Todo lo que siempre quisiste saber sobre las geishas y no te atrevías a preguntar

Pocas personas conocen qué ocurre en la intimidad de las geishas japonesas. Una de esas privilegiadas es Kyoko Aihara, que convivió con algunas de las que viven en los hanamachi de Kioto

Cuando un occidental piensa en una geisha, suele acudir a su cabeza una mezcla de lujo, exotismo y sensualidad que poco tiene que ver con la realidad. Un estereotipo que han alimentado de forma externa novelas como Memorias de una geisha de Arthur Golden y, de forma interna, ciertos estereotipos que sobre estas mujeres han circulado en Japón. El hermetismo de los hanamachi, las áreas de las ciudades japonesas donde residen las geishas, tampoco ha ayudado a esclarecer muchas dudas.

Con el objetivo de separar el grano de la paja, la periodista y fotógrafa Kyoko Aihara se internó en los hanamachi de Kioto, donde se concentra la mayoría de practicantes de esta tradición, para alumbrar Geisha: a Living Tradition (Carlton Books). Este libro es una bella mezcla de imagen y texto que desvela la realidad de estas mujeres en la sociedad del siglo XXI, dos siglos después de su gran período de esplendor, cuando más de 3.000 trabajaban en las 700 casas de té de Gion. Divididas entre maikos (en período de aprendizaje) y geikos, son profesionales del entretenimiento que disfrutan de una compleja educación, ante todo, artística. Aihara resuelve a El Confidencialtodas nuestras dudas unas horas antes de ofrecer una conferencia en laFundación Japón Madrid.

PREGUNTA. ¿Cuáles son las nociones equivocadas que mantenemos los occidentales sobre el mundo de las geishas?

RESPUESTA. En los hanamachi de Kioto lo más importante es el arte, que se practica de forma muy rigurosa. Puede ser la práctica del shamisen o el taiko, flautas o prácticas de canto. Incluso las trabajadoras que hayan llegado al título de natori, es decir, de maestra, siguen practicando a los 90 años en las escuelas. Son como pianistas o bailarinas que practican durante toda su vida profesional.

P. ¿Hay muchas mujeres con vocación de convertirse en geikos? ¿Qué proceso siguen?

R. No hay muchas, pero también es cierto que el oficio de maiko se ha popularizado y es una figura que está en el punto de mira gracias al turismo, como si fuesen Micky Mouse. Más chicas quieren ser maikos que hace 30 años. En los cinco hanamachis de Kyoto había 66 maikos y 177 geikos en diciembre del año pasado.

¿Cómo convertirse en una de ellas? Primero tiene que contactar con okiya, que es la residencia, y tiene que vivir allí junto a okâsan, cuya traducción directa es “madre”, pero que en realidad es la propietaria de la residencia, y onêsan, que significa “hermana mayor”. Allí aprenden todos los protocolos, también las jergas y palabras propias del hanamachi. Habitualmente se tarda un año en que puedan ser maikos, y otro año más para ser geikos. Incluso hay personas que se saltan el proceso de ser maiko y consiguen ser geiko en un año.

P. ¿Vivir en un hanamachi es una dedicación absoluta?

R. Deben tener total dedicación a su oficio, es una profesión total. No se puede compaginar con otros estudios o trabajos. Hay muchas maikos que más tarde prefieren estudiar en una universidad y dejar de serlo, o el caso inverso, que una chica que ha terminado una carrera universitaria, en lugar de entrar en una compañía, se plantee ser geiko.

El debut de una maiko cuesta unos 30 millones de yenes (más de 200.00 euros)

P. Usted investigó a fondo los hanamachi. ¿Qué fue lo que más le sorprendió de lo que allí vio?

R. Una de las cosas que más me sorprendió es que una geiko que ha llegado a ser natori siga acudiendo a la escuela todos los días para practicar. También la vestimenta que llevan, que es carísima. Un kimono que puedo llevar yo tiene tres metros de largo, pero los de ellas son de cinco, y además tejidos y pintados a mano. Todo está hecho de seda.

[Agarra el libro y señala una horquilla] Este no tiene precio, los más baratos podrían llegar a costar 200.000 yenes, algo así como 1.500 euros. Cuando una se hace maiko y es admitida, debe tener kimono de invierno, de verano y primavera/otoño, y todos los accesorios adaptados a cada estación. El debut de una maiko cuesta unos 30 millones de yenes. Este obi, por ejemplo, lleva un diamante de dos kilates en el centro. Los okobos (el calzado), parecen baratos, pero también cuestan unos 200.000 yenes.

P. ¿Cómo se financia todo esto?

R. Es uno de los problemas actuales, porque antiguamente los clientes y patrones no tenían por qué ser patrón de una única maiko, a veces se hacían regalos porque sí. Se llegaban a regalar casas y mansiones. Eran clientes de lujo y alto standing que donaban el dinero necesario. Hoy en día hay unas tasas de transacción por realizar un obsequio, algo que antiguamente no existía. Era una cultura para clientes de gran poder adquisitivo, algo que es cada vez más difícil.

Pero se ahorraron muchos de los obsequios que hacían los antiguos patrones, y con ese dinero se sobrellevan estos costes. En cualquier caso, las maikos no tienen que financiar este tipo de complementos, a cambio de no cobrar honorarios durante cinco años. Los okiyas le suministran los kimonos y costean sus gastos de vivienda, comida, etc.

P. ¿Cuál es la relación que mantienen actualmente con sus clientes?

R. Yo también pensaba que todos los clientes eran patrones, personas que aportaban dinero. Pero según empecé a entrevistar a las implicadas, averigüé que incluso antes de la guerra, muchas personas sólo venían para disfrutar de su tiempo y se gastaban lo que les correspondía sin ser patrones.

P. Esa relación entre patronos y geishas las ha llevado a ser equiparadas con prostitutas.

R. Exactamente. Además, la confusión ha sido generada por las propias mujeres que se dedicaban a la prostitución y se consideraban geishas, algo que ocurrió en todo Japón. Por otro lado, cuando se habla del patrón, existe la idea errónea de que busca una relación sexual, pero no es así. Por ejemplo, algunos encargaban un kimono y se lo hacían vestir a una geiko para ver cómo quedaba, o artesanos que confeccionaban un obi y utilizaban a las geikos como modelo para ver cómo quedaba, si era mejor otro color… Las utilizaban como modelos para ver el resultado de su trabajo.

La relación entre el cliente y las geikos es muy duradera, se puede alargar durante 10 o 20 años

Antes de la guerra había muchos hombres que tocaban shamisén. Actualmente la virtud del hombre es trabajar, pero antes muchos tocaban mientras las geikos bailaban. Había muchos hombres que iban con geikos o maikos a las escuelas de arte para practicar, o incluso acudían juntos a ver la función de kabuki como aprendizaje.

En este sentido, la relación entre el cliente y las geikos es muy duradera, una relación de compañeros que se alarga durante 10 o 20 años. Si fuese prostitución, esta relación no duraría tanto y no existiría el sistema por el que no se permiten clientes no acreditados. El objetivo no es sexual, sino de acompañamiento.

P. No sólo los hombres pueden ser clientes de las geishas, sino que también acompañan a mujeres o participan en celebraciones familiares.

R. Exactamente. En este momento muchas mujeres se interesan por esta cultura, porque las chicas se visten con kimono y se fijan en las geikos y maikos. Una vez di una conferencia en la que reunimos a los no acreditados: era un evento abierto, y casi todas las asistentes eran mujeres.

P. ¿Cómo sería el día a día de una de ellas?

R. Primero se levanta, se viste con su kimono, y acude a la escuela para estudiar arte. El estudio, dependiendo del arte que practique, puede durar menos o abarcar hasta la tarde, pero termina entre las dos y las tres de la tarde, cuando almuerza y luego empieza la preparación del salón (ozashiki). Sobre las seis de la tarde va aochaya, el salón. Una vez allí esperan en la sala de la propietaria a que entren los clientes, y les siguen. Allí empieza el banquete de cena, que suele tener lugar entre las seis y media y ocho y media. Cuando termina, a partir de las nueve, empiezan a llegar clientes que van a tomar algo. Habitualmente se quedan entre las nueve y las once de la noche. Si los clientes quieren que les acompañen a otro sitio, también lo hacen. Esto dura desde las doce de la noche hasta la una o las dos, y cuando terminan, llaman para decir que han terminado y vuelven. El trabajo suele terminar a las dos de la mañana.

P. Usted que ha convivido con muchas de ellas, ¿cuáles son sus deseos y motivaciones y qué explicaban de la profesión que habían elegido?

R. Tienen la vocación de exhibir su habilidad artística. ¿A qué aspiran? A llegar a ser una geiko como las que exhiben su música o su arte en el teatro kabuki o las maestras que enseñan a tomar shamisen en las televisiones. Llegar a este nivel es su máxima aspiración.

P. ¿Cuál es la actitud que el resto de la sociedad japonesa mantiene hacia ellas?

R. Se les ve como personas que viven en otro mundo, por así decirlo. Antes también había muchos estereotipos negativos sobre ellas, pero eso ha cambiado gracias a que maikos y geikos realizan sus presentaciones en muchos lugares, llegando incluso a Estados Unidos para promocionar sus actividades o la ciudad de Kioto. Allí hablan de sus oficios o incluso presentan sus artes, que pueden ser baile o música. Muchas de las asistentes son mujeres que tienen interés en los vestidos que llevan por lo bonitos que son.

Japón era un país muy pobre, por lo que esta era una buena opción para que las niñas tuviesen dónde vivir

P. ¿Cuáles son las principales diferencias entre las geikos y maikos de antes de la guerra y las que se pueden encontrar hoy en día?

R. Antes de la guerra, Japón era un país muy pobre. En esa situación, muchos padres no podían criar a sus hijos. Una alternativa para las niñas era ingresarlas en una okiya que garantizase su residencia y comida, y en el caso de los chicos, internarlos en un templo o que trabajasen desde pequeños en los establecimientos. Los hanamichi eran una de las opciones. Después de la guerra, las maikos o geikos lo son por su propia voluntad o porque es una profesión que se ha llevado a cabo en su familia.

P. Lo que explica es similar a lo que ocurría con muchas religiosas en España. Pero los hanamachi se organizan en estructuras muy jerarquizadas y guiadas por la tradición. ¿A qué se parecen? ¿A un convento, a una escuela femenina, a un ejército..?

R. Es cierto que es parecido a un convento, pero en los hanamachi se les garantizaba una vida mejor. ¿A qué se asemejan? También he investigado los templos y, tras ver a los jóvenes sacerdotes, creo que tienen una cierta similitud con la vida en un hanamachi, ya que hay unos protocolos que se han de respetar rigurosamente. Por ejemplo, los jóvenes deben esperar de rodillas a que pase un sacerdote mayor por la puerta, algo que también ocurre con una okasan cuando entra a una habitación.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-04-05/todo-lo-que-siempre-quisiste-saber-sobre-las-geishas-y-no-te-atrevias-a-preguntar_735747/

Share

CALENDARIO SOLIDARIO PRO DERECHOS DE LXS TRABAJADORXS SEXUALES

Este año, las miembros de APROSEX y GuiaGeisha, hemos sido muy atrevidas y nos hemos lanzado a publicar el Primer Calendario de Putas de la Historia.

Doce Bellas Mujeres, Doce Bellas Damas, han posado altruistamente para este novedoso y sexy calendario, en el que rebosan sensualidad y picardía.

Las escorts de más renombre de Barcelona, las escorts más comprometidas, las escorts más solidadarias, las más luchadoras por los derechos de profesionales y usuarios, han colaborado para que todos podáis disfrutar de sus encantos a la vez que ayudáis a que podamos, con vuestra aportación, seguir adelante con nuestra lucha.

El calendario es exquisito, sensual, novedoso y complejo.
Cada escort posa en una fantasía innovadora y excitante que, alegra más de un sentido…

Tenerlo en tus manos es muy sencillo, sólo precisamos que nos escribas al correo aprosex@aprosex.org indicando cómo quieres recibirlo.
Podemos mandártelo por correo, por mensajero, o si eres de Barcelona o Madrid, incluso podríamos entregártelo en mano. Si no tienes dónde guardarlo, tu geisha preferida, puede atesorarlo en su regazo, para que, siempre que regreses a verla, puedas disfrutar de él.

A cambio, sólo necesitamos 15 €uros, ése es el precio de este calendario fantástico que, te hará soñar y elevarte a lo más alto del punto celestial, para después dejarte caer en el más pecaminoso de los infiernos de tu líbido.
Para colaborar con nosotras, sólo es necesario un ingreso en nuestra cuenta corriente de La Caixa 21001147 21 02.00.13.70.56
De forma completamente anónima y sin problema alguno para ti.
No te puedes perder este ejemplar, de los que hemos publicado un número muy reducido y que, hemos tenido que reeditar, porque muchos de vosotros (y vosotras) os habías quedado sin él.

http://www.aprosex.org/calendario-solidario-pro-derechos-de-las-trabajadoras-sexuales/

Share

Navidades y Fin de Año sexys en casa

La navidad es una época para dar y recibir. Seguramente estarás estresad@ durante todas las vacaciones entre reuniones y fiestas familiares. Pero es importante apartar un tiempo para tener unas festividades sensuales y divertidas con tu pareja. Terra y Nomassustos.com nos ayudan para hacértelo más fácil, no podrás olvidar estos tips porque tienen ese toque navideño característico de la época. Además, te damos ideas para que celebres la Nochevieja en casa de la forma más excitante.

1- Pierde la inhibición

Destapa tu mejor licor y diviértete en la habitación. Es conocido por todos que el alcohol es un lubricante social. Sí, social, no se te ocurra usarlo para nada más. Pero recuerda: solo un poco, se pierde el romance si uno de los dos se pasa de tragos.

2- Cúmplele sus fantasías

Compra muérdago y cuélgalo en un lugar de bastante paso de tu casa para tener la excusa de besaros a menudo. Susurraos vuestras fantasías más secretas al oído. Atreveos a usar disfraces en la cama, podéis aprovechar y vestiros de Papa Noel y Mama Noel. O hacerlo en sitios públicos. Recuerda que la Navidad es la época de pedir deseos.

3- Regala algo sexy

Regala también el día 24. No le regales nada tradicional. ¿Qué tal un libro de Kama Sutra o unos cupones calientes? De esos que dicen: “válido por una sesión de sexo oral” o “Intercambiable por un masaje de cuerpo completo”. En los sexshops puedes encontrarlos ya hechos.Y así lo podéis disfrutar entre los dos. O unas braguitas comestibles o un lubricante saborizado. Si tienes poco presupuesto, en vez de comprarle algo envuélvete con unos lazos navideños de regalo, pero eso sí, colócalos en sitios estratégicos.

4- Prepara un Fin de año Sexy en casa

¿Te apetece que la última noche del año sea también la más hot? Vuestra casa puede ser el escenario más íntimo y especial. Cena sugerente, champán muy frío, vestido sexy, ropa interior irresistible y un regalito inesperado como postre. ¡Recibe 2012 con mucho sexo!

La mejor Nochevieja puede ser la que celebres con tu pareja en tu propia casa. No tendrás que pagar mucho dinero, no tendrás que esperar colas para tomar una copa, podrás poner tu propia música y tener todo preparado para disfrutar de una noche hot.

Aquí tienes un montón de sugerencias para que todo sea perfecto la última noche del año. Desde el menú hasta tu ropa interior. ¡Feliz y sexual Año Nuevo!

– Maridaje hot

Para una noche en la que esperas tener mucho sexo te recomendamos un menú nutritivo, ligero y ¡afrodisíaco! Aunque no está demostrado que haya alimentos que inciten al deseo sexual, sí los hay sugerentes para los sentidos, energizantes y estimulantes. Como los que te proponemos en este menú:

• Espárragos a la plancha. Son la verdura afrodisíaca por excelencia, no sólo por sus propiedades nutritivas y estimulantes, sino por su forma. El protocolo dice que pueden comerse con la mano, así que muéstrale cómo lo haces.

• Caviar. Otro alimento al que se le atribuyen cualidades afrodisíacas por su alto poder nutritivo y su estimulante sabor. Utilízalo para hacer los canapés.

• Ostras. Eran el alimento preferido de Casanova, el mayor seductor de todos los tiempos. Y es que este molusco es muy nutritivo y rico en energía, lo que os proporcionará fuerzas para una larga noche de amor. Además, el zinc que contienen eleva la producción de testosterona.

• Shusi. Si os gusta, es una excelente elección por lo nutritivo y ligero que es. Además, puedes aprovechar para preparar una Nochevieja diferente con estética oriental. Tú estarás perfecta con un kimono o un batín de seda y nada debajo. ¿Sabes lo que es el body-sushi? Utilizar tu propio cuerpo desnudo como bandeja para el sushi…

• Fresas con chocolate. No hay combinación más estimulante a la vista, el olfato, el paladar y hasta el tacto. Prepararlas es muy fácil, sólo tienes que comprar fresones grandes, lavarlos sin cortarles el rabito, cubrirlos de chocolate y dejar que se endurezca en la nevera. Muerde una y ofrécesela a tu amante de tu propia boca…

• Cava. Nuestra recomendación es que empieces y termines la cena con cava, ya que marida a la perfección con todo tipo de alimentos y resulta mucho más sugerente y explosivo.

– Decoración Sexy

¿Qué tipo de cena vas a preparar? Nuestra recomendación es que la noche sea temática. Si te has decidido por la comida japo, vístete como una geisha y prepáralo todo para cenar en el suelo, recreando un tatami con cojines. Si te decides por una cena árabe, píntate los ojos con khol y prepara tu salón como si fuera un harén. Si te decides por algo más tradicional, pon algunos toques sexys, como velas, música suave, candelabros, telas sobre el sofá…

– Decora tu cuerpo

Seguro que cada año buscas un vestido bonito para Fin de Año y ropa interior sexy. Este año, ve más allá, moldea y ciñe tu cuerpo como una pin up, o decóralo por dentro para dejarle con la boca abierta cuando te quite la ropa. Aquí tienes algunas sugerencias para estar muy sexy:

• Lencería hot. Estrena un conjunto de ropa interior realmente explosivo En los sexshops también encontrarás conjuntos perfectos para una noche de alto voltaje.

• Vuelve el corsé. Nos encantan para llevar debajo y encima de la ropa. Ya que cenas en casa, puedes aprovechar para ponerte uno con una falda lápiz o un pantalón masculino para darle más morbo.

• Pezoneras. Son perfectas para decorar tu pecho como una artista de burlesque y, tal vez, hacerle unstriptease. Y también sus ‘cubrepubis’, perfectos para una noche tan especial.

– Juguetes hot

En una noche tan especial no pueden faltar los accesorios eróticos. Después de la sugerente cena, el cava, tu modelito y la decoración sexy, tu chico estará más que dispuesto a dejarse llevar y probar todo lo que le sugieras. Éstas son nuestras recomendaciones.

• La Cuchara Mágica. Es el último hit en juguetes sexuales, un juguete pensado para aumentar el tamaño de él y estrechar el tuyo. Perfecto si no estás del todo satisfecha con su tamaño o quieres disfrutar de una penetración contundente. No te olvides de utilizar lubricante…

• Algo para los dos. Se llama WeVibe, pero muchos la llaman ‘La Pinza Mágica’, ya que es un juguete que puedes utilizar durante la penetración y que os estimula a los dos. Puedes encontrarlo en cualquier boutique erótica.

• Soft Bondage. Esposas, antifaz, fusta… La última noche del año es perfecta para sobrepasar límites y soltaros la melena. Ponle las esposas, hazle un stripetease, luego ponle el antifaz y recorre su cuerpo con tus manos y tu lengua, utiliza la fusta cuando vayáis a llegar al clímax… prueba y experimenta, es sólo un juego.

• Cosméticos comestibles. ¿Le encanta el chocolate? Dile que es el postre, pero que va a comérselo en la cama y sobre tu cuerpo. Escribe palabras sexys sobre tu piel con Chocolate Body Paint y pídele que se lo coma.

• Velas de masaje. Son perfectas para crear ambiente en cualquier lugar y comenzar con los preliminares, ya que puedes utilizar su aceite para masajear su cuerpo.

– Y las uvas…

¿Qué tal si en lugar de comeros las uvas hacéis algo más glamouroso y sexy? Por ejemplo, beber doce sorbitos de cava de uno de tus zapatos… o recibir el año haciendo el amor.

Déjate llevar por el espíritu navideño y ¡»sexifica» tu Navidad!

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=267

Share

¿Cómo usar las bolas chinas?

 

Bolas de orgasmo, Ben Wa balls, bolas de geisha o bolas Benoît, al final el resultado es el mismo: placer y más placer

Especial
Se recomienda usar las bolas chinas poco a poco a solas la primera vez
¿No han pensado en ir con ellas a la oficina algún día? Yo ya lo he hecho y es maravilloso. Hablar con los colegas de trabajo sabiendo que tengo mi pequeño juguetito al interior. Contrayendo y abriendo, abriendo y cerrando mientras estoy en una junta. Eso me fascina. De pronto lo veo todo muy circular y me dan ganas de allí mismo exclamar un gran ¡oh!.Bolas de orgasmo, Ben Wa balls, bolas de geisha, bolas Benoît o bolas chinas, al final el resultado es el mismo: placer y más placer. Bolas chinas, por delante, por la puerta trasera, con compañía o en soledad. ¿No les parece el mejor eslogan que hayan visto jamás sobre las bolas chinas?

Debo confesar que al principio, hace ya muchos años, confundí las bolas chinas con esas que venden en las tiendas de chinos para reducir el estrés. Pero imaginar semejante tamaño de bolas delante o detrás… Me inquietaba.

 

 

Por suerte, cuando las conocí, las verdaderas bolas chinas, quiero decir, me di cuenta de la diferencia: éstas sirven también para quitar el estrés, pero de otra manera… Mi preferida. Hoy tengo bolas chinas de diversos tamaños y colores, texturas y procedencias.

Las que hoy conocemos como bolas chinas se venden en las sex shops para realizar juegos sexuales, pero últimamente han cobrado más importancia para hacer ejercicios para el suelo pélvico de las mujeres mayores o de las que han tenido un parto reciente. De cualquier manera, si tenemos una, matamos dos pájaros en uno.

Las bolas chinas son dos bolas de un tamaño de 3 a 4 centímetros unidas por un cordón, una goma o un lazo grande. Cada una tiene al interior otra más pequeña y más pesada que hace que el movimiento genere un efecto vibratorio. Esto produce sensaciones muy placenteras, permite hacer un juego sexual interesante (a los hombres les encanta ver como entran y salen estos pequeños objetos) de nuestras cavidades femeninas.

Además al mismo tiempo ejercitaremos la musculatura pélvica que ayudará a mejorar la salud sexual, incrementar la sensibilidad vaginal, aumentar la lubricación, y tener más y mejores orgasmos.  Los precios van de los 150 a 600 pesos. Depende del material, tienda, etcétera.

¿Cómo usarlas en el sexo?

Como todo músculo, el músculo pélvico que no se entrena puede atrofiarse en algún momento. Pero como todo entrenamiento tiene que ser paulatino. Yo recomiendo usar las bolas chinas poco a poco a solas la primera vez, antes de usarlas en el sexo, e ir incrementando el número de contracciones con ellas dentro cada día. O tres veces a la semana por lo menos.

Así, en el momento en que se deban de usar con la pareja, el éxtasis y el control serán mayores. Lo mejor es comenzar con menos peso e ir incrementándolo poco a poco. Como cuando hacemos ejercicio.

¡Después el siguiente paso será usarlas con la pareja y jugar! A mí me encanta ponerme en cuatro y dejar que sea él quien las introduzca una a una, poco a poco. Anal o vaginalmente, da igual, pero el placer será siempre diferente. Depende de las sensaciones que busque cada uno.

Bocarriba es más fácil. Es la mejor posición para las principiantes o ella parada con una pierna arriba como si se colocara un tampón. Esto es para jugar, meter y sacarlas y así divertirse en un juego sexual, pero también es recomendable caminar con ellas de vez en cuando para hacer un ejercicio pélvico con ellas.

 

 

Recomiendo que antes de empezar se relajen y se tomen su tiempo. Si ella está estresada le tomará más trabajo. Coloquen unas gotitas de lubricante e introduzcan una, esperando a que tome su espacio al interior y luego la siguiente hasta que toque el suelo pélvico. El cordón siempre y en todos los casos, debe quedar fuera para poder sacarlas lentamente después.

¿Cuánto tiempo debes llevarlas?

No es aconsejable llevar las bolas chinas más de cuatro a seis horas. Es mejor hacer poco esfuerzo pero sostenido que muchas horas en un sólo día.

Hace poco leí que alguien hizo un estudio científico sobre el uso de las bolas chinas y la incontinencia urinaria se los comparto: un grupo de mujeres llevó las bolas la primera semana durante 15 minutos, y luego durante 30 minutos.  Así todos los días, al final de tres meses la reducción de incontinencia fue extraordinaria y ello puede aplicar también para la búsqueda de orgasmos. Claro, pensar en andar con las bolas todos los días parece un poco complicado. Sobre todo si piensas que mientras haces el súper, una se va a salir así de pronto. No, eso no ocurre. Pero pensar en la sola idea me parece tan divertido… Que una bola se salga entre los tomates y las berenjenas…

 

 

¿Y las anales?

Estas pueden usarse para el ano pero de preferencia usar las que son especialmente diseñadas para ello, llamadas bolas tailandesas. Las otras son muy grandes, pueden ser peligrosas y un movimiento involuntario puede hacer que el recto se lo trague. Éstas miden de 15 a 20cm y terminan al final con una T sin temor a que se queden al interior.

¿Cómo limpiarlas?

No todas la bolas chinas son iguales. Algunas bolas chinas simplemente usan un hilo de algodón que es muy difícil de limpiar y puede convertirse en un foco de infecciones. Hay otras de metal. Depende para qué se quieran.

Yo recomiendo las bolas de silicón, que es hipoalergénico muy fácil de limpiar y puede ser poco propenso a causar alergias.

Siempre hay que ser cuidadosas con la limpieza, lavarlas con agua tibia y jabón neutro antes y después de cada uso, y sécalas con algo que no deje rastros de algodón.

¿Tú has usado las bolas chinas?

¿Cuáles son tus jueguetes sexuales preferidos?

¿Se las regalarías a tu pareja para que las use durante el día?

http://de10.com.mx/11807.html

Share

Si eres extranjera, no puedes ser geisha

Vetan a una australiana que ejerza de forma independiente

La geisha australiana Fiona Graham Archivo

En Japón las tradiciones no se rompen fácilmente y más si se trata del mundo de las geishas. A la australiana Fiona Graham le han prohibido ejercer este oficio por el hecho de ser extranjera.

Fiona Graham, sin embargo, no es una extranjera cualquiera. Se trata de la primera occidental que había accedido a integrarse en este cerrado universo de las geishas, integrado actualmente por apenas un millar de damas. Pasó a formar parte de este universo secreto y secular en el 2007.

Desde esta fecha ha ejercido de geisha y se había ganado el respeto de compañeras y clientes. Pero el pasado diciembre decidió dar un paso más: pidió permiso para instalarse por su cuenta, debido a que la madre de su casa de geishas era muy mayor, estaba enferma y no podía seguir ejerciendo.

Sayuki, que en japonés se traduce como felicidad transparente, explicó ayer a la prensa de su país que la asociación de geishas del barrio tokiota de Asakusa ha rechazado su petición. Le han prohibido ejercer de forma independiente.

“Me han respondido muy claramente que la razón por la cual no podía ser titular es que soy extranjera”, ha declarado Fiona Graham al periódico The Australian.

Sin embargo, esta australiana que llegó a Japón a través de un intercambio escolar a la edad de 15 años y se enamoró de la rica cultura ancestral de este país, no está dispuesta a dar su brazo a torcer.

“Convertirme en la primera geisha blanca es lo más difícil que he hecho en mi vida”, afirmó esta australiana que tras estudiar en una escuela secundaria japonesa ingresó en la universidad Keio de Tokio y después completó sus estudios con un doctorado de antropología social en Oxford.

Sayuki ha destinado muchos años de su vida a aprender los secretos de este oficio, que consiste en ejercer de dama de compañía refinada, reservada a una clientela muy selecta. Dedican su vida a aprender las artes tradicionales niponas. Una instrucción que incluye la realización de la ceremonia del té elegante, así como el estudio de poesía, música y caligrafía.

El papel de las geishas se concentra en proporcionar entretenimiento a sus clientes durante las comidas o reuniones. Cantan, bailan o discuten de los más variados asuntos. Su misión consiste en lograr que su cliente olvide los problemas de la jornada.

Ahora, tras años de esfuerzos, Fiona Graham no esta dispuesta a arrojar la toalla. “He recibido un apoyo enorme por parte de los clientes japoneses y no quiero renunciar”. Añade que tiene contraídos compromisos laborales hasta finales de año y que los piensa cumplir.

Dice estar preparada para instalarse en cualquier otro lugar de la ciudad. Explica que también cuenta con la solidaridad de otras compañeras de profesión. “Hay distritos de geishas que están dispuestos a permitir que me instale allí”.

La geisha blanca esgrime en su favor la situación de indefinición laboral en que se halla en la actualidad. “Mi posición actual es poco clara. Los documentos oficiales en los que se dice que yo ya no soy una geisha todavía no han salido de la oficina de geishas”.

http://www.lavanguardia.com/gente/20110607/54166868256/si-eres-extranjera-no-puedes-ser-geisha.html

 

Share

Taikomochi

Historia

La versión japonesa del bufón, estos hombres eran una vez asistentes a daimyo (señores feudales) de 1200s, originando de la ‘secta de Ji de Buddhism puro de la tierra‘, que se enfocó encendido el bailar. Estos hombres aconsejaron y entretuvieron a su señor y vinieron ser conocidos como doboshu (“camaradas”), que estaba también ceremonia del té connoisseurs y artistas. Por1500s, se conocían como otogishuhanashishu (cajas de historia), donde se centraron en decir de la historia, humor,conversación. Eran tableros que sonaban para las estrategias militares y lucharon en el lado de su señor.

Una época de la paz comenzó en 1600sotogishuhanashishu fueron requeridos no más por sus señores, y así que tuvieron que adquirir un nuevo papel. Cambiaron de ser consejeros a llegar a ser puros actores, y un número encontraron el empleo con Oiran, japonés de clase superior courtesansSeisuisho (“Risas para banish sueño”), una colección de historias cómicas escritas por Sakuden Anrakuan, fue compilada durante este tiempo.

El “Geisha” significa a “persona de los artes”, mientras que hōkan era el nombre formal para el “bufón”. Taikomochi era un nombre menos formal para estos hombres, que significa literalmente el “tambor (taiko) portador «, aunque no todos utilizaron el tambor. Habría podido también ser una manera corrompida de decir “adular a alguien”. Estos tres términos entraron en uso durante 1600s. En 1751 el primer geisha del onna (geisha femenino) llegado un partido y causado absolutamente un revolvimiento. Le llamarongeiko (“muchacha de los artes”), que sigue siendo el término para el geisha adentro Kyoto hoy. Para el final de 1700s éstos geisha del onna excedió en número a geisha masculino – taikomochi – y los hombres hicieron tan pocos a que comenzaron cerca geisha del otoko (“geisha masculino”). El geisha incluso asumió el control de yujo debido a sus habilidades artísticas, a su perspectiva contemporánea y a su sofisticación. Los hombres continuaron asistiendo a las mujeres – este vez el geisha – en el campo de la hospitalidad.

Declinación

En Geisha: La historia secreta de un mundo de desaparición, El Downer de Lesley escribió eso adentro Yoshiwara en 1770, había geisha de 16 hembras y geisha de 31 varones. En 1775 había geisha de 33 hembras, pero aún geisha de 31 varones. Pero adentro1800 había geisha de 143 hembras y geisha de 45 varones. Las hembras comenzaron a asumir el control el campo y el papel de los varones fue cambiado otra vez – este vez los varones adquirieron un papel de apoyar a las mujeres en los partidos.

Había entre cinco o seisciento taikomochi en Japón durante el pico de su renombre. El geisha comenzó desde entonces a declinar como el renombre del jokyu (muchachas del café) en los años 20 debido a westernisation. Esto alternadamente causó la declinación del taikomochi. Su declinación aceleró con Segunda Guerra Mundial, y taikomochi continúe declinando hoy. Aunque todavía hay comunidades pequeñas del geisha en Kyoto y Tokio, hay solamente cinco taikomochi en Japón. Cuatro taikomochi esté en Tokio, una está en Kyoto. Desafortunadamente pocas mujeres jóvenes están interesadas en geisha que se convierte, e incluso pocos hombres jóvenes están interesados en convertirse taikomochi.

Taikomochi Shichiko

En Geisha: La historia secreta de un mundo de desaparición, El Downer de Lesley se entrevistó con Taikomochi Shichiko, ataikomochi de Tokio. Ella llama taikomochi los amos del partido que se aseguran de que las huéspedes tengan un rato de la diversión en el partido diciendo bromas, diciendo erótico cuentos y actuando hacia fuera skits, jugando juegos y el beber motivo. Estos partidos, como con geisha, pueden ser muy costosos. Taikomochi Shichiko bromeó eso “taikomochi del suideno del agete del taikomochi” que un hombre que pasa todo su tiempo y dinero encendido taikomochi caerá en ruina y su esposa lo golpeará con el pie hacia fuera, y él no tendrá nada a la izquierda hacer sino hacer a taikomochi sí mismo. Esta es la razón por la cual los muchos de hombres se convirtieron al parecer taikomochi en épocas anteriores.

Como parte de su repertorio, ms El Downer fue dado una sacudida eléctrica por un skit particular – uno que es un skit erótico clásico. taikomochi finge hablar con un fingimiento danna (patrón) quién desea obviamente tener sexotaikomochi explica que él no es homosexual, y eso él ha llamado un geisha, pero el fingimiento danna es impaciente. Tan taikomochi da adentro por favor al cliente, y actúa hacia fuera (mitad ocultada por una pantalla) el sexo con quejidos y el balanceo de ojos, hasta el clímax.taikomochi entonces consigue un tejido fino “limpian encima de”. Las audiencias rugieron con risa porque todas sabían que ésta era a broma, riéndose de cómo geisha y taikomochi ¡por favor sus clientes! Por supuesto no van el lejos, que es porqué este skit erótico clásico se está divirtiendo tan al japonés.

Taikomochi Arai

Una Kyoto taikomochi, Taikomochi Arai, desea promover esto tradicional arte en Japón y alrededor del mundo. Él entretiene enozashiki (partidos del geisha) con maikogeiko así como el pulso hacia fuera en sus el propios, para intentar y para mantener su profesión viva. Él cuenta historias eróticas sofisticadas y es bien versed en la ejecución de los artes para los partidos, manteniendo el partido animada y la diversión para las huéspedes. Esta clase de hospitalidad se pone a tierra en fertilidad banquete relacionado (enkai) ligado a agricultura de Japón antiguo. Él también juegos juegos en ozashiki así como actuando hacia fuera historias, cantando o bailando – fabricación de un partido feliz y agradable para las huéspedes.

Fuera de éstos ozashiki, él responde a los pedidos su funcionamiento y aspecto en los varios acontecimientos incluyendo hogarpartidos para las mujeres que se centran en historiacultura de ozashiki. Él también da conferencias en Asahi Centros de la cultura adentro OsakaKobe, escribe periódico las columnas y tienen sus el propios radio demuestre sobre la cultura tradicional de la hospitalidad de Japón. Él también ha publicado un libro, MA ningún Gokui (“La esencia de medir el tiempo en la ejecución de artes”). Él estuvo implicado con dar el consejo para taikomochi carácter en la película Nagasaki Burabura Bushi. Él funciona sus el propios Web site sobre su profesión, y esperanzas de compartir historiacultura de taikomochi con el mundo. Él comenta:

“Sin embargo, desemejante de otras culturas tradicionales llamativas que aparecen en la etapa principal, Taikomochi es entre bastidores, que me he atrevido a perseguir como mi ocupación, sabiendo que nadie puede garantizarla y proteger, pero todavía recibiendo investigaciones de los líderes superiores de la empresa para la atención en sus banquetes tradicionales, donde han demostrado interés en lo que estoy haciendo, mientras que intenta conseguir indirectas del negocio de su conversación con mí durante tales sesiones de la hospitalidad. Recibiendo peticiones de encargados jóvenes de la empresa también a me he animado que lleve orgullo en mi negocio las conferencias de la elasticidad en mis experiencias en el negocio de la hospitalidad que implicaba relaciones humanas. Realmente espero que pueda continuar estando del servicio a poblar de alguna manera con mi ocupación «.

Referencias

Geisha: La historia secreta de un mundo de desaparición, Downer, Lesley, 2001, título, ISBN 0-7472-7106-2

Acoplamientos externos

Share

Maiko de Kioto, un aprendizaje continuo

 

Maiko de Kioto

Maiko de Kioto

Entre las multiples artes que deben dominar las geishas y por el que se preparan muy concienzudamente y durante años están la música tradicional, el baile tradicional, la poesía, la ceremonia del té, la literatura clásica japonesa o los arreglos de flores que todos ya conocemos como ikebanas. Dejarme que os cuente un poco  de algunas de estas «asignaturas» para que se comprenda lo laborioso de esta educación tan específica y de la que tan poco conocemos:

La música tradicional no se circunbscribe a a su conocimiento de «oido», se deben saber tocar los diferentes instrumentos que fueron populares en el Japón de hace ya bastantes años, no busqueis guitarras eléctricas o maracas, entre los instrumentos que deben saber tocar están el shamisen -una especie de laud de tres cuerdas y mastil largo y que es posible que se vea en espectáculos de kabuki, teatro tradicional japonés donde precisamente no aparece ninguna mujer en escena porque los papeles femeninos son interpretados por hombres-, otro instrumento que deben conocer y saber tocar es el shakuhachi y que es una flauta de pequeñas dimensiones importada de China  y por último el taiko o tambor, como los tambores son muy populares en Japón y se les denomina a todos de la misma manera, no se deben confundir con los tambores que se ven en las grandes ceremonias sitoístas, no imagino a una de estas delicadas mujeres golpeando esos enormes tambores con el torso desnudo como hacen los hombres.

La ceremonia del té es algo más que calentar el agua y servir las hojas de té verde, es algo mucho más delicado y espiritual; la ceremonia del té se centra en la colaboración en la preparación, el placer (se toma sin azucar, lo digo por los golosos y es bastante amargo) y el sentido artístico de la preparación en si, lo dicho, algo que transciende en algo más que en el hecho de hervir el agua.

Algo que puede sorprender es que mucha de la literatura clásica es creada en por las mujeres, esto se debe al tipo de escritura importado de China y a que los hombres copiaban los caracteres mientras las mujeres interpretaban y creaban nuevos textos. Los Haikus o poemas japoneses son de una belleza conceptual difíciles de exportar a nuestras cabezotas y de gran riqueza interior, si buscais un escritor con el que iniciaros creo que Matsuo Basho es sublime.

El baile tradicional japonés se desarrolló muy cercano al teatro tradicional y como apuntaba antes, no tiene mujeres luego se tiene que hacer un ejercicio de abstración bastante grande para poner a estas mujeres a realizar los pasos de danza que se coreografiaban para hombres, en esta danza tan particular se emplean abanicos, sombrillas e incluso el propio kimono, a pesar de que existen múltiples escuelas la raiz es la misma para todos. Los movimientos lentos son primordiales para acentuar la expresividad de las danzarina, generalmente las geishas inspiran sus bailes tradicionales con el paso de las estaciones. Estos bailes pueden contemplarse también en espectáculos públicos que realizan y por los que hay bofetadas por verlos.

 Y si todo esto no fuese suficiente, pues tienen que estar a la altura de la conversación de su acompañante y acompañar con juegos en donde por lo general se suele acabar bastante afectado por el sake, pero eso depende la bisagra que tenga cada uno en el codo.

Se calcula que se tarda entre 4 y 5 años en pasar de Maiko a Geisha y hablamos de chicas de entre 16 y 20 años.

Share

Las geishas del Japón del siglo XXI

– El arte de una Geisha del siglo XXI.
.
Tras las puertas de las casas de té o algunos establecimientos selectos de la antigua ciudad de Kioto, mujeres de una elegancia y refinamientos exquisitos entretienen a hombres de buena posición, estos hombres pueden llegar a pagar hasta 3000 euros por pasar una velada entera en compañía de dos o tres de estas mujeres vestidas con quimonos de seda milenarios y que son expertas en un sin fin de artes japonesas como tocar el shamisen, bailar con abanicos o cantar romances de casa de té.
.
La velada comienza con un plato de kaiseki al que se acompaña de la presentación de la geisha por medio de una maiko (aprendiza).
Tras el concierto de shamisen hay un baile de abanicos y mientras, la maiko sirve bebidas a los presentes, acabado el concierto y el delicado baile se mezcla con los invitados participando de sus conversaciones.
Generalmente es imposible concertar una cita con una Geisha en una sala de té de Gion sin haber sido presentado por un cliente habitual, pero se las puede ver en actuaciones públicas en algunos festivales anuales o presentaciones de danza.
Las Geishas NO son prostitutas, es más, en Japón la prostitución está prohibida desde la década de los 50 del siglo pasado. Algunas de ellas abren sus propias casas de té cuando se retiran sobre los 50 y  reciben soporte económico de algunos de sus clientes adinerados.
.
.
Se calcula que en Kioto puede haber unas ochenta maikos y unas cien geishas, a pesar de quedar tan pocas, es posible verlas en las calles de Kamo-gawa, Yasaka-jinja o el Ponto-cho saliendo de las casas de té o acudiendo a la carrera o los taxis que las llevarán a su citas. De todos modos se estima que no habrá más de mil geishas y maikos en todo Japón.
.
.
– Como comportarse con una Geisha.
.
Como cazadores de instantes, nosotros los turistas cámara en mano, estamos siempre dispuestos a cazar lo cazable y plasmar lo que sea, pero debemos recordar que estas mujeres siendo elegantes en sus formas, no tienen porque soportar el comportarnos como paparazzis descerebrados y como sugerencias pueden estar estas ideas:
a) No se debe abordar o seguir a las Geishas, si estás en la calle las verás venir.
b) Al tener un horario muy ajustado (salen de las casas de té a partir de las 17,30)  no tienen tiempo de posar ni de pararse, por muy heredero de Richard Avedon que nos creamos.
c) Prohibido tocar, sujetar o impedirlas el paso.
d) Tratarlas con respeto, verlas en la distancia o si lo deseas, emplear tu teleobjetivo si eres un avezado fotógrafo, pero recuerda, unos brazos en forma de equis sobre el rostro, significa NO y no es no aquí, en la China y en Japón.
e) Si realmente se desea una velada con una de estas delicadas artistas, existen hoteles y agencias que concertan veladas con ellas.
 
Share

Clubes de carretera de Granada: Luces de colores, lo pasaré bien

La crisis, la presión policial y las nuevas leyes hace desaparecer uno de cada tres prostíbulos y desploma los beneficios a menos de la mitad

Clubes de carretera de Granada: Luces de colores, lo pasaré bien

Clubes de carretera de Granada: Luces de colores, lo pasaré bien

:: FOTO: ALFREDO AGUILAR

«Los clubes de alterne están en caída libre». Lo dice José Luis Roberto, responsable jurídico de ANELA, la Asociación Nacional de Empresarios de Clubs de Alterne. Los datos que manejan de 2008 es que «los beneficios se desplomaron un 40%». Ahora, en 2010, «ni nos molestamos en hacer estos informes». Asegura que «es prácticamente realizar comparaciones y pueden estar por encima del 50%». Lo que sí saben es que el 30% de los clubs de alterne de España «se han vendido, han cerrado o están en traspaso».
Granada no escapa a esta situación y ya ha cerrado la media docena de garitos o barras americanas que pululaban por el centro de la ciudad, entre ellos el New York, el Tamila, el Caché o el Anthony´s. Y también permanece cerrado el mítico Don Pepe. De este empresario granadino, quedan abiertos el no menos famoso Don José, en el cruce de Armilla, y el faraónico Hotel Alcano, en cuya discoteca las señoritas fuman a la espera de clientes, juegan a los dardos o practican carambolas en la mesa de billar.
Dos clubes de granada están asociados con ANELA, la Sala For Men y el Lady’s, que sobreviven como pueden y capean el toro de la crisis. La sala Geisha, que pasa por ser la más exótica, se emplea a fondo para no perder clientela con espectáculos eróticos, sexo en directo y bailes en las clásicas barras verticales.
José Luis Roberto, responsable jurídico de ANELA, culpa de parte del declive económico a la presión del Ministerio de Igualdad, «que cambia leyes y aplicación de las leyes y nos convierte a todos en presuntos delincuentes». Entonces, acusa, «lo único que están consiguiendo es matar los clubs de alterne y que la prostitución se traslade a los pisos y las mujeres, entonces, sí sean realmente esclavizadas y explotadas por las mafias».
Mientras, la década prodigiosa de las luces de colores y pasarlo bien se difumina y se extingue. Las rebajas en estos supermercados del sexo son permanentes y ha vuelto el regateo.
Lee en la edición impresa el recorrido por los clubs de alterne de Granada.
Share

Diosas y Mortales exhibirá el rol femenino

La exposición abordará el papel de las mujeres como el de las prostitutas. La inauguración se llevará a cabo esta noche a las 20:00 horas.

La exposición tendrá lugar en el Museo Regional de la Laguna

El papel de la mujer en la historia de México ha cambiado con el paso del tiempo. En la época prehispánica, aquellas mujeres “alegradoras”, eran bien vistas en la sociedad, porque su rol como prostitutas ayudaban en los momentos de guerra, debido a que acompañaban a los guerreros, ya que de esa manera evitaban que violaran o raptaran a las mujeres de los pueblos conquistados. Si lo hacían eran castigados terriblemente, porque para eso llevaban a su contingente.

Diosas confesoras, diosas nutricias y madres guerreras son algunos de los roles que se ha descubierto que ocupaban las mujeres en las culturas prehispánicas del centro de México, quienes en la vida diaria trabajaban como hasta hoy, sin parar. Todos estos detalles podrán conocerse en la nueva exposición temporal que habitará en el Museo Regional de La Laguna, en donde las Diosas y Mortales hablarán de su pasado para dignificar su labor en aquel entonces.

Eduardo Merlo, arqueólogo curador de la exposición, muestra este 90 por ciento de todas las figuras rescatadas por los arqueólogos, las cuales son femeninas, símbolo de la fertilidad, la tierra, y la sexualidad. Cada una del centenar de figurillas expuestas, de barro o bien tallada piedra volcánica, cuenta algo de la vida de las mujeres que vivieron en Puebla, Veracruz o Tlaxcala.

Luego de la boda, había cuatro días de oración antes de poder tener relaciones sexuales, que eran gozosas para ella y para él, explican los textos de la exposición que deja entrever las horas largas que ocuparon a la cocina, el hilado, la agricultura y otras consideradas profesiones como la alfarería y la prostitución.

Las tlatlamiani, vocablo en lengua náuhatl que quiere decir las que hacen feliz, nunca se casaban y eran consideradas respetables porque cumplían una labor dentro de su comunidad, explicó Merlo. Una de las más famosas entre ellas fue Marina, también conocida como La Malinche, la mujer que fue amante y traductora de Cortés.

Las prostitutas no se casaban pero su relación con el hombre era de respeto, si alguien las ofendía podía ser castigado. Las alegradora se diferenciaban de las huilas, mujeres que practicaban la prostitución a escondidas. Se les representaba con el pelo largo, lacio, con flores en la cabeza y con sus cacles o sandalias; incluso Diego Rivera plasma en uno de los murales del Palacio Nacional una espléndida descripción de una prostituta exhibiendo sus encantos en el mercado de Tlatelolco.

Era tal el aprecio por la sexualidad que los indígenas adoraban a la Diosa de los placeres Tlazoltéotk, la deidad del amor carnal. Los españoles no entendieron esa concepción indígena y calificaban a las prostitutas como la escoria de la sociedad, por lo que prácticamente las borraron del mapa porque ofendían la moral católica.
La exposición Diosas y Mortales que hace referencia a la vida cotidiana de la mujer en vísperas de la Conquista, presenta al género femenino en igualdad de condiciones, pues tanto el hombre como la mujer contribuían al desarrollo de la comunidad.

Otro de los apartados de la exposición muestra las vestimentas, orejeras y collares que usaban las mujeres del México prehispánico y sus distintos peinados. Las que se rizaban el cabello lo hacían con piedras calientes con la pretensión de verse más hermosas, pues el cabello ondulado no existía en las razas de entonces, hasta la llegada de los esclavos negros de África siglos más tarde.
Todos estos detalles podrán ser observados a partir de hoy y hasta el mes de octubre en la sala del Museo Regional. La inauguración se llevará a acabo en punto de las 20:00 horas con entrada libre.

Claves
Las diosas

Si traen cacles o sandalias, señaló el curador, eran diosas o prostitutas, quienes guardaban un posición más cercana a la de una geisha que a la de las trabajadoras sexuales occidentales.

Las alegradoras eran doblemente pagadas por el Estado por su servicio y también por los usuarios. Y masticaban chicle, además de vestir con hilados finos. Ellas cumplían así con la sociedad.

El panteón de las culturas del centro del país, estuvo lleno de figuras femeninas entre las que destacan Centeotl o Tonantzin, Xochiquetzal y Tzenteotl, a quien se le contaban los problemas sexuales.

Karla Lobato
Share