pago son también una forma de comunicación que transmite significados, valores, modelos, actitudes y comportamientos. Y eso es justo lo que se analiza en un estudio que acaba de ver la luz, que lleva por título Flyers y anuncios de servicios sexuales en Madrid, que pertenece a un proyecto de investigación de I+D+I sobre trata de mujeres con fines de explotación sexual y que han realizado Carmen Meneses, Jorge Uroz y Antonio Rúa, todos ellos profesores e investigadores de la Universidad de Comillas ICAI-ICADE.

220 folletos analizados

Ese equipo ha desvelado las estrategias publicitarias que se emplean para vender sexo tras examinar con lupa 220 folletos de servicios de prostitución recogidos por las calles de Madrid. Se trata de anuncios que tienen a los hombres como claros destinatarios: de esas 220 octavillas, sólo unas pocas incluían también a parejas y únicamente una de ellas ofrecía servicios a mujeres. Pero cuando los investigadores se pusieron en contacto con el publicista, descubrieron que en realidad su clientela estaba compuesta por varones.

Para empezar, el estudio revela que esos folletos transmiten la idea de que los servicios sexuales de pago son un producto más de la sociedad de consumo, que gastarse el dinero en una casa de citas no es muy distinto de irse una tarde de tiendas y que las mujeres prostituidas son en ese sentido similares a objetos. De hecho, la investigación muestra que la palabra más frecuente en todos esos folletos es ‘euros’, lo que subraya su carácter comercial y consumista. Pero también palabras como ‘chicas, ‘años’, ‘añitos’, ‘recibo’, ‘independiente’ o ‘masajes’ son habituales.

Ya entrando en el detalle, en aquellos folletos de personas que se anunciaban como autónomas o independientes sobresalían las palabras ‘zona’,’ independiente’, ‘sola’, ‘años’, ‘discreta’, ‘foto (real)’… Cuando las que se anunciaban eran sin embargo un grupo de mujeres, las palabras más recurrentes eran ‘años’, ‘chicas’, ‘copa gratis’, ‘nuevas’, ‘hoteles’ y ‘domicilios’, para destacar que tenían ‘material’ recién llegado, mercancía nueva. Por su parte, en las octavillas en las que era una empresa o corporación la que ofrecía los servicios sexuales se enfatizan vocablos como ‘masajes’, ‘hoteles’, ‘copa’ y ‘relax’. Y en los flyers agrupados por los investigadores como ‘anuncios asiáticos’, las palabras más repetidas eran minutos y orientales. La referencia al tiempo es importante, ya que el precio varía según el tiempo que el cliente esté con la mujer prostituida.

La iconografía también es fundamental en este tipo de anuncios. Y como una imagen vende más que mil palabras, los volantes que publicitan sexo de pago recurren casi siempre a imágenes con una fuerte carga erótica. Hay tres tipos fundamentales de imágenes de mujeres en los folletos de prostitución: la mujer voluminosa y curvilínea (representada generalmente por mujeres de origen latinoamericano y asociada en la mayoría de los casos a quienes se anunciaban como prostitutas autónomas o independientes), las asiáticas (caracterizadas por sus rasgos aniñados) y las mujeres esbeltas, delgadas, con aspecto de modelos (típicas de los folletos publicitarios con empresas detrás).

“Los mensajes que se desprenden de los anuncios presentan la prostitución como algo voluntario, autónomo y recreativo, una imagen muy diferente a la de los mensajes institucionales, que la muestran como una actividad forzada, involuntaria o fruto de la trata de seres humanos”, concluye el estudio, en el que también se subraya como esos anuncios “contribuyen a una normalización y tolerancia de la oferta de servicios sexuales de pago”.

Explotación sexual

Sin embargo los autores de esta investigación sospechan que detrás de varios de esos anuncios hay explotación sexual o trata de mujeres. Es más: intuyen que es justo en los pisos y casa de citas que se anuncian a través de esas octavillas donde se concentra gran parte de la prostitución coaccionada que se produce en España. “Nos planteamos este estudio investigando sobre trata de mujeres y porque mientras en los clubes de alterne la policía puede llevar a cabo inspecciones y controles al ser locales públicos, en los pisos no puede hacerlo sin la preceptiva orden judicial al ser espacios privados. Sin embargo, quizás estos pisos deberían poder registrarse, como los turísticos, sobre todo para que no se produzca explotación sexual, coacción o trata”, afirma la antropóloga Carmen Meneses, una de las autoras del estudio.

Los investigadores empezaron a pensar que detrás de algunos de esos flyers podría haber coacción, explotación sexual o trata de mujeres cuando cotejaron la información del anuncio de la calle con la de las páginas de internet, los foros de puteros (sí, existen, y se dedican a valorar las prestaciones de las distintas mujeres prostituidas) y las llamadas telefónicas. Porque los autores del estudio llamaron a todos y cada uno de los 153 números de teléfono que en total aparecían en los 220 folletos que analizaron, aunque sólo lograron contactar con 58 de los anunciantes.

Aun así, descubrieron que el sexo oral se ofrece sin ningún tipo de protección siempre que, claro está, se esté dispuesto a pagar más por ello. “Sólo en dos casos nos indicaron explícitamente que todos los servicios se ofrecían con preservativo, para el resto el sexo oral era sin protección”, señala el estudio. Respecto a la penetración, en todos los casos se indicaba que era necesario el uso de condón. En todos… excepto en tres, y esos tres coincidían con anuncios de chicas asiáticas. Y el sexo de pago sin preservativo en algunos casos puede ser un claro indicio de que la prostitución es forzada.

http://www.elmundo.es/sociedad/2017/02/22/58ac80dfe5fdea96148b46a6.html

Share

La mayor red de blanqueo en prostíbulos salpica a futbolistas de Madrid y Atlético, toreros y cantantes

“Están en el chalet de Pozuelo con una borrachera y quieren chicas”: las fiestas sexuales al descubierto.

Detenciones en la operación Pompeya.

 

Detenciones en la operación Pompeya. Efe

 

Cinco organizaciones criminales de prostitución estaban unidas por una misma vía para defraudar a Hacienda y blanquear dinero: la empresa Larratruk, que les facilitaba TPVs (datáfonos) para cobrar en su nombre y ocultar a Hacienda el verdadero origen, el pago de prostitutas en clubes de alterne.

La ‘operación Pompeya’ se saldó con la detención en junio del año pasado de más de 60 personas vinculadas a estos locales, en la mayor investigación por blanqueo de capitales y fraude fiscal vinculada a la prostitución llevada a cabo en España.

El monto de lo defraudado fue estimado inicialmente en más de 260 millones de euros. Sin embargo, la causa, instruida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tiene otras vertientes: las relaciones de los dueños de los prostíbulos con políticos, futbolistas, empresarios o policías que requerían de sus servicios.

Por un lado, los propietarios de estos clubes buscaban personas con solvencia económica que pagaran bien los servicios de las chicas y por otro lado querían mantener contactos con gente del mundo de la política, abogados, altos cargos de la Administración y de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado para requerir de su ayuda en caso de necesitarles.

EL ESPAÑOL ha tenido acceso al sumario, en el que quedan perfectamente reflejadas estas relaciones. Un gran número de futbolistas de Primera División pasaron por clubes de alterne como el ‘Vive Madrid’ o llamaron para pedir chicas a domicilio. En una conversación entre el dueño de este local, sito en la calle Marqués de Viana en la capital madrileña, y su mano derecha, en mayo de 2015, este último le comenta que “el chico” de un conocido torero ha llamado para pedir sus servicios.

Esa noche del 24 de mayo de 2015 habían montado una fiesta en un chalet en Pozuelo, entre el reconocido matador de toros, un jugador del Real Madrid y un famoso cantante. “Están con una borrachera y quieren chicas. Han llamado ya tres o cuatro veces. ¿Qué le digo por chica? Depende del tiempo y un par de horitas. ¿Cuánto les digo? Lo que pasa es que hay que llevarlas a Pozuelo”, pregunta uno de los investigados, Miguel Angel Bonache, a Ángel Crispín Gilaranz, dueño del ‘Vive Madrid’.

“Eso no es problema. El problema es que quieren mucho por poco”, explica Ángel Crispín. “Estos ya sabes como son”, apostilla Bonache, que añade que el torero “no es de los que escatima dinero”. “Si ya -contesta el dueño del club- pero son muchos y se lían unos con otros”.

La llamada se produjo a las cuatro de la mañana. “Quieren cuatro chicas hasta mañana por la mañana”, le sigue explicando Bonache. “Pues entonces quinientos cada una”, le ordena Ángel Crispín Gilaranz.

Fue el propio Bonache quien llevó a las chicas al chalet de Pozuelo, ya que conocía la casa de otras veces. “Que sean chicas espectaculares, ya sabes como son de tiquismiquis. No está Angelina porque está en una despedida de soltero pero está otra bailarina”, le recuerda Bonache, encargado del día a día del club.

CELEBRACIÓN DEL FINAL DE LIGA EN LA SUITE

Esa madrugada del 24 de mayo fue muy movida para ciertos futbolistas. Esa misma noche (23 de mayo) había sido la última jornada de Liga, ganada por el Fútbol Club Barcelona. Sin embargo, en esa jornada número 38, el Real Madrid ganó 7-3 al Getafe y el Atlético de Madrid empató a cero con el Granada, lo que le daba el pase a la Champions. Esa noche había euforia. Mientras Bonache llevaba a las chicas al chalet de Pozuelo, en el que había un jugador del Real Madrid, en torno a las 4 y media de la mañana, éste recibió otra llamada. Un entonces jugador del Atlético de Madrid le llamó para decirle que iba a ir al club, aunque finalmente no fue.

Interior del club Vive Madrid.

Interior del club Vive Madrid.

Eso sí, cambió los planes para la noche siguiente. Este mismo jugador avisó de que estaba con tres amigos y pedía que les recogiera el coche por la puerta de atrás del ‘Vive Madrid’ para que no les vieran entrar, tal y como contó Ángel Crispín a Pedro L.B., otra de sus personas de confianza y también investigado, en una llamada del 24 de mayo por la noche.

“Tenéis que esperarles atrás, que deje el coche aparcado ahí. Harán falta dos personas, uno para bajarlos y otro para coger el coche. Cristian les puede bajar al reservado y que les pongan una copita. Hay que buscar cuatro majas”, ordena Ángel Crispín Gilaranz. “Ahora no hay muchas”, le explica su interlocutor. “Pues si están cenando, que dejen de cenar y luego ya se las da de cenar. Que hoy han dicho que son buenos, van a ir a la suite, los cuatro”.

Tres horas después se marcharon. El trabajador del ‘Vive’ llamó al propietario para contarle que “los futbolistas” se acababan de ir y que habían dejado “dos-seis”. “¿2.600?”, pregunta Ángel Crispín. “Sí. Han pagado la primera hora, han invitado a las niñas y han dejado 2.600 euros con botellas de champán que han invitado, con la suite, más luego lo de las niñas”, le explica su trabajador.

FIESTA DEL ATLÉTICO CON DENUNCIA INCLUIDA

Las relaciones con los futbolistas eran constantes. De las conversaciones se desprende cómo organizaron una fiesta de cumpleaños de un integrante del equipo técnico del Atlético de Madrid y que se celebró en marzo del pasado año en el restaurante ‘La Embajada’, que acabó con la Policía acudiendo al lugar de la fiesta por el ruido a las cuatro de la mañana e imponiendo una multa.

Para la organización del “evento”, Gilaranz llama a uno de sus trabajadores el día de antes y le dice que para esa noche necesita una mesa de 12 para cenar “los del Atlético” y que la parte de arriba “la deje para ellos solos y 20 chicas, con un picoteo como la otra vez”. El propio dueño del ‘Vive’ acudió aquella noche para controlar que todo iba bien. “Estoy haciendo guardia con los atléticos, en cuanto terminen voy para allí”, le dijo sobre las 1:40 de la madrugada a otro trabajador del club.

Más de dos horas después es cuando llama la persona que Gilaranz contrató para organizar la fiesta diciéndole que la Policía había acudido por el ruido que estaban haciendo. “Que apaguen la música de arriba, disculparos con ellos, y si falta algún papel se les llevará mañana”, ordenó el empresario. Tras la aparición de la Policía, los jugadores se marcharon y los agentes dejaron una denuncia. “Mañana va Pedro y la recurre”, tranquilizó Gilaranz a su interlocutor.

La voz iba corriendo de unos a otros. En las intervenciones telefónicas se ve cómo el teléfono de Crispín se iba moviendo entre deportistas y celebridades para obtener un trato de favor en su club. El 6 de junio de 2015, pocas semanas antes de su detención, el propietario del Vive Madrid llama a uno de sus empleados para decirle que “van a ir ahora seis jugadores del Mallorca y van a ir preguntando por Miguel en la puerta para que les reciban y les atiendan”. Y añade: “Si gastan les invitáis a una copita y si no gastan, pues nada”. Crispín dice a su interlocutor: “Son amigos del torero, que les ha mandado al club”.

Angel Crispín fue detenido en la ‘operación Pompeya’ el pasado 29 de junio junto a otras 60 personas tras una investigación iniciada en 2014 por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) y Agencia Tributaria. Tras su detención y orden de ingreso en prisión por parte del juez Andreu, el empresario, al igual que el resto de investigados, obtuvieron su libertad y a día de hoy a pesar de seguir la causa abierta contra ellos mantienen los negocios operativos.

De la investigación se desprende que todo el entramado investigado en el marco del ‘caso Pompeya’ controlaba a en torno 2.000 mujeres, las cuales, en algunos de los casos, eran obligadas a mantener relaciones sexuales orales sin preservativo. Además, era controladas por un software de lectura de huella digital para saber el tiempo que estaban con cada cliente.

DESAPARICIÓN DEL EXNOVIO DE SABATER

En el caso de Crispín Gilaranz, explota los clubes de ‘Vive Madrid’, ‘Olimpo’ y ‘Princess Room’, los tres localizados en la comunidad madrileña. Está investigado por diversos delitos como fraude fiscal, blanqueo de capitales, contra el derecho de los trabajadores o prostitución.

Este empresario inició su carrera en el mundo de los clubes de alterne en los años 90 y ya fue investigado por introducir mujeres ucranianas, rusas y polacas en España para prostituirlas. Además, su madre también fue investigada en 1997 por blanqueo de capitales, tráfico de cocaína, inmigración clandestina y falsedad documental.

Pero no solo eso. Según datos recogidos en los informes policiales, uno de los hombres de Crispín Gilaranz, Francisco José Donate, también ha sido detenido con anterioridad a esta operación por su relación en el año 2009 con la desaparición de un prestamista llamado Roberto Corbo, expareja de la presentadora de televisión Leticia Sabater, y posteriormente, en 2014, fue detenido por un delito de extorsión. Además, tanto Crispín, como Donate y otras cinco personas fueron investigadas en el año 2009 por utilizar el ‘Vive Madrid’ como centro de reunión de diferentes individuos dedicados al cobro de deudas, tráfico de drogas y clonaciones de tarjetas, así como cargos ilegales a tarjetas de clientes.

EL FRAUDE DE LAS TPVS

Según informes policiales incorporados a la causa, Crispín Gilaranz podría haber ocultado a la Hacienda Pública en torno a 85 millones de euros, tanto del dinero que ha dejado de declarar al fisco por el cobro a través de los TPV (Terminal Punto de Venta) de la empresa Larratruk, como de haber dejado de declarar los trabajos de las chicas de sus clubes y gran cantidad de consumiciones en sus locales.

De la investigación se desprende que la organización de Crispín se dedicó a tener otros negocios así como invertir en proyectos inmobiliarios y compra de obras de arte para blanquear el dinero obtenido de los clubes de alterne.

Junto a la organización de Crispín Gilaranz, el ‘caso Pompeya’ investiga las tramas de Antonio Herrero, José Moreno, Santos Pérez Vargas y José Arsenio Pérez Vieitez, que dirigen una veintena de los principales prostíbulos de este país. Su nexo de unión es Larratruk S.L., y por ende Jesús María Larrañaga, su administrador único, “como pieza fundamental para que las organizaciones pudieran ocultar grandes cantidades de dinero a la Hacienda Pública gracias a la gestión de los TPVs utilizados en los clubes para pagar los servicios sexuales ofrecidos por las mujeres que trabajan en los mismos”.

Según la UDEF, las organizaciones investigadas dejaron de trabajar con Larratruk para crear sociedades similares que hacían la misma función. Es decir, por el uso de dichos TPVs, el cliente tiene que pagar un recargo del 10%, de forma que el 6,5% se lo queda la mercantil gestora del TPV y el otro 3,5% la sociedad que gestiona el club. El modus operandi consiste en que Larratruk presta dinero en efectivo a los clubes, comprometiéndose a la renovación del préstamo cuando éste se acaba.

10% POR PAGAR LAS CHICAS CON TARJETA

“Es decir, tanto el dinero cargado a las tarjetas bancarias como la comisión pagada por el uso del TPV deberían revertir en la propia Larratruk. En la realidad, esto no sucede así”, sostienen los investigadores en uno de sus informes entregados al Juzgado Central de Instrucción número 4.

En realidad lo que ocurre es que vinculada al TPV siempre hay una cuenta bancaria en la que la titular es la propia Larratruk, figurando como apoderado alguna persona vinculada al club en el que se instala la terminal. Tras en análisis de los movimientos de estas cuentas, los agentes han comprobado que la mayoría del dinero procedente de las remesas es retirado en efectivo por la persona apoderada relacionada con el club.

Así, realmente Larratruk sólo se queda con parte del porcentaje de la comisión pagada por el cliente, aproximadamente el 6,5%, puesto que el 3,5% restante y el dinero cobrado al cliente, es retirado por la persona vinculada al club. “Los TPVs funcionan como máquinas expendedoras de dinero, es decir, el cliente que utiliza dicho TPV no paga un servicio o realiza una compra, sino que, en principio recibe el dinero en metálico. Así, por usar dicho TPV, el cliente paga un recargo, que ha podido estimarse en un 10%, es decir, si el cliente quiere 100 euros, se cargan en su tarjeta de crédito 110 euros”, explica la Policía.

De esta manera, al ser el TPV de una empresa ajena al local, al cliente no se le puede identificar con dicho club al pagar con la tarjeta. “Se ha podido comprobar que los TPVs instalados por Larratruk ni se encuentran en las zonas de consumo de bar de los locales, ni son utilizados para pagar las bebidas, sino que se sitúan en la zona de las habitaciones donde se producen los pases sexuales, por lo que, pese a que el dinero se recibiría en metálico, el mismo es utilizado para el pago de éstos”, concluye el informe.

http://www.elespanol.com/espana/tribunales/20161106/168733400_0.html

Share

España, destino de turismo sexual

La falta de legislación, la gran oferta de prostitutas, prostíbulos y webs que ofrecen chicas sitúan a España en el tercer lugar preferido para buscar sexo

Prostitución en la calle Montera JAVIER BARBANCHO

  • IRENE HDEZ. VELASCO

Existe un país en el que, según cálculos de su Gobierno, ejercen como prostitutas unas 45.000 mujeres, aunque hay expertos que estiman que la cifra real podría ser mucho mayor. Donde cientos y cientos de puticlubs y locales de sexo de pago salpican su geografía, algunos de ellos tan enormes que son como parques temáticos en los que prestan servicios sexuales hasta 200 mujeres.

En ese país, la oferta de prostitutas es tan amplia que no sólo se puede elegir entre búlgaras, rumanas, dominicanas, rusas, brasileñas o nigerianas, por citar algunas nacionalidades, sino que los precios son extremadamente competitivos. Por cinco euros, lo que cuesta un par de docenas de huevos, le pueden hacer a uno sexo oral. Y por 60 euros, un completo en una habitación de hotel con sábanas limpias y luces psicodélicas. Según el Instituto Nacional de Estadística de ese país, la prostitución representa el 0,35% del total de su Producto Interior Bruto. Es una de las inversiones más rentables, hasta el punto de que según su Ministerio del Interior genera unos cinco millones de euros al día.

Ese país tiene, además, una legislación sobre prostitución extremadamente laxaen la que en ningún caso se persigue ni condena a quien paga por sexo ni a los locales donde tiene lugar el mismo. Y una cultura social en la que no suele estar mal visto ir a un burdel. Ese país goza de buen clima, playas maravillosas y gente amable. Por todo eso, es uno de los principales destinos de turismo sexual del mundo y a él acuden cada año hordas de personas atraídas por su amplia red de mujeres en prostitución y sus más de 1.500 burdeles, según estimaciones de la Policía.

¿Camboya? ¿Tailandia? No.

¿República Dominicana? ¿Brasil?

Frío, frío. Ese país es España.

España se ha convertido en una de las principales metas de quienes viajan en busca de sexo de pago. Está, y bastante arriba, en la lista de los 10 países más populares para el turismo sexual, junto a destinos clásicos como Tailandia, Brasil, Indonesia, Colombia, Camboya, Kenia, Filipinas, República Dominicana u Holanda. La mayoría de las clasificaciones ya sitúan a España en la tercera posición. “Y algunas incluso en la segunda”, advierte Asunción Miura, representante de la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres y de la Coalición internacional Contra el Tráfico de Mujeres.

“Por supuesto que hay turismo sexual en España, sin duda. Los propios cuerpos de Seguridad del Estado nos lo han confirmado. Sólo hay que ver cómo la mayoría de los clubes de alterne se concentra en las zonas turísticas. En Andalucía, el grueso de burdeles se agrupa en las provincias costeras, no en las del interior. Y en temporada alta, Canarias y Mallorca se llenan de mujeres que ejercen la prostitución y que, en cuanto acaba el periodo turístico, son trasladadas por las mafias a otros lugares”, sostiene Jorge Uroz Olivares, profesor del Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Comillas y, quien hace dos años, realizó junto a su equipo un estudio sobre prostitución y trata de mujeres para el Ministerio del Interior que ahora está ampliando. “Hasta existen agencias de viajes extranjeras que publicitan España como destino de turismo sexual. Al paso que vamos nos convertiremos en la Tailandia de Europa”.

Foros y ránkings de burdeles en Internet

Internet está repleto de páginas que recomiendan España a todo el que esté interesado en sexo de pago. “España se está convirtiendo en uno de los destinos de turismo sexual más populares del mundo”, subraya la llamada wikisexguide, una web con pretensiones de ser una Wikipedia del sexo, al tiempo que explica algunos atractivos patrios: “La prostitución es como si fuera legal en España, existe un vacío legal. Las trabajadoras sexuales no están penalizadas, mientras que los proxenetas sí. El 90% de las prostitutas son inmigrantes ilegales (muchas procedentes de América del Sur) e introducidas en España a través del tráfico ilegal de seres humanos, lo que deja a muchas en un limbo legal”, destaca.

“España es el país número uno de Europa en turismo sexual, habiéndole tomado la delantera a Ámsterdam. La prostitución es completamente legal, así que montones de colegas acuden allí cada año”, dicen en la web de ocioladsholidayguide.

Hay hasta foros donde los usuarios dan su opinión sobre burdeles. Una especie deTripadvisor que, en lugar de calificar hoteles y restaurantes, valora y puntúa la calidad de los burdeles y sus mujeres (procedencia, características físicas, servicios sexuales…). “Es como un burdel de lujo. Llamas, entras y te da la bienvenida una madam que te ofrece bebida. Luego hace entrar una selección de mujeres jóvenes. Su aspecto varía de medio (6-7) a guapas/sexy (9). Tras elegir a una chica te retiras al dormitorio y acuerdas el precio con ella (media hora, 60 euros; 1 hora, 120 euros). Mientras ella va a por sábanas limpias, tú te puedes duchar. Todo está limpio y ordenado. Las chicas suelen ser simpáticas. Merece la pena una visita”. Según este usuario, “es el mejor de Valencia”. Es la valoración que un talPirateHasLanded hace de EvenOnce, un conocido puticlub de Valencia. “Sí, casi la mitad de nuestro clientes son extranjeros. Algunos vienen en grupo, otros solos. Hay de todo”, nos confirma una empleada de ese local.

En Flowers, un burdel en la autovía Madrid-A Coruña, es frecuente ver extranjeros. Hace unos días vimos allí a un grupo de orientales que había aprovechado un viaje de negocios a la capital española para probar también sus reputados burdeles.

La gran oferta de mujeres en prostitución y lo baratos que son sus servicios son indicados reiteradamente como puntos fuertes de España. Según el listado de precios que incluye la wikisex, por 35 dólares (30 euros) se puede obtener un servicio sexual de una prostituta negra en Madrid.

“Tiene todo el sentido que España sea uno de los mayores destinos del mundo de turismo sexual. Y no me extrañaría que fuera el número uno en turismo de burdeles. Tenemos los dos principales ingredientes: somos un país con una gran oferta de mujeres en situación de prostitución y locales de pago por sexo y uno de los países del mundo que más turistas recibe. Tenemos las dos cosas necesarias: muchísimos potenciales prostituidores -varones que pagan por sexo- y una oferta variada de prostitución”, sostiene María José Barahona, profesora de Trabajo Social en la Universidad Complutense y autora de varios estudios sobre prostitución.

Sin castigo en España

España cuenta con una legislación muy permisiva, que únicamente castiga al proxeneta y sólo en los pocos casos en que se demuestra que lo es. En Suecia o Noruega el cliente es perseguido y corre riesgo de cárcel.

“Tenemos una red gigantesca de burdeles, unos 1.500, a los que sumar montones de pisos privados que ocultan mujeres que ejercen la prostitución y que se publicitan en anuncios de contactos u octavillas por la calle. La oferta es enorme y, como la prostitución no está prohibida ni penada ni quienes pagan por sexo están perseguidos, España es un destino atractivo para el turismo sexual. Por haber hay hasta menores, no es necesario viajar a Tailandia, están aquí. La prostitución mueve más dinero en España que el tráfico de drogas”, subraya Uroz Olivares.

El municipio catalán de La Junquera, fronterizo con Francia, está inundado de puticlubs y macroburdeles como Paradise, que con sus 200 mujeres como oferta, lleva a gala ser el más grande de Europa. Y otro tanto sucede en zonas lindantes con Portugal. Incluso el Plan de Acción para la Erradicación de la Trata, la Prostitución y otras formas de Explotación Sexual (2010-2015) realizado por el Ayuntamiento de Sevilla sostiene que en esa ciudad “hallamos todas las variantes posibles de la prostitución”, incluyendo entre las nuevas formas el “turismo sexual”.

“No tenemos constancia de que existan paquetes turísticos sexuales con destino a España, pero sí la sospecha de que podría haberlos. Y si aún no los hay, al paso que vamos no tardará mucho en haberlos, encontrándonos como nos encontramos dentro de las rutas de turismo de burdel”, pronostica Barahona.

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/10/13/57fe88b2e5fdea63208b4583.html

Share

Putero cae en un pozo al salir de un Club de Alterne

«Caín nun pozo porque no club de alterne déronme veleno puro»

Manolo de Xaniño fue rescatado de un lavadero al que cayó de noche tras salir de una barra americana

SUSANA LUAÑA

FOTO: ÁLVARO BALLESTEROS

Manuel Viéitez estaba ayer en boca de todos. «¿Que buscades, a Manolo de Xaniño? Non vai estar na casa, Manolo anda moito por aí…», decía con retranca un vecino suyo de la aldea de Vilaverde. Y es que todos sabían ya la peripecia que vivió en la madrugada del domingo al lunes, aunque a nadie le sorprendió, porque las visitas de este sexagenario a los clubes de alterne que tiene al lado de casason habituales, y que salga de ellos algo perjudicado y despistado, también. Manolo de Xaniño no lo niega. «Xa me pasou máis veces, si, pero cólleme algún veciño e lévame a casa», admitía ayer en la puerta de su desvencijada vivienda.

No tiene reparo alguno en admitir que es visitante asiduo de dos casas de citas a pie de la N-550 que son para él una tentación. El domingo fue uno de esos días que se dejó caer, y estuvo en el club de alterne hasta la una de la madrugada bebiendo. «Aínda bebín ben -admite-, unhas cervexas e logo uns gin-tonic, veleno puro, eu creo que me deron garrafón, e por iso me despistei». Pero no fue un despiste cualquiera; en lugar de coger hacia su casa, en dirección al casco urbano de Ordes, siguió por la N-550 hacia A Coruña, hasta que un par de kilómetros después se cansó de andar y buscó cobijo arrimándose a una casa. «Había alí un pozo e arrimeime, pero caín dentro, e como non era capaz de saír, comecei a pedir axuda».

Las policías de guardia

El dueño de la casa creyó que alguien iba a robarle y llamó a la Policía Local de Ordes. No tardaron en presentarse las dos agentes que estaban de guardia y que ayudaron al despistado vecino a salir del pozo en el que había quedado encajonado. Estaba ileso, así que la aventura acabó en un taxi que lo llevó de vuelta a casa, como acaban muchas otras noches de Manolo de Xaniño.

No tiene síntomas de arrepentimiento; de hecho, ayer dormía la siesta a pierna suelta. «Ás veces xúntome cos amigos e dinme de ir, e claro…». Y eso que admite que es una de las causas de que su patrimonio haya menguado en los últimos años y haya tenido que vender su casa y vivir en una especie de chabola que le dejó su tía.«Eu vou alí con 500 euros e saio sen nada; penso que co garrafón aproveitan para sacarme os cartos, porque xa me pasou máis veces que non fun capaz de volver a casa».

Pero hasta eso lo lleva con buen humor. «A vida son dous días e hai que vivila», como le dijo el domingo a las agentes que lo rescataron.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/ordes/2016/02/17/span-langglcain-nun-pozo-club-alterne-deronme-veleno-purospan/0003_201602G17P14994.htm#viewmedia

Share

Conde-Pumpido jr.: “Hacienda quiere cobrar el 21% por cada servicio sexual de las chicas de Vive Madrid”

El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela (a la izquierda), junto al juez Elpidio Silva (Foto: Efe)

M.A. Ruiz Coll

La Policía investiga al abogado, hijo del ex fiscal general del Estado, por el presunto blanqueo de fondos procedentes de los propietarios de uno de los mayores clubes de alterne de la capital

“Hacienda quiere cobrar un 21% por cada servicio sexual que prestan las prostitutas, y eso es una aberración”. El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela -hijo del ex fiscal general del Estado en la etapa de Zapatero- ha explicado con estas palabras la operación Pompeyapuesta en marcha por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreucontra el blanqueo de capitales y el fraude fiscal en el negocio de la prostitución.

Como ha informado OkDiario, la Policía investiga a Conde-Pumpido Varela por blanquear presuntamente a través de una cuenta suya del BBVA fondos procedentes de unos empresarios, propietarios de uno de los mayores prostíbulos de la capital, “Vive Madrid”, e imputados en laOperación Pompeya.

Como letrado, el hijo del ex fiscal general del Estado asumió la defensa de estos empresarios después de que el juez Andreu ordenara, el pasado mes de agosto, detener a 66 personas, registrar 14 clubes de alterne e intervenir 800 cuentas bancarias, en una investigación dirigida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional.

Según las fuentes consultadas por OkDiario, tras la operación policial elBBVA emitió una alerta a la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) del Banco de España, al detectar en una cuenta perteneciente a Conde-Pumpido Varela movimientos de dinero millonarios de procedencia presuntamente ilícita.

Siempre según las mismas fuentes, uno de los empresarios socios del club de alterne “Vive Madrid” habría utilizado una cuenta del BBVA vinculada al joven abogado para transferir fondos procedentes de cobros de sus clientes. El Banco de España ha comunicado estos hechos a la Policía Judicial que, a su vez, ha informado al juez Andreu.

Piruetas para sortear la Ley

En declaraciones a OkDiario, Conde-Pumpido jr. ha asegurado que los fondos ingresados en dicha cuenta corresponden exclusivamente a sus honorarios como abogado, aunque ha alegado que, si hubiera permitido a los propietarios de “Vive Madrid” usar su cuenta para cobrar a clientes de sus negocios de la prostitución, “tampoco sería blanqueo, sino una simple gestión de cobros que es una actividad completamente legal, como la que hacen todos los bancos”.

El letrado explicó que, a su juicio, los empresarios imputados en la Operación Pompeya en ningún caso habrían blanqueado fondos procedentes de la prostitución, sino que en todo caso se trataría de un “autoblanqueo del delito fiscal” que les atribuye a Hacienda.

Y es que la situación de alegalidad en la que se encuentra la prostitución en España obliga a los empresarios del sector a realizar todo tipo de piruetas legales. “En España no está prohibida la prostitución”, recordó, pero sí está prohibido obligar a alguien a prostituirse bajo coacciones.

Instalaciones del burdel "Vive Madrid", situado en la calle Marqués de Viana, en el que trabajan 200 prostitutas
Instalaciones del burdel “Vive Madrid”, situado en la calle Marqués de Viana, en el que trabajan 200 prostitutas

Algunos propietarios de burdeles, añadió el letrado, han intentado regularizar la situación de sus establecimientos mediante una fórmula legal: las chicas se quedan directamente el dinero correspondiente a los servicios sexuales prestados, mientras que el empresario solo cobra por otros servicios como las copas consumidas por los clientes o el alquiler de la habitación.

Sin embargo, argumenta Conde-Pumpido Varela, “Hacienda quiere cobrar un 21% por cada servicio sexual que hacen las señoritas, y eso es una aberración. Si es un negocio ilegal, Hacienda no puede cobrarle impuestos”.

Los datáfonos de los burdeles

La investigación policial de la Operación Pompeya se centró en una empresa de Guipúzcoa, Larratruck, que suministraba los datáfonos empleados en estos establecimientos para cobrar los servicios sexuales a sus clientes. Las entidades financieras se negaban a prestar a los locales de alterne este sistema de cobro telemático, para evitar incurrir en actividades de blanqueo de capitales procedentes de una actividad ilegal.

Según la investigación judicial, Larratruk habría lavado cerca de 400 millones de euros procedentes de los prostíbulos de la red, a cambio de quedarse con una comisión próxima al 10% de la facturación. Todo ello se habría traducido en una fraude a la Hacienda pública que ronda los 115 millones de euros.

Este sistema tenía una ventaja añadida: en los cargos realizados en las tarjetas de crédito, siempre aparecía el nombre de Larratruk en lugar del nombre del local de alterne, para tranquilidad de los clientes. Conde-Pumpido Varela explicó que Larratruk dejó de prestar este servicio en 2007, cuando fue sustituida por otra empresa similar, por lo que el presunto delito fiscal probablemente habría prescrito.

El despacho profesional de Conde-Pumpido también asumió la defensa del juez Elpidio José Silva, inhabilitado por encarcelar de forma injustificada al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, y ha participado en otros procesos como los casos Gescartera, Malaya y el Saqueo 2 de Marbella.

En cambio, en contra de lo que ayer indicó por error este diario, no ejerció la defensa de la ex presidenta de la Comunidad de MadridEsperanza Aguirre en la querella que interpuso contra ella Podemos, sino que lo hizo el abogado José Carlos Velasco del despacho Fuster Fabra.

http://okdiario.com/investigacion/conde-pumpido-jr-hacienda-quiere-cobrar-el-21-por-cada-servicio-sexual-de-las-chicas-de-vive-madrid-21290

Share

La Policía investiga a Cándido Conde Pumpido jr. por blanquear millones del macroprostíbulo “Vive Madrid” en su cuenta

Cándido Conde Pumpido Jr., a la derecha de la imagen (Foto: EFE)

M.A. Ruiz Coll

El Banco de España alertó sobre operaciones realizadas en una de sus cuentas por un empresario imputado en la Operación Pompeya, propietario de una sala de alterne de Madrid en la que trabajan 200 mujeres.

La Policía investiga al abogado Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del que fuera fiscal general del Estado bajo el Gobierno de Rodríguez Zapatero, por blanquear presuntamente a través de una cuenta suya del BBVA millones de euros procedentes de uno de los grandes prostíbulos de Madrid.

Como letrado, Conde-Pumpido jr. asumió la defensa de varios socios deuna macrosala de alterne denominada “Vive Madrid”, que fueron imputados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en la Operación Pompeya.

El magistrado ordenó detener a 66 personas, registrar 14 clubes de alterne e intervenir 800 cuentas bancarias, en una operación desarrollada el pasado mes de agosto por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera y de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional. Los registros se llevaron a cabo en establecimientos de Madrid, Alicante, San Sebastián y la Junquera (Girona), en los que trabajaban cerca de 2.000 mujeres.

Desde un primer momento, las investigaciones se centraron en una empresa de Gipúzcoa, Larratruk, que suministraba los datáfonos empleados en estos establecimientos para cobrar los servicios sexuales a sus clientes. Un servicio de cobros telemáticos que las entidades financieras se negaban a prestarles, para evitar incurrir en actividades de blanqueo de capitales procedentes de una actividad ilegal.

Según la investigación judicial, Larratruk lavó cerca de 400 millones de euros procedentes de los prostíbulos de la red, a cambio de quedarse con una comisión próxima al 10% de la facturación. Todo ello se habría traducido en una fraude a la Hacienda pública que ronda los 115 millones de euros.

El hijo del ex fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido asumió la defensa de varios de los imputados en esta causa, que son socios del“Vive Madrid”, un macroprostíbulo situado en la calle Marqués de Viana, en el que prestan servicios sexuales 200 mujeres.

El establecimiento se ubica en un edificio de varias plantas, que antiguamente acogía el cine Savoy, próximo a la calle Bravo Murillo. Está gestionado por la sociedad Viveviana 15 SL, cuyo principal accionista es Ángel Crispín G.V.

Según fuentes próximas a la investigación consultadas por OkDiario, el BBVA emitió una alerta a la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) del Banco de España, al detectar en una cuenta perteneciente a Conde-Pumpido Varela movimientos de dinero millonarios de procedencia presuntamente ilícita.

Imputados en la Operación Pompeya

En el marco de la operación policial, el juez Fernando Andreu había bloqueado todas las cuentas bancarias de los socios del “Vive Madrid”. Siempre según las mismas fuentes, uno de estos empresarios habría utilizado una cuenta del BBVA, en la que Conde-Pumpido aparece como titular, para transferir fondos procedentes de cobros de sus clientes. El Banco de España ha comunicado estos hechos a la Policía Judicial que, a su vez, ha informado al juez Andreu.

A preguntas de este diario, Cándido Conde-Pumpido confirmó anoche que su despacho tiene una cuenta en el BBVA que ha recibido “transferencias” procedentes de los empresarios del sector de la prostitución a los que representa como letrado en la Operación Pompeya. No obstante, aseguró que estos fondos corresponden exclusivamente a sus honorarios como letrado y señaló que el movimiento de dicha cuenta no ha superado el millón de euros en el último año.

Conde-Pumpido Varela consideró injusto que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu haya bloqueado todas las cuentas de las distintas sociedades vinculadas a los imputados en la Operación Pompeya, ya que estos empresarios, alegó, también tienen algunos negocios legales en sectores como la hostelería y necesitan seguir pagando a sus empleados y cobrando a sus clientes.

Por este motivo, indicó el letrado, acompañó a sus clientes al BBVA para solicitar que les abrieran una nueva cuenta. Como esta entidad se negó, les asesoró para realizar la misma gestión en otro banco que, esta vez sí, accedió a abrirles un depósito.

Conde-Pumpido añadió que si hubiera permitido a los socios del “Vive Madrid” usar su cuenta para cobrar a clientes de sus negocios de la prostitución, “tampoco sería blanqueo, sino una simple gestión de cobros que es una actividad completamente legal, como la que hacen todos los bancos”.

Beligerante con jueces y fiscales

Pese a su juventud -apenas tiene 35 años-, el abogado Conde-Pumpido Varela ya se ha hecho notar en las causas que ha asumido como letrado por la extraordinaria beligerancia demostrada ante los magistrados y fiscales.

Su caso más sonado ha sido la defensa del juez Elpidio José Silva, inhabilitado por encarcelar de forma injustificada al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa. En esta causa, impulsó una denuncia contra el juez instructor del Tribunal Superior de Justicia Jesús Gavilán y contra el fiscal Manuel Moix. También ha actuado como defensor de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en la querella que Podemos interpuso contra ella.

Su despacho profesional, Conde-Pumpido & De Porres, también ha participado en procesos como los casos Gescartera, Malaya y el Saqueo 2 de Marbella, que le llevó a protagonizar un agrio enfrentamiento con el magistrado Alfonso Guevara.

Su padre, Cándido Conde-Pumpido Tourón (La Coruña, 1959) fue fiscal general del Estado entre 2004 y 2011, bajo los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Antes había sido magistrado en el País Vasco yfundador de Jueces para la Democracia.

http://okdiario.com/investigacion/la-policia-investiga-a-candido-conde-pumpido-jr-por-blanquear-millones-de-un-macroprostibulo-en-su-cuenta-20797

Share

El fortín de los ‘pisos de alterne’

  • LAURA JURADO
  • Palma

La Red de Atención a Personas que Ejercen la Prostitución (Xadpep) alertaba hace apenas unas semanas de la «vulnerabilidad» que sufren las prostitutas tras el aumento de pisos particulares dedicados a este negocio. La entidad señalaba que el 43% de las mujeres, hombres y transexuales atendidos el año pasado ejercían en viviendas, lo que para la mayoría supone más desprotección y mayor facilidad para el asentamiento de redes ligadas a la inmigración ilegal.

«El ejercicio de la prostitución en lugares cerrados representa una mayor vulnerabilidad», destacaba la Xadpep. Espacios a los que no tienen acceso las organizaciones sociales y cuya «opacidad» constituye un perfecto caldo de cultivo para «una mayor impunidad en situaciones de tráfico con finalidad de explotación sexual». El año pasado consiguieron salir y pedir ayuda a estas asociaciones cerca de 750 mujeres. El resto, siguen en la sombra.

Es la misma situación con la que se topa la UCRIF. El caso más claro, explican, es el de la prostitución china, que ha experimentado un fuerte crecimiento en Mallorca en los últimos cinco años. Una única mujer controla al menos las ocho viviendas que han conseguido identificar en Palma, Inca y Manacor y que funcionan como auténticos prostíbulos. Pero la imposibilidad de actuación es tal que ni siquiera saben cuántas chicas están sometidas.

«Para nosotros es muy difícil demostrar que los pisos se han convertido en clubes de alterne. Tenemos muy poca protección legal y los propietarios pueden demandarnos por allanamiento de morada. Te juegas el pellejo», denuncian desde la Policía Nacional.

En el caso de la mafia china asentada en Mallorca han sido varias las veces en que los agentes han intentado colarse en la madriguera de esta madame que tiene «todo un imperio» creado con los beneficios de esta actividad ilegal. Saben quelas prostitutas ejercen de forma forzada, pero la falta de denuncias les impide actuar en lo que se presenta como una simple vivienda particular. «Tenemos que buscar ilegalidades concretas y tener claras sospechas de ello», añaden. Trabas con las que continúan luchando para desmantelar esta potente organización.

Desde la UCRIF aseguran que las diferencias culturales e idiomáticas son mayores en el caso de China, lo cual hace que muchas jóvenes no lleguen a denunciar por miedo. «Muchas no se fían ni de los compatriotas que ejercen como traductores», afirman.

http://www.elmundo.es/baleares/2015/11/09/5640681c268e3eaf478b4628.html?cid=MNOT23801&s_kw=el_fortin_de_los_pisos_de_alterne

Share

Las tres mafias del sexo de pago


Nigerianos, chinos y los grupos de Europa del Este controlan un negocio que mueve millones en MallorcaDeudas astronómicas, agresiones y ritos de vudú son la clave para someter a las chicas

  • LAURA JURADO
  • Palma

Con servicios a 20 euros afrontan una deuda que puede llegar a los 50.000. Y que nunca deja de crecer. Antes de recibir al primer cliente, muchas mujeres han tenido que prostituirse para pagar un viaje que empieza en Benín City (Nigeria) o en el pueblo más remoto de China. Luego, una vez en la Mallorca que les vendieron como la utopía de la felicidad, llegan las amenazas. Y los golpes. Para muchas, también, la droga con la que sobrellevar un infierno de sexo y angustia al que difícilmente ven salida.

Sólo en 2015, la Policía Nacional ha desarrollado en la Isla cuatro operaciones contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Las tramas nigerianas, chinas y de Europa del Este lideran un turbio negocio que ha dejado una veintena de detenidos en los últimos meses y al menos una decena de mujeres liberadas. «Pero las cadenas que las someten no se cortan sólo con un arresto», advierten.

Las ‘mamis’ africanas

El Plan de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual impulsó una labor silenciosa que en Baleares ejerce la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de la Policía Nacional y que sirvió para colocar a las víctimas en el centro de todo el proceso. «Antes estaban los explotadores», afirman.

Ahí se situaban las mamis: captadoras y proxenetas nigerianas. Peligrosas y violentas, consiguieron asentarse en dos clanes principales en Playa de Palma con los que controlaban a al menos una veintena de chicas. La mayoría procedentes de la sureña Benín City. «Son grupos itinerantes: en verano hacen temporada aquí y luego se trasladan en invierno a Canarias», explican los responsables del grupo especializado contra la trata ilegal de seres humanos de la UCRIF.

Sus víctimas son jóvenes de zonas deprimidas y de un entorno que conocen lo suficiente como para poder amenazarlas con matar a sus familias. Esa supuesta «vida mejor» en España se traduce, de entrada, en una deuda que alcanza los 50.000 euros y cuyo límite de pago se reduce a una o dos temporadas. A eso suman un viaje que cruza el continente y acaba en patera de la mano de las grandes mafias de transporte de norte de África. Muchas llegan a prostituirse en el camino para poder pagar los traslados. «Cuando haces 10.000 kilómetros para llegar a un país, tu miedo no es la Policía ni lo que te pase a ti, sino lo que ocurra con tus familiares», señalan.

Llegan en situación irregular. Algunas consiguen contratos falsos en empresas ficticias y otras se mueven con una petición de asilo. Ya en Mallorca, las bandas se reparten las calles de Playa de Palma y Magaluf. Servicios a 20 euros que apenas roen una deuda sigue aumentando con cerca de 200 euros mensuales por alojamiento y 50 semanales por comida.

Robo turistas

El paso al robo de turistas llega solo. Las mamis las obligan a asaltarles en plena calle con la excusa de ofrecerles sus servicios sexuales. Para ellas, el botín -siempre a repartir- es una manera de aumentar ingresos. «Lo bueno lo venden aquí. En sólo un verano hemos recuperado 40.000 euros en joyas y teléfonos de alta gama», destacan desde la UCRIF. El resto, lo introducen en furgonetas que sellan para convertirlas en contenedores móviles que envían a Nigeria.

La violencia y las amenazas componen un día a día que transcurre siempre bajo la atenta vigilancia de las proxenetas. «En su país pueden tener hasta palacios, pero aquí las mamis viven en pisos de Son Gotleu incluso con la luz cortada», señalan los agentes.

Los novios búlgaros

En las mafias de Europa del Este -Rusia, Rumanía y Bulgaria-, las mujeres ocupan el papel de víctimas. Los líderes son, paradójicamente, sus novios. Compatriotas que ejercen como sus parejas y que dibujan la llegada a España como la oportunidad para tener un futuro juntos. La idea se disipa en cuanto cruzan nuestras fronteras. Algo que, desde la entrada de varios de estos países en la Unión Europea, se produce de forma legal y cada vez más sencilla tanto en avión como en coche.

Primero intentan convencerlas: necesitan dinero y la prostitución es una forma rápida de conseguirlo. «Después llega la violencia para controlarlas. Rumanía y Bulgaria proporcionan muchas mujeres a la trata, pero los rusos son los más violentos», aseguran. El control se ejerce casi de tú a tú, sin grandes grupos. En la intimidad de una falsa relación en la que, además, y sin que ellas lo sepan, un hombre explota a varias mujeres a la vez.

Ellas son las que llenan los clubes de alterne de la Playa de Palma. «La mayoría, con contratos y permisos de trabajo aunque sean ellas quienes pagan su propia seguridad social». Ellos las vigilan de cerca. Son los que requisan el dinero y se lo funden en salones recreativos, en fiestas regadas con droga. En el Jaguar que conducen sin pudor por la zona. «También hay amenazas a su familia y son reales, no se quedan en algo verbal», explican los agentes. En su memoria sigue el caso de una joven rumana de 17 años a quien sus proxenetas cazaron llamando a su madre. Aquella llamada bastó para localizarles en Rumanía y extorsionarles.

Yuyu-Vudú y violencia

El pasado mes de febrero el Supremo condenaba a 85 años de cárcel a seis acusados de proxenetismo y trata de seres humanos con fines de explotación sexual en Palma y Magaluf. El testimonio de las víctimas reveló las prácticas de estas organizaciones nigerianas que a menudo recurren a la brujería para controlarlas. El comienzo es una suerte de ‘rito de iniciación’ en el que las jóvenes se comprometen a hacer frente a la deuda. En ellos suelen participar un brujo y algún familiar como testigo e incluye que les quiten pelo de la cabeza, restos de su menstruación, así como las uñas de pies y manos para asegurarse de que devolverán el dinero.

El brujo los custodia para utilizarlos en rituales de yuyu-vudú si no cumplen. ¿Cuál era el castigo? Para algunas, la muerte de ellas o de sus familiares. Para otras, volverse locas. Ya en España el control continuaba a base de golpes; algunas relataron que fueron agredidas incluso con una fregona. Las que tenían hijos, se exponían a que los menores pasaran a estar bajo custodia de la trama. A una que se quedó embarazada durante un servicio la obligaron a abortar en Madrid.

http://www.elmundo.es/baleares/2015/11/09/5640664f268e3e6b4b8b45f9.html

Share

Macrorredada de la Policía contra los clubes de alterne del Alt Empordà

El Club Paradise fue uno de los objetivos de la redada de la Policía Nacional AFP

La Policía Nacional lanzó durante la madrugada del viernes una operación contra la trata de mujeres con una macrorredada en clubes de alterne repartidos por el Alt Empordà (Girona), una de las comarcas catalanas que mayor número de locales dedicados a las prostitución acumulan. Entre ellos, algunos de los más grandes de Europa.

La operación se centró en 11 de dichos locales y participaron cerca de 200 agentes de la Policía. Según fuentes conocedoras de la operación, el despliegue llevó a la detención de al menos cinco responsables de los prostíbulos, acusados todos ellos de los delitos de trata y contra los derechos de los trabajadores.

También fueron identificadas cerca de 400 mujeres que podrían ser víctimas de las redes de prostitución forzada. Dichos grupos se distribuyen el negocio del sexo de pago en clubes de carretera diseminados por Girona.

Entre los locales afectados por la redada se cuenta el Paradise, situado en el municipio fronterizo con Francia de La Jonquera. Se trata de uno de los mayores macroburdeles de Europa y el cual acumula en su historial redadas anteriores. Su propietario, José Moreno, fue detenido a inicios de julio pasado acusado de delitos contra Hacienda. En cambio, Moreno fue absuelto en 2014 de las acusaciones de liderar una red de proxenetas que traficaban con mujeres procedentes de Brasil.

La operación llevada a cabo en la madrugada del viernes responde al plan elaborado en la actual legislatura por el Ministerio del Interior para luchar contra la trata de mujeres. El golpe a los clubes forma parte de una estrategia que, entre otros elementos, incluye elevar la presión sobre los clientes de mujeres forzadas a prostituirse.

http://www.elmundo.es/cataluna/2015/10/24/562b521446163f1d458b45a5.html

Share

La prostitución, ese “infame oficio”

PALLARÉS

David Lema

David Lema

Defendía Antonio Maura, un católico convencido, que para regenerar la sociedad había que organizarla según los comportamientos de los ciudadanos. Una premisa que le llevó, a principios del siglo XX, a proponer la regulación del juego y de la prostitución. El argumento, traducido, (demasiado zarrapastroso): si existe una fuerte oferta y una mayor demanda, hagamos lo posible para que la actividad se desarrolle en las mejores condiciones.
No fue Maura un iluminado en el asunto. En 1845, se instauró en Zaragoza un reglamento que obligó a las prostitutas a pasar un reconocimiento médico semanal (según ‘La prostitución en la España contemporánea’) para que no pudieran contagiar ninguna enfermedad. Se creaba así una especie de registro. Y cien años antes, el Conde de Cabarrús, que consideraba la prostitución un “infame oficio” (‘Cartas del Conde de Cabarrús al señor D. Gaspar de Jovellanos’), mantenía que había que restablecer “las mancebías” que se había cargado Felipe IV otros cien años antes porque la fornicación con rameras, en lenguaje de la época, era “inevitable”. A todos les preocupaba la sanidad pública, no las condiciones degradantes en las que se movían las prostitutas, y veían en la regularización la única forma de defenderla.
El PSOE quiere ahora “desmantelar la industria del sexo” multando a los clientes de prostitutas, prohibiendo los burdeles e introduciendo en el Código Penal “el proxenetismo lucrativo medie o no el consentimiento de la persona prostituida”. Con estas medidas, los socialistas pretenden sacar a un buen número de mujeres de la marginación y la delincuencia. Ardua empresa la de eliminar  una actividad  alegal que en España generó en 2010, según el INE, 3.783 millones de euros (el 0,35% del PIB). No está nada ‘mal’, contando que somos 46 millones de españoles…
Prohibir la prostitución es el camino más corto para agravar las inhumanas situaciones en las que trabajan la mayoría de las mujeres (sí, trabajan, así lo sentenció un juez de lo social de Barcelona este año que reconoció derechos laborales)  y el camino más largo para erradicarla. Pues si la mayoría de las prostitutas ya se sienten al margen del engranaje de la sociedad, criminalizar a lo que se dedican, forzosa o voluntariamente, las pondrá, todavía más, a los pies de las mafias.
Ponerle coto a pecho descubierto y a la fuerza a una actividad que se basa  en obligar a las mujeres (según varios informes, un 80%) a prostituirse es imposible. Ojo al dato, los mismos documentos revelan que a un 20% de ellas nadie las fuerza, lo que tampoco implica que lo hagan a gusto, aunque las haya también.
Con este enrevesado panorama, el único camino -aunque largo- para mejorar la vida de las prostitutas y el único para acabar con la prostitución -más largo todavía- parece ser su regularización. Para empezar, se otorgaría a las mujeres que de forma voluntaria quieren ofrecer servicios sexuales protección social y jurídica (firmar contratos, cotizar a la Seguridad Social y pagar impuestos). Un tramo recorrido. Por otro lado, habría que sacar legalmente esta ya ocupación profesional de las calles.Desplazar la prostitución a locales acondicionados acabaría con buena parte del hábitat de las mafias. Todo esto sería humo si no va acompañado de un severo control de los clubes de alterne y, aunque sea obvio, la persecución de los proxenetas.
Decía Cabarrús: “Un desorden funesto, pero casi inevitable, mientras no se atajen sus principales causas”. Para todo lo demás, moralinas e hipocresía.

@davidlema_perez

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/fueradelinea/2015/10/20/la-prostitucion-ese-infame-oficio.html

Share