Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

De las 160 adolescentes obligadas a prostituirse en España y rescatadas en lo que va del año, solamente una quiere volver a Paraguay. Las demás prefieren quedarse en la “Madre Patria” porque reciben protección, atención sicológica y formación. En cambio, en nuestro país –argumentan– no existe protección desde el Estado para las víctimas a pesar de ser un país de origen de la trata de personas. La mafia organizada actúa libremente.

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

 

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

En nuestro país nadie puede combatir el tráfico de personas desde las instituciones gubernamentales porque no se cuenta con una ley contra la lucha contra la trata, y actualmente existe un anteproyecto de ley que será perfeccionado por James Shaw, de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen (UNDOC, por sus siglas en inglés).

Shaw es peruano, asesor legal regional para  Asuntos del Crimen Organizado y experto en materia de trata de personas.

A partir de mañana Shaw va a estar de visita en Asunción,  contratado especialmente para analizar el anteproyecto de ley en un periodo de tres meses para luego  elevarlo al Congreso Nacional.

De las 160 adolescentes y jóvenes que fueron rescatadas de la esclavitud sexual en España, donde eran sometidas diariamente a la explotación sexual, solo una de ellas quiso volver a Paraguay.  Todas las demás prefirieron quedarse en la “Madre Patria” porque, según explicó Rocío Mora, experta e integrante de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), se necesitan condiciones de seguridad, tanto desde el Estado, recuperación sicológica, atención social y formación para la reinserción familiar y laboral en el Paraguay.

Miles de mujeres niñas, adolescentes y jóvenes paraguayas son captadas por la mafia organizada  con fines de explotación sexual. Este comercio moviliza miles y miles de millones de dólares.

Rocío Mora informó en reuniones mantenidas con autoridades y en un seminario realizado este viernes último en la Cancillería ante la presencia de universitarios, organizaciones de la sociedad civil y funcionarios que integran la mesa inter- institucional de trata de personas, que todos los días atienden a más de 280 mujeres y el 21% de esas mujeres son paraguayas.

“No estamos hablando de un volumen muy pequeño; estas mujeres no tienen un pasaporte cuando hablamos con ellas ni cédula de identidad, ningún tipo de documento cuando hacemos nuestro primer trabajo de rescate”, indicó.

Desde el 2008 se viene trabajando en la elaboración de un anteproyecto de ley contra la trata de personas, especialmente mujeres, niñas y niños, que fue presentado como iniciativa y aporte en  diciembre de 2009 a la coordinación de la Mesa Interinstitucional para la Prevención y Combate a la Trata de Personas.

Declaraciones de las víctimas paraguayas en España

La policía española ha identificado a más de 1.000 víctimas paraguayas.

Noelia y Zully, casadas y con hijos, venían a servir en casas engañadas y obligadas a ejercer la prostitución en un piso. “Somos paraguayas de Asunción, las dos del mismo barrio. Yo me llamo Noelia, y estoy casada y tengo cinco hijos. Zully, que viajó conmigo también, ella tiene cuatro niños. La vida no estaba siendo fácil y necesitábamos trabajar. Yo ya había estado en Brasil sirviendo en una casa. La situación es desesperante en Paraguay. Escuchamos a un hombre contar que buscaba a mujeres para trabajar en servicio doméstico en España y fuimos a la agencia que nos indicó. En la agencia nos informaron que se encargarían de todo, nos prestaban el dinero que costaba el viaje”.

Les hicieron firmar ante un notario. Noelia puso su casa y Zully la de su cuñada, y si no pagaban la deuda echarían a sus hijos a la calle, según la amenaza. Llegaron juntas a Madrid. En el aeropuerto las esperaba una mujer y las llevó a una casa donde vivían 15 personas más. “Al llegar, nos dimos cuenta de que todo era un engaño y que el trabajo prometido no existía. Para poder pagar la deuda teníamos que ejercer la prostitución. Al piso venían los clientes y de allí no podíamos salir”.

A ese piso iban chicas de APRAMP a repartir condones y preguntaban sobre la salud de ellas, luego pudieron salir gracias a la organización y reciben atención de apoyo y formación.

La realidad del engaño

La historia de Rosa, de 17 años, cuenta que su situación en su hogar en el Paraguay no era fácil, soñaba con otra vida. Rosa y su prima fueron obligadas por sus tías que estaban ejerciendo la prostitución en España, trabajando con la mafia de trata.

Cuenta Rosa que la empezaron a pegar, a castigarme sin comer, estaban muy asustadas con su prima también adolescente. “Se llevaron a mi prima. El primer día tuvo que acostarse con 40 hombres. Le hicieron mucho daño. Venía sangrando”.

“Cuando me quedaba sola con algún novio de mis tías empezaban a sobarme, a decirme cosas, me decían que me querían y me tocaban. Cuando les conté a mis tías, me castigaron y me pegaron. Como yo era virgen esperaban que cumpla los 18 años porque el cliente iba a pagar mucho más dinero para acostarse conmigo. Tuve mucho miedo, pasé mucho tiempo encerrada sola, pensé que cuando cumpliese los 18 años a mí me pasaría lo mismo”.

Agrega que “veía a mi prima y me daba mucha lastima. Fue duro, muy duro. Yo no estaba legal en el país ¿A quién iba a acudir? Estaba sola, no sabía hablar castellano”, comenta Rosa.

Rescate

“La policía llegó al club donde estaba mi prima y como no tenía papeles hablaron con ella y ella dijo que quería volver a Paraguay, que no quería estar aquí. Y la policía le dijo que la ayudaría a regresar. Mi prima se fue y un día llegó la policía, preguntaron por mí, mis tías le dijeron que yo no estaba, que ya no vivía ahí. Saqué valor y grite que sí que era yo, y me sacaron de allí y me trajeron a APRAMP”.

Para las mujeres víctimas el proceso migratorio no ha sido un éxito, sino todo lo contrario: un terrible infierno y regresar a su país supondría la revictimización de muchas de ellas.

“Miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes migran bajo engaños, algunos con el respaldo de sus padres. Son diariamente explotadas sexualmente en clubes, pisos particulares, casas, saunas”.

“No existe protección desde el Estado para las víctimas a pesar de ser un país de origen de la trata de personas. Ni siquiera se cuenta con una ley contra el tráfico para combatir este delito fuertemente organizado en el país”.

http://www.abc.com.py/nota/las-victimas-de-esclavitud-sexual-no-quieren-regresar-de-espana/

Share

Una sentencia del Tribunal Supremo reaviva el debate en torno a la prostitución

El alto tribunal afirma que “la prostitución puede considerarse una actividad económica si se presta en condiciones aceptables para el Estatuto de los Trabajadores”, algo que ha reabierto el debate.

JOANA GARCÍA GRENZNER / REDACCIÓN
MARTES 23 DE JUNIO DE 2009.  NÚMERO 105
JPG - 64.4 KB
Cadena humana en lucha de los derechos de las prostitutas. / Guillen Valle

A mediados de abril, la sala de lo Penal del Tribunal Supremo absolvió de un delito contra los derechos de los trabajadores a un hombre y a una mujer dueños de varios prostíbulos en Vigo que empleaban a brasileñas a las que traían con visado de turista, al considerar que en esta relación no existía “violencia, intimidación, engaño, abuso de superioridad y especial vulnerabilidad”. Al mismo tiempo les condenó a ambos y a otro empresario colaborador por promover la inmigración ilegal. La sentencia reabre el debate sobre la regulación de la prostitución y sus vínculos con el tráfico irregular de migrantes y la trata de personas con fines de explotación sexual.

El Supremo cita varias sentencias de alcance estatal y europeo que reconocen la prostitución por cuenta propia como una actividad económica y establece que, en este caso y “al margen de razones de moralidad”, no puede ser incardinada en el artículo 312 del Código Penal, que castiga a quienes ofrecen condiciones de trabajo engañosas a extranjeros o les emplean vulnerando sus derechos laborales. Mamen Briz, del colectivo Hetaira en defensa de los derechos de las prostitutas, considera que “ésta es la parte más positiva de la sentencia. El problema radica en que la prostitución voluntaria no está regulada”, tanto si se ejerce de forma autónoma como dependiendo de terceros.

Condiciones contradictorias
Estos empresarios de Vigo imponían a las mujeres multas económicas por llegar tarde o hablar alto, también las obligaban a residir en los locales y a pagar el alojamiento y la comida. Aunque la sentencia considera que las multas “están normalmente sancionadas en el mundo de la hostelería”, Briz cree que “es más que evidente que las condiciones entran en contradicción con las normativas laborales” y las considera sobreexplotación, “algo que se da en muchos otros sectores no regularizados, como el de las trabajadoras domésticas”.

Asimismo, Briz propone impedir a toda costa su equiparación a otras actividades, regulando las condiciones laborales de una actividad económica singular que no es “comparable con otras”. Para esta integrante de Hetaira, “la ‘alegalidad’ actual favorece su explotación por parte del empresariado de la industria del sexo. No pueden seguir trabajando en estas condiciones, sin ninguna ley que les ampare, mientras la sociedad mira para otro lado”. La Asociación para la Promoción y Reinserción de la Mujer Prostituida (APRAMP) hace una lectura opuesta.

Su presidenta, Rocío Nieto, cree que la prostitución no es “un trabajo para nada, sino una violación de derechos humanos. Ninguna de las mujeres que nosotros atendemos se posiciona como prostituta sino como víctima”.

Briz remarca que la sentencia diferencia entre trata de seres humanos y prostitución, ya que “da por probado que las 11 trabajadoras del club ‘aceptaron venir a España para ejercerla, así como las condiciones económicas’, condiciones entre las que se encontraba la devolución de una parte del coste del billete aéreo y la concesión de un día de descanso a la semana. Concluye Briz que se habla “de un delito de inmigración ilegal, no de prostitución forzada”. Hetaira reivindica distinguir la trata de mujeres con fines de comercio sexual de la prostitución voluntaria. Según Briz, les preocupa “qué sucede con las mujeres implicadas en estos procesos. Porque de ellas prácticamente no se habla, se las olvida pronto”.

Recuerda que en el caso Vigo “declararon a través de videoconferencia. Entendemos que fueron expulsadas por ‘inmigración irregular’, aunque la sentencia sí habla de indemnización para dos de ellas”.

APRAMP forma parte de la Red Española contra la Trata de Personasy cuenta con mujeres capacitadas específicamente para abordar el fenómeno. Diariamente atiende a unas 220 mujeres, de las que unas 20 acceden a su Centro de Atención Integral. Según Nieto, constatan “una vulneración constante de derechos, con mujeres que quieren salir de esa situación y no pueden contarlo porque están amenazadas, no sólo ellas, sino sus familias en sus países de origen. Basta ya de decir que están ahí porque quieren”. En todo caso, el marco jurídico internacional estipula no supeditar el apoyo y la provisión de permisos de residencia para las víctimas de trata a que éstas cooperen en los procesos judiciales contra las mafias. En la práctica, la mayoría son tratadas como inmigrantes irregulares y se las expulsa a sus países de origen.

Según Nieto, los organismos de derechos humanos recomiendan “establecer protocolos de identificación que permitan no confundirlas con mujeres que migran de forma clandestina”. Cree que es la única forma de realizar una correcta intervención integral, “enfocada a la detección y persecución de las redes, así como a la sensibilización social, prevención y la recuperación y reinserción de las víctimas”.

En 2008, el Gobierno español aprobó el Plan Nacional contra la Trata, fruto del estudio sobre la prostitución que realizó la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Parlamento en 2007. La organizaciónWomen’s Link Worldwide, integrante de la Red, considera que “aún no se han visto cambios a pesar de los compromisos adquiridos, entre los que está introducir el delito de trata en el Código Penal para clarificar la actual confusión entre trata y tráfico de personas y la puesta en marcha de un período de reflexión para las presuntas víctimas”. En mayo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sancionó al Gobierno por no trasponer la directiva europea que da derechos a personas no europeas víctimas de trata y no brindarles un permiso de residencia.


Abolir contra regularizar
En febrero de 2007, la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados (CMDM) publicó su informe final sobre la prostitución, tras más de un año de trabajo y entrevistas con personas expertas de distinto signo. La CMDM desaconsejó regularizar la prostitución por considerar que está directamente relacionada con la trata de mujeres y su explotación sexual. Elaborado en medio de un enconado debate en el seno del movimiento feminista, los grupos prorregulación tildaron de sesgadas e ideologizadas sus conclusiones, mientras los abolicionistas las celebraron.

La sentencia del Supremo se suma a la jurisprudencia que considera la prostitución una actividad económica legítima que debe reconocerse y regularse en beneficio de quienes la ejercen.

Trata, tráfico y prostitución
El Grupo Socialista y la Plataforma por la Abolición de la Prostitución afirman que la mayoría de prostitutas inmigrantes son forzadas a ejercer esa actividad. El colectivo Hetaira por los derechos de las prostitutas remite a su trabajo y estudios como el de la Guardia Civil en 2004, según el cual el 80% de las prostitutas inmigrantes trabajan por cuenta propia. La investigadora Laura M. Agustíndistingue entre las redes familiares que ayudan a migrar a mujeres que vienen a prostituirse y que han pasado a ser ilegales por las leyes de extranjería (tráfico) y mafias coercitivas (trata). Según la antropóloga Dolores Juliano, la raíz de la confusión es el Convenio para la Represión de la Trata de Personas de la ONU de 1949, que no contempla la trata con otros fines e identifica prostitución con trata.

http://www.diagonalperiodico.net/Una-sentencia-del-Tribunal-Supremo.html

Share

Clanes nigerianos retiran a sus mujeres de los clubes de Vigo por miedo a nuevas detenciones

Una redada en el local donde la primera testigo protegida denunció haber sido explotada se salda con tres arrestadas sudamericanas

La mujer detenida en Valencia sale esposada del Juzgado de Ponteareas hacia prisión.  // Anxo Gutiérrez

La mujer detenida en Valencia sale esposada del Juzgado de Ponteareas hacia prisión. // Anxo Gutiérrez

U. FOCES – VIGO Los clanes nigerianos de prostitución que operan en Vigo y su comarca han retirado a sus mujeres de los clubes de alterne de la zona tras la desarticulación de una de las mafias internacionales más importantes, propiciada por una testigo protegida que denunció estar prostituida a la fuerza en un establecimiento de Ponteareas.
La caída de los responsables de la organización, que explotaba a las jóvenes en bares de alterne de toda España y Europa y estaban asentados en Valencia, y de otra veintena de personas durante la investigación llevada a cabo por la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (Ucrif) de la Policía Nacional en distintas provincias españolas, les hace temer nuevas detenciones. Además, el número de testigos protegidos sigue creciendo. Otras dos víctimas de la trama se han sumado como denunciantes a la primera que lo hizo en Ponteareas. Las tres permanecen bajo vigilancia y protección de la Ucrif central.
La ausencia de mujeres subsaharianas quedó patente en la redada que la Brigada de Extranjería de la comisaría de Vigo realizó en la madrugada de ayer en el club de alterne de Ponteareas. La inspección se saldó con tres mujeres arrestadas, ninguna de ellas nigeriana. Se trata de jóvenes sudamericanas con estancia irregular en España y sobre las que, al parecer, ya pesaban órdenes de expulsión.
Los responsables del establecimiento, que no se encontraban en el local durante la intervención policial, fueron citados ayer a declarar en la comisaría viguesa, si bien no ha trascendido si en calidad de testigos o de imputados. La víctima que propició la desarticulación de la red internacional nigeriana, manifestó en dependencias policiales al formular la denuncia que estaba siendo explotada allí la fuerza
Su testimonio permitió llegar a los responsables de la red en Valencia. De hecho, tres de sus integrantes fueron trasladados hasta Ponteareas para prestar declaración en el Juzgado de Instrucción 2 que coordina las diligencias como informó FARO DE VIGO en exclusiva, si bien podría inhibirse en los próximos días en favor de un juzgado valenciano ya que el grueso de la organización fue desarticulada allí.
La pareja de nigerianos y un tercer hombre, identificados como K.E.. P.T. y D.E.E., a quienes la víctima vinculó con su entrada irregular en España y la explotación sexual que sufría, se negó a declarar en el juzgado ponteareano, pero la juez ordenó su ingreso en prisión provisional.
El grupo introducía en España a mujeres subsaharianas a través de ciudades europeas como Londres o parís, y las forzaba a prostituirse para pagar la deuda contraída por sus familias en su país. Magia negra, vudú y palizas, así como multas eran el método empleado para esclavizar a las mujeres. A la organización se le imputan, además, delitos de extorsión, o hacking para el robo de tarjetas de crédito.

http://www.farodevigo.es/sucesos/2011/04/15/clanes-nigerianos-retiran-mujeres-clubes-vigo-miedo-nuevas-detenciones/536209.html

Share