El PIB entra en el burdel

El INE trata de medir el impacto de la prostitución y las drogas en la economía

En septiembre lo incorporará a la contabilidad pública

Valla publicitaria de un club de alterne cerca de Catarroja (Valencia). / JESÚS CÍSCAR

Dos técnicos del Instituto Nacional de Estadística (INE) acudieron hace unos meses a la sede de la asociación Hetaria. Esta organización, que defiende los derechos de las prostitutas, está situada en un pequeño local en la calle de Fuencarral de Madrid. Allí hablaron con Elisa Arenas, trabajadora social de la fundación, porque querían conocer si había alguna estimación sobre cuántas meretrices hay en España. “Es muy difícil hacer ese cálculo. No hay ningún estudio serio sobre el número de personas que ejerce la prostitución. No existe”, les contestó entonces Arenas, quien reconstruye la escena. Los técnicos del INE se fueron con las manos vacías, o casi. Hetaria les confirmó que asiste a unas 1.000 mujeres al año. “Pero este dato no es comparable. Es algo muy residual”, advierte Arenas.

Los funcionarios de INE buscaban alguna cifra que les permitiera estimar cuánto aporta la prostitución a la economía. El Gobierno —de la mano de Eurostat, oficina estadística europea— está trabajando para medir una parte de la economía ilegal e incorporarla al producto interior bruto (PIB). Lo mismo están haciendo otros países europeos. El Reino Unido, por ejemplo, ya tiene los resultados que indican que la prostitución, el tráfico de drogas y el contrabando suponen unos 10.000 millones de libras de la riqueza nacional, (unos 12.300 millones de euros), unas seis décimas de su PIB, según informó la semana pasada la Oficina Nacional de Estadística británica (ONS). “Hay un reglamento de la Unión Europea (UE) por el que una parte de la economía ilegal —prostitución, tráfico de drogas y contrabando— tiene que estar incluida en el cálculo del PIB antes de 2016”, explican desde el INE.

Al igual que la agencia estadística británica, otros países como España, Italia o Bélgica, aprovecharán el profundo cambio en la forma de calcular del PIB —se revisará el censo y se incorpora la normativa contable SEC 2010 en detrimento del SEC 95— para incorporar el impacto de las actividades ilegales, que será obligatorio a partir de 2016. Fuentes gubernamentales aseguran que Bruselas les obliga a comunicar antes del próximo agosto una estimación sobre el impacto de todos estos cambios en el PIB. España ya ha informado de que el cambio contable y la revisión del censo supondrá un aumento de entre un 1% y un 2% del PIB. A eso habrá que añadir el efecto de la economía “no registrada”.

A finales del año pasado, José Roca, representante de Anela, la asociación de los clubes de alterne, recibió una llamada a su oficina de Valencia. Le llamaban desde el INE. Querían saber si había datos de facturación, coste y otras cifras sobre el sector. Al principio Roca pensó que era una broma. Pero al recibir un correo electrónico con el dominio del INE se percató de que iba en serio. Poco después recibió un cuestionario del INE con algunas preguntas: “¿Cuánto cobraba una prostituta por servicio medio en 2002/2007/2012? ¿Cuál es número medio de servicios por prostituta al día en 2002/2007/2012? ¿Cuál la facturación media en 2012 de un club normal/pequeño (menos de 50 prostitutas) por alquilar habitaciones?”. Roca contestó lo que pudo. “50/70/40”, a la primera pregunta. “6/8/4”, a la siguiente. Y “50 euros día/prostituta por número de prostitutas”, a la cuestión sobre la facturación media de 2012.

“Es imposible calcularlo”, explica Roca. “Cualquier cifra que podamos dar es aleatoria y subjetiva. No hay censo de clubes, ni de prostitutas, ni costes medios, ni de servicios”, apunta este representante de la asociación de los clubes de alterne. “Es mejor que se inventen la cifra”, concluye. No existen cifras fiables sobre el número de prostitutas que hay en España.

Un portavoz de Eurostat asegura que “todos los países de la UE incluyen estimaciones de la economía no observada dentro de su estimación del PIB, a fin de proporcionar una medida exhaustiva del tamaño de su economía”. Y añade: “Lo vienen haciendo desde hace años. La cobertura de esta parte de la economía en negro se ha requerido desde la aprobación del Sistema Europeo de Cuentas de 1995 (SEC 95) que entró en vigor en 1999”.

Es el caso de Estonia, Austria, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Noruega que recogen en sus cuentas públicas el impacto de estos sectores ilegales. Otros países, entre ellos España, nunca han recogido este parte de la economía en la sombra en sus estadísticas oficiales. “Es verdad que antes había países que lo calculaban y no lo incluían. Pero ahora será obligatorio a partir de 2016”, explican en el INE.

Desde la oficina estadística europea reconocen la dificultad para medir estos sectores opacos. “Hay alguna variación en las metodologías entre los países sobre cómo lograr esta exhaustividad, pero, con el tiempo, se están armonizando mediante el intercambio de buenas prácticas y las recomendaciones de la Comisión Europea”, precisan desde Eurostat. Y recuerdan que existe un acuerdo sobre los criterios metodológicos para estimar la prostitución y el tráfico de drogas. De hecho, existe un documento en Eurostat Cómo medir y estimar las actividades ilegales que explica cómo hacerlo y aporta fórmulas para calcularlo.

No resulta nada fácil cuantificar el impacto de estas actividades sobre la economía, admiten fuentes oficiales, que justifican que, sin embargo, existen metodologías para hacerlo. Por ejemplo, explican, para el tráfico de drogas se tendrá en cuenta la cantidad de estupefacientes incautados por la policía. Se estimará qué porcentaje supone del tráfico total y se extrapolará para obtener una aproximación del impacto de la producción y el tráfico de droga en la economía. La policía se incautó en 2012, últimos datos disponibles, de 21 toneladas de cocaina, 325 de hachís y 229 kilogramos de heroína con un valor aproximado de 2.700 millones de euros, casi tres décimas del PIB, según el valor no oficial que la policía maneja para cada sustancia. Fuentes policiales consideran que la cantidad de droga incautada supone entre un 10% y un 15% de lo que mueve este sector, pero no existe ningún informe oficial ni extraoficial con datos sobre el asunto. Este cálculo en realidad es poco riguroso porque depende de la pureza de la droga y de cómo se valore: al por mayor o al menudeo.

“Será difícil conseguir un dato que se ajuste de verdad a la realidad. Tendrán que hacer hipótesis y valoraciones con las dificultades que eso entraña”, apunta Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). “No son mercados transparentes donde se conocen los precios”, apunta.

Para el contrabando el método es parecido al de la droga. Y en la prostitución se calculará el número de personas que ejercen la prostitución en España a través de las redes de clubes de alterne. Se les asigna un porcentaje sobre el total del sector y se estima el impacto económico que se aplicará al cálculo del PIB. Por eso, los técnicos de estadística acudieron a Hetaria y llamaron a Anela. Pero los datos recopilados hasta la fecha no parecen muy consistentes.

“El PIB se calcula trimestralmente y la estadística tendrá que reflejar el valor de lo que se produce y las rentas que se generan. En realidad será muy complicado porque no hay forma de medir estas actividades trimestralmente”, zanja Laborda.

http://economia.elpais.com/economia/2014/06/07/actualidad/1402168523_576633.html

Share

El 92% de las multas por prostitución de Valencia se concentran en Ciutat Vella

Una mujer ejerciendo la prostitución

Imagen de archivo de una mujer ejerciendo la prostitución. (ARCHIVO)

La Policía ha puesto en cuatro meses 518 denuncias a clientes de meretrices. De ellas, 477 fueron en el centro, 23 en Benicalap, 12 en Ruzafa y 6 en el Marítimo.

La Policía Local ha centrado sus esfuerzos en el centro histórico de Valencia, especialmente en el barrio de Velluters, en cuanto a la aplicación de la nueva ordenanza que regula la prostitución en la vía pública se refiere. Así lo reflejan los datos facilitados en pleno por la delegación de la Seguridad Ciudadana, según los cuales, desde la entrada en vigor de la ley, en septiembre, hasta el pasado mes de enero, los agentes han puesto un total de 518 denuncias a clientes de prostitutas por negociar o realizar servicios sexuales retribuidos en la calle. Según los mismos datos, el 92% de ellas, es decir, 477, las interpusieron agentes de la unidad distrito de Ciutat Vella. La siguiente unidad en número de sanciones es la de Benicalap, con 23, seguida de la de Ruzafa con 12 y el Marítimo con seis. En el resto de unidades de distrito no constan denuncias por incumplir esta normativa. Del total de los denunciados, nueve estaban a menos de 200 metros de colegios o parques infantiles, lo que se considera infracción grave. De los nueve, ya se han dictado tres resoluciones favorables al Ayuntamiento por cuantías de 2.303 euros cada una. El resto de los denunciados cometieron infracciones leves y se enfrentan a denuncias de 300 euros por sanción. “El barrio ha mejorado” El presidente de la asociación de vecinos de Velluters, Ricardo Burguete, ha asegurado que, desde la entrada en vigor de la ordenanza, “la convivencia en el barrio ha mejorado mucho ya que, al haber menos clientela, muchas meretrices se han ido”. Aun así, todavía quedan algunas “en la calle Viana” y  otras optan “por alquilarse pisos para no estar en la calle”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2117868/0/multas-prostitucion/distritos/valencia/#xtor=AD-15&xts=467263

Share

Prostitutas tunecinas protestan por el cierre de su burdel por salafistas

Un grupo de meretrices son recibidas por la vicepresidenta de la Asamblea Constituyente, del partido islamista, a la que exigen su derecho a trabajar

Prostitutas tunecinas protestan por el cierre de su burdel por salafistas

ABC

Un grupo de prostitutas han protestado este martes ante la Asamblea Constituyente de Túnez para exigir la apertura del burdel en el que trabajaban y que fue cerrado tras ser atacado por salafistas en la ciuadd de Sousse, al sur del país, informa Mosaique FM.

Se quejan de que sus colegas de la capital, Túnez, o de otras ciudades como Sfax siguen trabajando a pesar de la presión que llevan a cabo los sectores más radicales del islamismo.

Una de legación de eas mujeres ha sido recibida por la vicepresidenta de la Asamblea Constituyente, Meherzia Labidi, responsable a su vez del partido islamista Ennahda, a la que han entregado una carta firmada por 120 meretrices. Mosaique FM publica en su web una imagen del encuentro.

«Sabemos que el Estado no puede ayudarnos hoy a nivel material, porque la situación económica es muy mala. Por eso exigimos la reapertura del burdel, para no tener que pedir limosna», dijo a la agencia AFP una de las prostitutas, que dijo que se llamaba Souhir.

Ataque de radicales islámicos

La mujer añadió que los salafistas atacaron el establecimiento en el que trabajaba en Sousse hace año y medio. «Saquearon todo lo que encontraban (…) y nos dejaron sin trabajo», afirmó.

«He visto a estas ciudadanas. He escuchado sus quejas y voy a acompañar su carta de una carta mia como diputada que haré llegar a la secretaría general de la Mujer y al Ministerio del Interior, para ver cómo preservar la dignidad de las ciudadanas tunecinas», señaló Labidi a la radio Mosaique FM.

En todo caso, que el burdel vuelva a abrir sus puertas depende de Interior, entiende la vicepresidenta de la Asamblea.

Túnez fue el país magrebí donde saltó en 2011 la chispa de lo que acabó llamándose la Primavera Árabe y, a pesar de los intentos de grupos salafistas y yihadistas por desestabilizar la transición, a finales de enero aprobó la que ha sido considerada la Constitución más moderna del mundo árabe.

http://www.abc.es/internacional/20140312/abci-tunez-prostitutas-201403112041.html

Share

YE HAIYAN Prostituta por solidaridad

  • Esta joven china lidera la lucha para legalizar el oficio más antiguo del mundo en su país

  • En 2012 ofreció sus servicios sexuales para denunciar las duras condiciones del colectivo

Ye Haiyan. Una activista por los derechos de las prostitutas que...Ye Haiyan. Una activista por los derechos de las prostitutas que llevó… MUNDO

No se sabe con exactitud cuántas prostitutas hay en China. Las estimaciones oscilan entre los dos y los 10 millones. Lo que sí se sabe con certeza es quién es la más controvertida defensora de un colectivo que sufre, noche tras noche, el acoso, el chantaje y la persecución de la policía. Ye Haiyan, abanderada de la legalización del oficio más antiguo del mundo, lleva una década utilizando sus palabras, y su cuerpo, para dar voz a las trabajadoras sexuales del país asiático.

Se convirtió en activista tras conocer de primera mano las condiciones de trabajo en los burdeles. Divorciada de su marido y con una niña pequeña a cargo, Ye aceptó la invitación que le hicieron varias prostitutas para que se quedara a dormir en su casa mientras las cosas se arreglaban. Allí escuchó sus historias de sufrimiento: los arrestos, las multas, las detenciones, el miedo a llevar preservativos -la policía los utiliza como prueba en su contra-, el sida, las prisiones…

La experiencia le marcó. Primero abrió una web, luego una asociación y en 2010 organizó en Wuhan -su ciudada natal, capital de Hubei- la primera manifestación de prostitutas en China. Pero su gran golpe de efecto, el que volcó la atención de la sociedad sobre un colectivo marginado, llegó poco más tarde. En 2012 alquiló una habitación sin ventanas en una pensión de Yulin, en la provincia de Guangxi. En la puerta colgó el siguiente letrero: «Se ofrecen servicios sexuales gratuitos».

«Quería llamar la atención de la sociedad sobre un colectivo que no conocen, sobre el que tienen muchísimos prejuicios, y hacer entender a la gente las condiciones en que estas mujeres hacen su trabajo«, asegura por teléfono a EL MUNDO. Durante dos días, Yeatendió a una media docena de clientes, campesinos y obreros de las fábricas de los alrededores. Retransmitió en las redes sociales su experiencia. Y contó cómo era la vida en los burdeles más mugrientos del país, donde prostitutas de 40 y 50 años cobran dos euros por coito.

Persecución del régimen

Ye ha pagado cara su audacia en un régimen que tolera mal las voces discordantes. Matones han irrumpido en su organización, la policía la ha detenido en varias ocasiones y las autoridades locales la han expulsado de su domicilio, la última vez en la provincia de Cantón.

El Gobierno de Pekín criminaliza a las prostitutas, a los clientes y a los proxenetas. Periódicamente, las autoridades ejecutan campañas de mano dura contra los burdeles, como la que comenzó hace dos semanas en Dongguan (Cantón), una operación que se ha extendido por todo el país y en la que han sido detenidas miles de personas, muchas prostitutas.

«Se debe perseguir la violencia, la explotación, la trata de las mujeres, pero yo creo que deberíamos legalizar la prostitución, tanto para las trabajadoras como para los clientes y los intermediarios», dice Ye desde Wuhan, donde vive en estos momentos. «Así, al menos, las prostitutas podrían salir a la luz, ocupar su espacio en el sistema legal y proteger mejor sus derechos», afirma.

«Debemos legalizar la prostitución para que las mujeres puedan proteger sus derechos»

1976: Nace en Wuhan (China). 2003: Se divorcia y se va a vivir con unas prostitutas. 2005: Abre una página web en apoyo del colectivo.2006: Funda el Centro de Base para los Derechos de la Mujer.2010: Organiza la primera manifestación de meretrices de China.2012: Presta servicios sexuales gratuitos durante dos días en un burdel.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/02/23/530a14beca47413e108b4574.html

Share

¿Se debería regular la prostitución?

Dos meretrices acudieron al programa para hablar sobre la realidad que viven en su trabajo.

 

En esta edición de Es Sexo de Cine Ayanta Barilli y Eva Guillamón invitaron a dos mujeres que ejercen la prostitución y a una voluntaria de un colectivo a favor de que las mujeres que ejercen la prostitución se unan y defiendan sus derechos, para hablar sobre la prostitución y contar cuál es la realidad que viven en la calle. Como explicaron las invitadas, en vez de trabajadoras sexuales, prefieren que les llamen meretrices. Explicaron que lo que ocurre actualmente es que «al hablar de prostitución las personas suelen asociarlo a una mujer que es una víctima, estigmatizada, pero muchas estudiantes van al sitio, conversan con las personas y se dan cuenta de que nada tiene que ver con lo que cuentan».

Comentaron que todas ellas son «mujeres normales» que se dedican a un trabajo que la sociedad estigmatizada, que los políticos «engañan sobre él por su propio beneficio» y que el sistema pretende «aniquilarlas». Todas sobre la mesa de Es Sexo comentaron que lo que realmente hay que hacer es «perseguir la trata y no a las chicas que se prostituyen porque quieren», porque ellas son las que necesitan ayuda. Las invitadas aseguraron que «la cantidad de la trata es muchísimo menor de la que dicen», que la mayoría son prostitutas voluntarias y accesibles a la conversación.

Recordaron que el sábado 15 de febrero está prevista una movilización social bajo el lema: «No a la persecución, negociación de espacios ya» Con él, pretenden que se cambien las cosas: que les den un sitio en el que les dejen trabajar libremente y no estén perseguidas por la policía, conseguir derechos y respetar sus obligaciones y deberes, cotizar y tener derecho a la Seguridad Social.

El problema principal de su oficio, como informaron, es que «sufren acoso, hostigación por las autoridades por ejercer en la calle. «Estas condiciones hacen que el trabajo sea más precario, porque al cliente también se le persigue y se le multa», relataron las meretrices invitadas al programa. Dejaron claro que no quieren trabajar en un club. En la calle, subrayaron, eres tu «propio dueño».

También dijeron que no es cierto que los clientes en la calle sean más agresivos. Con ellas, contaron «son educados y considerados». Una de las críticas que hicieron a la sociedad es que «dos hombres hablando en la calle y yéndose juntos no llaman la atención, ni se imaginan que estén ejerciendo la prostitución. Sin embargo, si es un hombre y una mujer los que hablan y se van juntos ya es un escándalo». Es más, revelaron que se debería buscar «en los baños públicos».

‘Nymphomaniac’ y sus escenas de sado

Otro de los temas que trataron en Es Sexo de Cine fue la películaNymphomaniac. Andrés Arconada, Ayanata Barilli y Eva Guillamón explicaron que «se necesita ver las dos partes para entender la película entera».

Les sorprendió que la película «no la haya visto mucha gente». A pesar de toda la publicidad que se ha hecho del filme y la gran expectación que se creó en torno a ella, a los espectadores no les ha motivado ir a verla, «quizás haya sido por tener que verla en dos partes», comentó Arconada.

A esto se le une que la primera parte de Nymphomaniac no convence, ni invita a ver la segunda parte. Ni siquiera la primera parte de la cinta ha sido un éxito en taquilla. Aún vistas las dos, los tertulianos comentaron que hay muchas partes que no se entienden, como la insatisfacción sexual que siente la protagonista.

Esta es una de las pocas películas donde se puede ver elsadomasoquismo real y lo que puede llegar a significar esta práctica sin una palabra clave para parar, sin un pacto entre el torturado y la víctima y en donde solo hay un placer hacia el dolor y el sexo.

Asimismo, explicaron que desde el punto de vista del espectador, «las escenas no excitan ni son eróticas». Por otro lado, es complicado empatizar con la protagonista, porque su sexo es enfermizo, sediento y te traslada la angustia y ansiedad que ella siente.

Noticiero ardiente

Woody Allen califica de «falsas» y «vergonzosas» las acusaciones de su hija. El cineasta estadounidense Woody Allen ha tildado este domingo de «falsas» y «vergonzosas» las acusaciones vertidas por su hija Dylan Farrow, quien declaró que el director abusó de ella cuando tan sólo era una niña. Los presuntos abusos a su hija salieron a la luz por primera vez en el año 1993, a raíz de la ruptura con Mia Farrow, según ha informado la cadena BBC. La publicista de Allen negó que esa información fuera cierta y, pocos días después, Woody publicó un artículo en el cual culpaba a su exmujer de esta situación y desmentía la información que dio su hija.

Un guardia civil acosa a una limpiadora. La Sección Segunda Judicial de Valencia ha condenado a un hombre agente a la pena de cuatro meses de prisión e inhabilitación para empleo público por acosar de una mujer que limpiaba en el cuartel, ubicado en la calle Calamocha de Valencia. El tribunal considera que el acusado utilizaba con la mujer expresiones del todo humillantes, soeces e inadmisibles. Así consta en la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de justicia de la Comunidad Valenciana, en la que se le condena al agente por un delito de acoso sexual y se le impone una indemnización de 5.000 euros para la víctima. También, se le prohíbe acercarse a la mujer en dos años. Los hechos se remontan al año 2010.

La mujeres indias cargan con la culpa de ser violadas. En India una mujer violada puede ser señalada como la culpable de haber sido agredida. En un país sacudido por brutales violaciones en grupo se han desatado otro escándalo, porque una política sugirió que son las mujeres las que invitan a los hombres a atacarlas. Se refirió a la violación en grupo y muerte de una estudiante en el 2012, que desató una ola de protestas y un fuerte debate en el país.

http://www.libertaddigital.com/chic/vida-estilo/2014-02-13/se-deberia-regular-la-prostitucion-1276510645/

Share

Las sanciones por ejercer la prostitución en Málaga se triplicaron en 2013

La presión policial también supuso que 140 clientes fueran multados el año pasado por solicitar servicios sexuales frente a los 21 sancionados en 2012

Dos chicas esperan junto a una hoguera en el polígono Guadalhorce.

Dos chicas esperan junto a una hoguera en el polígono Guadalhorce. Arcinieg

Las denuncias relativas a la prostitución también se han disparado en la capital malagueña durante el último año. Así lo reconoció ayer el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade, quien aseguró que la Policía Local de Málaga multiplicó por siete el año pasado las denuncias sobre personas que solicitan servicios sexuales en la vía pública (140), mientras que las denuncias por ofrecerlos prácticamente se triplicaron (907) respecto a 2012. En total, las estadísticas municipales hablan de un total de 1.355 denuncias por infringir este capítulo de la Ordenanza de Convivencia el año pasado, mientras que las 308 denuncias restantes corresponden a las personas que fueron sorprendidas realizando estas prácticas en la vía pública, la mayoría de esas denuncias (cerca de 200) recayeron en clientes.

Según estas estadísticas, el aumento es más significativo entre los clientes, ya que en 2012 apenas fueron multadas 21 personas, mientras que las meretrices sancionadas fueron alrededor de 300. Según el propio Andrade, el Ayuntamiento de Málaga achaca este incremento básicamente a dos razones. Por un lado, porque el año pasado la Policía Local eliminó las advertencias y pasó a multar directamente a los infractores de la ordenanza, y, por otro, porque los actores temen menos las multas al poder conmutarse con servicios a la comunidad. Según la ordenanza, las faltas leves son sancionadas con un máximo de 750 euros, mientras que las graves pueden alcanzar hasta los 1.500 euros. Sin embargo, Andrade aseguró que la media de las sanciones está en algo más de 200 euros para las meretrices y entre 700 y 1.000 euros de los clientes

Aunque el concejal de Seguridad considera que el problema de la prostitución «no se corrige vía sanción administrativa» y sí «con más apoyo de la futura Ley de Seguridad Ciudadana a los ayuntamientos», Julio Andrade mostró su satisfacción ante el hecho de que esta profesión ya sólo se localice en un solo punto de la ciudad. «La presión policial ha sido fundamental para que la prostitución se haya erradicado en la zona del Soho. Al contrario que en otras grandes ciudades que diversifican esta actividad en varios puntos, Málaga sólo la acoge en el polígono Guadalhorce», abundó el concejal antes de añadir que en el resto del municipio esta práctica es «anecdótica». Mientras tanto, las prostitutas esperan que el Ayuntamiento responda a la petición de que les alquilen una parcela para ejercer su actividad después de que la Junta de Andalucía clausurara el terreno que les habilitaron para ello.

Dentro de la Ordenanza de Convivencia, el balance de la Policía Local destaca las 8.763 sanciones relacionadas con la misma, de las que 3.847 fueron por botellón734 por realizar las necesidades fisiológicas en la vía pública, 165 por no recoger las deyecciones de animaleso permitir que orinen o defequen en aceras o espacios de tránsito, y otras 19 por realizar grafitis.

Entre los logros, destaca cómo la presión policial ha contribuido a reducir «notablemente» la presencia de las claveleras, mujeres que ofrecen flores o romero a turistas para sustraerles dinero y efectos. Aún así, los agentes del cuerpo municipal sumaron el año pasado en diversas actuaciones de la Policía Local las denuncias por falta de hurto a un total de cinco de estas mujeres, mientras que otras dos fueron detenidas por delito de hurto tras ser sorprendidas in fraganti robando a turistas la noche de Halloween en la plaza de la Marina. «En todos los casos, además de quedar imputadas por hurto (falta o delito), fueron denunciadas administrativamente por infringir la Ordenanza de Convivencia», añadieron desde la Policía Local.

http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2014/01/28/sanciones-ejercer-prostitucion-malaga-triplicaron/648673.html

Share

Dragó se sube al carro “de los cabrones” para reivindicar la libertad a la hora de “irse de putas”

EL PERIODISTA Y ESCRITOR SE MUESTRA A FAVOR DEL MANIFIESTO FIRMADO POR 343 INTELECTUALES FRANCESES EN DEFENSA DE LA PROSTITUCIÓN

Madrid.- Fernando Sánchez Dragóescribe este lunes un artículo en el diario ‘El Mundo’ en el que pide la legalización de la prostitución. Bajo el título ‘Yo, cabrón’, el periodista y escritor reclama que se respete “el derecho a decidir de las putas y puteros”, a raíz de un manifiesto firmado por 343 intelectuales franceses –‘El Manifiesto de 343 cabrones’– en defensa del derecho de las putas a ejercer su profesión y el de los clientes a contratar sus servicios.

“Soy medio francés por parte de abuelo, varón por imperativo de la testosterona, intelectual, según dicen quienes adjudican a los escritores tan infamante etiqueta, y algo de cabrón tendré, en el buen sentido de la palabra, tras haber superado la dura prueba de siete vidas conyugales. Dispongo, pues, de cuádruple motivo para unir mi nombre al de los trescientos cuarenta intelectuales franceses que han firmado el Manifiesto de los Cabrones en defensa del derecho de las putas a ejercer su profesión y el de los clientes a contratar sus servicios”, explica.

“Parece ser que los diputados del país vecino, otra cuna de la libertad, se disponen a hacer algo que ya han hecho aquí los catalanes: aprobar una ley que multe a quienes en esta sociedad de libre mercado (es un decir) incurran en el nefando delito de irse de putas. Es pasmoso. Mientras el 78% de los franceses -¡oh, le bon sens (en catalán seny)!- dicen estar en contra de ese dislate, la práctica totalidad de los gazmoños puritanos que en teoría los representan apoyan la medida. La izquierda, la derecha y el centro, a priori, así lo hacen, pasándose por el antiquísimo y nobilísimo arco del triunfo de la nobilísima y antiquísima parte del cuerpo masculino y femenino que pretenden blindar la casi unánime opinión de quienes han votado por ellos”, continúa.

Por ello, Fernando Sánchez Dragó hace una petición: “Dejen, por favor, sus Señorías, doquiera estén, de meterse entre nuestros muslos. Ya basta, ¿no?Respeten el ‘derecho a decidir’ -¿les suena?- de las putas y de los puteros.Yo, que conste, no lo soy. ¿A mi edad? Legalicen, Señorías, de una puta vez (nunca mejor dicho) la prostitución, saquen a las meretrices del centro de las ciudades y reabran las casas de tolerancia -fue Franco quien aquí las prohibió-para dignificar a esas mujeres, protegerlas, meter en cintura a los rufianes, acabar con las redes mafiosas, reducir las enfermedades venéreas y, de paso, sanear las arcas del fisco”.

“No nos toquen las pelotas, Señorías, que por algo y para algo las tenemos. ¿Adónde, empecé diciendo, quieren llegar? Multados los clientes de las putas, perseguidas éstas, censurados YouTube, Amazon y la Red, el siguiente paso de tuerca será, supongo, el de declarar obligatorio el cinturón de castidad. ¿Doy ideas?Alguien, en Francia, ha dicho que abolir la prostitución es como abolir la lluvia. Permita, señor Hollande, que bailemos y follemos bajo ella”, concluye.

http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/831931/sanchez-drago-pide-legalizar-la-prostitucion-respeten-el-derecho-a-decidir-de-putas-y-puteros

Share

La presión policial desplaza la prostitución callejera al extrarradio de Valencia

Una mujer ejerciendo la prostitución

Imagen de archivo de una mujer ejerciendo la prostitución. (ARCHIVO)

Las multas a clientes han hecho que muchas meretrices se trasladen a Pinedo, Malvarrosa y polígonos industriales. La Policía ha puesto seis multas y 353 avisos en apenas dos meses.

La nueva ordenanza saca parte del fenómeno del centro de la ciudad.

«Las calles están mucho más tranquilas, la situación ha mejorado porque ahora, al menos, ya se puede pasear por vías que estaban llenas de proxenetas y meretrices». Así ha valorado el portavoz de la asoación de vecinos de Velluters, Ricardo Burguete, la puesta en marcha el pasado 9 de septiembre de la nueva ordenanza que prohíbe la prostitución callejera mediante sanciones a los clientes y a los proxenetas. Para Burguete, la presión policial ha servido para aliviar la situación en Velluters, el barrio más afectado por esta situación. Sin embargo, desde Cáritas Valencia, entidad que presta ayuda sanitaria y social a las prostitutas a través del programa Jere Jere, han informado que muchas de las que antes estaban por la calle Viana y adyacentes (Velluters) han optado por trasladarse hacia la avenida Barón de Cárcer,  Malvarrosa, Pinedo y por polígonos industriales cercanos a la ciudad. Desde la entidad han explicado que, aunque es verdad que la nueva ordenanza «les complica la existencia», también lo es que lo único que han conseguido con las multas es desplazarlas a otras zonas, ya que están en la calle porque «no tienen otro sitio». Por este motivo, desde Cáritas han abogado por centrar los esfuerzos en incrementar los programas de ayuda e inserción socio laboral que desarrollan en coordinación con Médicos del Mundo, puesto según su experiencia, «la mayoría» de las 300 mujeres a las que atienden estarían «dispuestas a dejar la calle a cambio de un empleo». Desde que la nueva ordenanza entró en vigor, la Policía Local ha puesto seis multas de hasta 2.000 euros a clientes de prostitutas y han apercibido a otros 353 que serán sancionados en caso de reincidencia. El Consistorio forma a 57 chicas El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía de Bienestar Social, ha puesto en marcha dos programas dirigidos a la inserción laboral de las personas que ejercen la prostitución en el que están participando 57 mujeres, con un presupuesto conjunto para este año de 60.000 euros, cantidad que incluye, como novedad, becas de formación remuneradas para cada una de las personas participantes.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1967146/0/prostitucion-velluters/malvarrosa-extrarradio/valencia/#xtor=AD-15&xts=467263

Share

Yo, cabrón

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

¿HASTA dónde van a llegar los regímenes totalitarios que gobiernan las democracias? Soy medio francés por parte de abuelo, varón por imperativo de la testosterona, intelectual, según dicen quienes adjudican a los escritores tan infamante etiqueta, y algo de cabrón tendré, en el buen sentido de la palabra, tras haber superado la dura prueba de siete vidas conyugales. Dispongo, pues, de cuádruple motivo para unir mi nombre al de los trescientos cuarenta intelectuales franceses que han firmado el Manifiesto de los Cabrones en defensa del derecho de las putas a ejercer su profesión y el de los clientes a contratar sus servicios. Parece ser que los diputados del país vecino, otra cuna de la libertad, se disponen a hacer algo que ya han hecho aquí los catalanes: aprobar una ley que multe a quienes en esta sociedad de libre mercado (es un decir) incurran en el nefando delito de irse de putas. Es pasmoso. Mientras el 78% de los franceses –¡oh, le bon sens (en catalán seny)!– dicen estar en contra de ese dislate, la práctica totalidad de los gazmoños puritanos que en teoría los representan apoyan la medida. La izquierda, la derecha y el centro, a priori, así lo hacen, pasándose por el antiquísimo y nobilísimo arco del triunfo de la nobilísima y antiquísima parte del cuerpo masculino y femenino que pretenden blindar la casi unánime opinión de quienes han votado por ellos. Dejen, por favor, sus Señorías, doquiera estén, de meterse entre nuestros muslos. Ya basta, ¿no? Respeten el «derecho a decidir» –¿les suena?– de las putas y de los puteros. Yo, que conste, no lo soy. ¿A mi edad? Legalicen, Señorías, de una puta vez (nunca mejor dicho) la prostitución, saquen a las meretrices del centro de las ciudades y reabran las casas de tolerancia –fue Franco quien aquí las prohibió– para dignificar a esas mujeres, protegerlas, meter en cintura a los rufianes, acabar con las redes mafiosas, reducir las enfermedades venéreas y, de paso, sanear las arcas del fisco. No nos toquen las pelotas, Señorías, que por algo y para algo las tenemos. ¿Adónde, empecé diciendo, quieren llegar? Multados los clientes de las putas, perseguidas éstas, censurados YouTube, Amazon y la Red, el siguiente paso de tuerca será, supongo, el de declarar obligatorio el cinturón de castidad. ¿Doy ideas? Alguien, en Francia, ha dicho que abolir la prostitución es como abolir la lluvia. Permita, señor Hollande, que bailemos y follemos bajo ella.

http://quiosco.elmundo.orbyt.es/ModoTexto/salacolumnas.aspx?id=19168649&sec=El%20Mundo&fecha=04_11_2013&pla=pla_11009_Nacional&tipo=5&d=1

Share

La prostitución es cada vez más invisible

Los clubes de alterne bajan al 50% en un lustro y ya hay más de cien prostíbulos en pisos

La prostitución es cada vez más invisible

En Granada, el ejercicio de la prostitución en la vía pública está prohibido bajo multas que pueden llegar a los 3.000 euros. :: G. MOLERO

Un informe nacional de la Policía Judicial de la Guardia Civil del año 2008 cifraba en 27 el número de clubs de alterne diseminados por la provincia de Granada por aquellos años de bonanza económica. Hoy esa cifra se ha rebajado a la mitad tras el cierre de más de una decena; mientras que los pisos, apartamentos y chalés reconvertidos en prostíbulos se han multiplicado como las esporas y ya son más de un centenar.Esta cifra de prostíbulos particulares está extraída del recuento de pisos de contactos de distintas páginas webs consultadas, así como de las estimaciones facilitadas por los cuerpos policiales. De todo este maremágnum de datos emerge una realidad: la prostitución cada vez se hace más invisible, con todos los riesgos que conlleva.

Por un lado, la ordenanza de la convivencia del Ayuntamiento de Granada solo logró echar a las prostitutas que ejercían en la carretera de Jaén unos metros más allá para seguir vendiendo sus cuerpos en los límites de Pulianas, Maracena o Peligros. Las barrió de las calles de la ciudad, pero ellas siguen trabajando. Y por otro lado, el cierre de clubs como el antiguo hotel Alcano, otrora una de las mayores salas de alterne, con más de 400 plazas, que echó el cierre hace cuatro años, así como otros clubs de carretera, como elBatán, en la zona de Guadix, han contribuido a este trasvase de prostitutas de clubs y de la calle a los pisos.

«Hay muchas, quizá demasiadas mujeres que no han visto otra salida que vender su cuerpo para sobrevivir.Unas venían del mundo de la prostitución, pero otras se han estrenado como nuevas. Lo hacen de forma independiente, la gran mayoría de ellas. Se juntan varias en un piso y a ganar dinero». Las palabras son de una trabajadora social que opta por no dar su nombre y que centra en los distritos del Zaidín y la zonaNorte los puntos más ‘calientes’ de los prostíbulos en pisos de Granada, aunque el Cinturón metropolitano y la zona del litoral no se quedan demasiado atrás.

Las principales operaciones policiales contra la prostitución en el último año se han desarrollado en pisos. En ocasiones han sido las quejas vecinales las que han impulsado las correspondientes investigaciones. Solo por recordar algunas.

La Policía Nacional desmontó un prostíbulo en pleno Centro de la ciudad, en concreto en la calle San Jacinto, muy cerca de la Carrera del Genil. Los vecinos del inmueble presentaron un escrito en el Ayuntamiento de Granada quejándose por los problemas generados por esta casa de prostitución. Los clientes no tenían horas para acudir al piso, la noche, la madrugada, la tarde, la mañana… funcionaba las 24 horas del día. Y a veces, quizá demasiadas veces, los usuarios del prostíbulo llamaban a otro timbre preguntando por la casa de citas o se montaba algún espectáculo bañado por la embriaguez de sus protagonistas en el rellano de la escalera. Los vecinos estaban hartos. La Policía Nacional, en concreto la UCRIF –unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal–, tardó cuatro días en ponerle punto y final a esta casa de meretrices. Detuvo a los dos responsables de dirigirla, un hombre y una mujer de origen suramericano de 32 y 28 años respectivamente, y hay una tercera persona, la ‘madame’ o máxima responsable de estar al frente de las prostitutas con una orden de busca y captura para arrestarla. Los responsables de este ‘negocio’ tenían el pasaporte retenido de cinco mujeres que ejercían la prostitución en este piso, solo una era española. Lo curioso de este prostíbulo es que no era nuevo para la Policía. Nueve meses antes se había desarticulado otra casa de citas en el mismo piso de esta céntrica calle granadina. En la otra ocasión, la operación policial también acabó con los responsables del ‘negocio’ detenidos, aunque aquellos presuntamente no tenían ninguna vinculación con los arrestados.

Tampoco debe olvidarse la última operación de la Ucrift de Granada, que a partir de una denuncia de una joven forzada a prostituirse logró desarticular un red de meretrices que operaba en un club de Moraleda de Zafayona. La operación policial concluyó con la detención de la mujer que trajo a la joven denunciante desde Rumanía, la ‘madame’ de un piso de La Chana y la imputación de la que era regente del club de alterne El Lago Azul de Moraleda de Zafayona. Los cargos contra las detenidas y la imputada son de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Aunque los riesgos de estos pisos también se exponen en estos otros dos sucesos. La Guardia Civil detuvo meses atrás aun hombre que obligaba con amenazas y coacciones a una mujer que ejercía la prostitución en su domicilio a entregarle parte de sus ganancias y, además, aprovechaba cuando los clientes estaban en el dormitorio indefensos y sin escapatoria, para atracarles con un cuchillo de cocina. La Policía nacional también detuvo antes del verano a un individuo que sometió y robó a una prostituta en sus piso durante dos días.

Una prostitución cada vez más invisible, sin control y al albur de la crisis.

http://www.ideal.es/granada/20130929/local/granada/prostitucion-cada-invisible-201309290001.html

Share