Una trabajadora sexual interviene por primera vez en el Congreso Mundial del sida

Una trabajadora sexual intervino hoy por primera vez como ponente en una sesión plenaria del Congreso Mundial del Sida para exigir respeto y reconocimiento a la prostitución como trabajo, frente a un panorama de violaciones de derechos humanos y alta prevalencia del VIH en ese colectivo.

La argentina Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la Red de Trabajadoras Sexuales (RedTraSex) de Latinoamérica y el Caribe, señaló en un discurso interrumpido constantemente por aplausos y gritos de apoyo, que es preciso «derogar todas las normativas que criminalizan el trabajo sexual».

La también fundadora y secretaria ejecutiva de la Asociación de Meretrices Argentinas (AMAR), pidió juicio y castigo de todos los crímenes contra sus colegas de oficio y que se eliminen en las ciudades las llamadas «zonas rojas», donde, dijo, las encierran «en guetos y se promueve la violencia y la discriminación».

Además, rechazó los exámenes médicos obligatorios y la eliminación de la tarjeta sanitaria que algunos países exigen a las mujeres para ejercer la prostitución.

Pidió pruebas de detección de VIH voluntarias, gratuitas y confidenciales, y acceso universal a la prevención y atención de esa enfermedad.

Reynaga consideró necesario que la comunidad de donantes y los organismos internacionales canalicen recursos para la lucha contra el sida que sean administrados por las organizaciones de trabajadoras sexuales sin la necesidad de intermediarios.

Como ejemplo de la eficacia del trabajo de las redes de trabajadoras sexuales, la activista indicó que en la ciudad de Kulkata (India), estos colectivos lograron que el uso de condón entre las prostitutas pasará de 1,1% a 90%, entre 1992 y 1998.

Fuente: http://mobile.hoyinternet.com/news.jsp?key=6379&rc=salud

Share

TV: Muerte de una puta

Historias de amor, solidaridad y compromiso llenas de alegría y voluntad transformadora. Nunca antes estos términos se habían asociado al mundo de la prostitución.

«Muerte de una puta» es una visualización inédita del trabajo sexual que nos presenta mujeres excepcionales que transgreden todos los prejuicios.

El 31 de Mayo de 2005 muere en Ginebra la prostituta más famosa y mediática de Suiza: Grisélidis Réal. El viaje por su biografía nos llevará a conocer paisajes y mujeres fuera de lo común. Prostitutas de Bélgica, Suiza, Italia y España que han compartido con ella una forma singular de vivir el trabajo sexual. Son mujeres que narran su experiencia en la prostitución de un modo positivo y que a su vez lideran los colectivos europeos más activos en la defensa de la regularización del trabajo sexual.

Nos hablan de la prostitución sin ambages. A cara descubierta. Con ellas conoceremos el lado más desconocido de la prostitución: El más doméstico y personal. Si hasta ahora los retratos de las prostitutas se han centrado en describir su actividad profesional, «Muerte de una puta» nos narra su vida fuera de la prostitución: Su casa, su familia, sus amistades, sus aficiones… Todos ellos aspectos que enriquecen las representaciones más convencionales y consabidas de la prostitución.

EL CONTEXTO

En el mundo, la circulación de mujeres destinadas al comercio sexual se estima en 4 millones de personas. Las estadísticas publicadas en los medios de comunicación cifran en más de 300.00 las mujeres que se dedican en España a la prostitución. Mas de un 90% inmigrantes. Un negocio que se calcula que mueve en nuestro país unos 18.000 millones de euros anuales. A pesar de su magnitud, la prostitución continúa en España sin un marco legal de derechos y deberes para las personas implicadas en esta industria.

LOS PROTAGONISTAS

Grisélidis Réal

Ejerció la prostitución de 1962 a 1995. Su frase emblema era “La prostitución es un arte, un humanismo y una ciencia”.

Sonia Verstappen

Ofrece servicios sexuales en su vitrina del barrio caliente de Bruselas. “Si pudiese cambiaría muchas cosas de mi vida, pero no mi profesión”.

Marianne Bauweraerts

Ex trabajadora sexual. “A los ojos de la sociedad, si has sido prostituta, sigues siéndolo toda la vida”.

Carla Corso

Trabajadora sexual jubilada. “Siempre me sentí tratada como una reina cuando trabajaba como prostituta. Mi único sufrimiento ha sido la marginación que la sociedad me ha impuesto”.

Pia Covre

Junto con Carla, fundadora del Comité por los Derechos Civiles de las Prostitutas en Italia. “La prostitución para una mujer puede ser una emancipación”

Margarita Carreras

Prostituta en las calles del Raval de Barcelona. “Como prostituta alquilo mi tiempo y mis conocimientos. Nunca me vendo… porque el cliente no se me puede llevar a su casa”.

Claudette

Prostituta veterana, ejerce la prostitución en el barrio de Paqui de Ginebra. “No somos más desgraciadas que una secretaria que tiene que aguantar a su jefe”.

LA DIRECTORA

Harmonía Carmona (Barcelona, 1962)

Realizadora y guionista audiovisual desde 1989. Su anterior documental “Bajo la piel del conflicto” (56’) obtuvo el Premio de la Sección Humanístico – Social en el XXII Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda. “Un tal Mulibahan (58)” y “Sama Samaruck Suck Suk (27’)” completan su filmografía como documentalista, aunque lo que distingue su trayectoria es la diversidad de géneros que ha realizado. Ficción, vídeos experimentales, anuncios y vídeo-clips para artistas como Pedro Guerra, Carlos Núñez o Víctor Manuel. También es docente y colaboradora del Master de Documental Creativo de la Universidad Autónoma de Barcelona.

DEFINICIÓN DE FORMA Y CONTENIDO

El valor del documental reside en la personalidad, la inteligencia y la heterodoxia de sus personajes. “Muerte de una puta” no es un documental transgresor, pero si lo son sus protagonistas. El trabajo de dirección se ha concentrado en escuchar con la mayor austeridad posible, devolviendo a la entrevista su valor original. En este sentido, los objetivos formales se han concentrado en visualizar meticulosamente los paisajes que corresponden a cada una de las protagonistas.

LOCALIZACIONES

“Muerte de una puta” se ha rodado en Suiza (Ginebra), Italia (Venecia y Trieste), Bélgica (Bruselas y Amberes) y España (Barcelona). Ginebra es la ciudad donde vivió y murió Grisélidis Réal, la protagonista ausente del documental. En Italia visitamos una de las capitales históricas de la prostitución, Venecia y a Carla Corso y Pia Covre. En Bruselas asistimos a una conferencia europea de prostitutas y visitamos a Sonia Verstappen. En Amberes a Marianne Brawerarts.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

FICHA TECNICA:

Dirección y guión: Harmonía Carmona

Dtor. Fotografía: Antoni Anglada

Cámara 2ª unidad: David Amell

Sonido directo: Marc Soldevilla

Montaje: Carlos Prieto

Música original: Laura Teruel

Jefe de producción: Amélie Saillez

Productor Ejecutivo: José Pedro Estepa

DIRECCIÓN

Pedro Erquicia

PRESENTACIÓN

Pedro Erquicia

PRODUCCIÓN

TVE, S.A.

Fuente: http://www.rtve.es/FRONT_PROGRAMAS?go=111b735a516af85ccdc4135d9df82c2e123009d61eb00f778b60af793b191c31b01d775c169a04bda6f80adfbe469ff4b9d2e3586f1225f31993cdedccdbfe1d24f5da5b8d09e331

Share

“Yo soy trabajadora sexual”


Tengo 31 años y hace un año que soy trabajadora sexual. Cuando tomé la decisión no fue fácil, pues sabía el dolor que podía causar a mis más allegados. Aún sabiendo esto, comencé a trabajar. Hice una campaña publicitaria dando a conocer mis servicios en diferentes periódicos y comencé a recibir llamadas de hombres y de alguna mujer interesada en contratarme. Jamás fue una experiencia traumática ni de humillación hacia mi persona.

Habiendo aclarado que soy una trabajadora sexual independiente, pues también existimos, me gustaría aclarar algunos puntos de los que jamás nadie se atreve a hablar.

La mayoría de las compañeras que conozco son independientes aunque trabajen en algún club, y sé de la falsedad con las que la inmensa mayoría dicen estar explotadas, claro lo dicen a la policía de turno o al cliente de turno para no sé qué fin. Muchas de ellas han intentado cambiar de trabajo y cuando se han visto encerradas en una oficina aguantando al jefe y teniendo que cumplir un horario por 1200€ han dejado el trabajo antes de terminar el mes. Tenéis que ser conscientes de que la que menos gana hace un botín de 3000 € en un mes, y si en su mayoría son mujeres sin estudios y teniendo en cuenta que a veces no trabajas mas de tres horas al día, es un sueldazo.

También me gustaría dejar constancia de que si hoy en día hay un ‘chulo’ es la cocaína, y no soy mas explícita porque no quiero meterme en un lío.

Yo, hoy en día, tengo un problema y es que me siento desprotegida ante tanta infamia, ante tanta mentira. Yo no hago daño a nadie y veo amenazada mi pequeña empresa en donde el producto principal soy yo. Y veo amenazados a mis clientes dando una imagen de ellos poco real, pues los describen como hombres despiadados y sinceramente está muy lejos de la realidad. Suelen ser hombres tímidos o con algún problema de eyaculación que demandan mis servicios, pues de esta forma no se sienten avergonzados ni de su sexo ni de su sexualidad ni de sus fantasías. Sienten que conmigo se pueden expresar con libertad, libertad que no tienen en su vida cotidiana con su mujer o con sus amigos y amigas. Vivimos todos presos de una hipocresía bestial.

A las señoras de alto copete sólo decirles que no somos una amenaza para sus vidas, y me gustaría hacerles una pregunta. ¿Cuántas veces han echo el amor con su pareja sin ganas? Por sus caras, creo que más de una. Esa es otra forma de prostituirse y de una ‘no igualdad sexual’.

Por último decir que no hay tantos clientes como para estar con más de dos hombres en un día, pues si las estadísticas fueran ciertas, mis ingresos serían enormes.

Gracias por dejarme contar mi historia.

Foto: Museo Virtual de la Sanidad/Gobierno de España

Fuente: http://gente5.telecinco.es/blogs/aquicuentastu/?p=42&preview=true

Share