Kenya: Sue: La prostituta keniana que construye una marca online

 

La blogosfera keniana [en] ha sido recientemente honrada no por tu blogger habitual y no por tu género habitual: la experiencia y opiniones de una prostituta callejera, incluyendo cómo la blogger supuestamente escapó de ser arrestada por la policía. El blog es Nairobi Nights [Noches de Nairobi, en] escrito por una confesa prostituta keniata bajo el nombre de pila de “Suzy”.

Tuve el privilegio de entrevistarla online. En esta entrevista revela más sobre su blog, algunos asuntos que preocupan a las prostitutas keniatas, incluyendo seguridad, legalización, y lo que la lleva a escribir su blog. Aquí esta su opinión en estos temas:

Así es como se describe a sí misma [en]:

Mi nombre es Sue. Practico a lo largo de la calle Koinange, en Nairobi. Estos son mis pensamientos, observaciones y experiencias desde mi mundo de la prostitución. Nada de la clase suave, desordenada buscando simpatías; si no conversaciones directas, hechos duros y experiencias reales. Valen la pena.

La calle Koinange [en] es un importante distrito rojo en Nairobi, Kenya.
En el momento de escribir, había publicado 12 episodios con títulos como “Sobre Salir Del Armario”, “El Papel Espiritual De Una Prostituta”, “Cuando El Sexo Ya No Es Pecado” y “Sólo Llámame Malaya [Malaya significa prostituta en swahili]”.

1. ¿Durante cuánto tiempo has estado blogueando?

Ahora hace tres semanas.

2. ¿Qué es lo que te impulsó a crear el blog “Nairobi Nights” y a documentar tus experiencias online?

He estado escribiendo una o dos cosas, una especie de diario sobre mi trabajo… Pero una amiga mía cercana me animó a empezar un blog.
Cuando empecé a escribir, mis experiencias y pensamientos simplemente empezaron a fluir. Y hablar de mis experiencias y sentimientos me da cierto alivio.

3. Veo que en tu blog apenas has revelado ninguna información sobre tu identidad y prefieres mantenerte bajo el pseudónimo/título “Nairobi Nights”. ¿Qué te lleva a hacer esto? ¿Alguna razón en particular?

No sé cómo la gente reaccionaría si supieran que soy una prostituta. Tengo familia, padres, hermanos y hermanas. Temo que podría herirles. Si mis padres lo supieran sentirían que les he decepcionado. Tampoco veo ninguna ventaja en dar mi identidad real.

Una señal de táfico donde se lee: Attenzione Prostitute. Fuente de la Foto: Adam Crowe Photostream en Flickr

4. Cuando leí por primera vez tu blog, me llamó la atención tu uso de las palabras, compostura y forma de escribir. Estoy seguro que muchos lectores de tu blog, y la audiencia en general, querrían saber ¿qué te llevó a dedicarte al oficio? Corrígeme si me equivoco, ¿es una idea social equivocada que los bien educados y/o inteligentes se involucrarían en este tipo de oficio?

Claro, y he escrito sobre lo que la sociedad espera que sea una prostituta. Hasta cierto punto es cierto. Pero la interacción con prostitutas es similar a los negocios, y en ocasiones no en circunstancias sobrias. Esto no proporciona espacio para que los hombres midan intelectualmente a una prostituta. Incluso las prostitutas “no leídas” tienen sus experiencias y puntos de vista, pero no necesariamente hablan de ellos a clientes o amigos. Y sobre porqué me metí en esto, diría que es un poco complicado, pero planeo escribir sobre ello pronto. He empezado a escribir sobre ello, pero, tras el primer párrafo, me encontré no deseando escribirlo. Mi fuerza y voluntad se marcharon. Pero sé que muy pronto lo superaré y escribiré.

5. A menudo, cuando la gente abandona la prostitución atribuyen haber sido atraídas al oficio debido a dificultades financieras, problemas familiares, violaciones, etc. ¿Es siempre el caso en tu opinión?

No necesariamente, puede haber muchas otras razones. Algunas sin nada que ver con la pobreza, si no con las circunstancias personales que forman el carácter de una persona.

6. Acabo de leer tu última entrada sobre la legalización de la prostitución en Kenya [en]. ¿Cuál es tu postura en este tema? ¿Crees que es posible en el actual ambiente “conservador en Kenya/África?

Creo que hay ventajas e inconvenientes en la legalización. Por ejemplo, el acoso de la policía y la administración pararía si es legalizada, pero podría haber muchas restricciones en las localizaciones y los clientes, que puede afectar cosas como nuestro sueldo. Igual que como con las nuevas normas sobre el alcohol. Es posible que la prostitución sea legalizada, pero no pronto. Tras aprobar el proyecto de ley sobre el alcohol, el país, para bien o para mal, parece moverse hacia algún tipo de “moralidad”. Pero eso puede cambiar en el futuro.

8. ¿Tienes un lobby o grupo de apoyo de algún tipo que quizás te ayude en avanzar en esta agenda?

¿Lobby? No, y no me gustaría trabajar para algo así. Yo hablo por mí misma. Si trabajara para un lobby estaría hablando por todas nosotras. No tengo derecho a hacer eso.

9. ¿Crees que la prostitución tiene muchos peligros inminentes como se mostró en el último caso del presunto asesino en serie keniano Mr Philip Onyancha? ¿Cuáles son los mayores peligros a los que se enfrentan las prostitutas “en la calle” en este momento? [Phillip Onyancha [en] es un asesino en serie keniano conocido por haber matado gente en su tiempo libre]

El peligro constante es que nunca sabes lo que pasará cuando te vas con un hombre. Violación, muerte, drogas, no pago, pérdida de respeto público. Nunca puedes saber.

10. ¿Crees que las leyes kenianas actuales conceden a las prostitutas los derechos humanas, dignidad y protección adecuadas?

No puedo exactamente culpar a la ley hasta que la prostitución se haga legal. Igual podríamos tener una legalización parcial. Igual la libertad a operar dentro de ciertas áreas en momentos particulares, o algo así.

11. De vuelta a tu blog, ¿qué es lo que normalmente te empuja a escribir?

Escribo lo que está dentro de mi. Recordaré una experiencia y la escribiré… algunas son más recientes o provocadas por ocurrencias en “la noche anterior” así que escribo sobre ellas.

12. ¿Dónde ves tu blog en los próximos años?

Empecé mi blog de forma sencilla, sin grandes ambiciones. Algunos lectores me están animando a ser más seria sobre ello, pero en este momento no tengo planes mayores. Ni siquiera sé durante cuándo tiempo más escribiré.

13. Tuve a algunos leyendo tu blog y dudaron que fuera escrito por una prostituta que ejerce en las calles, en todo caso quizás una chica de compañía de categoría en algún lugar residencial lujoso de Nairobi: ¿cuál es tu respuesta sobre tu autenticidad?

No hay mucha diferencia entre prostitutas “de categoría” y algunas de nosotras en la calle. No veo necesario ni como una obligación el demostrar que soy genuina a nadie en este momento. Pero el tiempo responderá la cuestión sobre mi autenticidad, y muy pronto. Cuando ponga en orden mi conciencia me reuniré con algunos lectores que han pedido reunirse conmigo.

14. Veo que tienes anuncios en tu blog, ¿tienes problemas para encontrar anunciantes? Asumo que a algunos puede no gustarles ser asociados con tu contenido.

El anunciante que tengo en la página se acercó a mí. No he salido a buscar anuncios. Estoy completamente segura que si lo hago cómo los anunciantes podrían reaccionar. No es una prioridad en este momento.
Cuando la gente paga, espera algo de ti, estaré bajo la presión de satisfacerles y mis pensamientos no fluirán tan naturalmente como lo hacen ahora. También pueden inclinarse a hacer la gente feliz. No quiero nada de eso. Quiero mostrar algo, no necesariamente agradar o responder a nadie.

15. Tenías una forma de subscripción en tu blog, ¿por qué la cambiaste?

Cuando mi amiga, que me animó a empezar el blog, leyó algunas de mis piezas, sugirió que debería hacer a la gente subscribirse, después de un día o dos, sentí que esto no era exactamente lo que quería. Quiero escribir si ninguna presión.

Gracias, Suzy, por tu opinión y perspectivas en esta reveladora entrevista.

De nada.

http://es.globalvoicesonline.org/2011/03/01/kenya-sue-la-prostituta-keniata-construyendo-una-marca-online/

Share

Prostitución

Quien la sufre a la puerta de su casa o negocio sabe los muchos fastidios que conlleva. Los vecinos y la asociación APOMA, que aglutina a empresas de varios polígonos, se quejan a las autoridades pero no reciben soluciones. Han encargado al prestigioso jurista malagueño José Manuel Cabra de Luna la redacción de una ordenanza que impida la prostitución callejera. Esos catorce artículos pretenden evitar la sórdida visión de africanas desnudas junto a la puerta de una ferretería, europeas nómadas, también desnudas, en torno a una fogata ante la fachada de un banco o una empresa de taxis, o los muchos inconvenientes que padecemos los vecinos de Alameda de Colón, no sólo por la presencia de las prostitutas, sino por el bullicio nocturno, basura y peligrosidad con que las acompañan clientes y otras raras aves noctívagas que las sobrevuelan. Un tipo incluso recogió a una en caballo. Estampa rijosa si no ocultase una realidad cimentada sobre la miseria en el remite de la chica, la ignorancia y quizás una esclavitud de la que desconozcamos su alcance preciso. Tan infinito como el número de estrellas se cifran las múltiples servidumbres de los humanos. La prostitución existe; cualquier paseante reconoce una prostituta aunque desconozca el barrio por donde anda, pero considero más complicado el dirimir con pruebas sólidas cuándo se ha producido un acto de demanda u oferta sexual punible en los juzgados.
No dudo de la eficacia legisladora de Cabra de Luna a quien conozco y respeto por muchos conceptos además del jurisconsulto. Otras cuestiones me inquietan. Cualquier ciudadana puede vestir la ropa que desee pues el escándalo acoge grandes dosis de subjetividad y convencionalismos. Una persona permanecerá en una esquina o acera cuantas horas le vengan en gana. Un conductor se detiene varios segundos para preguntar a quien guste si se quiere acostar con él, siempre que ni ofenda ni agreda a la demandada. Si acuden a un piso u hotel y, luego, tras los actos a los que con libertad se sometan, uno entrega al otro una cantidad de dinero, joyas, o un abrigo de pieles, así de buen rollito, no se habría producido ni comercio corporal, ni exhibiciones en vía pública. Un entramado que intuyo de compleja resolución. Hace ya mucho tiempo que la policía podría haber actuado, por ejemplo, mediante el establecimiento de controles exhaustivos de alcoholemia a quienes rondan esos distritos a ciertas horas, o con una demanda insistente de la documentación del vehículo, o con una persecución de las hogueras en la ciudad. Tampoco olvidemos que tras el carmín de prostituta callejera existe en primer lugar una mujer que se busca la vida -no entro en apreciaciones morales- y como escenario al fondo un catálogo de psicópatas. Si arrojamos a estas mujeres hacia alcantarillas ocultas en exceso puede que la erradicación de una molestia se traduzca en delitos graves contra su seguridad. Una cuadratura de círculo y esquina.

http://blogs.laopiniondemalaga.es/elpaseante/2010/01/19/prostitucion/

Share

El rescate del Alakrana desata la hiperinflación en el pueblo pirata

Cuatro millones de dólares derramados de golpe en un pueblo de 6.000 habitantes con una renta per cápita de unos 600 dólares ha disparado los precios en Harardhere, el pueblo de los secuestradores del Alakrana.

Lo ocurrido en Harardhere, un pequeño pueblo somalí a 40 kilómetros de la costa, merecería pasar a los manuales de economía como caso modelo para estudiar la inflación. Con sólo 6.000 habitantes, que viven en la más absoluta pobreza, esta minúscula población cuyas calles están sin asfaltar, es hoy la más rica de Somalia, al menos en términos de dinero circulante.

Si los piratas repartiesen equitativamente el dinero del rescate entre todos los habitantes de Harardhere tocarían a más de 600 dólares por cabeza, es decir, la misma cantidad de la que, estadísticamente, disponen cada año. Trasladado a España, es como si, de una tacada, cada uno de los habitantes de la Comunidad de Madrid recibiesen 48.000 dólares.

Si esto sucediese en Madrid lo precios se dispararían en solo unas horas. Los concesionarios de automóviles acabarían con sus existencias en un par de días, los restaurantes decuplicarían sus precios y las tiendas tendrían que colgar el a media tarde por falta de género. Pues eso mismo, salvando las naturales distancias que hay entre una economía plenamente desarrollada como la madrileña y otra subdesarrollada como la somalí, ha pasado en Harardhere.

Las prostitutas más caras que en Madrid

Según informa sobre el terreno Aideed Abdirahman, enviado especial del diario El Mundo en Harardhere lo que antes costaba “10 dólares, hoy cuesta 100”. Y probablemente la escalada de precios continúe en los próximos días conforme los dólares españoles vayan entrando en circulación. Las prostitutas, por ejemplo, han subido sus tarifas entre un 1.000% y un 2.000%. Abdirahman cuenta que “las mujeres que antes cobraban 100 dólares pueden ya cobrar 2.000 o más”.  

De ser esto cierto implicaría que los servicios de una prostituta callejera en uno de los lugares más miserables del planeta son más caros que los de las señoritas de compañía en una capital europea. Las prostitutas de Harardhere nos son las únicas que están haciendo su agosto con el dinero del sufrido contribuyente español. Los prestamistas del pueblo están de enhorabuena. Un comerciante local prestó antes del secuestro 1.700 dólares a los piratas, este fin de semana espera un retorno del crédito a un tipo de interés del 140%, esto es, 4.000 dólares sobre un préstamo de 1.700.

Un negocio boyante

Los dineros, fáciles pero arriesgados, obtenidos mediante la extorsión a los gobiernos y las navieras extranjeras se han convertido en un gran negocio y en el trabajo más rentable del país. Según el ministro de Exteriores keniata, Moses Wetangula, sólo en 2008 la piratería somalí obtuvo unos 150 millones de dólares en rescates.

El dinero que los piratas piden por liberar a las naves y a sus tripulaciones también está sometido a una inflación galopante. En abril de 2005 el Feisty Gas, un buque gasero abanderado en Hong Kong, fue secuestrado frente a las costas de Somalia, el armador pagó 315.000 dólares por el rescate. Dos años después, por el Danica White, un carguero con pabellón danés se pagó 1.500.000 dólares que salieron íntegros del bolsillo del armador, la naviera Folmer & Co de Copenhague.

Por el Playa de Bakio dicen que se pagó algo más de un millón de dólares, casi cuatro veces menos que por el Alakrana, que ha batido todos los récords y, de paso, ha roto el mercado de los rescates. De aquel gasero hongkonés a atunero de Bermeo los rescates se han disparado casi en la misma medida que los servicios de relax en Harardhere.

Los profesores de economía deberían prestar más atención a toda esta historia de piratas, armadores extorsionados, Gobiernos cobardes y fiestas en el desierto porque esconden una valiosísima lección de economía práctica que no se presenta muy a menudo.

http://www.libertaddigital.com/economia/el-rescate-espanol-del-alakrana-desata-la-hiperinflacion-en-el-pueblo-pirata-1276376752/

Share